Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hapag-Lloyd AG y la Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) firmaron el pasado 16 de abril un acuerdo vinculante por el que el negocio de contenedores de la naviera chilena se fusionará con la compañía alemana, tras la aprobación de las autoridades de la competencia. Con este acuerdo, Hapag-Lloyd AG será la cuarta compañía del sector más importante del mundo con casi 200 buques, una capacidad de transporte de un millón de TEUS, un volumen de transporte anual de 7,5 millones de TEUS y una facturación conjunta de 9.000 millones de euros.

La Compañía Sud Americana de Vapores (CSAV) tendrá, inicialmente, un 30% de participación en Hapag-Lloyd. Con este acuerdo, se convierte en un accionista importante (34 %) junto a HGV y Kühne Maritime. CSAV y Hapag-Lloyd han acordado efectuar una ampliación de capital de 370 millones de euros, a la que la compañía chilena contribuirá con 259 millones de euros. Está en estudio una segunda ampliación de capital por igual cuantía, sujeta a la entrada en Bolsa de Hapag-Lloyd, cuya sede central se mantiene en Hamburgo y tendrá una delegación reforzada en Santiago de Chile, enfocada al negocio en América Latina.

Hapag-Lloyd es una compañía alemana de consolidada presencia en el sector

Foto: Henry M. Trotter

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Las Palmas amanecerá hoy con la presencia del mayor buque portacontenedores que haya hecho escala hasta el momento en sus instalaciones. Se trata del buque Maersk Emden, abanderado en Islas Marshall, y su estancia en la terminal de OPCSA pondrá a prueba el operativo portuario, ya que se trata de una operación especial ente el norte de Europa y Oriente Lejano a través del cabo de Buena Esperanza, según informa nuestro estimado colega Javier Bolaños en el periódico La Provincia.

El buque Maersk Emden (botado con el nombre de Ruby Rickmers) ha sido construido en los astilleros Hyundai Heavy Industries, en Corea del Sur y entró en servicio en 2010. Tiene una capacidad de carga de 13.092 TEUS, aunque para una carga homogénea de 14 toneladas por TEU, el número de ellos es de 9.080 unidades, que es la cifra que suele operar.

Figura entre los 20 buques de su clase mayores del mundo. Mide 366 m de eslora total -350 m entre perpendiculares-, 48,20 m de manga, 29,85 m de puntal y 14,50 m de calado. Tiene un peso muerto, a dicho calado, de 125.480 toneladas (TPM) y si el calado es de 15,50 m, el peso muerto es de 140.580 toneladas. Está propulsado por un motor Hyundai-Wärtsila 12 RT-flex 96C, con una potencia de 68.640 kw sobre un eje y una velocidad máxima de 24,3 nudos (21,5 nudos al 60 % de la potencia del motor). Código IMO 9456769.

El aspecto del buque "Maersk Emden" es impresionante

La escala tiene especial importancia para el puerto de Las Palmas

Fotos: Klaus KenrlsSimon Harrack (www.shipspotting.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Maersk Line ha puesto en marcha un programa denominado “Capacity Boost”, consistente en el incremento de la capacidad de carga de 16 buques portacontenedores de la clase S, que permitirá pasar de 8.200 y 8.600 TEUS actuales a 9.600 TEUS. Los trabajos han sido contratados por el astillero Bei Hai, en Qingdao (China) y está previsto que finalicen en el tercer trimestre de 2012.

La clase S de Maersk Line está formada por 25 buques, construidos entre 1997 y 2002, y fueron los primeros portacontenedores en el mundo que superaron los 8.000 TEUS de capacidad de carga.

Los trabajos consisten en elevar el puente de mando, de modo que se puedan apilar dos filas adicionales de contenedores a proa de la superestructura. Los puentes de trincaje también se elevan para mantener la tensión sobre las barras de trincaje dentro de unos límites razonables. Aumenta también el número de tomas de corriente para contenedores frigoríficos.

Esquema básico del incremento de capacidad de la clase S

La capacidad efectiva (en TEUS de 14 toneladas) se reducirá ligeramente por el mayor peso derivado de la elevación del puente. Sin embargo, la capacidad máxima en TEUS de los buques se incrementará notablemente para contenedores ligeramente cargados y facilitará slots adicionales para el reposicionamiento de contenedores vacíos.

La transformación de los 10 primeros buques portacontenedores añadirá alrededor de 12.000 TEUS a la flota del Grupo Maersk. Según datos de Alphaliner, en la actualidad suma una capacidad total de 2,44 millones de TEUS. Este programa permitirá a la naviera danesa aumentar su capacidad de transporte sin necesidad de adquirir más barcos especializados y conseguirá reducir los costes de slots y las emisiones de CO2 por contenedor movido.

Fuente: Alphaliner / ANAVE

Redacción

Maersk Line anunció el pasado 21 de febrero la firma de un contrato millonario con el  astillero surcoreano Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering Co. Ltd. para la construcción de diez nuevos buques portacontenedores, que serán los mayores del mundo: 18.000 TEUS y 165.000 toneladas de peso muerto, al precio de 190 millones de dólares cada uno. Las entregas están previstas entre 2013 y 2015 y el contrato prevé una opción de otros 20 buques.

La naviera danesa dice que los nuevos buques no sólo serán los mayores del mundo, sino también los más eficientes desde el punto de vista energético y medioambiental, puesto que mejorarán en un 20 % los actuales récords absolutos en materia de consumo energético y emisiones de CO2 por TEU transportado y serán un 50 % mejores que la media actual del mercado en dichos campos.

La nueva serie se denomina EEE y es el acrónimo de (Economía de escala + Eficiencia energética + comportamiento Ecológico mejorado). Las formas del casco, especialmente a proa, han sido optimizadas para reducir la resistencia y dispondrá de los sistemas más avanzados de recuperación del calor de los gases de exhaustación para reducir aún más el consumo de combustible.

Las dimensiones de los nuevos buques imponen: 400 metros de eslora, 59 metros de manga, 73 metros de puntal y 14,5 metros de calado. Con estos parámetros superarán en un 16 % la capacidad de carga de los mayores portacontenedores actuales. Dispondrán de 600 enchufes para contenedores frigoríficos y estarán propulsados por dos hélices, cada una de ellas de cuatro palas y 9,8 metros de diámetro, que les impulsarán a una velocidad máxima de 23 nudos, dos nudos menos que la clase Emma Maersk, para reducir el consumo. Cada una de las hélices estará acoplada a un motor diesel MAN, de 32.065 kW de potencia máxima cada uno, con un consumo de 168 gramos/kWh. Cada motor tendrá un peso de 910 toneladas.

Maqueta del nuevo buque, que será el mayor del mundo

Cuadro comparativo con las otras series de buques de Maersk Line

Con todos estos avances y las economías derivadas de su mayor tamaño, Maersk espera reducir en un 26 % el coste del transporte por TEU desde Extremo Oriente a Europa. Su tripulación habitual será de 19 personas, aunque podrá operar en caso de necesidad con una dotación mínima de 13 y dispondrá de alojamiento para un total de 34 personas.

Además de reducir su impacto ecológico a lo largo de toda su vida útil, estos nuevos buques establecerán un nuevo nivel de referencia en materia de reciclaje, al final de la misma. Todos los materiales empleados para su construcción y los que se incorporen a lo largo de su vida se irán recogiendo en un inventario pormenorizado que indicará también su situación a bordo, lo que facilitará en su momento la operación de reciclaje del buque en las mejores condiciones medioambientales.

Con motivo de la firma del contrato, el director general de Maersk Line, Eivind Kolding, afirmó que “uno de los mayores retos que tenemos actualmente en el mundo es conciliar la satisfacción de las necesidades de una población en constante crecimiento con la necesidad de reducir el impacto sobre nuestro planeta. El comercio internacional continuará desempeñando un papel clave en el desarrollo de la economía global pero, en aras a la salud del planeta, tenemos que seguir reduciendo las emisiones de CO2. Esto no sólo es un objetivo de máxima prioridad para nosotros, sino también para nuestros clientes, cuyas cadenas de suministro dependen de nosotros, y para los consumidores que cada vez más basan sus elecciones de compra en este tipo de información.”

Fuente: ANAVE

Fotos: Maersk Line