Juan Carlos Díaz Lorenzo

Reconocemos un especial interés por los cruceros de turismo de corte clásico, como es el caso del buque “Marco Polo”, que ayer estuvo en el puerto de Vigo, procedente de Tilbury en viaje a Lisboa, con una expedición de 752 pasajeros y 361 tripulantes. Atracó en el muelle de trasatlánticos y fue despachado por A. Pérez y Cía. Las fotos son de nuestro estimado amigo Alfredo Campos Brandón.

Como conocen nuestros lectores, el ex trasatlántico soviético “Aleksandr Puskhin” –cuya estampa marinera resulta inconfundible- es el único superviviente de los cinco buques de la serie “Iván Franko, construidos en astilleros de la entinta República Democrática Alemana (RDA) para la también extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). De ellos, tres han sido desguazados -en origen llamados “Shota Rustaveli”, “Taras Shevchenko”  e “Iván Franko”- y el último de la serie, “Mikhail Lermontov, se hundió en aguas de Nueva Zelanda.

El buque "Marco Polo", visto de proa por la amura de estribor

Es un barco bonito, propio de su tiempo, la década de los sesenta

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Anuncios