Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de San Sebastián de La Gomera la estampa marinera del recién estrenado buque “Mein Schiff 4”, en su habitual periplo de temporada. Tui Cruises GmbH repite la experiencia del buque “Mein Schiff 3”, que el año pasado, después de su viaje inaugural, también vino a Canarias. Viene al mando del capitán Todd Brugman y con la cámara completa, formada por 2.632 turistas. Mañana estará en el puerto de Santa Cruz de La Palma.

Este buque está orientado exclusivamente al turismo alemán, cuyo esquema responde a parejas de una media de edad de 50 años y buenos ingresos económicos, aunque la compañía también quiere atraer a familias, pues el mercado está registrando un fuerte crecimiento, de dos dígitos anuales. En los últimos años, TUI Cruises ha fortalecido considerablemente su posición en el mercado y ha contratado en el astillero finlandés Meyer Turku otros dos buques de la misma clase.

El buque “Mein Schiff 4”, maniobrando esta mañana en La Gomera

El nuevo buque-insignia de Tui Cruises GmbH está operado por Celebrity Cruises y tiene capacidad para 2.506 pasajeros en 1.253 cabinas y una tripulación de 1.253 personas. El contrato de la construcción número 1.384 fue firmado el 23 de septiembre de 2011. El primer bloque de su quilla se colocó el 6 de abril de 2013 y el 10 de abril de 2014 flotó por primera vez. En la ceremonia de su bautizo celebrada el pasado 5 de junio actuó de madrina Franziska van Almsick y al día siguiente comenzó el primero de dos cruceros cortos de instrucción para su tripulación.

Construcción número 1.384 del mencionado astillero, es un buque de 99.526 toneladas brutas, 63.078 toneladas netas y 7.900 toneladas de peso muerto, en un casco de 293,20 m de eslora total, 35,80 m de manga y 8 m de calado. Está propulsado por un sistema de cuatro motores diesel-eléctricos Wärtsila, que accionan dos azipods y le permite mantener una velocidad de 21,7 nudos. Está abanderado en Malta y ha costado unos 625 millones de dólares. Código IMO 9678408.  

Foto: Sergio Apolo Sánchez Montserrat

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Octubre será un mes importante en el movimiento de cruceristas en los puertos de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, con una previsión de 89.570 pasajeros, que serán unos 17.000 más que en octubre de 2014, cuando lo hicieron 72.544 personas, informa la Autoridad Portuaria. El crecimiento de este segmento es importante. Se esperan 41 escalas, apenas cuatro más que en igual período del año anterior, aunque de mayor capacidad. De la cantidad señalada, el puerto de de Santa Cruz de Tenerife recibirá 59.920 cruceristas, casi ocho mil más que en 2014.

Sólo en el primer fin de semana, del viernes 2 al domingo 4 de octubre, el puerto de Santa Cruz de Tenerife registrará un movimiento de 14.600 cruceristas y 4.900 tripulantes. Corresponden a los buques “AIDAsol” y “Britannia”, que llegarán el 2 de octubre sumando seis mil cruceristas; “Anthem of the Seas”, el día 3 con 4.400 cruceristas y 1.300 tripulantes y “MSC Sinfonia” y “Celebrity Eclipse” el primer domingo del mes, con 4.200 cruceristas y 1.800 tripulantes.

El buque “Mein Schiff 4” vendrá por primera vez a mediados de octubre

La novedad, en lo que a buques se refiere, será la primera escala del buque “Mein Schiff 4”, que llegará el 13 de octubre. Al día siguiente estará en San Sebastián de La Gomera y el día 15 en Santa Cruz de La Palma. El buque “Celebrity Eclipse” anuncia otras dos escalas, para los días 16 y 27 de octubre, mientras que a partir del 30 de octubre y hasta Navidad, el buque “Braemar”, de Fred. Olsen Cruise Line, tendrá al puerto tinerfeño como base de sus cruceros de invierno.

Foto: HenSti

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La alta ocupación de cada viaje del megacrucero “Anthem of the Seas” pone de manifiesto el éxito de la apuesta de Royal Caribbean International. Tomó el relevo al “Independence of the Seas”, que consolidó la presencia del grupo norteamericano en el mercado europeo del Atlántico. Ayer estuvo este gigante en el puerto de Vigo, procedente de Lisboa en viaje a Southampton, con una expedición con 4.549 pasajeros y 1.585 tripulantes. Salieron 18 autobuses a las zonas de interés para el turismo marítimo.

El buque “Anthem of the Seas” supera en 14.000 toneladas brutas a los buques de la clase “Freedom” y ocupa el honroso segundo puesto en el ranking mundial, en la denominada clase “Quantum”. Sólo le superan los buques de la clase “Oasis”, que son los mayores del mundo y cuyo cabeza de serie, “Oasis of the Seas”, ha estado en dos ocasiones en el puerto de Vigo. La principal novedad es la cápsula “North Star”, que se eleva mediante un brazo articulado a 91 metros de altura sobre el nivel del mar.

El buque “Anthem of the Seas” es la novedad de Royal Caribbean

Es el mayor buque de su clase que opera en esta zona del Atlántico

El transporte discrecional de viajeros presta un servicio de excelente calidad

Construcción número 698 del astillero Meyer, en Papenburg (Alemania), el 20 de noviembre de 2013 se procedió a la puesta del primer bloque de su quilla. Construido en espacio cerrado, fue puesto a flote el 29 de febrero de 2015 y entregado el 10 de abril siguiente. La ceremonia de bautizo se celebró el 20 de abril en el puerto de Southampton y tuvo como madrina a Emma Wilby, una agente de viajes británica.

De 168.666 toneladas brutas, mide 347 m de eslora total, 41,40 m de manga y 8,80 m de calado. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico formado por cuatro motores Wärtsila que suman una potencia de 66.800 kw y accionan dos azipods ABB-XO, que le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Está distribuido en 18 cubiertas –de ellas 16 para uso y disfrute de los turistas– y tiene capacidad máxima para 4.905 pasajeros en cabinas dobles. Código IMO 9656101.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No corren buenos tiempos para la industria turística de los pocos buques clásicos que siguen a flote. Es el caso del veterano “Funchal”, que está amarrado desde comienzos de año en el puerto de Lisboa, junto al muelle de armamento del antiguo astillero Lisnave. Postuscale Cruises hizo una inversión considerable para ponerlo a punto y adaptarlo a las normas del SOLAS 2010, pues tiene un indudable atractivo de barco clásico de otro tiempo.   

El propietario está a la espera de encontrar un fletador que lo ponga en explotación, como ha sucedido con el buque “Azores”, que está fletado por la compañía británica CMV. La gestión directa no ha dado resultado. La competencia es muy fuerte y los costes de explotación son considerables. De modo que, caso de que no encuentre un destino a corto plazo, se abre un futuro incierto para el histórico “Funchal”.

El buque “Funchal” está amarrado en Lisboa desde enero pasado

Foto: Sergio Ferreira

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió hoy la escala primaveral del megacrucero “Ventura”, todavía pintado con los colores tradicionales de P & O Cruises, que ha sido su distintiva durante muchos años. Arribó procedente de Gibraltar en viaje a Southampton, con una expedición de 3.344 pasajeros y 1.182 tripulantes. Diez autobuses realizaron las excursiones contratadas a bordo, a los destinos tradicionales: Compostela, Bayona y La Toja, además de una marea de turistas que recorrió durante unas horas el casco histórico de Vigo y llenó bares, cafeterías y restaurantes. Buen día para el comercio local, como apunta nuestro amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía.

Construcción número 6.132 del astillero Fincantieri en Monfalcone (Italia), el buque “Ventura” entró en servicio en abril de 2008. De 116.017 toneladas de registro bruto (GRT), 85.676 toneladas netas (GRN) y 8.400 toneladas de peso muerto, mide 291,40  m de eslora total, 36 m de manga y 8,50 m de calado. Dispone de acomodación para 3.597 pasajeros, repartidos en 1.557 camarotes, de los cuales 900 tienen balcón. Está propulsado por seis motores Wärtsila, con una potencia de 67.200 kw, que le permite desarrollar una velocidad de 21,7 nudos. Código IMO 9333175. Es un barco moderno y sofisticado, pero sin renunciar a la elegancia y serenidad de un crucero tradicional característico del estilo de la centenaria naviera inglesa P & O Cruises.

1

El buque “Ventura”, en toda su eslora, visto por la banda de estribor

2

Es un buque megacrucero de nueva generación, construido en Italia

3

Detalle de la espectacular popa y el mirador superior, uno de los alicientes del barco

4

A la hora prevista, el buque “Ventura” continuó su viaje con puntualidad británica

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya conocen nuestros lectores, uno de los barcos más veteranos dedicados a la industria turística se llama “Azores” y ayer estuvo en el puerto de Ponta Delgada (Azores), haciendo así honor a la región de la que toma su nombre. El buque está fletado por la compañía británica Cruise & Maritime Voyages (CMV). A bordo, casi quinientos pasajeros, británicos en su mayoría, que disfrutaron de una escala primaveral en la bella ciudad gallega. Toma  el relevo al buque “Discovery”, que ha sido vendido para desguace.

El buque es propiedad de Postuscale Cruises y a pesar de su remozada estampa marinera, es uno de los cruceros de turismo más viejos que existen en la actualidad, pues tiene 67 años de vida marinera. Ha superado sin problemas las normas del SOLAS 2010 y posee un encanto especial que lo hace muy atractivo para sus pasajeros, ya que se trata de un barco con historia.

Bonito encuadre del buque “Azores”, ayer, en Ponta Delgada (Azores)

Construido en 1948 con el nombre de “Stockholm”, su nombre saltó a la fama el 25 de julio de 1956, cuando abordó y echó a pique al trasatlántico italiano “Andrea Doria”. Posteriormente navegó con los nombres de “Volkerfreundschaft”, “Fridjoft Nansen”, “Italia I” (etapa en la que fue remodelado con su nuevo aspecto), “Italia Prima”, “Valtur Prima, “Caribe”, “Athena” y el actual, “Azores”. Está muy bien conservado, como se puede apreciar en la foto de António Simas y se trata de un buque clásico de tipo medio.

Foto: António Simas

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Las Palmas de Gran Canaria recibió hoy la primera escala del nuevo buque insignia de P & O Cruises, en un espléndido día de primavera. El flamante “Britannia” arribó a primera hora procedente de Southampton, Funchal y Santa Cruz de Tenerife, en su primer viaje a Canarias. Atracó estribor al muelle de Santa Catalina y durante su estancia mostró su llamativa estampa marinera, rematada por dos chimeneas pintadas de azul que lucen la nueva imagen de la centenaria naviera británica.

El nuevo buque abre una nueva etapa en la historia del turismo marítimo del Reino Unido, mercado para el que ha sido especialmente proyectado y construido. La prensa británica elogia con gran generosidad al nuevo barco, que combina tradición, modernidad y tecnología y apela al más puro sentimiento patrio no sólo con su nombre, sino también con la “Union Jack” pintada en la proa y las amuras. Uno de los grandes atractivos a bordo es su refinada cocina, que está a cargo de “chefs” de prestigio internacional. El éxito está garantizado.

El buque “Britannia”, visto por la amura de estribor, en la maniobra de salida

El pasado 10 de marzo, la reina Isabel II de Inglaterra presidió la ceremonia oficial de su bautizo. Hace veinte años amadrinó también a otro buque de P & O Cruises, convertido desde hace tiempo en un clásico del sector, llamado “Oriana”. La compañía armadora ha recuperado un nombre emblemático en la historia naval del Reino Unido. El anterior buque que lo llevó fue el yate real “Britannia”, que navegó durante medio siglo y causó baja en 1997. En su primer año de servicio, el nuevo crucero de turismo, que está matriculado en el puerto de Southampton, visitará 57 puertos de 31 países y navegará unas 90.000 millas.

Construcción número 6.321 del astillero Fincantieri, en Monfalcone (Italia), el nuevo “Britannia” fue ordenado en 2011 y el 15 de mayo de 2013 se procedió a la colocación del primer bloque de su quilla. El 24 de septiembre siguiente se hizo público el anuncio de su nuevo nombre, que causó sensación en la opinión pública británica. El 14 de febrero de 2014 flotó por primera vez y el 26 de febrero de 2015 fue entregado a sus propietarios. Al mando del citado buque se encuentra el capitán Paul Brown, quien hasta su designación había sido el titular del buque “Azura”. P & O Cruises es una compañía del grupo norteamericano Carnival, a la que también pertenece Cunard Line, su eterna competidora.

Foto: Manuel Figueroa

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con las primeras luces del nuevo día se distinguió en la línea del horizonte la silueta del buque “Britannia”, que arribó esta mañana en su primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Precedido por la arribada de los buques “José María Entrecanales”, “Costa neoRiviera” y “Beatriz B” y la salida del ferry “Volcán de Timanfaya”, el petrolero “Hespérides” y el catamarán “Bencomo Express”, se hizo patente la presencia del ilustre visitante, buque-insignia de P & O Cruises.

Maniobró muy despacio hasta quedar atracado estribor al muelle, con el recibimiento de los chorros de agua de uno de los remolcadores de servicio. El nuevo buque es la apuesta de P & O Cruises por su mercado tradicional, el británico, al que aporta uno de los barcos más distinguidos de los últimos años. En su cambio de imagen, además del nombre y las dos chimeneas pintadas de azul, en las amuras muestra la “Union Jack”, expresión máxima del sentimiento patrio.

Acompañado de la mar en calma, el buque inició su maniobra muy despacio

El nuevo “Britannia” es la apuesta de P & O Cruises por su mercado tradicional

Es un barco que impresiona en sus dimensiones, con una eslora de 330 metros

_DSC6868

Destacan las dos chimeneas pintadas con la nueva imagen corporativa 

La “Union Jack” pintada en las amuras apela al sentimiento patrio

Uno de los remolcadores brindó este recibimiento a su llegada

Por unas horas es huésped  distinguido del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea participa en el “road show” organizado por la Consejería de Turismo del Gobierno de las Islas Baleares para promocionar y desestacionalizar el turismo nacional hacia las islas. La compañía ha querido estar presente junto al gobierno balear en cuatro de las ciudades españolas donde se está celebrando el evento (Málaga, Valencia, Madrid y Barcelona). Hoy, viernes, toca el turno a Madrid donde, además de los actos programados, se ha celebrado desde la Puerta de Alcalá  la toma de instantáneas para subir a redes sociales y optar, entre otros premios,  a importantes descuentos para viajar en los buques de Trasmediterránea a las islas.

Trasmediterránea ofrece descuentos desde un 40 % en sus billetes a los participantes en el concurso fotográfico que se celebra durante la gira, para viajar en las líneas de Baleares desde Barcelona y Valencia a Ibiza, Mahón y Palma de Mallorca. Los participantes deben subir a twitter y/o instagram, con el hashtag #venyllevateelmomento, las instantáneas tomadas en un lugar representativo, determinado de antemano en cada una de  las ciudades donde se celebra el “road show”,  junto a la imagen que se les ofrece de cada una de las  islas.

Este viernes, la Puerta de Alcalá es el monumento madrileño que se podrá vincular con las islas para subir a las redes sociales. Los descuentos de Trasmediterránea son válidos en las compras a través de la web trasmediterranea.com realizadas hasta el 31 de diciembre de este año para viajar, ida y vuelta,  hasta el 14 de marzo del próximo año, entrando con un código de descuento que se entregará a todos los participantes.

La aportación de Trasmediterránea acercará al turismo nacional a Baleares

Foto: Trasmediterránea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“El gigante de los mares nos visitó de nuevo. Siempre es un atractivo ver a este crucero, pues con su presencia se sabe que la animación en la zona es segura, desde el puerto siguiendo las maniobras, los observadores, fotógrafos y curiosos, hasta las preparaciones de terrazas en la zona portuaria, generan una actividad inusual”, comenta Alfredo Campos Brandón, refiriéndose a la reciente escala el pasado 1 de octubre en el puerto de Vigo del megacrucero “Independence of the Seas”.

En esta ocasión arribó procedente de Lisboa a las 09,30 h en viaje a Southampton, hacia donde partió a las 16 horas. A bordo, una expedición de 3.916 pasajeros y 1.354 tripulantes, parte de los cuales salieron a las excursiones programadas en ocho autobuses y otros muchos ocupando los servicios de restauración y cafeterías, “que tuvieron una  destacada presencia de turistas en un día nublado amenazando lluvia que no llego a precipitar”. De la consignación se encargó la agencia de A. Pérez y Cía. con su habitual eficacia y espíritu de colaboración.

Es un barco imponente, se mire por dónde se mire

Maniobró para atracar estribor al Muelle de Trasatlánticos de Vigo

La presencia de este barco genera una considerable actividad en la ciudad de Vigo

Propiedad de Royal Caribbean International, se trata de un buque de 154.407 toneladas de registro bruto (GRT) y son sus principales dimensiones 339 metros de eslora total, 38,60 m de manga y 8,60 m de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kilowatios, que accionan dos hélices de paso variable y le permiten desarrollar una velocidad de crucero de 23,7 nudos. La principal novedad de los buques de la clase “Freedom” es su espectacular tamaño. La capacidad máxima es de 3.624 pasajeros y 1.360 tripulantes.

La principal novedad de los tres buques de la clase “Freedom” es su espectacular tamaño. Para que el amable lector se haga una idea, son mayores que el mítico “Queen Mary 2”. El primero de ellos, y que da nombre a la serie, “Freedom of the Seas”, fue entregado en abril de 2006. A este siguen los buques “Liberty of the Seas”, en servicio desde abril de 2007 y el que nos ocupa, “Independence of the Seas”.

Fotos: Alfredo Campos Brandón