Juan Carlos Díaz Lorenzo

Esta mañana tuvimos conocimiento del fallecimiento, el pasado fin de semana, del capitán Fernando Pérez Labajos. Emprendió su última singladura a la edad de 61 años. Ha sido una gran sorpresa para todos quienes le conocimos y su sepelio transcurrió en la más absoluta intimidad familiar.

Fernando Pérez Labajos nació el 7 de julio de 1950 en Ciudad Real. Estudió en la Escuela Oficial de Náutica de Santa Cruz de Tenerife, de la que salió alumno en julio de 1968. En julio de 1970 obtuvo el título de piloto de primera clase y en julio de 1973 el título de capitán de la Marina Mercante. Las prácticas de alumno las hizo en los petroleros “Arapiles”, “Ceuta” y “Albuera”, de la flota de CEPSA.

Fernando Pérez Labajos (1950-2012)

Su primer embarque como oficial fue en el buque “Sierra Madre” (Marítima del Norte) y entre 1972 y 1975 navegó en los buques “Ardán” y “Boma” (Naviera Dávila) y “Duero” (Naviera Pinillos).

Aunque había ingreso en 1971 en Compañía Trasmediterránea, salvo el paréntesis ante indicado, en dicho año y a partir de 1975 y hasta 1981 navegó como oficial en los buques “Viera y Clavijo”, “La Palma”, “Ciudad de Alcira”, “Ciudad de Huesca”, “Ciudad de Teruel” –en el que le conocimos-, “Santa María de la Caridad”, “Santa María de la Paz”, “Santa María de las Nieves”, “Ciudad de Toledo”, “Santa Cruz de Tenerife”, “Villa de Bilbao”, “Ciudad de Pamplona”, “Ciudad de La Laguna” y “Villa de Agaete”.

En diciembre de 1980 realizó el curso de piloto del “jet-foil” y luego embarcó en el ferry “Villa de Agaete” hasta marzo de 1981, en que pasó a formar parte del equipo de tripulantes técnicos como primer oficial en el “jet-foil” “Princesa Voladora”. El 24 de abril del citado año realizó su primer viaje como capitán en el “jet-foil” “Princesa Guayarmina”.

"Princesa Guayarmina", primer "jet-foil" de su mando

Fernando Pérez Labajos fue uno de los protagonistas destacados de la historia del “jet-foil” y su nombre se inscribe en letras de honor junto a otros relevantes capitanes, como José María Real Marti, Rafael García Fernández, Fernando Tuya y Jiménez-Muro, Luis Miguel Martínez Jiménez, Lorenzo Suárez Alonso, Julio Bonis Álvarez, Alejandro Mínguez Escolano, Santiago Alonso Goya, José Luis Sánchez Asensio, Luis Álvarez Carrillo, Antonio Antón Maroto, Jesús Falcón González, Emilio González Aguilar y Juan Miguel Pérez González.

En octubre de 1990, Fernando Pérez Labajos fue nombrado director de Explotación del “jet-foil” y en octubre de 1993, director de Flota de Compañía Trasmediterránea en Canarias, cargo que desempeñó hasta su jubilación anticipada.

Amigo entrañable, profesional intachable, serio y riguroso, Fernando nos deja la estela de un hombre de su tiempo, las trazas de su buen y bien hacer y el recuerdo imperecedero de los años en que compartimos fecunda amistad. Descanse en paz.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación agasajó el pasado domingo, 22 de noviembre, a su presidente y cofundador, el profesor Enrique García Melón, catedrático de Navegación  de la Escuela Técnica Superior de Náutica, Máquinas y Radioelectrónica Naval de la Universidad de La Laguna, con motivo de su reciente jubilación. El homenajeado, que recibió una artística placa de sus compañeros y amigos, expresó con emoción contenida su sentimiento de afecto, gratitud y lealtad a la amistad que le une con todos ellos desde hace muchos años. Excusaron su asistencia y se recibieron adhesiones de otros miembros de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación.

Capitán de la Marina Mercante y académico de una larga y fructífera trayectoria, Enrique García Melón navegó en buques de Compañía Trasatlántica Española, CEPSA y Antonio Armas Curbelo, en los que ocupó plaza de oficial y capitán, y en las tres últimas décadas de su vida profesional ha ejercido la enseñanza superior en la Escuela Oficial de Náutica de Santa Cruz de Tenerife, de la que es uno de sus representantes más prestigiosos y reconocidos por su constante esfuerzo y labor por mejorar la calidad de la enseñanza. Su condición de bidoctor y catedrático de Navegación, le ha permitido formar parte de numerosos tribunales de tesis doctorales de nuevos profesores que hoy tienen importantes responsabilidades en las enseñanzas náuticas del país.

Presidente, desde su fundación, de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, con sede en La Laguna, siempre le ha dedicado esfuerzo y tiempo para su consolidación e incorporación de nuevos miembros, todos ellos de reconocido prestigio académico y universitario. Dotado, además, de una nobleza entrañable, Enrique García Melón pertenece al grupo de personas que suman afectos, razón por la cual en los próximos días se sucederán otros homenajes de compañeros, colectivos y amigos. 

Enrique García Melón (centro, sentado) con sus colegas de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación