Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por espacio de diez horas, desde las ocho de la mañana hasta las seis de la tarde, situó la elegancia de su estampa marinera en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el velero “Star Flyer”, abanderado en Malta, que arribó procedente de Las Palmas de Gran Canaria dispuesto a cruzar el Atlántico camino de Bridgetown. Por su proa, 14 singladuras, a una velocidad media de 8/9 nudos, ideal para disfrutar de la mar océana como en los viejos tiempos. Amaneció a primera hora frente a Santa Cruz, pendiente de que embarcara el práctico y lo hizo sobre máquina, con el aparejo aferrado y la guirnalda de luces.

Está catalogado con categoría de cuatro estrellas y tiene capacidad para 170 pasajeros en un ambiente de lujo y como si de un yate se tratara. Construcción número 2.183 del astillero Van Langerbrugge (Bélgica), entró en servicio en mayo de 1991. Registra 2.298 toneladas brutas, 838 toneladas netas y 300 toneladas de peso muerto, en un casco de 111,15 metros de eslora total, 15,14 m de manga y 5,50 m de puntal.  Despliega 16 velas y dispone de un motor principal Caterpillar. El buque es propiedad de la sociedad Star Clippers, con sede en Suecia y tiene un gemelo llamado “Star Clipper”.

El buque “Star Flyer”, visto en toda su eslora por la banda de estribor

Foto: Esteban González (imaxfotocanarias.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Sigue el movimiento intenso de cruceros de turismo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, como es habitual en la temporada de otoño-invierno. El pasado viernes, 4 de noviembre, hicieron escala cuatro buques: Star Clipper, un bonito velero de cuatro palos; Thompson Destiny, estrenando campaña fletado por TUI; Adventure of the Seas y Black Watch.

Este último llegó con un considerable retraso, de más de diez horas, después de haber sido retenido en el puerto de Las Palmas con motivo de un vertido de fuel en la dársena interior y el abono de una fianza de 60.000 euros. El sábado el barco estuvo en San Sebastián de La Gomera y el domingo en Santa Cruz de La Palma, donde también coincidió con el crucero Thompson Destiny.

El sábado coincidieron en el puerto de Santa Cruz de Tenerife los cruceros AIDAblu y Costa Marina, que compartieron atraque en el muelle sur. Ayer, domingo, fue el megacrucero Celebrity Equinox y hoy ocupó línea de atraque el crucero MSC Música, que puso, al igual que sus predecesores, toda la elegancia de su estampa marinera. 

"Star Clipper", un bonito velero de cuatro palos

Maniobra del crucero "Adventure of the Seas"

"Black Watch", en su escala en Santa Cruz de La Palma

El crucero "Costa Marina", un viejo conocido del puerto tinerfeño

Fotos: Antonio Sáez y Juan Carlos Díaz Lorenzo