Juan Carlos Díaz Lorenzo

El último capítulo de la línea interior gomera ha pasado página. Como ya habíamos adelantado, Fred. Olsen Express anunció hace unos días el final de dicho servicio y desde la tarde del pasado 30 de enero el catamarán “Benchi Express” cesó en su cometido. El citado buque, alquilado a la compañía italiana SNAV, emprendió el viaje de regreso con escalas en Santa Cruz de Tenerife, Algeciras, Palma de Mallorca y Nápoles, puerto de entrega a sus propietarios.

Fred. Olsen Express se hizo cargo de la citada línea el 28 de marzo de 2009, después de que le fuera adjudicada por el Gobierno de Canarias, tras la renuncia de la compañía italiana Ustica Lines, adjudicataria inicial, la cual sin embargo no pudo acreditar en su momento la documentación precisa ni el depósito de la garantía exigida.

Los malos tiempos económicos que nos toca vivir han hecho mella en la línea interior gomera y el Gobierno de Canarias dice que no hay más subvención. Al menos por un tiempo, como ha precisado el presidente del Cabildo Insular de La Gomera, Casimiro Curbelo, hasta que se convoque nuevo concurso público. Hasta entonces no queda otro remedio que el recorrido por carretera, lo que de nuevo beneficiará al transporte público y a los taxistas, pero perjudicará a los muchos clientes que utilizaban esta línea con escalas en Playa de Santiago y Valle de Gran Rey.

El catamarán "Benchi Express" ya pasó a la historia

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen Express suspenderá el próximo 1 de febrero la línea interior gomera que atiende el catamarán “Benchi Express”. Dicha línea, que enlaza los puertos de Valle Gran Rey, Playa de Santiago, San Sebastián de La Gomera y Los Cristianos deja de estar subvencionada por el Gobierno de Canarias, a cuya iniciativa se debe su implantación mediante la adjudicación de una concesión de la Consejería de Obras Públicas y Transportes.

Fred. Olsen opera en dicha línea desde el 28 de marzo de 2009. Lo hace después de cumplir con el pliego de condiciones tanto en condiciones técnicas como en capacidad del buque, velocidad, operatividad en puerto y niveles de calidad. La línea fue inicialmente adjudicada a la compañía italiana Ustica Lines que, sin embargo, no acreditó en su momento la documentación precisa ni aportó el depósito de la garantía definitiva, por lo que se resolvió su adjudicación a la segunda compañía que presentó la mejor oferta, en este caso Fred. Olsen.

La adjudicación de esta concesión por parte de la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias para la ejecución de la línea regular de cabotaje marítimo interinsular superó inicialmente un importe de 3.900.000 euros y tenía un plazo de ejecución inicial hasta 2010. Con anterioridad, dicha línea había sido iniciada por Garajonay Express, en la que operó con dos catamaranes muy similares al “Benchi Express”.

El catamarán "Benchi Express" maniobra en San Sebastián de La Gomera

Fred. Olsen ofreció la embarcación más nueva y la única de las concursantes que contó con medios de accesibilidad para minusválidos de accesos especiales al buque por encima del mínimo exigido, así como accesos a sus distintas zonas, y la existencia de puntos de anclaje para sillas de ruedas, señales luminosas y acústicas.

En cuanto a las tarifas especiales, otro de los aspectos valorados a la hora de la adjudicación del servicio, Fred. Olsen ofertó descuentos del 15% en sus tarifas a los mayores de 60 años; del 20% a los menores de 26 años y estudiantes y del 20% a los equipos deportivos.

Desde su puesta en servicio, el catamarán “Benchi Express” ha comunicado San Sebastián de La Gomera con Playa de Santiago en 18 minutos y este último puerto con Valle Gran Rey en 25 minutos. Dicho servicio ha sido utilizado no sólo por vecinos de los municipios comunicados, sino también por numerosos turistas que cada día llegan al puerto de San Sebastián y continúan hacia sus destinos por vía marítima.

Poco después llegó la reacción del presidente del Cabildo Insular y los alcaldes de La Gomera, contrarios a la supresión de la línea, por lo cual han solicitado una reunión con el consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial del Gobierno de Canarias, Domingo Berriel, con la finalidad de analizar la situación.

Consideran que, de llevarse a cabo, es una “situación que consideramos perjudicial para la Isla, para su comunicaciones y especialmente para sus ciudadanos y visitantes”, además de la extinción de los puestos de trabajo y el perjuicio que ocasiona a los pasajeros y turistas que cada día embarcan o desembarcan en los puertos de su recorrido, incluyendo a los estudiantes que se trasladan diariamente para recibir sus enseñanzas secundarias en la capital insular.

Entiende, asimismo, que Fred. Olsen  “tendría que hacer un esfuerzo complementario para mantener un servicio alcanzado tras una reivindicación ya histórica de las instituciones y ciudadanos de la Isla”, y que, en caso contrario, el Gobierno de Canarias “debería valorar la situación y sacar a concurso nuevamente esta línea interior”, ya que se trata de una línea obligación de servicio público (OSP), como lo ratificó en su momento el Tribunal Supremo.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo