Juan Carlos Díaz Lorenzo

En medio de la desazón y la acentuación de la crisis que padece la isla de El Hierro, a consecuencia de la preocupante coyuntura económica por la que atravesamos y los efectos de la crisis volcánica submarina, un alivio entre tanto marasmo económico están aportando los cruceros de turismo que hacen escala en la Séptima Isla, como la llamaba José Padrón Machín, durante muchos años auténtico valedor de su tierra natal en los medios de comunicación. Excursiones, compras, visitas… algo queda y viene muy bien en estos momentos.

El pasado 21 de noviembre hicieron escala dos buques, que han puesto un acento especial en la actividad marítima y turística de esa fecha: “Albatros” y “Kristina Katarina”. Lo triste del caso, como se queja nuestro estimado colaborador Alexander Geistlinger, es que no se le dio el recibimiento que merecían, a diferencia de lo que ocurre en otros puertos de la provincia. Y es un detalle que la Autoridad Portuaria debería tener en cuenta. Y los responsables del Cabildo Insular también, que no todo es quejarse en los medios de comunicación.

Los buques “Kristina Katarina” y “Albatros” comparten atraque en El Hierro

Detalle de la proa lanzada del buque “Albatros”

Buena combinación de turismo marítimo en la isla de El Hierro

Desde su aparición en Canarias, Kristina Cruises apuesta por El Hierro

Fotos: Alexander Geistlinger

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Su estampa marinera es la de un barco de otra época y tiene un encanto especial. Hoy ha estado en el puerto de La Estaca (El Hierro) y ayer estuvo en Santa Cruz de Tenerife. A bordo, 150 pasajeros alemanes en su mayoría. Se llama “Princess Daphne” y es un veterano de 57 años de vida marinera. En la actualidad es propiedad de Arcalia Shipping Co. y desde 2002 navega abanderado en Madeira.

Los entendidos saben que se trata de un antiguo carguero de línea reconvertido en crucero de turismo. Su popa tiene el sello inconfundible de la construcción naval británica. Nacido en las gradas del astillero Swan, Hunter & Wigham Richardson, en Newcastle (Inglaterra) salió a navegar en marzo de 1955 con el nombre de “Port Sydney” y contraseña de la compañía británica Port Line. En unión de su gemelo “Port Melbourne” navegó por espacio de 17 años en la línea Londres-Australia-Nueva Zelanda.

El buque “Princess Danae”, en toda su eslora por babor

La popa es referente de la construcción naval británica

Visto por la amura de estribor. Es un barco bonito

En 1972, el naviero griego J. C. Karras compró los dos barcos y los transformó en los astilleros de Chalkis en cruceros de turismo. La estampa marinera resultante fue bastante novedosa para la época y a partir de 1974 ostentaron los nuevos nombres de “Daphné” y “Danae”.

En 1984 los compró Costa Armatori –los tenía fletados desde noviembre de 1979- y a partir de 1992 pasaron a otros armadores que los han explotado en el mundo turístico. El buque de esta historia lo conocimos en 1996 con el nombre de “Switzerland” y desde noviembre de 2008 navega con su actual denominación.

Registra 17.074 toneladas brutas, 2.935 toneladas netas y 10.880 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 162,31 m de eslora total, 21,34 m de manga y 7,70 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores Doxford, con una potencia de 9.709 kw sobre dos ejes, que le permite una velocidad de 17 nudos. En su etapa inglesa disponía de alojamiento para 12 pasajeros y desde que navega como crucero de turismo tiene capacidad para 503 pasajeros. Código IMO 5282627.

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de La Estaca (El Hierro) recibió hoy la primera escala del crucero de turismo “Saga Pearl II”, que arribó esta mañana, bien temprano, procedente de Santa Cruz de La Palma y zarpó esta noche, a las 20 horas, en viaje a San Sebastián de La Gomera. A bordo, 431 pasajeros y 269 tripulantes.

Este barco, de llamativa estampa marinera, es propiedad de Saga Cruises, compañía británica que va en crecimiento y cada día goza de más aceptación entre su clientela.

El buque “Saga Pearl II” fue comprado en una subasta por Saga Cruises a mediados de 2009 para sustituir al veterano “Saga Rose”, retirado en diciembre del citado año. El buque fue construido en 1981 en astilleros alemanes y anteriormente ha ostentado los nombres de “Astor” (1981-1985), Arkona” (1985-2001) y “Astoria (2001-2009). No debe confundirse con el segundo “Astor, construido en 1985 y de estampa marinera muy parecida.

El buque "Saga Pearl II", hoy, por primera vez en El Hierro

Foto: Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Este mediodía atracó por primera vez en el puerto de La Estaca (El Hierro) el crucero de turismo finlandés “Kristina Katarina”, en escala de siete horas de duración. Esta tarde, a las 19 h, continuará viaje al puerto de Las Palmas. Que sepamos, se trata del primer barco de su clase que llega a la isla después de la crisis volcánica que acontece en el Mar de las Calmas. Un leve respiro para la maltrecha economía de la isla como consecuencia de la situación que allí se vive.

A bordo viajan 286 pasajeros y 100 tripulantes. El buque está atracado en el extremo del muelle, en el que comparte atraque con el “fast-ferry” “Bonanza Express” y el buque oceanográfico “Ramón Margalef”.

En su primera campaña turística en Canarias, el buque “Kristina Katarina” realiza un itinerario semanal con puerto base en Las Palmas y escalas en Arrecife, Santa Cruz de Tenerife, La Gomera, Santa Cruz de La Palma y La Estaca (El Hierro) y Las Palmas.

El crucero de turismo finlandés "Kristina Katarina", por primera vez en El Hierro

"Kristina Katarina", "Ramón Margalef" y "Bonanza Express", en La Estaca

Fotos: Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

Redacción

Los puertos dependientes de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife registraron hasta el pasado mes de agosto un movimiento de 236.220 TEUS, 11.200 unidades más que en el mismo periodo de 2009, con un tonelaje de mercancía contenerizada asociado de 1.887.364 toneladas, lo que supone una diferencia al alza de 62.319 toneladas, informa la citada entidad en una nota de prensa.

Dichas cifras se traducen en sendos positivos en el acumulado anual del 5 % y 3,4 % , respectivamente, pese a la caída que ambos ítems registraron en el octavo mes del año y al estancamiento del tráfico total, que sí mejoró de manera sustancial en agosto en un 8,2 por ciento.

Repercute en la mejora del movimiento de mercancía contenerizada el incremento experimentado también por la mercancía general, superior al uno por ciento y con un total de 3.849.620 toneladas, lo que a su vez pone de manifiesto una leve recuperación del consumo respecto a los ocho primeros meses del año pasado.

Junto a la mercancía general sólo el avituallamiento se apunta al positivo en lo que a ítems integrantes del tráfico total se refiere, siendo especialmente destacado al rozar una mejora del 15% con 755.158 toneladas suministradas, 667.097 toneladas de combustible y el resto en forma de agua y hielo.

Igualmente llamativo es el aumento en casi un 16% del total de buques que arribaron a nuestras instalaciones en el periodo objeto de análisis, alcanzándose las 12.439 unidades, 1.710 más que de enero a agosto de 2009.

En el mes vacacional por excelencia, 514.661 pasajeros transitaron por nuestros puertos, un 2,6 % más que en agosto de 2009, con una cifra asociada de 108.315 vehículos de pasaje, lo que supuso un positivo del 2,3 %. En lo que va de año, dichas cifras ascienden hasta los 3.124.345 pasajeros y 535.437 vehículos, un 7,6 % y 11,6 %  ciento más que el año pasado.

En la senda alcista se sitúa nuevamente el tráfico de cruceros, con 197 unidades y 367.148 pasajeros, y positivos del 11,3 % y 34 %, respectivamente. Sólo en el mes de agosto, mes en el que tradicionalmente no arriban buques crucero a nuestros puertos, nos visitaron 13 embarcaciones y 19.735 turistas, superándose así en ambos casos un 100% de mejora.

Gracias al interés de las navieras, los cruceros siguen siendo los protagonistas destacados del tráfico portuario

Foto: Antonio Sáez