Juan Carlos Díaz Lorenzo

En 2015 y por quinto año consecutivo, la Ley de Presupuestos Generales del Estado incluyó una subvención para cubrir parcialmente los gastos incurridos por las empresas navieras miembros de ANAVE en el embarque de alumnos en prácticas para la obtención de las titulaciones de la Marina mercante. La última subvención ha sido de 80.000 euros, que la patronal naviera distribuyó íntegramente entre sus empresas asociadas, proporcionalmente al número de alumnos por  mes embarcados por cada una de ellas.

Aunque las cifras no son comparables a las de 2014 –entre otras razones porque las normas para aceptar los embarques como subvencionables han variado respecto a las de años anteriores-, los resultados de 2015, que se resumen en la tabla adjunta, suponen “sin lugar a dudas una mejora muy importante”, tanto en número de alumnos como en meses por alumno respecto de los años anteriores. Un total de 277 alumnos han podido desarrollar sus prácticas en buques asociados a ANAVE. La cifra total de 1.373 alumno por mes equivale a que 114 buques hayan embarcado un alumno permanentemente durante todo el año.

Evolución de los embarques de alumnos entre 2011 y 2015

Las empresas de ANAVE responden así a la petición de las universidades que imparten los títulos de náutica. Desde la entrada en vigor de los nuevos planes de estudio de Bolonia son, en general, las obligadas a facilitar a sus alumnos esta formación práctica. Con este fin, ANAVE tiene suscritos acuerdos de colaboración con varias universidades.

Según los términos establecidos en el convenio firmado entre el Ministerio de Fomento y ANAVE para el otorgamiento de la subvención, los embarques justificados generarían el derecho de las empresas de ANAVE a recibir una subvención total por importe de 686.667 euros. No obstante, el importe total previsto en los presupuestos asciende únicamente a 80.000 euros, que equivalen a sólo 58 euros / (alumno x mes), una cantidad verdaderamente simbólica.

Fuente: ANAVE

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Después de seis años en el cargo, Adolfo Utor ha entregado la presidencia de ANAVE a Alejandro Aznar, presidente del Grupo Ibaizábal, que desempeñará el cargo durante los próximos tres años. La novedad más significativa es que se ha conseguido el retorno de Trasmediterránea a la patronal naviera, lo cual permite “volver a representar a la generalidad del sector naviero español, algo especialmente importante en la situación actual, en la que conviene que el sector esté lo más unido posible”.

Utor hizo un breve balance de su presidencia, que ha venido marcada por la crisis económica mundial y que ha afectado especialmente al sector naviero. Apuntó que el pasado año el mercado de fletes de petroleros se empezó a recuperar, pero no así el de los graneles sólidos cuyo indicador más importante el BDI marcó el valor mínimo histórico de los últimos 30 años en febrero de este año, informa la patronal naviera española.

El presidente saliente habló con amplitud de los efectos del marco regulatorio en el sector, “especialmente en el terreno medioambiental, que cada año nos trae nuevas normas, con nuevos requisitos, que suponen más y más costes”. Lo peor es que, además, en muchas ocasiones estas normas no están claras y sitúan a los armadores en clara inseguridad jurídica, poniendo como ejemplo las normas sobre el límite de azufre en los combustibles o el Convenio de gestión de las aguas de lastre.

Alejandro Aznar, nuevo presidente de ANAVE

Razón por la cual colaboración a la Administración a la hora de elaborar dichas normas: “Las empresas navieras españolas pedimos de la Administración la máxima colaboración, consulta y transparencia a la hora de adoptar nuevas normas que nos afecten”. Concretamente, propuso que no se publicase ninguna norma sin dar un plazo razonable para que los armadores puedan prepararse para la misma y sin que se haya instruido previamente a las Capitanías Marítimas para su aplicación uniforme.

Utor ofreció la plena colaboración de los servicios técnicos de ANAVE en este proceso de consulta previa y repasó los cambios que se han producido en el sector los últimos años, entre los que destacó la aprobación de la nueva Ley 14/2014 de la Navegación Marítima, la imposición por la Comisión Europea a España de revisar en profundidad el régimen de tasas portuarias, lo que se hizo mediante la ley 33/2010; la declaración de incompatibilidad del Tax Lease español con la normativa europea; o la reciente sentencia contra la legislación sobre el régimen de la estiba en los puertos españoles.

Sobre este último asunto, pidió que al definir el nuevo marco legal, “además de la opinión de las empresas y trabajadores del propio sector estibador, se tengan en cuenta debidamente los intereses de los usuarios de los mismos, es decir, de los cargadores y navieros, y que se establezca como objetivo prioritario conseguir la mayor eficiencia posible de los puertos españoles”.

Felicitó a Puertos del Estado por el Observatorio de los Servicios Portuarios “que nos está aportando datos muy interesantes precisamente sobre la eficiencia de los puertos españoles y claras pistas sobre cómo mejorarla”. Utor instó a la Administración a tomar la iniciativa en dos asuntos de gran trascendencia para el sector: poner los medios para convertir a España en líder europeo en suministro de GNL como combustible marino y ratificar lo antes posible del Convenio de Hong Kong sobre reciclaje de buques.

El presidente saliente de ANAVE concluyó su discurso con “dos malas noticias” relativas al pabellón español: por una parte, el descenso de la flota mercante española que “en sólo dos años y medio, ha perdido el 13% de sus unidades y nada menos que el 27% de su capacidad de transporte”, y por otra, la salida, después de 10 años, de la Lista Blanca del MoU de París. “Ésta última es una noticia muy negativa para los armadores de los buques de bandera española, porque traerá como consecuencia un endurecimiento de las inspecciones a los mismos en los puertos europeos”.

Para conseguir volver cuanto antes a la Lista Blanca, Utor propuso “aumentar las posibilidades de la Administración marítima para delegar sus inspecciones en organizaciones reconocidas, sobre todo en Sociedades de Clasificación, que son entidades de enorme capacidad técnica y prestigio internacional”.

ANAVE ha presentado al Ministerio de Fomento un informe que analiza la falta de competitividad del Registro Especial de Canarias (REC), e identificó las razones causantes de este hecho, proponiendo  un conjunto de medidas en el ámbito técnico y laboral para invertir la tendencia negativa de los últimos años, “algunas de las cuáles podrían aplicarse de forma inmediata si hubiese voluntad política para ello”, precisó.

Foto: ANAVE

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la sección Tribuna Profesional del último boletín mensual de ANAVE, la patronal naviera española resume el informe semestral de otoño de Clarkson Shipping Intelligence, en el que, a la vista de las previsiones de evolución de la oferta y la demanda de transporte marítimo descartaba una recuperación duradera de los fletes, en todos los mercados principales, hasta al menos finales de 2016.

“Estas previsiones parecían un tanto pesimistas a mediados de noviembre, cuando el principal índice de fletes del mercado de carga seca, el Baltic Dry Index (BDI) había tocado los 1.500 puntos por primera vez en casi un año y parecía encontrarse cómodo por encima de 1.300. Empezaba a palparse cierto grado de optimismo en algunos mercados. Tanto es así que estuvimos incluso dudando si publicar o no nuestro resumen”, precisa.

Evolución del Baltic Dry Index en los últimos seis meses

“Sin embargo, los hechos son tozudos y, cuando auténticos expertos analizan los fundamentos de un mercado, las previsiones resultantes suelen ser más fiables que la simple lectura de la tendencia de un gráfico. Solo un mes después, el Baltic Dry Index ha vuelto a caer por debajo de 850 puntos y las negras perspectivas que pintaba Clarkson parecen confirmarse, al menos por lo que se refiere a los fletes de carga seca”, concluye.

Gráfico: Baltic Dry Index

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Javier Ortega Figueiral ha recibido hoy de manos del presidente de la Asociación de Navieros Españoles, Adolfo Utor, el premio nacional ANAVE de Periodismo Marítimo, que convoca cada año la patronal naviera española. La entrega se celebró en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid. Se reconoce su larga y dinámica trayectoria y, en concreto, sus publicaciones sobre el sector naviero, naval y marítimo en periódicos de Barcelona –escribe habitualmente en “La Vanguardia”–, Mallorca, Ibiza y Girona, National Geographic y revistas especializadas.

Consultor jurídico aeronáutico, escritor y periodista especializado en asuntos aéreos y marítimos, en su día abrió la rama de derecho aeronáutico en un bufete de abogados. Ha sido subdirector de Relaciones Externas en Spanair y responsable de desarrollo en una compañía de helicópteros. Actualmente se dedica a escribir sobre aviación, barcos y viajes, además de asesorar a canales de televisión y radio de Cataluña y Baleares sobre temas marítimos y aéreos. Es un profesional serio y competente, como la acredita día a día en su trabajo bien hecho y en el merecido reconocimiento que hoy ha recibido.

Javier Ortega Figueiral, feliz, en el momento de recibir su merecido premio

Foto: Rosa Álvarez Morales

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 26 de septiembre, la ministra de Fomento, Ana Pastor, presentó en el Congreso de los Diputados las líneas generales del Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda (PITVI 2012), que establecerá la hoja de ruta de la nueva política en estas materias con el horizonte temporal de 2024.

En relación con el transporte marítimo el PITVI recoge la siguiente “actuación estratégica”: “Se adecuará el marco regulatorio-administrativo a las necesidades de competitividad del sector, con el fin de articularlo como elemento al servicio de su desarrollo y de la competitividad de la economía española especialmente de los sectores con mayor grado de apertura internacional. Esta adecuación se realizará respetando el criterio general de proporcionar un marco de seguridad jurídica estable y homologable a nivel internacional”.

El buque “Albayzin” tiene bandera italiana, cámara con hondureños y cargos de confianza de Acciona Trasmediterránea

La patronal naviera,  ANAVE, ha dicho que “viene pidiendo la modificación de algunos aspectos de la regulación laboral aplicable a los buques inscritos en el Registro Especial de Canarias (REC), en particular, para eliminar la inseguridad jurídica que existe actualmente en la contratación de marinos extranjeros. De este modo se reforzaría la competitividad del REC frente a otros registros de buques europeos (como Malta, Chipre, Madeira, etc.) que resultan hoy opciones más atractivas”.

“Ello haría posible el mantenimiento de mayores niveles de flota mercante bajo pabellón español lo que redundaría también en mejores oportunidades de empleo para los marinos nacionales. Por tanto, valoramos muy favorablemente la formulación de este objetivo, que entendemos va en la dirección correcta”, concluye.

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En su intervención, el pasado 21 de junio, con motivo de la asamblea general de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), su reelecto presidente, Adolfo Utor, se refirió a varios asuntos de interés, entre ellos a la “compleja situación internacional (excedente de oferta, fletes muy bajos y costes al alza). En el caso de España, hay que añadir la problemática derivada de la casi inexistencia de crédito y de una morosidad preocupante, por parte incluso de las administraciones públicas”.

Adolfo Utor resaltó que las comunidades autónomas de Baleares y Canarias “tienen una deuda atrasada, por las subvenciones a los pasajeros residentes en esas comunidades, de 33 millones de euros con cuatro de nuestras empresas navieras asociadas. Parte de esa deuda tiene ya dos años de antigüedad.”

Adolfo Utor, en su intervención ante la Asamblea General de ANAVE

El presidente de ANAVE abordó también un tema clave para el futuro de la Marina Mercante española: “El Ministerio de Fomento ha anunciado un Plan Estratégico para promover la competitividad del Registro Especial de Canarias (REC). Desde ANAVE aplaudimos esta iniciativa y pensamos que el REC podría ser un instrumento clave para apoyar el crecimiento de la Marina Mercante española”.

“Pero hay que conseguir que funcione mejor –enfatizó-, especialmente proporcionando seguridad jurídica al enrole de tripulantes no comunitarios en los buques del REC. La actual inseguridad ha ocasionado que, en los siete últimos años, la flota mercante de pabellón español, aunque ha mantenido sensiblemente su tonelaje, haya perdido casi el 35 % de sus puestos de trabajo. Por ello, desde ANAVE proponemos la vuelta al régimen laboral vigente hasta 2005, mediante la modificación del Reglamento de la Ley de Extranjería”.

Utor destacó que “sería importante dotar a los mecanismos de inspección de buques de la Administración marítima de la agilidad y flexibilidad que precisa el sector. Nos consta que la DGMM ya está avanzando en este campo. Junto con cuestiones de tipo más bien técnico, hay aspectos de orden jurídico aún pendientes de resolver, en particular la posibilidad de que las sociedades de clasificación que actúen por delegación de la Administración puedan limitar su responsabilidad, en los términos establecidos en la directiva comunitaria sobre esta materia”.

El presidente de ANAVE valoró muy positivamente la reciente tramitación de la propuesta de modificación de la Directiva 1999/32 que regula el contenido de azufre en los combustibles marinos. “Se han utilizado dos instrumentos de coordinación que han funcionado muy satisfactoriamente”, tales como un grupo de trabajo entre los ministerios de Medio Ambiente, Fomento e Industria, en permanente contacto con las asociaciones empresariales afectadas; y ECSA, que ha sido capaz de consensuar las posiciones de las asociaciones navieras.

Adolfo Utor elogió la actuación en este campo del Presidente de ECSA y anterior presidente de ANAVE, Juan Riva, “cuya reconocida capacidad para conciliar voluntades ha hecho posible que ECSA presente a las instituciones europeas una posición común y sin fisuras”.

Recordó que la Comisión Europea ha lanzado un estudio sobre la concesión de exenciones de practicaje en los diferentes países. “Estamos seguros de que se va a concluir que España es uno de los países en los que es más difícil obtenerlas. Nos daríamos por satisfechos con que la Orden de 2003, que regula estas exenciones en España, se cumpliese en todos los puertos y con una tramitación lo más rápida posible.”

Por último, el presidente de ANAVE se refirió a las subvenciones a los pasajeros residentes en los territorios no peninsulares, que las navieras adelantan con el descuento en las tarifas y luego el Estado les reintegra. Cuando este reintegro se retrasa, como ocurre actualmente en Canarias y Baleares, por importe de unos 33 millones de euros, genera para las navieras unos costes financieros muy importantes.

“Hemos pedido que se extienda a este tipo de deudas el mecanismo de pago a proveedores que se ha instrumentado para las comunidades autónomas y las entidades locales, pero hasta ahora sin resultado. Cualquier gestión que desde el ministerio de Fomento se pueda hacer para conseguir el pago de estas cantidades sería enormemente positivo”.

La normativa que regula estas subvenciones discrimina negativamente en varios aspectos al transporte marítimo y recordó que “ANAVE lleva varios años pidiendo un alineamiento pleno de las normativas aplicables a los transportes marítimo y aéreo en estas subvenciones”.

Adolfo Utor concluyó su intervención confiando en que en la asamblea general de ANAVE del próximo año “todos podamos felicitarnos de que las perspectivas económicas permitan dar noticias más optimistas”.

A la reunión, celebrada en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Navales de Madrid, asistieron, entre otras autoridades, Carmen Librero, secretaria general de Transportes, que también intervino en el acto; los portavoces del PP y el PSOE en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, Andrés Ayala y Rafael Simancas; el director general de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero y una nutrida representación de empresas e instituciones de los diferentes sectores del Clúster marítimo.

Foto: ANAVE

Redacción 

La junta directiva de la CEOE, a instancias de un conjunto de organizaciones empresariales de ámbito marítimo, acordó el pasado 13 de junio constituir el Consejo del Mar, configurado como un foro para plantear cuantas estrategias e iniciativas afecten a los sectores marítimos desde la óptica empresarial.

El presidente de este consejo será Adolfo Utor, presidente de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE) y contará con dos vicepresidencias, ocupadas por Alejandro Landaluce, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN); y Javier Garat, secretario general de la Federación Española de Organizaciones Pesqueras (FEOPE).

Adolfo Utor, presidente de ANAVE y de Baleária

Entre los principales objetivos del Consejo del Mar se encuentran el análisis de la situación de los distintos sectores empresariales relacionados con el mar, en orden a conocer sus principales inquietudes y problemática; evaluar su dimensión e importancia social y económica para la economía española; promover su interrelación en busca de posibles sinergias, y defender sus intereses ante las diferentes administraciones públicas (europea, nacional y autonómicas).

Las prioridades del Consejo del Mar para 2011, serán las siguientes:

  • Elaborar un memorando sobre los sectores empresariales marítimos en España que valore, desde un punto de vista cuantitativo y cualitativo, su importancia estratégica para la economía española.
  • Presentar el Consejo del Mar y establecer cauces directos de relación e información con los organismos pertinentes de la Unión Europea, la Administración estatal y las Comunidades Autónomas, en aras a una mejor defensa de los intereses empresariales del sector.
  • Analizar el funcionamiento de los puertos europeos, especialmente la organización de los servicios de manipulación de la carga, para mejorar la competitividad y atender mejor a las necesidades de las empresas; y
  • Realizar un seguimiento y, en su caso, presentar observaciones a las principales iniciativas y propuestas legislativas, tanto a nivel europeo como nacional, que afecten de modo relevante a los sectores empresariales vinculados al mar.

Las organizaciones promotoras de la constitución del Consejo del Mar como órgano consultivo en el seno de la CEOE han sido las siguientes:

  • Asociación de Navieros Españoles (ANAVE)
  • Asociación Española de Mayoristas Transformadores, Importadores y Exportadores de Productos de la Pesca y la Acuicultura (CONXEMAR)
  • Asociación Nacional de Remolcadores de España (ANARE)
  • Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN)
  • Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (ANESCO)
  • Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (ANFACO-CECOPESCA)
  • Cluster Empresas Pesqueras en Países Terceros (CEPPT)
  • Confederación Española de Pesca (CEPESCA)
  • Federación Española de Empresarios del Mar (IVAEMPA).

Fuente: ANAVE

Foto: Vicens Giménez

Redacción

A fecha del 1 de enero de 2011, la flota de buques mercantes de transporte controlada por las empresas navieras españolas, tanto bajo pabellón español como extranjero, totalizaba 230 buques con 4,12 millones de GT y 4,29 millones de TPM, informa la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE).  

Esto supone un descenso de 17 unidades, aunque en términos de GT (toneladas brutas) se ha registrado un aumento del 4,2 % y en términos de TPM (toneladas de peso muerto) prácticamente se ha mantenido constante. Este aumento se explica por la incorporación al Registro de Canarias de tres gaseros LNG de gran porte frente a las bajas de buques más pequeños.

El único segmento de flota que ha aumentado sus unidades es el de los gaseros que, como se ha indicado, aumentó en tres buques, que suponen un aumento del 55,5% de las GT. Los petroleros (-7,0% GT), buques de carga general (+5,0%) y ro-ro (+7,1%) mantuvieron constantes sus unidades. Los buques de pasaje perdieron seis unidades (-3,7% GT) y los portacontenedores cuatro unidades que suponen un descenso del 28,9% de las GT. Los graneleros descendieron tres unidades (-22,6% GT) y los cargueros frigoríficos perdieron dos unidades (-7,4% GT).

"Ribera del Duero Knutsen", nuevo LNG de Knutsen OAS Shipping

La edad media de la flota controlada disminuyó de 14,9 años en enero de 2010 a 14,3 en enero de este año, por efecto de las bajas de algunos buques de edad avanzada.

La flota registrada en el pabellón español se redujo en 12 unidades, pero aumentó sus GT en un 9,9% y sus TPM en un 9,8%. Al 1 de enero de 2011, totalizaba 145 unidades, con 2,5 millones de GT y 2,4 millones de TPM.

Los buques de pasaje fueron el segmento de la flota de bandera española que más disminuyó (-10 unidades y -13,8% de las GT). Cuatro de estos buques se transfirieron a registros extranjeros. El segmento de los portacontenedores perdió cuatro unidades, dos de ellas pasaron a registros extranjeros aunque siguen en la misma naviera, con un descenso en las GT del 46,9%. Los petroleros se mantuvieron constantes y los buques de carga general y ro-ro aumentaron en una unidad (+8,5% de las GT y +6,1% de las GT, respectivamente). Finalmente, en los gaseros, la incorporación de estas tres nuevas unidades supuso un aumento del 43,6% de las GT.

La edad media de la flota de pabellón español es ahora de 12,7 años, sensiblemente menor que el año pasado en el que se situó en 13,2 años.

Fuente: ANAVE

Foto: Knutsen OAS Shipping

Redacción 

La sociedad naviera Azul Líneas Marítimas S. L., fundada a principios de año, se ha incorporado como nuevo miembro asociado colaborador de ANAVE, informa la patronal naviera. Con sede en Madrid, esta compañía está dedicada al transporte de madera desde el norte de Brasil a Europa. Está especializada en este tipo de carga y se encuentra en proceso de expansión a nuevos tráficos.

Su director general es Ángel Franco Alonso, que antes había ocupado el cargo de director de Flota de la Compañía Trasatlántica Española (CTE), actualmente en situación concursal y abocada a su desaparición, después de más de 150 años de existencia.

Redacción

Los astilleros españoles firmaron en 2009 nuevos contratos para la construcción de 13 buques, con un total de 61.880 CGT ó 28.979 GT, lo que supuso una caída del 83% respecto de las 360.514 CGT contratadas en 2008, según se desprende del último boletín publicado por Gerencia del Sector Naval.

De los 24 astilleros incluidos en este estudio (23 privados y uno público), sólo siete firmaron contratos, para construir un total de 13 buques, frente a los 73 de 2008. De estos 13 buques, uno es un quimiquero y los otros 12 están clasificados como “otro tipo de buques” (remolcadores, dragas, cableros, buques escuela…).

Según datos de CESA (Community of European Shipyards Associations) recogidos por la prensa, el 50% de las plantillas de los astilleros europeos sobrará o entrará en expedientes de regulación de empleo durante este ejercicio 2010. En 2009 éstas ya se redujeron alrededor de un 25%.

Botadura del buque "Leiv Eirkisson", en Navantia-Bilbao

Boluda Shipyards realizó el pasado 18 de febrero en Valencia, la botadura del remolcador Bonxie, propiedad del armador Shetland Island Council. Este buque tiene 37 metros de eslora, 14 metros de manga, 5,50 metros de calado y alcanzará una velocidad de 14 nudos. Ha sido diseñado para realizar labores de remolque y asistencia en puerto, así como de escolta. Es gemelo del Solan, que la división de Boluda Corporación Marítima, dedicada a la construcción y reparación de buques, botó hace dos meses.

Ambos remolcadores operarán principalmente en la zona del Mar del Norte y en el puerto de Sullom Voe (Islas Shetland), la mayor terminal de carga de petróleo en el Reino Unido, con un volumen de 25 millones de toneladas por año, que recibe el petróleo de plataformas off-shore en el Mar del Norte a través de numerosos oleoductos. La ceremonia de botadura fue amadrinada por Iris Hawkins, vicepresidenta de la Autoridad Portuaria de las Islas Shetland.

Botadura del remolcador "Bonxie" en Boluda Shipyards

Fuente: ANAVE