Cruce de gemelos

agosto 7, 2013

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La línea Sevilla-Canarias-Sevilla tiene largo arraigo en la historia del transporte marítimo nacional, con un destacado protagonismo de Trasmediterránea. Ha evolucionado con el tiempo y hace una veintena de años la compañía OPDR Canarias estableció un nuevo servicio con buques rolones que se ha convertido en un éxito notable. Los primeros rolones “Canarias Express” y “Andalucía Express”, adquiridos de segunda mano y de construcción danesa, fueron sustituidos por dos nuevos buques tipo CON-RO, construidos en el astillero Mawei (China) y puestos en servicio en 2006 y 2007.

Un tercer buque, llamado en origen “Clara del Mar” y contratado por Contenemar, construido también en el astillero Mawei y entregado en el citado año, se convirtió en agosto de 2011 en el segundo “Volcán de Teneguía”, adquirido por una de las sociedades de Naviera Armas.  Primero operó por cuenta de OPDR Canarias como refuerzo de la citada línea y desde hace unos meses lo hace fletado por Trasmediterránea. Cosas del negocio marítimo. En las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Jorge Rodríguez Suárez, vemos el cruce de los buques “OPDR Canarias” y “Volcán de Teneguía” en aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife, que es el de la matrícula naval de ambos.  

El buque «OPDR Canarias» zarpa del puerto de Santa Cruz de Tenerife

En la maniobra de salida se cruza con su gemelo «Volcán de Teneguía»

Es el tercero de una serie construidos en astilleros de China

En la actualidad está fletado por Trasmediterránea y antes lo estuvo por OPDR

Desde agosto de 2011 navega con el nombre de «Volcán de Teneguía»

La línea Sevilla-Canarias tiene rotación semanal y la atienden tres barcos

Fotos: Jorge Rodríguez Suárez

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Volcán de Teneguía” se incorporó ayer a la línea Canarias-Sevilla fletado por Acciona-Trasmediterránea, con lo que la compañía que dirige la familia Entrecanales recupera uno de los enlaces marítimos más señeros a lo largo de toda su historia y lo hace con un buque adecuado que, por sus características, cumple perfectamente con los requerimientos del puerto de Sevilla y el paso de la nueva exclusa de acceso.

El citado buque, propiedad de una de las sociedades del grupo Naviera Armas, cubre dicha línea desde su puesta en servicio en diciembre de 2007, primero por parte de la desaparecida Contenemar con el nombre de “Clara del Mar” y después, ya por cuenta de su actual armadora, fletado por OPDR Canarias y desde ayer por Acciona-Trasmediterránea.

El buque sigue en la línea de Sevilla, ahora por cuenta de Acciona Trasmediterránea

Importante refuerzo, además, para el servicio de la línea que aglutina Andalucía como puerta de embarque hacia Canarias y viceversa, con un barco que puede cargar 500 TEUS (de ellos 125 frigoríficos) en dos cubiertas y 104 “trailers”. Sin olvidar el papel que está llamado a cumplir en la próxima campaña de verano cuando Acciona-Trasmediterránea ponga a la venta el servicio “avión+barco” entre Canarias y el aeropuerto de Sevilla.

De modo que la apuesta de Acciona-Trasmediterránea en lo que a Canarias se refiere está clara y garantizada: un buque mixto de carga y pasaje (“Murillo”, a partir de mediados de marzo), un buque rolón de gran capacidad (“José María Entrecanales”, el mayor de la flota mercante española) y un con-ro (así es su denominación, contenedores+carga rodada, “Volcán de Teneguía”) fletado a Naviera Armas.

Foto: Julio Rodríguez Hermosilla

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ha sorprendido en los medios marítimos la noticia del fletamento del rolón “Volcán de Teneguía” por Acciona Trasmediterránea, que desde hace unos días cubre la línea Canarias-Sevilla. Este buque, propiedad de una de las sociedades controladas por Naviera Armas, estaba disponible después de que hubiera finalizado el contrato con OPDR Canarias, como refuerzo de la rotación de los buques “OPDR Canarias” y “OPDR Andalucía”.

Y ha sorprendido por varias razones: primero, porque Acciona Trasmediterránea tiene barcos propios amarrados, que bien podrían cubrir esa línea; segundo, porque Naviera Armas ha entrado “en guerra” de tarifas y servicios en mercados tradicionales de Acciona Trasmediterránea, caso de la línea que enlaza con Melilla y Huelva, que se ha convertido en una alternativa a Cádiz y en la que le está haciendo daño; y tercero porque, aunque ya muy minoritario, Antonio Armas Fernández sigue siendo accionista de Acciona Trasmediterránea.

El buque «Volcán de Teneguía», ahora al servicio de Acciona Trasmediterránea

Nosotros vemos, sin embargo, una estrategia inteligente por parte de Acciona Trasmediterránea. La familia Entrecanales conoce bien las formas de su peligroso contrincante y antes de que salga con alguna de las suyas, ha preferido alquilar el barco en cuestión –suponemos que por largo tiempo– en lugar de tenerlo compitiendo en las líneas Canarias-Cádiz o Canarias-Sevilla. No es nada nuevo. En el pasado Naviera Armas ya lo hizo cuando Naviera Jarugo se metió a romper las líneas interinsulares con los rolones “Isla Colombina” e “Isla de Cartuja” y le fletó uno de sus barcos mientras que del otro se hizo cargo Trasmediterránea.

Los costes de explotación de los barcos de Naviera Armas son distintos de los de Acciona Trasmediterránea, que se ve obligada a amarrar los suyos y fletar otros, con el coste y el impacto que eso tiene en el personal. Es un tema preocupante, como decíamos en la noticia anterior. Pero es la realidad. Con los fletes a la baja y la posibilidad de contratar tripulaciones más baratas, competir en el mercado con unos costes más elevados está muy complicado.

Foto: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Procedente de Sevilla en viaje a Lanzarote, anoche, a las 20 h arribó en su primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife –el de su matrícula naval- el rolón español Volcán de Teneguía, que atracó en la terminal de El Bufadero para realizar operaciones de carga y/o descarga de contenedores.

Como ya conocen nuestros lectores, el citado buque, recientemente adquirido por el Grupo Armas, pasa a ocupar el hueco que dejó libre Contenemar en la línea Canarias-Sevilla cuando presentó suspensión de pagos y lleva carga de OPDR y Boluda, que ha amarrado en Las Palmas el buque Reyes B, después de navegar en dicha línea durante algún tiempo.

El buque Volcán de Teneguía, ex Clara del Mar, es un buque tipo con-ro, es decir, carga rodada y contenedores. Puesto en servicio en diciembre de 2007, registra 11.197 toneladas brutas, 2.800 toneladas netas y 7.300 toneladas de peso muerto. Mide 145 m de eslora -135 m entre perpendiculares-, 22 m de manga, 13,90 m de puntal y 6 m de calado. Está propulsado por un motor Mak 12M32C y mantiene una velocidad de crucero de 16,5 nudos. Puede cargar 500 TEUS (de ellos 125 frigoríficos) en dos cubiertas y 104 trailers. Código IMO 9335161.

El buque "Volcán de Teneguía", atracado en la terminal de CAPSA

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya habíamos adelantado hace unos días en esta misma sección, el rolón Volcán de Teneguía pasa a ocupar el hueco que dejó libre Contenemar en la línea Canarias-Sevilla cuando presentó suspensión de pagos y ayer tarde, a las 19 horas, zarpó del puerto de Las Palmas en el primer viaje de su nueva etapa, llevando sobre cubierta carga de OPDR, compañía que opera en esa misma línea con dos buques.

El rolón "Volcán de Teneguía", atracado en el muelle de Santa Catalina

Desde el 3 de agosto, y después de hacer una breve escala en Santa Cruz de Tenerife, el citado buque, entonces con el nombre de Clara del Mar, llegó a Las Palmas para proceder a trabajos de puesta a punto y cambio de nombre. Se ha aprovechado el buen estado general de la pintura del casco para mantenerlo como tal y se han pintado los rótulos de la compañía a media eslora.  Mantiene la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife, en la que había sido inscrito desde su puesta en servicio.

El 28 de junio, el Grupo Armas, a través de una de sus sociedades, se hizo con el buque Clara del Mar, un rolón de nueva generación -en realidad, se trata de un con-ro, es decir, carga rodada y contenedores-, después de que saliera a subasta en el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, en el proceso de liquidación de los bienes de Contenemar. El buque, valorado en 37 millones de euros, estaba embargado por el Banco Espirito Santo. Una sociedad denominada Caflaja, S.L., con sede en Las Palmas, se lo ha arrendado para su explotación a Naviera Armas, del mismo modo que Marítima Alegranza lo había fletado a Contenemar cuando salió a navegar.

El nombre del buque, pintado en la amura de estribor

Mantiene la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife

Construcción número 433-3 en los astilleros Mawei Shipbuilding Ltd., en Fuzhou (China) y puesto en servicio en diciembre de 2007, el buque Volcán de Teneguía registra 11.197 toneladas brutas, 2.800 toneladas netas y 7.300 toneladas de peso muerto. Mide 145 m de eslora -135 m entre perpendiculares-, 22 m de manga, 13,90 m de puntal y 6 m de calado. Está propulsado por un motor Mak 12M32C y mantiene una velocidad de crucero de 16,5 nudos. Puede cargar 500 TEUS (de ellos 125 frigoríficos) en dos cubiertas y 104 trailers. Código IMO 9335161.

El buque "Volcán de Teneguía", visto por la banda de babor

Contraseña de la compañía fundada por Antonio Armas Curbelo hace 70 años

Es el segundo barco de Naviera Armas con el nombre del último volcán de Canarias. Se hizo esperar por parte de Antonio Armas Fernández la decisión al respecto, después de que el barco que así iba a llamarse saliera a navegar en 2006 con el nombre de Volcán de Taburiente. Incluso, posteriormente, otros de sus barcos fue bautizado con nombre de volcán inexistente, Volcán de Tijarafe, negando así la historia reciente del último volcán de Canarias, acaecido en octubre de 1971 en el pueblo de Fuencaliente de La Palma.

El primer Volcán de Teneguía, operativo entre 1992 y 1996, sufrió un accidente en febrero del citado año en Punta Cana (República Dominicana). Reflotado, declarado pérdida total constructiva y reparado por el seguro, el barco fue vendido en 1997 a otro armador y finalmente desguazado en julio de 2001.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Este mediodía arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife –el de su matrícula naval- el buque Clara del Mar, quedando atracado en la Dársena de Los Llanos. Estaba previsto que el barco viajara de Málaga a Las Palmas, pero, por lo visto, hubo cambio de rumbo a última hora.

Como ya adelantamos en esta misma sección el pasado 28 de junio, el Grupo Armas se ha hecho con el buque Clara del Mar, un rolón de nueva generación -en realidad, un con-ro, es decir, carga rodada y contenedores-, después de que saliera a subasta en el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, en el proceso de liquidación de los bienes de Contenemar. El buque, valorado en 37 millones de euros, estaba embargado por el Banco Espirito Santo.

El buque "Clara del Mar", esta tarde, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Por lo que se nos ha informado, el buque será rebautizado Volcán de Teneguía, segundo con este nombre en la historia de Naviera Armas. Se hizo esperar por parte de Antonio Armas Fernández la decisión al respecto, después de que el barco que así iba a llamarse saliera a navegar en 2006 con el nombre de Volcán de Taburiente. Incluso, posteriormente, otros de sus barcos fue bautizado con nombre de volcán inexistente, Volcán de Tijarafe, negando así la historia reciente del último volcán de Canarias, acaecido en octubre de 1971 en el pueblo de Fuencaliente de La Palma.

Vuelve, pues, el nombre de Volcán de Teneguía a un barco de Naviera Armas. Su predecesor, operativo entre 1992 y 1996, sufrió un accidente en febrero del citado año en Punta Cana (República Dominicana). Reflotado y reparado por el seguro, el barco fue vendido en 1997 a otro armador y finalmente desguazado en julio de 2001.

Próximamente el buque será rebautizado "Volcán de Teneguía"

Construido en los astilleros Mawei Shipbuilding Ltd., en Fuzhou (China) y puesto en servicio en diciembre de 2007, el buque Clara del Mar –futuro Volcán de Teneguía– registra 11.197 toneladas brutas, 2.800 toneladas netas y 7.300 toneladas de peso muerto. Mide 145 m de eslora -135 m entre perpendiculares-, 22 m de manga, 13,90 m de puntal y 6 m de calado. Puede cargar 500 TEUS (de ellos 125 frigoríficos) en dos cubiertas y 104 trailers. Código IMO 9331191.

Mantiene una velocidad de 16,5 nudos, lo que garantiza holgadamente la rotación semanal. Es gemelo de la pareja que tiene OPDR Canarias, empresa para la que, al parecer, operará el citado buque en la línea Canarias-Sevilla.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la estampa marinera del crucero francés Le Diamant, que arribará esta mañana, a primera hora, procedente de Las Palmas en viaje Santa Cruz de La Palma, desde donde continuará mañana a las 13 horas hacia Casablanca, cumpliendo así con el itinerario asignado. De su consignación se ocupa Hamilton y Cía.

El barco es propiedad de la Compagnie du Ponant, que opera con el nombre comercial de Ponant Cruises y pertenece al grupo de los cruceros especializados, capaces de viajar a la Antártida, el Amazonas, Alaska, Groenlandia… es decir, destinos fuera del alcance de los grandes operadores. En la actualidad tiene capacidad para 226 pasajeros, que se reparten en 113 camarotes exteriores y unas pocas suites en la cubierta superior dotadas con balcones al mar. 

Estampa marinera del crucero francés "Le Diamant"

El barco está distribuido en cinco cubiertas y ofrece tres restaurantes con un alto nivel de exquisita cocina francesa: el comedor principal, llamado Ile de France; otro con capacidad para 40 plazas con reserva previa, nombrado L’ Escapade y otro al aire libre, Le Grill. Cuatro bares con buen champán, una biblioteca, una terraza con piscina, un spa, una pequeña sala de fitness… una serie de espacios íntimos capaces de crear un ambiente agradable y relajado entre los pasajeros y una tripulación bien entrenada y experta en estas lides. A bordo se habla inglés y francés, pues la mayoría de sus pasajeros son ingleses, europeos y norteamericanos, sobre todo éstos últimos.

Este buque fue en origen un barco de carga rodada, construcción número 220 de los astilleros de Kristiansand M/V, en Noruega y salió a navegar en 1974 bautizado con el nombre de Begonia y contraseña de la compañía holandesa N.V. Stoomv. Maats. Oostzee, enarbolando bandera de las Antillas Holandesas y matrícula de Curacao.

En su primera etapa, cuando era el ro-ro "Begonia"

Por entonces tenía un registro de 1.890 toneladas brutas, 908 netas y 3.445 de peso muerto, en un casco de 124,19 metros de eslora total, 16 de manga y 4,97 de calado. Propulsado por cuatro motores Normo, con una potencia de 3.760 kw. acoplados a dos ejes y hélices de paso variable que le daba una velocidad de 14,5 nudos, disponía de una capacidad de carga de 695 metros lineales y seis camarotes para 12 pasajeros.

Tenía un gemelo llamado Fernbay, que también iba destinado a reconvertirse en crucero de turismo, si bien el proyecto no prosperó y el citado barco, andando el tiempo, en 1992 lo compró Antonio Armas Fernández y se convirtió, abanderado en España, en el buque carguero Volcán de Teneguía. Pero esa es otra historia.

Volviendo al barco que nos ocupa, en abril de 1985 lo compró la compañía noruega Fearnley & Eger y, rebautizado Explorer Starship, fue enviado a los astilleros Lloyd, de Bremerhaven para proceder a su reconversión en crucero de turismo, de acuerdo con un proyecto que contemplaba el aprovechamiento del casco, mientras que el resto sería obra nueva. Los trabajos se realizaron entre los meses de noviembre de 1985 y julio de 1986, resultando un buque de remozada estampa marinera, en la que no era fácil reconocer su procedencia.

El buque "Explorer Starship", en los trabajos de reconversión

Desde entonces es un buque de 8.282 toneladas brutas con iguales dimensiones y está propulsado por dos motores Wichman de 5.202 kw de potencia, que accionan dos ejes y hélices de paso variable que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. El número máximo de pasajeros se fijó en 265. Código IMO 7325629.

En 1989 lo compró la compañía noruega Skaugen Marine A/S, con sede en Oslo y el barco fue rebautizado Song of Flower. Comenzó entonces una nueva etapa que habría de prolongarse por espacio de 14 años, hasta que en octubre de 2003 fue adquirido por sus actuales armadores y rebautizado Le Diamant. Sometido a trabajos de gran carena y algunas reformas, en mayo de 2004 volvió de nuevo al servicio, formando parte del selecto grupo de cruceros especializados al que nos hemos referido al principio. 

Bonita estampa marinera del crucero "Song of Flower"

El barco, vista de popa por la banda de babor y el ténder

Plano de distribución de las cubiertas de pasajeros

Detalle de la proa. El barco conserva el casco de su primeta etapa

Vista parcial de las cubiertas de ocio y las chimeneas

Fotos: Christian EckardtJörg Seyler (www.faktaomfartyg.com) y Juan Carlos Díaz Lorenzo