Manuel Marrero Álvarez

Hermosas y lamentables imágenes de la tragedia del buque “Costa Concordia”. Unas fotos que nunca me hubiera gustado ver, pero que, lamentablemente, el tremendo error, que le costará la carrera, posiblemente la cárcel y aún peor, el remordimiento por la pérdida de su barco y vidas humanas, hacen de ese maldito día 13, en que la fatalidad, la mala suerte y el exceso de confianza, se cebaron con el capitán Schettino hasta convertirlo en el ser más despreciable del mundo, según muchos medios de comunicación.

Y aquí, rotundamente, no estoy de acuerdo con ello. He hecho muchos cruceros y puedo decir que todos los capitanes, sin excepción, son personas de gran categoría y, seguro, que técnicamente son los mejores.  No me gusta el ensañamiento, ni tampoco convertir en ídolo y héroe nacional, a ese tal De Falco, porque se enfrentó al “árbol caído” Sr. Schettino y le dijo “vuelva a bordo, coño”. Qué poco cuesta ser héroe en Italia. ¡Estos marinos de guerra, con puestos en tierra, son iguales en todas partes! Por último y lo siento, creo más lo manifestado por la tripulación, que lo dicho por muchos de los pasajeros.

La tragedia del "Costa Concordia" ha conmocionado a Italia

Foto: Remo Casilli