Juan Carlos Díaz Lorenzo

Treinta años de vida marinera tiene el ferry finlandés “Mariella”. Es uno de los buques que forman parte de la flota de Viking Line, una de las grandes navieras nórdicas. Este buque es uno de los protagonistas de la línea marítima entre Helsinki, Mariehamn y Estocolmo, aunque a lo largo de su existencia también ha navegado en las líneas Turku-Mariehamn-Estocolmo, Helsinki-Kapellskär y Helsinki-Tallin. Viking Line es la gran competidora de Silja Lines.

Construcción número 1.286 del astillero Wärtsila, factoría de Helsinki, el contrato fue firmado el 15 de diciembre de 1983. El 18 de abril de 1984 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 28 de septiembre siguiente se procedió a su botadura, con el ceremonial acostumbrado. El 17 de mayo de 1985 entró en servicio y desde entonces ha sido modernizado en varias ocasiones. Tres décadas en servicio y un estado de conservación admirable, fruto de un buen trato por parte de los pasajeros y un buen mantenimiento.

El ferry finlandés “Mariella”, visto por la amura de babor, en el puerto de Helsinki

De 37.860 toneladas brutas, 24.421 toneladas netas y 3.524 toneladas de peso muerto mide 175,70 m de eslora total, 28,40 m de manga y 6,78 m de calado máximo. Tiene el casco reforzado para la navegación entre hielos, capacidad para 2.447 pasajeros, 580 coches y 1.115 metros lineales de carga rodada. Está propulsado por cuatro motores Pielstick-Wärtsila, con una potencia de 23.000 kw. acoplados a dos reductoras y ejes que mueven hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Código IMO 8320573.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Viking Line batió en 2014 su propio récord con una cifra total de 6.610.146 pasajeros transportados, lo que supone un crecimiento de poco más de un uno por ciento en relación al año anterior, informa la naviera finlandesa. “La cifra es alentadora, pues demuestra que estamos disfrutando de la confianza de nuestros clientes y, además, hemos alcanzado el mayor registro de pasajeros de todos los tiempos, por lo cual podemos estar orgullosos”, dice Jan Hanses, CEO de Viking Line.

También subió la carga transportada, con un movimiento de 129.255 unidades en 2014, lo que supone un incremento del ocho por ciento con respecto a 2013. Han mejorado los patrones de explotación en verano en la línea Helsinki-Tallin. Los buques “Mariella” y “Gabriella”, adscritos a la línea Helsinki-Estocolmo, permanecían todo el día en el puerto de la capital finlandesa y en los meses estivales realizan una salida diurna de ida y vuelta a Mariehamn, capital del archipiélago autónomo Aland, lo que se ha traducido en un incremento del nueve por ciento en pasajeros.  Razón por la cual en la programación de 2015 ya figura la repetición de este servicio.

Estampa marinera del ferry “Mariella”, en el puerto de Helsinki

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La naviera finlandesa Viking Line ha transportado 200 millones de pasajeros en 55 años de existencia. Tal hito aconteció el pasado 10 de diciembre, cuando embarcó en su coche a bordo del ferry “Gabriella” la pasajera Meliina Lintukangas.  El intendente Janne Lindholm y el director comercial, Kaj Takolander, agasajaron a la afortunada y el capitán la invitó a subir al puente de mando, donde inició el viaje con café y pasteles.

Doscientos millones de pasajeros es una cifra muy importante en la historia de Viking Line, fundada en 1959. Si establecemos algunas comparaciones, ello quiere decir, por ejemplo, que toda la población de Finlandia (5,5 millones de habitantes) habría viajado en sus barcos casi 40 veces. La cultura del ferry está muy extendida en el modo de vida del país nórdico y Viking Line recupera cuota de mercado frente a sus competidoras.

Meliina Lintukangas, pasajera 200 millones de Viking Line

Foto: Viking Line

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Viking Line es una de las grandes compañías navieras de Finlandia. Fundada en 1959, en la actualidad tiene una flota compuesta por siete buques que atienden varias líneas desde Helsinki, Turku y Mariehamm a puertos de Suecia y Estonia. El volumen de pasajeros es importante, aunque los números están a la baja: 2,96 millones en el primer semestre de 2014, unos 53.000 menos que en igual periodo del año 2013.

Las ventas ascendieron a 241 millones de euros (- 5,6 %) y el beneficio antes de impuestos ha sido de 17,6 millones de euros. La cuota de mercado de Viking Line en la región del mar Báltico es del 33,6 %. La competencia entre las navieras es feroz, con unos precios a la baja, aunque manteniendo el elevado estándar de servicios a bordo. Pese a estos resultados, Viking Line confía en mejorar el beneficio al cierre del año.  

“Viking XPRS” (2008) es el primer barco construido para Viking Line después de 18 años

Foto: Jonesey

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry finlandés “Amorella”  (34.384 GRT) embarrancó la pasada madrugada cuando se aproximaba al puerto de Långnäs, en las islas Åland, informa Viking Line. El casco del buque tocó fondo después de que se quedara sin gobierno debido a un fallo eléctrico. No hay más novedad en un viaje en el que iban a bordo 1.945 pasajeros, a los que se atendió debidamente con comida y bebida caliente.

Según han informado testigos presenciales, el buque sufrió una guiñada a estribor y, a continuación, se escuchó el ruido de un fuerte golpe, resultado de la colisión de la proa del ferry “Amorella” contra las piedras. Se ha detectado una fisura en uno de los tanques de lastre. El canal de acceso es muy limitado, por lo que en las circunstancias señaladas, el impacto resultó inevitable. El mencionado ferry cubre la línea Turku-Estocolmo.

Estampa marinera del ferry “Amorella”, propiedad de Viking Line

Foto: Jonas Bergsten

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El pasado 15 de enero, cinco días después de su entrega oficial, entró en servicio el buque “Viking Grace”, un “cruise ferry” propiedad de Viking Line, primero en el mundo de su clase propulsado por gas natural licuado. De nuevo Finlandia se pone a la cabeza en innovación tecnológica, pues el citado buque ha sido construido en el astillero STX Europe, en Turku.

El contrato, por un valor estimado de 240 millones de euros, se firmó el 22 de diciembre de 2010. La construcción comenzó el 28 de noviembre de 2011 y el 6 de marzo de 2012 se procedió a la puesta de la quilla. Cinco meses después, el 10 de agosto, flotó por primera vez. El 17 de febrero de 2012 se hizo público el nombre del nuevo buque.

Estampa marinera del “cruise ferry” finlandés “Viking Grace”

Destinado a la línea Turku-Mariehamn-Estocolmo, registra 57.000 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 218 m de eslora total y 31,8 m de manga. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico Wärtsila 8L50DF, con una potencia de 30.400 kw acoplados a reductoras y dos ejes, que accionan sendas hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de crucero de 22 nudos. Código IMO 9606900.

Dispone de alojamiento para 2.800 pasajeros –de ellos 880 en cabinas- y 200 tripulantes y un garaje con capacidad para 1.275 metros lineales de carga rodada y mil metros lineales para vehículos de diversos tipos. En la actualidad, el gas natural licuado (GNL) es el combustible marino alternativo más limpio, pues elimina en un 99% las emisiones de óxidos de azufre y reduce las de nitrógeno y partículas en un 85% y de gases de efecto invernadero en un 15%.

Foto: Eerik Laine (shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía Viking Line y el astillero STX Finlandia han firmado una carta de intenciones para la construcción de un ferry ecológico, que marcará el comienzo de una nueva etapa de buques de la prestigiosa compañía nórdica. El contrato del primer buque, que será construido en el astillero de Turku, asciende a 240 millones de euros y su entrega está prevista para comienzos del año 2013.

El carácter ecológico vendrá dado por la posibilidad de que el combustible a emplear sea gas natural, en lugar de fueloil, con lo cual las emisiones al medio ambiente se reducirán considerablemente. El acuerdo inicial contempla la construcción de un segundo buque gemelo. El proyecto corresponde a un ferry de última generación, de 210 metros de eslora y 2.800 pasajeros, con un arqueo bruto de 57.000 toneladas (GRT).

Imagen en la que se aprecia la línea del nuevo buque

En febrero de este año, Viking Line canceló el contrato de construcción de un ferry que se encuentra en las gradas del astillero de Sevilla, debido a los continuos retrasos en los plazos de entrega del buque, reclamándole además 42, 6 millones de euros, de los cuales casi 39 millones corresponden a adelantos para la financiación. Y como las desgracias no vienen solas, a la cancelación del contrato de Viking Line se unió otro del armador chipriota Desedo Shipping Limited, que además le reclama más de 25 millones de euros, en los que incluye varios conceptos, como adelantos, además de los intereses.

El contrato de Viking Line, firmado en enero de 2007 con el astillero sevillano, ascendía a 60 millones de euros. Se trata de un barco de 133 metros de eslora y 21,90 de manga, con un registro de 16.500 GRT, propulsión diesel Wärtsila con una potencia de 20.000 kw y 22 nudos de velocidad y capacidad para 1.500 pasajeros y 320 automóviles proyectado para cubrir una línea entre Marienham y Kapellskär, que debía ser entregado en julio de 2009. El proyecto se denomina Viking ADCC (All seasons Day Cruising and Commuting) y corresponde a un ferry diseñado específicamente para dicha línea.

Aspecto externo del ferry contratado en Astilleros de Sevilla

Fuentes del sector manifestaron entonces que los armadores afectados están respondiendo de este modo ante una situación que “no termina de resolverse” como consecuencia de la “falta de avance” por parte de los Astilleros de Sevilla y Huelva, por lo que se ven obligados a ejecutar este tipo de acciones para “salvaguardar sus intereses”.

La cancelación del armador chipriota hace referencia a la nave denominada ‘008’, uno de los dos barcos de apoyo a plataformas petrolíferas que la firma chipriota tenía encargados a Astilleros de Sevilla. Dicha acción respondería a la finalización en unos días de la garantía que tiene el armador con Pymar.

El astillero sevillano, según Viking Line, no fue capaz de cumplir los plazos estipulados en el contrato debido a las serias dificultades financieras por las que atraviesa. “De conformidad con los términos del contrato, hemos decidido cancelar el pedido”, declaró al diario Taloussanomat el consejero delegado de la naviera, Nils-Erik Eklund.

La Junta de Andalucía reaccionó ofreciendo garantías y avales a Viking Line para que no cancelase definitivamente el contrato, lo cual, al parecer, fue aceptado por parte de la compañía finlandesa. En febrero de 2010, el casco del buque se encontraba al 40 % de su construcción, lo que proporciona una idea del considerable retraso acumulado. Lo que no tenemos constancia es de si, finalmente, la construcción del buque sigue adelante.

Fotos: Viking Line