Juan Carlos Díaz Lorenzo

En 2007, año triunfal para Naviera Armas, se incorporaron a su flota dos nuevos buques que recibieron los nombres de “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamadaba”. Son una evolución del proyecto del buque “Volcán de Tamasite”, con doce metros más de eslora y dotados de camarotes con capacidad para 206 pasajeros, de un total de 966 plazas y una bodega para 400 coches y 1.057 metros lineales de carga rodada.

En la imagen que acompaña vemos al ferry “Volcán de Tijarafe” tomada esta mañana en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, que es el de su matrícula naval. Poco después zarpó con destino a Las Palmas de Gran Canaria, en su habitual servicio en el puente marítimo entre las dos capitales canarias, establecido en 1975 por los “delfines” de Compañía Trasmediterránea, aquellos dos magníficos barcos llamados “Ciudad de La Laguna” y “Villa de Agaete”.

El ferry “Volcán de Tijarafe”, al amanecer, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Construcción número 1.654 de los astilleros Hijos de J. Barreras, en Vigo, el 30 de agosto de 2007 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 5 de marzo de 2008 se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado. El 28 de abril del citado año fue entregado a Naviera Tamadaba, una de las sociedades del Grupo Armas. Su buque gemelo está registrado a nombre de Barlovento Marítima.

De 19.976 toneladas brutas, 6.051 toneladas netas y 3.350 toneladas de peso muerto, son sus principales dimensiones 154,35 m de eslora total, 24,20 m de manga y 5.50 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores Wärtsila 12V46B, con una potencia de 23.400 kw, que accionan sendos ejes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de crucero de 23 nudos. Código IMO 9398890.

Así como los otros “volcanes” de Naviera Armas tienen una razón histórica, geográfica o geológica determinada, en este caso asistimos a un volcán inexistente. No conocemos referencia alguna que lo acredite. En las modernas teorías que explican la formación del frontón norte de la isla de La Palma, donde se encuentra el municipio de Tijarafe –del que toma su nombre y corresponde a la parte más antigua, junto a Puntagorda, Garafía y Barlovento- se habla de los volcanes de origen freatomagmático Taburiente y Garafía.

En todo caso, y como Naviera Armas tiene la costumbre de nombrar a todos sus barcos con nombres de volcanes que empiecen por la letra T, es un motivo de satisfacción pues se trata de un nombre palmero, que se une a otros “volcanes” de la compañía, caso de los buques “Volcán de Teneguía” (1º), “Volcán de Tenagua”, “Volcán de Tacande”, “Volcán de Taburiente” y “Volcán de Teneguía” (2º).

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde anoche el ferry “Volcán de Taburiente” está de nuevo operativo en su línea habitual. Durante dos días ha sido relevado por el ferry “Volcán de Tijarafe” en la línea Tenerife-La Palma, con un horario poco afortunado que entendemos fruto de las circunstancias. La salida de la capital tinerfeña se fijó a las 23,30 h y la llegada a Santa Cruz de La Palma a las 05 h. Y el retorno, salida a las 08 h y llegada a las 13 h al puerto de la capital tinerfeña.

No obstante, el registro de la duración del viaje es bueno, pues lo cubre en cinco horas y es de capital a capital, evitando el cruce de la autopista del sur. Sabemos que Naviera Armas ha considerado más de una vez la posibilidad de establecer una línea diaria Gran Canaria-Tenerife-La Palma, aunque para ello pretende que Trasmediterránea suprima la escala semanal en La Palma y absorber la carga rodada que genera la isla.

El ferry “Volcán de Tijarafe”, atracado en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Una avería en uno de los motores del ferry “Volcán de Tijarafe” motivó que el buque estuviera parado anoche durante una hora, aproximadamente, cuando hacía la línea Las Palmas-Santa Cruz de Tenerife. Mientras se procedía al desacople del eje de cola para que pudiera continuar viaje con un solo motor, transcurrió el tiempo necesario para ello y finalmente atracó en el puerto tinerfeño sin mayor novedad. .

Parece ser que el motor ya había dado problemas y el barco navegaba por debajo de la velocidad habitual. Naviera Armas incluso había previsto hacer el viaje desde el puerto de Las Palmas en otro barco, pero al final se decidió hacerlo en el “Volcán de Tijarafe”, que volvió a fallar a mitad de viaje. Una parada de motor en alta mar no es nada extraordinario, aunque en esta ocasión haya sido en un barco de pasaje. 

La avería en un motor provocó una parada del buque “Volcán de Tijarafe” en alta mar

Foto: Jens Boldt (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El mantenimiento a bordo es una de las asignaturas prioritarias de toda naviera que se precie. Y más en el caso de aquellas que mueven importantes cifras de pasajeros, como es el caso de Naviera Armas. Sucede, a veces, que tener todo a punto es complicado, máxime cuando se pretende hacerlo con el mínimo de tripulación exigible y con unos barcos de muy breves escalas en puerto. Observamos, sin embargo, algunos ejemplos que no pueden pasar desapercibidos y es el caso que nos ocupa, lo cual también los hace pensar en que lo barato, al final sale caro.

Las fotos corresponden al buque “Volcán de Tijarafe” y están tomadas el pasado viernes, en el viaje Las Palmas-Tenerife. Los servicios WC para pasajeros de la cubierta 6 están bloqueados, seguramente porque han sido obstruidos por el mal hacer de algunos pasajeros, que no atienden las recomendaciones para mantener los sanitarios higiénicos en las debidas condiciones. La segunda foto impide el acceso al exterior de la misma cubierta, sin que apreciemos bien a qué se debe, pues la puerta se abría y se cerraba sin problemas. En todo caso, se trata de una imagen negativa, que es preciso corregir con la celeridad que las circunstancias (y los medios disponibles) requieren.

El acceso a los servicios WC para hombres de la cubierta 6 están bloqueados

Una de las salidas a la cubierta 6 del ferry “Volcán de Tijarafe” tiene esta imagen

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con motivo de la varada anual del ferry “Volcán de Tijarafe”, el ferry “Volcán de Taburiente” cubre durante unos días las líneas Las Palmas-Morro Jable y Las Palmas-Santa Cruz de Tenerife. La previsión, en principio, es que sea así hasta la próxima semana. Entre tanto, el catamarán “Alcántara Dos” ha vuelto de manera provisional a la línea Los Cristianos-El Hierro –subvencionada por el Gobierno de Canarias con la módica cifra de 18 millones de euros en cuatro años, casi tres mil millones de las antiguas pesetas– y el catamarán “Alborán” cubre la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma.

El ferry “Volcán de Taburiente”, hecho a la medida del puerto de Los Cristianos, entró en servicio en junio de 2006. Construido en el astillero Hijos de J. Barreras, es un buque de 12.895 toneladas brutas, 3.869 toneladas netas y 1.400 toneladas de peso muerto. Mide 130,45 m de eslora total, 21,60 m de manga y 5 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Mak 8M32, con una potencia de 17.650 kw acoplados a dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Está autorizado para el transporte de 1.500 pasajeros y tiene un garaje con capacidad para 1.200 metros lineales. Código IMO 9348558.

El ferry “Volcán de Taburiente”, zarpa del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con motivo de la varada anual reglamentaria del ferry “Volcán del Teide”, el ferry “Volcán de Tijarafe” ha tomado el relevo en la línea Las Palmas-Santa Cruz de Tenerife-Huelva. No ha sido posible relevarlo por su gemelo “Volcán de Tinamar”, ya que en la actualidad cubre la línea Motril-Melilla. La sustitución durará hasta que se reincorpore el buque “Volcán del Teide”, que pasa su revisión en un dique seco de la bahía de Algeciras. En su viaje de regreso, la pasada madrugada, lo hacía con cierto retraso y mantenía una velocidad de 21 nudos.

Como conocen nuestros lectores, este buque cubrió durante bastante tiempo la línea Canarias-Funchal-Portimao. Desde que se cortó la conexión marítima entre la costa de Portugal y la isla de Madeira, los inconvenientes que ello ha supuesto para la población son considerables del archipiélago portugués, ya que no se puede viajar al continente con vehículo y ha encarecido la cesta de la compra, además de cortar un flujo de visitantes.

Aunque las autoridades madeirenses instaladas en el poder desde hace mucho tiempo no han dado una respuesta satisfactoria, en las últimas semanas circula el rumor insistente de que la línea pueda restablecerse, si finalmente prosperan las iniciativas políticas que, a nivel de la Comunidad Europea, llevan a cabo algunos eurodiputados. Algunos armadores portugueses, que en su día tuvieron mucho que ver para que Naviera Armas dejara de operar, tampoco han dado respuestas satisfactorias. Sabemos que han estado inspeccionando el ro-pax “Superfast Galicia”, amarrado en Cartagena, pero no se ha alcanzando un acuerdo.

Estampa marinera del ferrty “Volcán de Tijarafe”, en el puerto tinerfeño

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En 2007, año triunfal para Naviera Armas, se incorporaron a su flota dos nuevos buques que recibieron los nombres de “Volcán de Tijarafe” y “Volcán de Tamadaba”. Son una evolución del proyecto del buque “Volcán de Tamasite”, con doce metros más de eslora y dotados de camarotes con capacidad para 206 pasajeros, de un total de 966 plazas y 400 coches y 1.057 metros lineales para carga rodada.

El capitán Fernando Salvador Sánchez-Caro, en otro tiempo director general de la Marina Mercante, nos envía esta foto del buque “Volcán de Tijarafe” tomada hace unos días desde su gemelo “Volcán de Tamadaba”.  Navega de vuelta encontrada rumbo a Santa Cruz de Tenerife, procedente de Las Palmas, en su habitual servicio en el puente marítimo entre las dos capitales canarias, establecido en 1975 por los “delfines” de Compañía Trasmediterránea.

El ferry “Volcán de Tijarafe” se cruza con su gemelo, a 21 nudos de velocidad

Construcción número 1.654 de los astilleros Hijos de J. Barreras, en Vigo, el 30 de agosto de 2007 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 5 de marzo de 2008 se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado. El 28 de abril del citado año fue entregado a Naviera Tamadaba, una de las sociedades del Grupo Armas. Su buque gemelo está registrado a nombre de Barlovento Marítima.

De 19.976 toneladas brutas, 6.051 toneladas netas y 3.350 toneladas de peso muerto, son sus principales dimensiones 154,35 m de eslora total, 24,20 m de manga y 5.50 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores Wärtsila 12V46B, con una potencia de 23.400 kw, que accionan sendos ejes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de crucero de 23 nudos. Código IMO 9398890.

Así como los otros “volcanes” de Naviera Armas tienen una razón histórica, geográfica o geológica determinada, en este caso asistimos a un volcán inexistente. No conocemos referencia alguna que lo acredite. En las modernas teorías que explican la formación del frontón norte de la isla de La Palma, donde se encuentra el municipio de Tijarafe –del que toma su nombre y corresponde a la parte más antigua, junto a Puntagorda, Garafía y Barlovento- se habla de los volcanes de origen freatomagmático Taburiente y Garafía.

En todo caso, y como Naviera Armas titula a todos sus barcos con nombres de volcanes que empiecen por la letra T, es un motivo de satisfacción pues se trata de un nombre palmero, que se une a otros “volcanes” de la compañía, caso de los buques “Volcán de Teneguía” (1º), “Volcán de Tenagua”, “Volcán de Tacande”, “Volcán de Taburiente” y “Volcán de Teneguía” (2º).

Foto: Fernando Salvador Sánchez-Caro

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como no podría ser de otro modo, la prueba que ayer hizo el ferry “Volcán de Tijarafe” desde el muelle exterior en construcción conocido como La Esfinge, en el puerto de Las Palmas y el de Santa Cruz de Tenerife, alcanzó el éxito esperado y reduce en unos 30 minutos, aproximadamente, la duración de la travesía entre las dos capitales canarias. No cabía esperar lo contrario, llevando a bordo al presidente del Gobierno de Canarias y sabiendo, de antemano, que tiene garantizada la noticia favorable.

De dos horas 45 minutos –la mayoría de las veces son tres horas- a dos horas diez minutos. A ver si es verdad que ese tiempo se mantiene cuando se produzca el cambio definitivo de atraque, dicen para que el próximo mes de agosto, semana antes o semana después. Porque ayer, con la mar aceptable, el barco se mantuvo un buen rato entre 22,4 y 22,9 nudos. A esa velocidad iba cuando se cruzó de vuelta encontrada con el ferry “Volcán de Timanfaya” que, como no estaba de prueba, mantenía casi 21 nudos (entre 20,8 y 20,9). Y esa diferencia se nota.

Otro hito para Naviera Armas y su buque “Volcán de Tijarafe”

El promotor de esta prueba es la Autoridad Portuaria de Las Palmas, a la que vemos cada día más volcada en la potenciación de su puerto. Dice nuestro colega Aníbal Ramírez, en “La Provincia”, que se trata de un viaje histórico. Discrepamos. Que se lo pregunte a su maestro y estimago amigo Juan Francisco Fonte. Lo será en todo caso para Naviera Armas.

El viaje histórico entre las dos capitales canarias lo hizo en julio de 1975 el ferry “Ciudad de La Laguna” –capitán, Tomás Ravelo- casi en el mismo tiempo que lo ha había hasta ahora, 37 años después, el ferry “Volcán de Tijarafe” y, sin duda, podría haberlo hecho hace algo más de un año el ferry “Volcán del Teide”, si aplicara entre las dos capitales canarias los 26 ó 28 nudos de velocidad que hace cuando viaja a Huelva.

La prueba de ayer tiene otra lectura. Dice el director comercial de Naviera Armas que el ahorro de combustible que supondrá la menor duración del viaje desde el futuro atraque de La Esfinge se trasladará al precio del billete y comentó la posibilidad de que los tres viajes diarios entre Las Palmas y Santa Cruz –excepto sábados, por ejemplo, en que no es posible ir y volver en el día entre Santa Cruz y Las Palmas- tenga una “salida extra” debido al recorte de tiempo.

Lo ponemos en duda. Al menos, hasta que las cosas mejoren. No existe demanda que justifique un cuarto viaje –no la hay en estos momentos para tres viajes diarios-, con lo cual parece más el afán de ganar un titular en los medios de comunicación que otra cosa. El precio del fuel está por las nubes y el mercado no está para experimentos. Ni para subir velocidad ni para hacer más viajes. Las tarifas ya no son lo baratas que eran hace unos meses. La famosa “tarifa volcán” de Los Cristianos a La Palma, por ejemplo, se ha duplicado.

Naviera Armas pretende, además, arañar mercado a Fred. Olsen Express en la línea Tenerife-Agaete, en la que ha intentado entrar, sin éxito, desde hace mucho tiempo. De ahí el interés de potenciar la menor duración del viaje entre las dos capitales canarias que, con maniobras incluidas, al final quedará en dos horas 45 minutos si consideramos 15 minutos de duración en cada puerto, en lo que modera, revira y atraca. En todo caso, la noticia es buena.

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas realizará mañana la primera prueba de salida desde el atraque en el dique de La Esfinge, en el puerto de Las Palmas, para comprobar si realmente se ahorra unos 25 minutos en el trayecto marítimo entre las dos capitales canarias. Es previsible que así sea, toda vez que la compañía necesita una noticia favorable después del jaleo vivido hace unos días en la línea Los Cristianos-El Hierro.

El barco encargado de hacer la prueba será el ferry “Volcán de Tijarafe”, que saldrá a las 15 horas de su atraque en el muelle de Cambulloneros –con pasajeros y carga- para dirigirse al dique de la Esfinge –que es el más exterior del puerto grancanario, actualmente en construcción- y entonces pondrá el “cronómetro a cero”, según leemos en la edición digital de La Provincia.

El ferry “Volcán de Tijarafe” será el encargado de la prueba

Por lo visto, Naviera Armas y la Autoridad Portuaria de Las Palmas han puesto especial empeño en el asunto, hasta el punto de que para esta prueba está invitado el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero. De cumplirse las previsiones, el viaje podrá hacerse en dos horas y 20 minutos, frente a las dos horas y 45 minutos actuales.

Claro que, para garantizar que eso sea así, puede suceder que en este primer viaje la máquina “suba un punto” su régimen y el barco alcance el tiempo estimado, con lo cual el éxito de la operación y la noticia favorable está garantizada. Otra cosa será si en el futuro, cuando el dique de La Esfinge esté plenamente operativo, se mantendrá ese tiempo de travesía. Tendremos ocasión de comprobarlo.

Más allá de esta circunstancia, lo realmente importante –y en eso reconocemos la visión de la Autoridad Portuaria de Las Palmas- es que toda la operativa de Naviera Armas se concentra en un solo atraque. Actualmente, dispone de tres puntos de embarque y/o desembarque: Sanapú, Cambulloneros y León y Castillo, lo cual genera una dispersión de su actividad.

Si las previsiones se cumplen, es posible que en agosto próximo esté todo el tráfico de Naviera Armas concentrado en el citado atraque, lo cual será beneficioso para la naviera, los usuarios y la Autoridad Portuaria de Las Palmas. La intención es, además, que las otras compañías que operan pasaje y carga rodada interinsular y con la península también estén en el mismo sitio, para lo que está prevista la construcción de cuatro rampas entre 2013 y 2016.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Al final no fue posible. No hubo acuerdo y la línea Canarias-Funchal-Portimao de Naviera Armas ya es historia. La propia compañía así lo hace constar en su página facebook: “Obrigado. Tras seis años de aventuras, diversión y miles de nuevos amigos, tenemos que decir hasta pronto. Gracias”. Por lo que se ha publicado en medios portugueses, en 2011 movió unos 22.000 pasajeros y un número importante de camiones, furgones y plataformas rodantes.

La última escala del ferry “Volcán de Tijarafe” en el puerto de Funchal en la línea de Portimao fue motivo de una emocionada despedida por parte de los seguidores de la línea, que en los últimos días han expresado su parecer en las redes sociales con diversas muestras de apoyo. Mañana estará de nuevo en el puerto madeirense y por la noche, cuando el buque siga viaje a Tenerife, se habrá cerrado un proyecto que ha creído en una mejor comunicación de dos archipiélagos y el continente.

Carga rodada en el último viaje del "Volcán de Tijarafe" a Portimao

El barco estará de vuelta mañana y por la noche se despedirá de Funchal

La concentración de ayer simbolizó el agradecimiento de muchos madeirenses al esfuerzo que Naviera Armas ha realizado durante este tiempo, haciendo posible la conexión marítima semanal con el continente no sólo para pasajeros –después de 25 años de abandono por parte de los armadores portugueses- sino por las facilidades y ventajas que ello ha supuesto para la carga rodada y, en consecuencia, para el abaratamiento de la cesta de la compra y el suministro de productos frescos.

No sólo son razones económicas las que han llevado a esta decisión. La prensa madeirense y los blogueros marítimos portugueses se refieren claramente a “razones políticas” que han hecho desistir finalmente a Naviera Armas, con lo cual, como titula Luis Miguel Correia, “Madeira desvulcanizada”. Ha sido una carrera de obstáculos, que se ha visto respaldada por el favor popular, por lo que ha supuesto para las comunicaciones con el continente. Como hemos dicho en crónicas anteriores, también es una mala noticia para Canarias, pues se pierde la conexión con Madeira, que ahora sólo será posible por vía aérea.

Por lo que se ha publicado -al margen del coste del combustible y las tarifas vigentes-, la gota que colmó el vaso fue la negativa de la autoridad portuaria madeirense para que el ferry “Volcán de Tijarafe” pudiera estar presente en el espectáculo de fuegos artificiales de Fin de Año, que concentra a un número importante de cruceros de turismo. Por ser coincidente con el itinerario habitual de cada fin de semana, todos los camarotes estaban venidos y otras muchas plazas en butacas con bastante antelación.

Fotos: Joao Abreu (sergio@cruises)