Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cada 16 de julio, la Armada, la Marina Mercante, la pesquera y la deportiva celebran la festividad de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de las gentes de la mar. En el caso de la Armada se programan diversos actos en todas sus bases y unidades. Desde el Cuartel General de Madrid y los arsenales, pasando por las comandancias Navales distribuidas por toda la geografía española, hasta los buques en la mar celebran esta festividad de gran tradición.

La advocación mariana de la Virgen del Carmen está vinculada oficialmente con la Armada desde el 19 de abril de 1901, fecha en la que la Reina Regente, María Cristina de Habsburgo y el ministro de Marina Cristóbal Colón de la Cerda, duque de Veragua, refrendaban con sus firmas la Real Orden por la cual se proclamaba, de manera definitiva, a la Virgen del Carmen Patrona de la Marina de Guerra.

Aunque el texto de la Real Orden recogía que la Virgen del Carmen era de hecho Patrona de todos los navegantes, es bien sabido que con anterioridad las gentes de la mar, navegantes, pescadores y marinos, no veneraban una única advocación patronal sino que se multiplicaban en pluralidad de títulos y con preferencias escogían para abogada de sus travesías la imagen de más veneración de su lugar de origen.

Nuestra Señora del Carmen, Patrona de las gentes de la mar

Una de las advocaciones más popularmente arraigadas era la de Nuestra Señora del Rosario. De ellas, las más vinculadas con la Armada serían la imagen que, donada por los venecianos, llevó Juan de Austria en su galera real en la batalla de Lepanto y “la Galeona” que a bordo de la nao capitana hacía la Carrera de Indias.

De la misma época existen importantes testimonios que ratifican la antigüedad de la devoción de los navegantes a la Virgen del Carmelo. El patronazgo de la Virgen del Carmen sobre la Marina de Guerra tiene su origen en la Isla de León, en la segunda mitad del siglo XVIII, cuando se dio estado casi oficial a esta devoción, que ya era la más popular en la ciudad.

Por ser una celebración de carácter religioso, los actos en honor de la Virgen del Carmen comienzan con la eucaristía en las diferentes parroquias castrenses y en el Panteón de Marinos Ilustres de la Armada, situado en la ciudad de San Fernando, dentro del recinto de la Escuela de Suboficiales. Los actos continuarán con la ofrenda floral en memoria de los que dieron su vida por España; aunque siempre presentes, en este día se les recuerda de manera especial, al rendirles los merecidos honores, como es la tradición. También se rinde un especial reconocimiento a los marinos que han pasado recientemente a la situación de reserva al cumplir los tiempos de servicio y otros requisitos establecidos legalmente.

Uno de los actos más relevantes del 16 de julio será la jura de bandera y entrega de despachos a los nuevos oficiales de la Armada en la Escuela Naval Militar, donde también se encuentra el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, tras rendir viaje de su 86º crucero de instrucción. No obstante, la presencia de la Armada celebrando la patrona de los hombres de la mar será por toda España y en diferentes ámbitos, aportando barcos a las diferentes procesiones marítimas con la talla de la Virgen del Carmen a bordo. En algunos lugares, como en Cartagena, los ciudadanos podrán disfrutar de arriados solemnes.

En los barcos que están en la mar estos actos se celebran de manera muy significativa, ya que la devoción de la Virgen del Carmen está estrechamente unida a la condición de marino. Numerosas unidades de la Armada celebrarán este día navegando, en misiones en el extranjero o desplegadas fuera de su base. Historia y tradición arraigan en todos los marinos la devoción a la Virgen del Carmen.

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada celebró ayer en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria la festividad de su Patrona, la Virgen del Carmen, con unos actos presididos por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Manuel de la Puente Mora-Figueroa. A su llegada fue recibido con los honores de ordenanza y pasó revista a las fuerzas en formación. 

La celebración comenzó con una misa en el Arsenal y, a continuación, se desarrolló una ceremonia naval en el patio de armas, en la que destacó el homenaje a los caídos, la imposición de condecoraciones y el discurso del almirante comandante, en el que puso de relieve la actividad de la flota y el personal de la Zona, así como el compromiso de servicio de la Armada española ante los nuevos retos. Tuvo palabras de especial recuerdo para los fallecidos en acto de servicio del helicóptero del SAR y de un subteniente del Mando Naval de Canarias y se felicitó de la sintonía existente entre la sociedad civil y las Fuerzas Armadas.

Momento de la ofrenda a los caídos, en el Arsenal Militar de Las Palmas

En el acto celebrado ayer asistieron, entre otras autoridades, la delegada del Gobierno, María del Carmen Hernández Bento; el presidente del Cabildo Insular, José Miguel Bravo de Laguna; el concejal Ángel Sabroso en representación del alcalde de la ciudad; fiscal jefe de Canarias, Vicente Garrido y el obispo de la diócesis canariense, monseñor Cases.

Otras autoridades presentes fueron el general jefe del Mando de Canarias, teniente general Pedro Galán García; jefe del Mando Aéreo de Canarias, general de división Javier Salto Martínez-Avial; jefe de la Guardia Civil de Canarias, general de brigada Juan Manuel Sánchez Medina; y el jefe superior de la Policía Nacional en Canarias, Valentín Solano. Asistieron, además, otras representaciones regionales e insulares civiles y militares y Cuerpo Consular, y representantes de las marinas de pesca, mercante, deportiva y científica con las que la Armada comparte una misma devoción por su Patrona. 

En Santa Cruz de Tenerife, la festividad se celebró con una misa en la Comandancia Naval presidida por el comandante naval, capitán de navío Luis Marcial García Rebollo, con la asistencia de diversas autoridades y del personal de la Armada con sus familiares y amigos. Estas celebraciones se suman a las actividades organizadas por la Armada para conmemorar esta fecha tan señalada en diversas localidades tanto nacionales, como fuera del territorio nacional, en los buques y unidades desplegados en el exterior.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El patrullero oceánico “Tornado” (P-44) participó ayer en la procesión terrestre-marítima que se celebró en Las Palmas de Gran Canaria con motivo de las fiestas patronales de la Virgen del Carmen. Al finalizar la celebración de la misma en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de La Isleta, la venerada imagen salió en procesión llevada por costaleros y acompañada por una banda de música y una escuadra de gastadores de la Unidad de Seguridad de Canarias. 

La procesión se dirigió al muelle Primo de Rivera, donde se embarcó a la Virgen del Carmen en el patrullero de la Armada española para realizar la procesión marítima por aguas del litoral capitalino hasta la punta del muelle Reina Sofía, donde el buque paró para realizar la ofrenda floral en homenaje a los marineros fallecidos en la mar. A continuación regresó al muelle Primo de Rivera y desembarcó a la Virgen del Carmen desde donde volvió de nuevo a su parroquia.

La Virgen del Carmen ya está embarcada a bordo del patrullero “Tornado”

Existe una gran devoción por la venerada imagen de la Virgen del Carmen

Fotos: Nicolás Arocha

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La Armada celebró hoy en el Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria la festividad de su Patrona, la Virgen del Carmen, con unos actos presididos por el almirante comandante del Mando Naval de Canarias, contralmirante Gregorio Bueno Murga, en el que ha sido, además, su último acto oficial en su actual cargo. A su llegada fue recibido con los honores de ordenanza y pasó revista a las fuerzas en formación. 

La celebración comenzó con una misa en el Arsenal y, a continuación, se desarrolló una ceremonia naval en el patio de armas, en el que destacaron el discurso del almirante comandante, el homenaje a los caídos, la imposición de condecoraciones y el homenaje al personal de la Armada que ha pasado a la situación de reserva o retiro a lo largo de este último año. El desfile de la fuerza puso fin a este acto conmemorativo. 

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias pasa revista a su llegada

En el acto celebrado en Las Palmas de Gran Canaria asistieron, entre otras autoridades, la delegada del Gobierno, el alcalde de la ciudad y el vicepresidente del Parlamento de Canarias, así como otras representaciones regionales e insulares civiles y militares y cuerpo consular, y representantes de las marinas de pesca, mercante, deportiva y científica con las que la Armada comparte una misma devoción por su Patrona. 

En Santa Cruz de Tenerife, la festividad se celebró con una misa en la Comandancia Naval, con la asistencia de diversas autoridades y del personal de la Armada con sus familiares y amigos. Estas celebraciones se suman a las actividades organizadas por la Armada para conmemorar esta fecha tan señalada en diversas localidades tanto nacionales, como fuera del territorio nacional, en los buques y unidades desplegados en el exterior.

El acto principal estuvo presidido por el almirante del Mando Naval de Canarias

Momento del homenaje a los caídos por la Patria

El desfile de la fuerza puso punto final a la ceremonia naval en el Arsenal Militar

Fotos: Mando Naval de Canarias

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias, Salvador Delgado Moreno, presidió el pasado lunes, 16 de julio, el acto celebrado en el Arsenal Militar de Las Palmas en honor de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada. En el patio de armas formaron las dotaciones de las distintas unidades y en los muelles próximos estaban atracados y empavesados el patrullero oceánico “Rayo” (P-42) y el buque “Petrel I”, del Servicio de Vigilancia Aduanera.

La fiesta grande de la Armada y de las gentes de la mar contó, además, con la presencia del alcalde de la ciudad de Las Palmas, Juan José Cardona; el vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Miguel Pérez; el vicepresidente del Parlamento de Canarias, Julio Cruz; el presidente del Tribunal Superior de Justifica de Canarias, Antonio Castro Feliciano; miembros del Cuerpo Consular, así como el general jefe del Mando Aéreo de Canarias, Javier Salto Martínez-Avial; el general jefe de la Guardia Civil en Canarias, Juan Sánchez Medina; y el jefe del GEBRILCAN, general de brigada García-Vaquero.

La ceremonia naval se celebró en el patio de armas del Arsenal Militar

Formación de dotaciones asistentes a la ceremonia naval

La Bandera se dirige a ocupar su posición en la ceremonia

Siguiendo el ceremonial naval, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias fue recibido con los honores de ordenanza y el acto dio comienzo con puntualidad, acompañado por un sol de justicia y calor veraniego.

Primero se procedió a la imposición de condecoraciones al personal militar y civil que se hizo merecedor de ello y, a continuación, a la despedida del personal de la Armada que ha pasado a la situación de reserva en el último año naval, entregándole el almirante comandante general unos obsequios.

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias pasa revista

Imposición de condecoraciones a personal militar

Traslado de la corona de laurel hasta el monumento a los Caídos

El momento más emotivo llegó en el momento del acto de homenaje a los Caídos, depositando una corona de laureles ante el monumento erigido en el patio de armas, en el que el almirante comandante del Mando Naval estuvo acompañado por el capitán de la Marina Mercante Sergio Sánchez Hernández, de la flota de Naviera Armas; Aurelio Saavedra Villaverde, presidente de la Cooperativa de Pescadores de San Cristóbal y Yolanda Luque González, subcampeona del mundo de vela en la modalidad Láser 4.7.

El almirante y los invitados acompañan a depositar la corona

Honor , respeto y recuerdo emotivo  a los Caídos

Discurso del almirante

A continuación, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias pronunció un discurso en el que comenzó agradeciendo la presencia en el acto de las autoridades civiles y militares, así como la de todos aquellos compañeros de otros ejércitos, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, “que han mostrar hoy su cercanía a la Armada en un día tan señalado para nosotros, como es la celebración de nuestra Patrona, la Virgen del Carmen”.

“Quiero referirme –prosiguió- muy especialmente a quienes desde la  marina mercante, de pesca o deportiva, mantienen una vinculación directa con la mar y, por ello, comparten con nosotros el mismo patronazgo. A todos ellos y, en particular, a quienes hoy les representan en este acto, en nombre de la Armada, nuestra más sentida felicitación”.

Recordó el almirante comandante del Mando Naval de Canarias que la Armada celebra esta festividad desde hace más de cien años, pues “fue en 1901 cuando, por real decreto, se declaró Patrona de la Marina de Guerra a Nuestra Señora del Carmen, formalizando así un sentimiento profundamente arraigado entre los navegantes; sentimiento que tal vez muchos no entiendan pero que el marino conoce muy bien, pues son muchas las situaciones difíciles y comprometidas en las que puede verse en la mar y donde el conocimiento, los medios y la experiencia no siempre son suficientes para salir airoso”.

“Los demás seguiremos viendo en vosotros un ejemplo a seguir”

A continuación tuvo palabras de felicitación para quienes recibieron la Cruz del Mérito Naval, la Orden de San Hermenegildo o la Cruz a la Constancia. “Además de la justa satisfacción personal por el reconocimiento al esfuerzo realizado –señaló-, estas recompensas deben serviros de estímulo para continuar día a día haciendo vuestro trabajo como lo habéis hecho hasta ahora. Así, los demás seguiremos viendo en vosotros un ejemplo a seguir y la distinción que acabáis de recibir cobrará todo su significado. Mi felicitación particular al personal de los Ejércitos de Tierra y Aire cuyo reconocimiento con la Cruz del Mérito Naval encierra, además, el agradecimiento de la Armada por vuestro desinteresado apoyo y colaboración con nosotros”.

Panorámica del patio de armas del Arsenal Militar, durante la celebración

Se refirió, asimismo, a los compañeros que tras una larga trayectoria profesional en la Armada han pasado a la reserva en este año. “Sed conscientes –dijo- que vuestro esfuerzo y sacrifico han contribuido a construir la Armada que hoy disfrutamos. Tenéis por ello nuestro respeto, reconocimiento y afecto; sabed que la Armada os seguirá acogiendo siempre y se sentirá orgullosa de contar con vosotros en cuantas ocasiones nos honréis con vuestra presencia”.

En el eje central de su discurso, el almirante Delgado Moreno se refirió a la “profunda transformación” que ha sufrido el Mando Naval de Canarias durante este año. Y es que hace unos días apenas finalizó el redespliegue de unidades “iniciado hace algo más de un año para agrupar en la misma base a toda las unidades de la misma clase, buscando así racionalizar los costes de mantenimiento”. Como conocen nuestros lectores, los patrulleros de altura “Cazadora” y “Vencedora” cambiaron su base a Cartagena; y los patrulleros “Medas”, a Cádiz; “Tagomago”, a Málaga y se produjo la baja del “Grosa”.

“Meteoro” (P-41), primero de cuatro BAM en versión oceánica

El relevo lo han tomado los nuevos Buques de Acción Marítima (BAM) en su versión de patrullero oceánico, de los cuales ya se han incorporado los tres primeros, “Meteoro”, “Rayo” y “Relámpago” y hoy,  jueves 19 se ha entregado a la Armada el buque “Tornado”, cuarto y último de la serie. Los tres primeros han finalizado con éxito su programa de actividades de entrada en servicio y se encuentran ya desempeñando misiones operativas. Está previsto que el buque “Tornado” se traslade a Las Palmas de Gran Canaria a primeros de septiembre y se incorpore a su ciclo operativo en enero.

El almirante Delgado Moreno destacó que “este cambio ha supuesto la reducción en el número de unidades asignadas al Mando Naval. Si embargo, los nuevos barcos aportan mayores y más modernas capacidades que permitirán, no sólo mejorar la seguridad en el entorno marítimo del archipiélago, sino también estar presentes en nuevos escenarios, donde nuestra presencia, hasta ahora, era limitada”.

“Pero estas nuevas capacidades demandan también nuevas necesidades de apoyo que van a suponer un cambio significativo en las instalaciones del Arsenal. Talleres adecuados a las nuevas tecnologías, acondicionamiento de muelles, nueva instalación eléctrica, redes de datos de mayor capacidad, mayor preparación del personal técnico, introducción de un nuevo concepto de mantenimiento, etc. Todo ello está ya en marcha, aunque a un ritmo más lento del inicialmente previsto, y continuará en el futuro según nos permitan los recursos disponibles.

Los patrulleros “Cazadora” y los “tacañones” ya son historia en Canarias

El almirante comandante del Mando Naval de Canarias recordó que “durante este año, la actividad de las unidades se ha visto reducida con respecto al año anterior. No obstante, además de la misión permanente de vigilancia marítima del archipiélago, se han mantenido los despliegues y ejercicios más importantes, entre los que quiero destacar los llevados a cabo por los patrulleros “Cazadora” y “Vencedora”, en la costa occidental de África y Golfo de Guinea que, junto con la visita de alto nivel efectuada a las autoridades más relevantes en el ámbito de la Defensa de Mauritania, Senegal y Cabo Verde, han supuesto un impulso importante para las relaciones con los países ribereños en el campo de la seguridad marítima y que, sin duda, dará sus frutos con el paso del tiempo”.

El almirante Delgado Moreno también recordó la participación de la Armada en operaciones reales: en el Líbano, en el marco de la operación Libre Hidalgo, los desactivadores de explosivos de la Unidad de Buceo del Mando Naval y de la unidad cinológica de la Unidad de Seguridad de Infantería de Marina. En la operación Romeo Alfa, en Afganistán, donde se encuentran destacados dos oficiales de Infantería de Marina. En la operación “Unified Protector”, en Libia, donde también participaron nuestros desactivadores de explosivos. Y en la operación “Atalanta” de lucha contra la piratería en el océano Índico, donde se desplegó un equipo operativo de Infantería de Marina, a bordo del buque de asalto anfibio “Galicia”.

Salvador Delgado Moreno, almirante comandante del Mando Naval de Canarias

Incidió, asimismo, “en nuestro empeño porque la sociedad canaria sepa lo que somos y lo que hacemos, hemos hecho un gran esfuerzo para difundir la imagen de la Armada y de lo marítimo”. Se refirió, en concreto, al Organismo de Apoyo al Personal, la Delegación del Instituto de Historia y Cultura Naval y la Comisión Naval de Regatas, que han organizado diferentes eventos culturales y deportivos tanto en Gran Canaria como en Tenerife.

Se ha creado, en colaboración con la Universidad, la cátedra de Historia Naval y se han impartido más de un centenar de conferencias divulgativas en centros de enseñanza de todo el archipiélago, con asistencia de más de 5.500 alumnos y han visitado los barcos e instalaciones más de 1.600 personas, pertenecientes a 39 centros de enseñanza y asociaciones. “Con la misma idea, hicimos todo lo posible para acercar a los ciudadanos la celebración del 475 aniversario de la Infantería de Marina, la más antigua del mundo,  llevando a cabo una demostración anfibia en la playa de Las Canteras”, destacó.

En este contexto, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias felicitó a la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria por la reciente concesión del Diploma de Honor de los Premios Virgen del Carmen, “en atención a su intensa y larga contribución a la difusión de los temas de la mar y de la Armada en particular”.

Las instalaciones del Arsenal Militar, a la izquierda de la imagen

En la segunda parte de su discurso, el almirante Delgado Moreno se refirió a la “difícil situación que estamos atravesando” y dijo que “la falta de recursos nos afecta muy directamente, como a todos. Pero esta falta de recursos, no nos hace más débiles. La Armada es una institución que forma parte de la historia de España y que ha sabido introducirse en la modernidad sin renunciar a sus valores, tradiciones y costumbres. Y son precisamente esos valores, tradiciones y costumbres los que sustentan nuestro compromiso de servicio a España y constituyen la verdadera fortaleza de nuestra organización. Creyendo en ellos, seremos capaces de afrontar el mayor esfuerzo y sacrificio que la situación actual nos demanda y estaremos en condiciones de disponer de todas nuestras capacidades cuando los vientos sean más favorables”.

Destacó, asimismo, “el espíritu de colaboración mutua que preside nuestra relación con los otros Ejércitos y la Guardia Civil, así como con los organismos de las diferentes administraciones; esta forma de proceder constituye un ejemplo a seguir; simplifica y facilita nuestro trabajo y contribuye a un empleo más eficiente de los recursos que el Estado pone a nuestra disposición”.

La  solemne ceremonia naval festeja a la Patrona de la Armada

Antes de finalizar su intervención, el almirante tuvo un recuerdo emocionado para los miembros de la Armada y gentes de mar “que durante este año nos dejaron para siempre” y de manera muy especial para el comandante Lorenzo Viedma; subteniente Félix Villar; brigada Salvador Arboleda; cabo primero Isidro León y personal laboral Pedro Rodríguez Cuesta, a quienes, resaltó, “os tenemos presentes”.

Para concluir el almirante imploró a la Virgen del Carmen para “que guarde  esta tierra canaria y a sus gentes; proteja a nuestras familias  y nos proteja y ayude a cada uno de nosotros en nuestro quehacer diario al servicio de la Armada y de España” y con las voces, a las que se unieron todos los asistentes, “que dan testimonio de nuestro amor a la Armada, a España, y de lealtad a Su Majestad el Rey: ¡Viva España¡,¡Viva el Rey¡”.

Tras el desfile de las fuerzas que rindieron honores, formado por secciones de marinería y de Infantería de Marina con el acompañamiento de la banda de música de Aviación, se ofreció una copa de vino español en la residencia de oficiales del Arsenal Militar, en la que, el almirante comandante del Mando Naval de Canarias brindó “por el primer soldado y el primer marino de España: S.M. el Rey”.

El coronel Pardo de Santayana, condecorado con la Cruz al Mérito Naval y su esposa

La celebración de la festividad de la Virgen del Carmen nos dio la oportunidad, además de saludar a las autoridades militares y civiles presentes, y colegas del Cuerpo Consular en Las Palmas, de reencontrarnos con viejos amigos. Juan José Laforet, cronista oficial de Gran Canaria y de la ciudad de Las Palmas, riguroso investigador y docente de reconocido prestigio y Javier Sánchez-Simón, ex presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas.

También tuvimos ocasión de conversar con el coronel José Pardo de Santayana y Gómez de Olea, director del Centro de Formación de Canarias, con sede en Breña Baja (La Palma); capitán de navío Félix Díaz Espinar, jefe de Estado Mayor del Mando Naval de Canarias; capitán de navío Juan Carlos Soler García, jefe del Arsenal Militar de Canarias; capitán de navío Diego Carlier Millán, director del Museo Naval de Canarias, primogénito de Diego Carlier Pacheco, que fue comandante de Marina de Santa Cruz de Tenerife, lo mismo que el capitán de navío Francisco Romero Díaz del Río y el capitán de fragata Luis García Rebollo, director de la oficina de Organismo de Apoyo al Personal en Las Palmas.

Fotos: Mando Naval de Canarias, Juan Carlos Díaz Lorenzo, Bermaxo y Puertos del Estado

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A lo largo y ancho de la geografía marítima española, la festividad de la Virgen del Carmen, patrona de las gentes de la mar, tiene una amplia repercusión. Marinos mercantes, militares, de pesca y deportivos, y los muchos devotos en tierra, tienen un punto de encuentro cada 16 de julio, fecha veraniega y por lo general calurosa, como ha sucedido en este año en Canarias.

En las fotos que acompañan a esta crónica y que nos envía el capitán Francisco Noguerol Cajén, práctico titular del puerto de Santa Cruz de La Palma, vemos varios momentos de la procesión marítima de la venerada imagen, a bordo del remolcador “Isidre Nornell”, de la flota de Boluda, con base en el puerto palmero y de las embarcaciones que acompañaron en fecha tan señalada.

La imagen de la Virgen del Carmen está entronizada en la parroquia matriz de El Salvador, en Santa Cruz de La Palma y fue cargada y escoltada por los miembros de la Cofradía de Cristo Preso y las Lágrimas de San Pedro y una numerosa feligresía, informa nuestro estimado amigo y especialista en Historia del Arte, José Guillermo Rodríguez Escudero.

La venerada imagen, embarcada en el remolcador “Isidre Nonell”

La procesión marítima discurrió en el interior de la bahía

Los pescadores de la zona se unieron a la celebración marítima

Personal de Prácticos y otros invitados a bordo de una lancha

Fotos: Francisco Noguerol Cajén