Juan Carlos Díaz Lorenzo

El segundo intento para reflotar el petrolero “Tokyo Spirit”, embarrancado desde ayer en las proximidades de Cascais (Portugal), ha tenido éxito y el buque está de nuevo a flote, desde las 16,30 h, informan Luis Miguel Correia y José Luis Díaz Campa. Con la ayuda de la pleamar y de los remolcadores “Castelo de Sao Jorge”, “Castelo de Sines” y “Monte da Luz”, de mayor potencia, se ha conseguido zafarlo de su varada.

El buque, que está en lastre, aguardaba desde el pasado 14 de octubre en el mencionado fondeadero, en el que el mal tiempo reinante en la zona provocó el incidente. Se encontraba a órdenes de su armador y no parece que estuviera a la espera de realizar reparaciones, pues en la actualidad la capital portuguesa no dispone de instalaciones operativas para este tipo de buques. La tripulación ha permanecido a bordo y no se ha reportado derrame alguno. 

????????????????????????????????????

Esta tarde se ha conseguido reflotar el petrolero “Tokyo Spirit”

Foto: Luis Miguel Correia

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El primer intento para reflotar el petrolero “Tokyo Spirit”, embarrancado desde ayer en las proximidades de Cascais (Portugal), se ha saldado sin resultado positivo. En la maniobra intervinieron los remolcadores “Montevil”, “Svitzer Funchal”, “Svitzer Leixoes” y “Svitzer Sines”, desplazados desde el puerto de Lisboa, informa Luis Miguel Correia. Razón por la cual se decidió esperar a la siguiente pleamar, en que se intentará de nuevo con la ayuda de los remolcadores “Castelo de Sao Jorge”, “Castelo de Sines” y “Monte da Luz”, de mayor potencia que los anteriores.

La varada del petrolero “Tokyo Spirit” se produjo en condiciones meteorológicas adversas, con fuertes vientos que hicieron garrear el ancla en fondeo. El buque, que está en lastre, aguardaba desde el pasado 14 de octubre en el mencionado fondeadero, en el que el mal tiempo reinante en la zona provocó el incidente. Contrariamente a lo publicado en principio, no parece que estuviera a la espera de realizar reparaciones, pues en la actualidad la capital portuguesa no dispone de instalaciones operativas para este tipo de buques. Puesto que la tripulación no corre peligro, ésta permanece a bordo, ha informado su capitán. No se ha reportado derrame alguno. 

El petrolero “Tokyo Spirit”, varado en las proximidades del puerto deportivo de Cascais

Ex “Princimar Loyalty”, ex “Navigator”, es un petrolero tipo suez-max abanderado en Bahamas de 149.996 toneladas de peso muerto, construido en el astillero de Tsu (Japón) y puesto en servicio 2006. Desde agosto pasado es propiedad de Teekay Tankers, después de que la multinacional canadiense comprase la compañía Principal Maritime, que tenía una flota formada por doce buques petroleros de crudo. Según lo publicado en la prensa internacional especializada, el contrato se ha cerrado en 662 millones de dólares. Código IMO 9296377.

Foto: Luis Miguel Correia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El petrolero “Tokyo Spirit” ha embarrancado hoy en las proximidades de Cascais, Lisboa (Portugal), en condiciones meteorológicas adversas, con fuertes vientos que hicieron garrear el ancla en fondeo, informa la prensa portuguesa. El buque, que está en lastre, aguadaba desde el pasado 14 de octubre en las proximidades para entrar en un periodo de reparaciones y el mal tiempo ha precipitado los acontecimientos.

Ex “Princimar Loyalty”, ex “Navigator”, es un petrolero de 149.996 toneladas de peso muerto, construido en el astillero de Tsu (Japón) y puesto en servicio 2006. Desde agosto pasado es propiedad de Teekay Tankers, después de que la multinacional canadiense comprase la compañía Principal Maritime, que tiene una flota formada por doce buques petroleros de crudo. Código IMO 9296377.

El petrolero “Tokyo Spirit”, tras su varada cerca de Cascais

Foto: Pedro Amaral (shipsppoting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No sólo es Trasmediterránea quien tiene preferencia por fletar barcos italianos. Le sigue muy de cerca Balearia, que ha alquilado el buque “Puglia” en sustitución del buque “Visemar One”, de su misma bandera, mientras dure la varada en dique seco en el astillero de Marsella. Debe ser que en Francia los precios son más baratos que en los astilleros españoles o la disponibilidad de dique, aunque no sabemos si tanto como en Gibraltar, sitio preferido para las varadas de las mencionadas compañías.

Se trata, por lo que explica el bloguero Pedro Jesús Muñoz López, de una sustitución en la que el buque “Puglia” releva al buque “Abel Matutes” en la línea Barcelona-Alcudia y éste al “Visemar One” en la línea Valencia-Palma. El buque ahora fletado es gemelo del “Scandola”, al servicio de Trasmediterránea y forma parte de una serie de siete unidades tipo ro-pax. Construido en el astillero de Palermo, entró en servicio en mayo de 1995 y es propiedad de Tirrenia di Navigazione.

Estampa marinera del buque “Puglia”, visto por la banda de estribor

Foto: Rodolfo Pizzetti

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los 25 tripulantes del buque car carrier “Höegh Osaka”, embarrancado anoche en un banco de arena en las proximidades de la isla de Wight, fueron rescatados por vía aérea. Reina el buen tiempo en la zona del Solent, en la que el protagonista se muestra con una escora de 45 grados sobre la banda de estribor, localizado en Bramble Bank, entre Southampton y Cowes. El suceso ocurrió cuando navegaba en demanda de Bremerhaven (Alemania). La policía de Hampshire ha tenido que organizar el tráfico ante la avalancha de vehículos y curiosos que han acudido para ver el inusual espectáculo.

Representantes de Hoegh Autoliners, operadora del buque, se han desplazado hasta la zona llamados por el Maritime and Coastguard Agency para que se ocupen del reflotamiento. El buque, de 52.000 toneladas, está abanderado en Singapur y tiene capacidad para 5.400 vehículos. Aunque se trata de un suceso aislado, existen algunos antecedentes, caso del ocurrido en noviembre de 2008 al buque “Queen Elizabeth 2”, que embarrancó en la misma zona con 1.700 pasajeros a bordo. Cuatro remolcadores se ocuparon de reflotarlo al día siguiente.

Este es el espectáculo que se encontraron esta mañana los habitantes de la zona

Y este el aspecto a plena luz del día, con una escora de 45 grados

Fotos: Lloyd’s Images

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado mes de enero se encuentra en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el petrolero marroquí “Silver”, después de que hubiera protagonizado una varada en la costa de Marruecos cargado con unas cinco mil toneladas de fuel. Cuando se consiguió ponerlo de nuevo a flote, el 14 de enero, viajó al puerto de la capital grancanaria para evaluar daños y decidir su reparación. Entonces se consideró la posibilidad de hacerlo en Navantia (Cádiz) o en ASTICAN, donde finalmente está siendo reparado.

El buque embarrancó el 23 de diciembre de 2013 en las proximidades del puerto de Tan-Tan. Nunca un accidente marítimo en la costa de Marruecos había causado tanta preocupación en la clase política y ecologista de Canarias como en esta ocasión. La proximidad a las costas de Lanzarote hizo temer los efectos de una marea negra, que no llegó a producirse. Dos remolcadores contratados por el armador, Derhem Sliman, consiguieron reflotar el barco, sin que se produjeran daños en el casco.

El petrolero marroquí “Silver”, varado en las instalaciones de ASTICAN

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Ha concluido con éxito la descarga del cargamento de fueloil que contenían los tanques del petrolero marroquí “Silver”, varado desde el pasado 26 de diciembre en la costa de Tan Tan. Debido a un fuerte temporal reinante, el buque acabó literalmente en seco en una playa próxima y pese a los embates de la mar, su condición de doble casco ha funcionado y ha evitado un derrame. La descarga se hizo a camiones mediante una tubería acoplada al “manifold” correspondiente y las bombas del propio petrolero.

Pese a los ofrecimientos de las autoridades españolas y la aparición de algún remolcador oceánico dotado de suficiente potencia de tiro, en Marruecos contrataron a una empresa holandesa especializada en salvamento marítimo para descargar el combustible y, a continuación, será la encargada de reflotar el buque de construcción turca, que parece no ha sufrido daños graves en casco. Eso será en los próximos días, si todo va bien. 

En este estado quedó varado el petrolero “Silver”, con 5.000 toneladas de fuel

Foto: LE360

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos recibido algunas comunicaciones de capitanes de la Marina Mercante sobre el caso del petrolero “Silver”, matrícula naval de Layounne (antiguo El Aaiún), que agradecemos muy sinceramente. Si no ha descargado antes en otro puerto y puesto que está literalmente en seco, contiene en sus tanques la carga que se ha informado y ello pone de manifiesto la envergadura de la varada. Por lo publicado, un remolcador oceánico de salvamento con base en Las Palmas se encuentra en las proximidades, para intentar reflotarlo.

El buque cargó el pasado 19 de diciembre 4.400 toneladas de fuel en el puerto de Santa Cruz de Tenerife con destino a una central térmica próxima al puerto de Tan Tan, en cuyo puerto debía haber descargado el flete. El problema no está tanto en la fiabilidad del doble casco, que hasta ahora ha resistido los embates, cuanto el castigo constante que está sufriendo debido al mal tiempo reinante, pues puede causar averías y acarrear un vertido. No hay previsión de mejoría meteorológica a corto plazo.

La mar rompe en la amura de babor del petrolero “Silver”

Se ha informado de que, pese a los ofrecimientos de las autoridades españolas competentes, los marroquíes quieren resolver el asunto por su cuenta con el apoyo de técnicos holandeses de la firma Smit Tak, especialistas en la materia. Otras fuentes dicen que han pedido ayuda a España. Se discute si se procede al bombeo del combustible o se intenta reflotar el barco con su carga. No tiene Marruecos, desde luego, el reconocido nivel internacional de España con la Sociedad Española de Salvamento Marítimo (SASEMAR), cuyos efectivos, entre otros aspectos, han demostrado su eficacia profesional en diversos frentes.

El buque, aunque de bandera marroquí, parece que sigue estando bajo control de SCF a través de una sociedad operativa española llamada Compañía Marítima de Explotación y Control Operativa, con sede en Madrid, que guarda silencio. La propiedad legal es de la sociedad Marcab, con sede en Casablanca. El temor está en que se produzca un vertido y su posible afección a las costas de Lanzarote y Fuerteventura y los caladeros del banco canario-sahariano. 

Foto: LE360

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Más allá de la intencionalidad política e informativa de algunas declaraciones que hemos visto en los medios informativos regionales, sorprende el inusitado interés que la embarrancada de un petrolero marroquí en las costas de su país ha causado en Canarias, por aquello de que una posible marea negra afecte a las islas de Lanzarote y Fuerteventura. Es conocida la contundente oposición a las prospecciones petrolíferas en la zona y este suceso les ha venido como anillo al dedo.

Algunos colegas siguen sin dominar el lenguaje mínimo exigible para este tipo de circunstancias y no se asesoran convenientemente. Dicen que el barco ha naufragado, cuando en realidad está varado en la orilla, en lo que parece un fondo aplacerado de arena. Si hubiera naufragado, estaría hundido y no es el caso. El nombre del petrolero es “Silver” y el puerto de matrícula Layounne, que es el antiguo El Aaiún. Pero el nombre no es “Silver Layounne”, como hemos leído.

A juzgar por los calados que se aprecian en la imagen, no parece que el buque tenga la cantidad de combustible que se ha informado

Se dice, asimismo, que transporta cinco mil toneladas de combustible que cargó el 19 de diciembre en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. A juzgar por los calados que vemos en las imágenes, no parece que tenga dicha cantidad de líquido en sus tanques. Sería bueno escuchar la opinión de profesionales competentes en el asunto, es decir, capitanes de la Marina Mercante especializados en este tipo de barcos, que los hay y muy buenos. Es lógica, por supuesto, la preocupación existente y de que arrecie el mal tiempo que pueda ocasionar daños estructurales en el doble casco del buque, que hasta ahora ha resistido la situación.

Al parecer, dos remolcadores llegados desde Tarfaya y Agadir han intentado sin éxito la primera maniobra para reflotarlo. Se dice que viene otro más potente desde más lejos para intentarlo en la siguiente pleamar. No sabemos muy bien cómo se ha producido el accidente, pues la información que llega de Marruecos no es muy clarificadora. Los vecinos marroquíes no son, precisamente, un ejemplo de transparencia en ese aspecto. Es llamativo el oportunismo político del Cabildo de Lanzarote y su interés en inmiscuirse en los detalles del supuesto vertido de combustible en un país vecino, como si un Cabildo tuviera competencias que corresponden a las relaciones bilaterales entre Estados. Misión que corresponde a las instancias oportunas y en este caso es bueno fiarse de quienes tienen la responsabilidad de ello, pues les va, entre otras razones, su credibilidad.

El colmo lo hemos leído en unas declaraciones de un controvertido político canario criado al amparo de CEPSA y DISA, llamado Fernando Ríos Rull. Ahora ejerce de comisionado para las Relaciones Internacionales del Gobierno de Canarias, cuando dice, según lo publicado en Diario de Avisos, que “lo cierto es que desconocemos hasta si España está preparada para afrontar un gran vertido junto a Canarias, y con qué medios cuenta y dónde se hallan”. Qué poco sabe el señor Ríos Rull del nivel y la capacidad de actuación que tiene la Sociedad Estatal de Salvamento (SASEMAR) y la preparación profesional muy reconocida que posee a nivel internacional para este tipo de situaciones. Se olvida, intencionadamente suponemos, de que todos los días pasan petroleros cargados de crudo y derivados por los dos canales organizados para el tráfico marítimo internacional existentes en Canarias. Así nos va. 

Foto: LE360

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En una espectacular operación con el apoyo de una grúa flotante, ayer se procedió al izado del catamarán “Maverick 2”, varado en el islote Sa Torreta, próximo a Espalmador, desde el pasado 15 de febrero. A la última hora de la tarde, el personal de Grúas Usabiaga consiguió el izado del buque y su colocación en una pontona de apoyo.

La grúa tiene una potencia de izada de 600 toneladas y puede maniobrar 120 toneladas de peso a 32 metros de abra. Está instalada sobre una pontona de 35 m de eslora y 25 m de manga, con un contrapeso de 130 toneladas, informa Balearia en un comunicado.

La pontona y la grúa de apoyo llegaron desde Alicante. Durante la mañana, los trabajos se vieron dificultados por el oleaje reinante en la zona, pero por la tarde la mejoría del tiempo permitió concluir los trabajos. A bordo de una segunda pontona, el catamarán “Maverick 2” será llevado a Denia, leemos en la edición digital de ultimahora.es.

La grúa consigue izar el catamarán “Maverick 2”

A la caída de la tarde concluyeron las operaciones

Fotos: ultimahora.es lainformacion.com