Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry italiano “Sorrento” ya está incorporado a la línea Valencia-Palma de Mallorca-Valencia, que cubrirá durante toda la semana. Tiene capacidad para mil pasajeros –de ellos, 370 en 93 camarotes– y cuatro cubiertas que suman 2.250 metros lineales de carga rodada, lo que representa casi un 30% más de oferta diaria para mercancías que el buque “Zurbarán”, al que sustituye en los tráficos de Trasmediterránea en Baleares. La cubierta número cinco está destinada a vehículos ligeros en régimen de equipaje.  

En 2013 la compañía incrementó en un 7,4% los metros lineales transportados a Baleares desde Cataluña y Levante, donde movió  el equivalente a 300.000 camiones con mercancías para el abastecimiento de las islas. En la actualidad opera cinco buques en Baleares, cuatro de ellos de pasaje y carga  y uno de carga rodada para reforzar el servicio. En el caso del ferry “Sorrento”, la tripulación de cámara es en su totalidad de Trasmediterránea, lo cual es una garantía de excelencia del servicio a bordo, merced al acuerdo alcanzado entre la dirección de la naviera y los sindicatos con representación en el sector. 

El ferry “Sorrento” incrementa en casi un 30% la capacidad del ferry “Zurbarán”

El buque “Sorrento” es propiedad de la compañía italiana Grimaldi y pertenece a una serie de 21 unidades, entre los que figura el buque “Albayzin”, que también está fletado por Trasmediterránea. Otros buques del mismo tipo, caso de los “Borja” –actual “Norman Asturias”, adscrito a la línea St. Nazaire-Gijón– y “Borja Dos”, han operado para Balearia; el buque “Visemar One” está fletado por ésta última y el buque “Pilar del Mar” lo estuvo en su día por ISCOMAR.  

Construcción número 197 del astillero Visentini Francesco & Cía., en Porto Viro (Italia), fue botado el 18 de enero de 2003 y entró en servicio el 16 de junio siguiente bautizado con el nombre de “Eurostar Valencia” y contraseña de Grimaldi Ferries. Se estrenó en la línea Salerno-Valencia, que después amplió a Salerno-Valencia-Palermo-La Valetta-Túnez. En 2005 y 2006 cubrió la línea Civitavecchia-Toulón, Civitavecchia-Cagliari y Civitavecchia-Bastia. En febrero de 2007 fue rebautizado “Sorrento” y en el verano siguiente atendió la línea Civitavecchia-Porto Vecchio. En 2008 y 2009 cubrió los circuitos Salerno-Palermo-Túnez y Civitavecchia-Trápani-Túnez. En julio de 2010 pasó a la línea Livorno-Valencia y en abril de 2012, a la línea Brindisi-Igoumenitsa-Patras.

El ferry “Sorrento” dispone también de camarotes preferentes y otros diseñados para personas con movilidad limitada. Tiene zonas de ocio y restauración para disfrutar y hacer agradable la estancia a bordo durante la travesía; para ello el autoservicio ofrece platos y menús adaptados a los gustos y necesidades del pasajero. Dispone también de tres bares distribuidos en las zonas comunes de pasaje, uno de ellos exterior junto a una terraza para tomar el sol y en todos ellos se puede encontrar una variada oferta de snack, refrescos y bebidas. 

De 25.984 toneladas brutas y 7.150 toneladas de peso muerto, mide 186,35 m de eslora total, 25,60 m de manga y 6,62 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores Wärtsila 9L46C, con una potencia de 25.335 caballos sobre ejes independientes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 22,5 nudos. Figura inscrito en la matrícula naval de Palermo. Código IMO 9264312.

Foto: Trasmediterránea

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Acciona-Trasmediterránea ha tomado la decisión de sustituir, al menos por un viaje, el ferry “Albayzin” por el ferry “Zurbarán”, que hoy se incorpora al servicio en el puerto de Cádiz. Sucede que el buque asignado a la línea Cádiz-Canarias ha vuelto a averiarse por segunda vez en pocos días y está amarrado en el puerto de Las Palmas, mientras se trata de resolver la incidencia.

Mientras tanto, la compañía se ha visto obligada a organizar un plan alternativo para atender a los pasajeros afectados, parte de los cuales han viajado en avión al aeropuerto de Sevilla mientras sus vehículos lo hacen a bordo del rolón “José María Entrecanales”. Y viceversa, de Sevilla a Tenerife y Las Palmas, soportando gastos extras, inconvenientes de todo tipo, daño a la calidad del servicio y a la imagen de la compañía, todo por no tener el barco adecuado para la campaña de verano.

El ferry “Zurbarán” opera habitualmente entre Barcelona y Baleares

Podemos entender las razones que han llevado a Acciona-Trasmediterránea a mantener el ferry “Albayzin” en la línea de Canarias, pero se demuestra, en este caso, que el ahorro sale caro. A la vista está. Por ello confiamos en que la nueva dirección de la empresa, con la experiencia que tiene en buques de pasajeros, presté mejor atención a Canarias y procure una alternativa adecuada, que pasa por disponer de los barcos propios.

Una pincelada para el buque “Zurbarán” -capitán, Francisco Campoy Sánchez-, que es la primera vez que viene a Canarias. Es casi gemelo del “Murillo”, es decir, tiene un nivel aceptable. Acciona lo compró en 2006 de segunda mano. Entró en servicio en febrero de 2000 con el nombre de “Northern Merchant” y forma parte de una serie de cinco buques construidos en el astillero de Sevilla, cuatro de ellos para el armador británico Cenargo International Limited.

Foto: Adolfo Ortiguiera Gil