Juan Carlos Díaz Lorenzo

La barcaza “Petrobay”, que ayer llegó al puerto de Santa Cruz de Tenerife –el de su matrícula naval–, se ha estrenado esta noche con el primer suministro de combustible en el antepuerto al buque panameño “Bulk Switzerland” (181.709 TPM /2010), abarloándose al costado de babor poco después de las 20 h. El citado buque arribó procedente de Tubarao (Brasil) en viaje a Rotterdam. De la consignación se ocupa Tenerife Offshore & Shipping Agency.

La barcaza es propiedad de Boluda Tankers y está al servicio de CEPSA. Tiene capacidad para 3.000 metros cúbicos y ha venido para quedarse en la prestación de un servicio de tanta importancia como es el “bunkering”, sumándose así a la barcaza “Spabunker Veintiuno”. A partir de ahora, la capacidad de suministro a flote en el puerto de Santa Cruz de Tenerife casi se ha duplicado con un buque en condiciones óptimas.

Queda solucionado un problema que ha durado varios meses y que ha provocado el desvío de clientes por falta de atención adecuada. Una situación que había generado un considerable malestar. El director de la Autoridad Portuaria, Rafael Díaz Hernández, siguiendo el mandato del presidente del ente, Ricardo Melchior Navarro, mantuvo reuniones con la dirección de CEPSA en Madrid y las gestiones han dado resultados.  

La barcaza “Petrobay” se estrena esta noche en su primer suministro en Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La llegada de Ricardo Melchior a la presidencia de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife nos ha devuelto la confianza sobre el puerto en el que siempre hemos creído y, sin embargo, hace tiempo habíamos perdido la ilusión. Tenemos poderosas razones para ello y en el poco tiempo que el veterano político y gestor tinerfeño lleva al frente de la entidad, ya nos ha dado muestras de que estamos asistiendo a un tiempo nuevo.

Ricardo Melchior tiene, a nuestro juicio, la preparación, la capacidad y la experiencia suficientes para llevar al puerto tinerfeño al puesto en el que debe estar y no en el que otros han querido que esté, evitando así que lesione sus intereses. Tiene, además, un profundo amor por Tenerife, que es la base espiritual de su existencia como político que defiende a su tierra. Tiene carácter para afrontar la toma de decisiones y el respaldo de una profesión técnica con la que se estrenó, precisamente, en una empresa portuaria tinerfeña, la Compañía Auxiliar del Puerto (CAPSA). Sabe moverse en despachos, tiene contactos a todos los niveles y buenas relaciones y una personalidad intachable.

Su capacidad como político eficiente está ampliamente demostrada en su etapa como vicepresidente y presidente del Cabildo Insular de Tenerife y senador. Sólo el tranvía es un botón de muestra de lo que aquí afirmamos. Y hay más cosas. Ahora estamos, como decimos, ante un tiempo nuevo y ya se está notando su desembarco en la presidencia de la Autoridad Portuaria. El sector marítimo-portuario local ha pasado de la expectación inicial del relevo, reconociendo lo positivo de su predecesor, a la credulidad y el empuje del nuevo gestor.

Ricardo Melchior imprime dinamismo e ilusión en su gestión

Vamos por partes. Las reparaciones navales han entrado en una nueva dimensión de la mano de una empresa llamada Tenerife Shipyards. Está generando expectativas creíbles y dando pasos firmes y solventes. Está abriendo la puerta a una magnífica oportunidad laboral especializada para los jóvenes. Su capacidad y certificación profesional ha hecho posible la presencia de las plataformas petrolíferas y los buques perforadores y suppliers que llenan el dique del Este y la Dársena Pesquera, además de otros. Veremos pronto un dique flotante para ampliar su capacidad operativa, hasta ahora limitada a reparaciones en fondeo y atraque. La dirección comercial de Puertos de Tenerife -de la mano de Airam Díaz- ya tiene poderosos argumentos para ofrecer más y mejores servicios en los foros donde se deciden las operaciones de mantenimiento y reparaciones de la industria off shore.

Los cruceros de turismo tienen en el puerto de Santa Cruz de Tenerife a un referente internacional. Tenemos una isla atractiva y generosa, en la que está el Teide. A nueva terminal será una realidad en 2016. La promoción anual en Miami y Londres desde hace más de veinte años viene dando sus frutos en la marca conjunta “Cruises in the Atlantic”, aunque las navieras y los turistas saben dónde elegir mejor.

A Dios lo que es Dios y al César lo que es del César. Últimamente escuchamos con cierta frecuencia voces impertinentes y desinformadas que pretenden arrebatarle a Tenerife lo que le corresponde. Que no se lleven a engaño. El hecho de que algunas navieras hayan cambiado de base operativa no significa que esa sea una decisión que les dure toda la vida. La interpretación sesgada y sectaria de las estadísticas es sólo una demostración de cuanto decimos. Y en cualquier momento puede cambiar el signo de los acontecimientos. Cuidado. Siendo conscientes, además, de que los enemigos de Tenerife no descansan.

Aunque conocíamos algunos detalles, la presentación hace unos días de las conclusiones finales del proyecto PELICAN Gas nos ha hecho comprender la dimensión de un desafío que nos hará entrar en una nueva dimensión. El suministro de gas natural licuado (GNL) a buques es una demanda internacional que va en progresión geométrica. Hace tiempo que el ingeniero José Rafael Díaz Hernández, actual director de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, viene trabajando sigilosamente en el asunto y podemos afirmar que más pronto que tarde el puerto tinerfeño figurará en la red que podrá suministrar este tipo de combustible.

Nuestra bien amada CEPSA, sin embargo, está dando muestras de su escasa o nula apuesta por el suministro de combustible en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Tiene más y mejores intereses a 50 millas de distancia e incluso en otros puertos, como Ceuta o Algeciras. Eso es legítimo, pero no comprendemos por qué no hace lo mismo en la isla que acogió a la empresa petrolera con sus mejores afanes hace más de 80 años. Frente a esa situación no hay que lamentarse, sino actuar. Y puesto que CEPSA no puede o no quiere favorecer su presencia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, bueno será encontrar alternativas fiables. Conocemos los pasos que se están dando en ese sentido, pero se nos ha pedido prudencia y la vamos a mantener. Dicho de manera, habrá novedades. Y pronto.

La terminal de contenedores sigue siendo una de las asignaturas troncales pendientes. Queremos pensar que TCT y el Grupo OHL no han traído seis enormes grúas para tenerlas de escaparate. Tenemos la convicción, además, de que el colectivo de trabajadores portuarios de Tenerife tiene un nivel profesional reconocido y el listón de su capacidad operativa está muy alto. Ellos son parte importante e interesada del proceso. A más barcos, más trabajo. Y aunque los números señalan que se está produciendo un repunte importante de la actividad portuaria en tráfico de mercancías, sólo el transbordo hará posible que el puerto de Santa Cruz de Tenerife repunte significativamente en ese segmento.

Somos conscientes de que queda mucho por hacer y no pretendemos agobiar. Hay que encontrar una solución a la salida del puerto de Los Cristianos y sería deseable que las navieras que prestan el servicio eviten coincidir en las llegadas. Sabemos que es una cuestión de índole comercial y de competencia entre ellas, pero alguna solución factible habrá que encontrar. La policía portuaria hace lo que puede -un reconocimiento, además, para el nivel profesional y la entrega de este colectivo-, pero el cuello de botella que se forma a la salida dice poco de una sociedad moderna.

El puerto tiene que recuperar el contacto con la ciudadanía. Nos alegra observar un cambio de actitud en la relación puerto-ciudad y puerto-cabildo. Santa Cruz de Tenerife no existiría si no fuera por su puerto. Nadie mejor que Ricardo Melchior y Eduardo Bezares para avanzar en esa dirección. Observamos, además, una política de comunicación más dinámica y fluida. Falta hacía. Hay que pensar en el muelle norte como punto de encuentro de la historia y la ciudad marinera que nace y se abriga al resguardo de Anaga.

En unas tarifas competitivas que, sin menoscabar la ley, nos hagan atractivos y diferenciados. En una mejora de los servicios a los yates y veleros que cruzan por estas latitudes del Atlántico y generar con ello un polo de atracción en la Dársena de Los Llanos. Una necesidad, a nuestro entender, que hay que extender a los puertos de Los Cristianos, La Palma, El Hierro y La Gomera. Y, en definitiva, en el respeto y el amor de la ciudadanía hacia su puerto, su importancia, sus valores y sus dirigentes, conscientes de que es la primera puerta de la economía insular. En creer y apoyar con fe su presente y su futuro. Eso es cosa de todos. Pocas veces como ahora habíamos tenido tanta ilusión en el tiempo nuevo que vive el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Han comenzado las obras de rehabilitación del edificio de Prácticos, situado en el acceso al muelle Norte del puerto de Santa Cruz de Tenerife. La Autoridad Portuaria financia el 60% del coste total estimado en 600.000 euros y el 40% restante está a cargo de la Corporación de Prácticos, fruto de un acuerdo entre ambas entidades.

Desde que se procedió al desalojo del histórico inmueble –catalogado de interés patrimonial y en grado de protección integral por el Ayuntamiento de la capital tinerfeña–, el servicio de practicaje se ha trasladado a unas oficinas provisionales en la segunda alineación del muelle de ribera, próximas a la estación de pasajeros.

En noviembre de 2013 y después de dos meses de trámites, la Gerencia Municipal de Urbanismo de Santa Cruz de Tenerife autorizó el proyecto de restauración del edificio presentado por la Autoridad Portuaria, cuyo estado es lamentable y preocupante. Son visibles las señales inequívocas de la falta de mantenimiento de años, con grietas y decapado de pintura, agravado por la acción de las inclemencias meteorológicas y, especialmente, el viento cargado de salinidad, siendo preciso apuntalar la terraza del primer piso y también se acometió el cerramiento del entorno.

Aspecto que presenta el edificio de Prácticos de Tenerife, ya en rehabilitación

Se trata de un edificio protegido, lo que requiere de una acción más detallada. El proyecto de rehabilitación, del que es autor el arquitecto Manuel Pérez, consta de dos partes. La primera concede especial atención al saneamiento integral de la estructura que, como hemos referido, está muy deteriorada, siendo especialmente apreciable en la fachada principal. La segunda parte se refiere a la rehabilitación propiamente dicha para que el edificio sea de nuevo habitable y cumpla de nuevo con su cometido adaptado a los nuevos tiempos o quizás sea dedicado a otras funciones. El plazo de ejecución de los trabajos se estima en siete meses y su ejecución se ha retrasado sobre las fechas inicialmente previstas.

El edificio es de corte racionalista y salió del tablero del arquitecto tinerfeño Tomás Machado y Méndez Fernández de Lugo (1908-2003). Tiene su origen en una petición formulada en 1945 por la Comandancia Militar de Marina de Santa Cruz de Tenerife, en nombre de la Subsecretaría General de la Marina Mercante, a la entonces Junta de Obras del Puerto, para que los prácticos tuvieran su propio espacio para el desempeño de sus funciones. A finales del citado año, la Dirección General de Puertos y Señales Marítimas autorizó la redacción del proyecto y fue inaugurado en 1947.

Está inspirado en el puente de un buque y se caracteriza por la sencillez de líneas rectas y curvas muy bien definidas. Consta de tres plantas rematada por una azotea sobre la que se levanta una caseta del vigía, rodeada de grandes ventanales y a una altura de 17 metros sobre la base del edificio. La planta baja, a modo de semisótano, está dedicada a pañoles, talleres y alojamiento del servicio de amarradores. El primer piso tiene la recepción, oficina, vestíbulo, sala de estar y comedor y en el segundo nivel, al que se accede por una escalera de caracol, existen siete camarotes para alojamiento de los prácticos de guardia y dos baños.

Desde su privilegiada posición era posible en sus primeros tiempos una considerable visión panorámica de la actividad portuaria. El edificio está situado en el entronque del muelle norte y el embarcadero próximo en el que amarran las falúas con las que acceden a los barcos en maniobra. Los progresivos ensanches de la plataforma del muelle de ribera restaron uso al muelle norte –dedicado durante muchos años al tráfico frutero–, hasta que se decidió la instalación de la terminal del “jet-foil”, que estuvo en servicio hasta diciembre de 2004. El atraque está ocupado en la actualidad por el centenario vapor “La Palma”.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la línea de lo que habíamos comentado en ocasiones anteriores, los puertos de Santa Cruz de Tenerife van por buen camino. Algo de lo que tenemos que alegrarnos todos, los que estamos vinculados al entorno y los que no, porque de la buena salud del puerto –de los puertos, a decir verdad– depende en buena medida el ritmo cardiaco de la economía de Tenerife. Si a ello le sumamos el cambio recientemente producido en la presidencia de la Autoridad Portuaria, tenemos poderosas razones para el optimismo. Aspecto del cual profundizaremos con más detalle en los próximos días.

Las estadísticas oficiales correspondientes a noviembre de 2015 nos sitúan ante un buen año, pues el acumulado de los once primeros meses ofrece saldos positivos, tanto para el tráfico de mercancías como de pasajeros con respecto a 2014. Vamos por partes.

Las mercancías generales crecen casi un dos por ciento con respecto a los once primeros meses del año anterior tanto en la forma de presentación, tipo de operación y tipo de navegación, por lo que su evaluación es positiva en todos los aspectos. Lo cual supone que, en números absolutos, aumenta en 218.839 toneladas y alcanza un total de 11.596.271 toneladas.

Este es el aspecto que ofrece hoy la Dársena de Anaga del puerto tinerfeño

En cuanto a mercancía contenerizada, los incrementos son más importantes, pues se sitúan en el 4,79%  en número de toneladas. Esta cifra sube hasta el 5,30% en el cómputo de TEUS en relación a 2014, lo que en valores absolutos se refiere a 15.742 TEUS más y suma un total de 312.611 TEUS. Lo cual quiere decir que hay tirón de la economía y, además, reafirma el nivel profesional de los estibadores tinerfeños, pieza clave en este aspecto

El tráfico de pasajeros también está siendo positivo hasta el mes de noviembre, pues suma un 3,71% más respecto al año anterior. En números absolutos, 171.033 pasajeros más que en 2014, lo que hace un total de 4.785.528 pasajeros.

Desglosadas estas cifras, 764.022 cruceristas es el número total de ellos en los once primeros meses de 2015, lo que significa que ha aumentado un 11,50% quienes visitan la provincia en viajes de crucero. Por su lado, el tráfico de pasajeros en régimen de transporte crece un 2,18% y se sitúa en 3.825.208 personas Los vehículos en régimen de pasaje han sido 963.829, un 6,70%  más que en el mismo período enero-noviembre de 2014.

Estos datos definitivos del acumulado en los once primeros meses del año son un indicador fiable para afirmar que el año se cerrará con buenos resultados para la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, pues el consumo aumenta en el mes de diciembre y la previsión de tráfico de cruceros también continúa al alza. Para muestra, los botones de esta semana, sin ir más lejos.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El capitán marítimo de Tenerife, Antonio Padrón Santiago, ha sido nombrado recientemente embajador marítimo de la Organización Marítima Internacional (OMI). Padrón, que es miembro nato del consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, recibió la felicitación de su designación por parte del presidente del ente, Ricardo Melchior Navarro y los demás miembros que lo componen.

El nombramiento se produce a propuesta de la Dirección General de la Marina Mercante. La OMI ha lanzado el programa de embajadores marítimos con la finalidad de promover las profesiones de marino y navegante y difundir las ventajas de optar por una carrera en la mar o de índole marítima. El objetivo trata de llegar a nuevas audiencias e inspirar a una generación de expertos marítimos y de gente de mar.

Antonio Padrón (centro), entre Ricardo Melchior Navarro y Rafael Díaz Hernández

Antonio Padrón Santiago, gallego de nacimiento, ha navegado en varios tipos de buques. Nombrado en 2004 capitán marítimo de Tenerife, ha sido secretario general del Colegio Oficial de la Marina Mercante Española (COMME), director técnico de Global Logistics (Marine & Cargo Surveyors), profesor de la Facultad de Náutica y de la Escuela de Ingeniería Técnica Naval (Universidad de Cádiz), inspector de Seguridad Marítima (FSCO-PSCO) y coordinador de Seguridad Marítima en la Capitanía Marítima de Las Palmas.

Es autor de numerosas publicaciones relacionadas con la seguridad marítima, es conferenciante habitual a escala nacional e internacional y ha estado involucrado en varios proyectos de investigación con estancias en Albania, Bélgica, Bosnia-Herzegovina, Cabo Verde, Colombia, Costa Rica, Eslovenia, Francia, Jordania, Letonia, Líbano, Panamá, Polonia, Senegal y Turquía.

Con motivo de haber coordinado entre 2006 y 2007 el salvamento de más de 30.000 inmigrantes irregulares por vía marítima, le han sido concedidas las condecoraciones Cruz de Oficial de la Orden al Mérito Civil, Cruz de la Orden del Mérito del Cuerpo de la Guardia Civil y Cruz de Oro de la Patrulla Auxiliar Marítima (Real Liga Naval Española).

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Melchior Navarro, quiere desarrollar la industria de desguace naval, pues se trata de una actividad “muy rentable que interesa tener en nuestro puerto”. Así se lo hizo saber al director general de la Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, durante la visita realizada ayer por éste a la capital tinerfeña, solicitándole la colaboración necesaria para poder implantar dicha actividad.

En ese sentido, Rodríguez Valero mostró su disposición de apoyo a tal propósito, al igual que a su colaboración en la restauración final del correíllo “La Palma”, con un coste estimado de unos cinco millones de euros, con lo que el histórico buque quedará “plenamente operativo”, indicó Ricardo Melchior. Construido en 1912, es el único de su clase que existe en España y está atracado en el muelle norte del puerto tinerfeño.

puertos de Tenerife-direcgral marina mercante

La reunión se celebró en la sede de la Autoridad Portuaria

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La marina del puerto de El Hierro entró en servicio el pasado jueves, 12 de noviembre, tras recibir la arribada de trece veleros y unos 120 tripulantes, participantes en la competición del Rally Náutico Canaries-Odyssey iniciado el 24 de octubre en Lanzarote. Las embarcaciones llegaron a mediodía a La Estaca procedentes de La Palma y anteriormente lo habían hecho en Santa Cruz de Tenerife y La Gomera.

Informa la Autoridad Portuaria que el rally náutico Canaries-Odyssey incluye escalas en todos los puertos de Canarias antes de seguir viaje a Sao Vicente, en Cabo Verde y de ahí a Barbados, siendo esta última la navegación ortodrómica (camino más corto) para el cruce del Atlántico. La marina de El Hierro dispone de quince atraques para veleros entre 12 y 17 m de eslora. La dársena dispone de tres pantalanes para más de  ochenta atraques.

Panorámica de la recién estrenada marina del puerto de El Hierro

Foto: cedida

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el primer consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife presidido por Ricardo Melchior Navarro y celebrado el pasado viernes, su nuevo titular informó de su decisión de nombrar vicepresidente a Eduardo Bezares Carretero y confirma en el cargo de director a José Rafael Díaz Hernández. Son dos pilares fundamentales en el nuevo organigrama y corresponde a perfiles de personas muy vinculadas al entorno marítimo-portuario. Tienen conocimiento, experiencia y criterio de cómo hay que hacer las cosas. 

Ingeniero industrial MBA, Eduardo Bezares Carretero es experto en Logística y desde hace años es el responsable de las operaciones logísticas de la Compañía Cervecera de Canarias, además de presidir el Clúster Canario del Transporte y la Logística. Forma parte de la Autoridad Portuaria desde hace 18 años. Su nombre sonó para ocupar la presidencia del citado organismo, lo mismo que el ingeniero José Rafael Díaz Hernández, que pertenece a la entidad desde hace veinte años y en la que ha ocupado diversos cargos de responsabilidad.

Eduardo Bezares Carretero, vicepresidente

José Rafael Díaz Hernández, confirmado en el cargo de director

Fotos: archivo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con la publicación, hoy, en el Boletín Oficial del Estado del nombramiento de Ricardo Melchior Navarro (Santa Cruz de Tenerife, 1947) como presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, comienza una nueva etapa en la que el veterano político tinerfeño afirma que “he aceptado este puesto de alta responsabilidad con muchísima ilusión, porque es un tema fascinante y los puertos de la provincia son uno de los pilares fundamentales de nuestra tierra”.

En conversación mantenida ayer en su despacho de la Autoridad Portuaria, Ricardo Melchior dice que “he aceptado la propuesta que me hizo el presidente del Gobierno de Canarias y que después también fue aceptada por el presidente de Puertos del Estado y por la ministra de Fomento, con muchísima ilusión, porque si no hubiera sido así, ahora no estaría aquí. O te metes de lleno en este tema fascinante de los barcos, las navieras, los tráficos de las mercancías o poco puedes hacer”.

El entorno portuario no es nuevo para Ricardo Melchior. Ingeniero industrial por la Universidad de Navarra, entre 1977 y 1981 fue director de la Compañía Auxiliar del Puerto (CAPSA), en la que fue su primera actividad profesional cuando tenía treinta años de edad. “A partir de ahí he estado siguiendo la actividad portuaria de manera más o menos directa. Incluso, durante 14 años he formado parte del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria”, en referencia a su etapa como vicepresidente y presidente del Cabildo Insular de Tenerife.

Ricardo Melchior imprime “muchísima ilusión” a su trabajo en la Autoridad Portuaria

“Estaré el tiempo que tenga que estar, pero mientras esté aquí vamos a trabajar para potenciar los puertos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife que dependen de la Autoridad Portuaria y que son esenciales para el desarrollo de cada isla”, afirmó categórico. Disciplinado, sigue fiel a sus preceptos y desde que su nombramiento fue aceptado, Ricardo Melchior llega cada día a las siete y media de la mañana a su despacho. Acusa todavía las secuelas de un reciente accidente y tiene una muleta que le sirve de apoyo, pero ello no es obstáculo alguno para cumplir con una apretada agenda de trabajo.

Melchior pondera especialmente “la capacidad y la calidad del equipo humano” que tiene la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, en cada uno de los puertos de la provincia. “Es un equipo extraordinario y cogidos de la mano con todos ellos vamos a sacar adelante los muchos retos que tenemos”, agrega.  

Precisa que el puerto de El Hierro –“que no de La Estaca, sino reconocido su carácter insular”–, La Gomera, La Palma, Los Cristianos, el futuro puerto de Granadilla y el de Santa Cruz de Tenerife “son retos importantes en todos los aspectos, tanto en terminar y dotarlos de las infraestructuras adecuadas para que faciliten a nuestros clientes unas instalaciones adecuadas que hagan que seamos puertos competitivos y prestemos los servicios de una manera eficiente”, dice.

Ricardo Melchior entra de lleno en sector de las reparaciones navales. “Parece que ahora está creando una cierta conflictividad, pero creo que solamente podemos sumar en ese sentido. La opción de reparaciones navales en Canarias debe tener varias patas. Yo conocía perfectamente la influencia que tenía NUVASA en la actividad profesional, en la cualificación de nuestra gente y en la importancia para el puerto de Santa Cruz de Tenerife, lo que posibilitaba que una empresa naviera tomara la decisión de venir aquí o no en función de si tenía la facilidad de reparación naval. Y todo lo que se formó en aquella época de magníficos especialistas”.

“Eso tenemos que recuperarlo –prosigue– a marchas forzadas y con la mayor rapidez posible y en eso estamos. Además, está generando una ilusión. Podrá haber quien no esté de acuerdo. Puede que estéticamente no sea lo más bonito, pero está generando actividad profesional, puestos de trabajo y espero que genere muchos más, pues el sector va por ahí”.

En cuanto a los cruceros de turismo, reconoce la “labor impresionante por parte de mis predecesores” Luis Suárez Trenor y Pedro Rodríguez Zaragoza. “Eso hay que continuarlo y vamos a hacerlo también con una gran ilusión”, insiste. Considera “fundamental” la nueva terminal que está en obras en el muelle de ribera y la potenciación de cada uno de los puertos de la provincia como escalas de las compañías navieras que tienen en Canarias uno de sus principales escenarios de la industria turística. 

“Algo que no debimos haber perdido tanto es el tráfico de mercancías no cautivas. De modo que el puerto tinerfeño sea un puerto de transbordo, un hub de mercancías que nos dé la posibilidad de estar conectados con otros puertos, como los africanos, con los que tenemos unas relaciones extraordinarias. Ellos confían en nosotros y nosotros en ellos y tenemos que prestarles ese servicio”, incluye entre otros de los objetivos prioritarios de su mandato.

“Hay muchísimos retos en todas y cada una de las cosas. Unos los conseguiremos a corto y medio plazo y otros hemos de trabajar pensando en el largo plazo. Tenemos un equipo de muy buenos profesionales, insisto y eso me da muchos ánimos. Los recursos humanos de cada uno de los puertos que componen la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife son grandes profesionales y cuento con todos ellos para conseguir esos retos”, concluye.

Foto: cedida

Drones para el puerto tinerfeño

septiembre 24, 2015

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife dispondrá en breve de pequeñas aeronaves conocidas como “drones”, para uso en diversas utilizaciones, desde la lucha contra la contaminación marina hasta la prestación de ayuda en casos de emergencia y salvamento marítimo, así como el seguimiento de obras y control de infraestructuras hasta otros temas vinculados a actividades multimedia. Está por decidir cuál será el modelo más adecuado para las necesidades portuarias.

Informa la Autoridad Portuaria tinerfeña de que mediante el real decreto ley 8/2014 de 4 julio de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, se aprobó el marco regulatorio temporal para el uso de estas aeronaves no tripuladas. En la actualidad, las empresas o particulares que deseen hacer uso profesional de esta tecnología deben contar con la titulación necesaria, condición que está tramitando Puertos de Tenerife con dos de sus trabajadores para habilitarles en dicha actividad. Para ello han de realizar un curso de 60 horas y obtener la habilitación de la AESA.

Los drones están a punto de llegar a la Autoridad Portuaria de Tenerife

Foto: cedida