Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siguen soplando fuertes los vientos del sur en Canarias, bastante incómodos para la operativa portuaria en aquellos puertos abiertos en esa dirección, lo que, incluso, puede imposibilitar las maniobras. Viento incómodo también para la navegación entre islas. El fondeadero de Santa Cruz de Tenerife, además, se encuentra en estos días bastante concurrido: ayer, trece buques.

La tercera sección del dique del Este del puerto tinerfeño funciona, en estos casos, como cortavientos y permite las operaciones en condiciones de seguridad. Situación aprovechada por tres buques de Distribuidora Marítima Petrogás para realizar trabajos de mantenimiento, como se aprecia en la foto de Antonio Sáez. Atracados, los buques Faycán y Mencey y en maniobra, con la ayuda de un remolcador, el buque Guanarteme.

Los petroleros "Faycán", "Mencey" y "Guanarteme", en el dique del Este

Foto: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El temporal que desde anoche azota esta parte del Atlántico y que hoy es mucho más perceptible, con mar gruesa del sur, ha aconsejado prolongar su permanencia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife a los cruceros AIDABlu y Thompson Destiny, que hoy comparten atraque en la línea del muelle sur con el megacrucero Adventure of the Seas. Por las mismas circunstancias, otros tres cruceros que tenían previsto operar en Madeira también han tenido que cancelar sus escalas.

Pese al parte meteorológico, el megacrucero Independence of the Seas zarpó anoche a las 18,45 horas, mientras que el crucero AIDABlu, que todos los sábados está en Tenerife, prolonga su escala hasta que amaine el temporal y lo mismo hace el crucero Thompson Destiny hasta mañana, informa nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez.

Maniobra del megacrucero "Independence of the Seas"

"AIDABlu" y "Thompson Destiny", en el muelle sur

Fotos: Antonio Sáez