Juan Carlos Díaz Lorenzo

Finalmente el desguace será el destino del ferry italiano “Sorrento”, propiedad de la compañía naviera Grimaldi. Los informes técnicos consideran que es mejor esta opción que la pretendida de reconstruirlo, pues los daños provocados por el fuego han sido de especial gravedad. La salida de este buque del puerto de Sagunto, donde se encuentra desde el pasado 6 de mayo, se considera “inminente” en medios marítimos y será remolcado a Aliaga (Turquía), donde se procederá a su desmantelamiento.

El 28 de abril se declaró un incendio a bordo de este buque, cuando navegaba cerca de Palma de Mallorca, al servicio de Trasmediterránea. Evacuados los pasajeros y la tripulación, se decidió remolcarlo al puerto de Sagunto, después de que el fuego hubiera perdido intensidad. Durante el tiempo que lleva amarrado en el citado puerto, se ha procedido al vaciado de los tanques de combustible y otros trabajos, además de diversas inspecciones técnicas, que finalmente han determinado la decisión de llevarlo al desguace.

Los daños ocasionados por el fuego han sido de especial gravedad

Foto: Diario de Mallorca

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De acuerdo con las previsiones iniciales, el ferry italiano “Sorrento” atracó ayer tarde en el puerto de Sagunto, tras la estela del remolcador de su misma nacionalidad “Gianemilio C”.  Según estimaciones de los técnicos permanecerá entre diez y doce días para operaciones de limpieza de  productos contaminantes y descarga de los vehículos dañados por el fuego antes de llevárselo a Italia, donde previsiblemente será reconstruido. Aunque los daños en la superestructura son apreciables, parece que el casco está en buenas condiciones, por lo que no sería la primera vez que la cirugía naval sustituya lo quemado por obra nueva y lo volvamos a ver navegando dentro de un tiempo.

Ahora queda un trabajo importante a los técnicos especialistas en la materia, para determinar las causas del incendio, aunque parece que todo apunta a un cortocircuito en uno de los camiones embarcados en la cubierta número cuatro. Se ha confirmado de que no hay peligro de vertido, después de que extinguido el fuego se procediera al sellado de sentinas y tuberías para evitar cualquier derrame. Parece que no será necesario descargar el fuel que contienen los tanques de combustible. El fuego ha deformado y atascado algunas estructuras sobre las que ahora se trabaja. Pese a los temores iniciales, el buque ha resistido bien el siniestro. Pasajeros y tripulantes están a salvo, que es lo más importante y el barco sigue a flote.

Aspecto del estado del buque “Sorrento” en la zona de popa

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Aunque las estimaciones iniciales es que el remolque del ferry italiano “Sorrento” llegue esta tarde al puerto de Sagunto (Valencia), podría retrasarse hasta la noche e incluso mañana, debido al estado de la mar, de marejadilla a marejada. El remolcador italiano “Gianemilio C”, contratado por Grimaldi, navega a una velocidad de cuatro nudos con viento de proa. Desde el punto donde se produjo el incendio, a unas 18 millas de Dragonera, hasta el puerto levantino hay una distancia de unas 140 millas. El convoy viaja escoltado por el buque de salvamento “Clara Campoamor” y la patrullera “Río Cervantes”, de la Guardia Civil.

Cuando el barco siniestrado hace una semana llegue a Sagunto, queda por delante un trabajo considerable. Habrá que descargar 750 toneladas de fuel –se ha confirmado que no se han producido vertidos–, retirar los vehículos quemados y otros elementos contaminantes, así como evaluar el estado general de la zona afectada. Aunque se ha publicado que la estructura ha resistido bien los efectos del fuego, a simple vista se aprecia el desplome de una parte de la superestructura. No obstante, es previsible que el buque sea reconstruido en Italia.

La superestructura del buque ha colapsado por efectos del fuego

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry “Sorrento” llegará mañana al puerto de Sagunto (Valencia) tras la autorización de la Dirección General de la Marina Mercante, que ha dado el visto bueno al plan presentado por la compañía Grimaldi, propietaria del buque. El remolque lo hace un remolcador italiano llamado “Gianemilio C”, cuya tripulación ya ha afirmado cabos y es seguido por una patrullera de la Guardia Civil y el buque de salvamento español “Clara Campoamor”.

El ferry “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea, sufrió el pasado martes un devastador incendio cuando cubría la línea Palma-Valencia. Pasajeros y tripulantes consiguieron ponerse a salvo con la ayuda de las tripulaciones de los buques “Visemar One” y “Puglia”, que fueron los primeros que acudieron a la llamada de socorro. El puerto de Sagunto dispone de medios adecuados para atender casos como éste, mientras los técnicos prosiguen su trabajo de inspección.

Todavía humeante, los daños exteriores provocados por el fuego son graves

Foto: vía Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La compañía italiana Grimaldi, propietaria del ferry “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea, ha solicitado autorización al Ministerio de Fomento para que el buque sea remolcado al puerto de Sagunto. Del remolque se ocupará la compañía holandesa Smit Salvage, que ha sido contratada para ello. Según se ha informado, el fuego no ha afectado gravemente a la estructura interior del buque, por lo que tras el amarre y sucesivas inspecciones se decidirá sobre su futuro. Lo importante ahora es, además de asegurar su flotabilidad, proceder a la extracción del combustible, estimado en unas 750 toneladas de fuel.

Los trabajos ahora se centran en enfriar las zonas afectadas por el fuego y anular cualquier posibilidad de rebrote del fuego. A simple vista se aprecia el desplome de la cubierta superior, provocada por las elevadas temperaturas registradas durante el incendio. El buque se encuentra a unas 18 millas de Dragonera y tiene cabos dados al remolcador italiano “Gian Emilio C”, contratado por Grimaldi. Se especula con la posibilidad de que el causante del fuego haya sido el cortocircuito de un camión frigorífico situado en la cubierta número 4. El hecho de que el buque tenga amplios espacios abiertos a ambas bandas que permite la corriente de aire, favoreció el desarrollo del fuego.

El ferry “Sorrento” está a la espera de su remolque a Sagunto

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Todo está preparado para el remolque del ferry “Sorrento” al puerto que finalmente se decida, que podría ser Palma de Mallorca, Tarragona o Valencia, según se dice en los medios marítimos. La decisión está pendiente de que Grimaldi –que es la compañía propietaria del buque– presente un plan de salvamento a las autoridades de Capitanía Marítima. Los técnicos que han subido a bordo y lo han inspeccionado han informado de que la estructura ha aguantado los efectos del fuego y de que está en condiciones de ser remolcado.

No parece probable que pudiera hundirse y una segunda inspección trata de determinar daños estructurales internos provocados por el fuego. El desguace será el destino final del ferry “Sorrento”, después de que se pueda descargar unas 750 toneladas de fuel, aceites y otros productos, además de retirar los camiones, remolques y coches. A los efectivos de Salvamento Marítimo se ha sumado el buque de salvamento “Clara Campoamor”, así como otro de bandera italiana llamado “Gian Emilio”, enviado por la naviera propietaria.

Los informes técnicos dicen que el buquie ha resistido los efectos del fuego

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque “Sorrento” pertenece a una larga serie de una veintena de buques tipo ro-pax, de proyecto italiano, que ha tenido notable éxito, aunque también algunos siniestros de importancia, como el ocurrido en el buque “Norman Atlantic” y el que ahora nos ocupa. No todos son iguales, aunque su aspecto exterior sea muy parecido. Los de la misma serie del “Sorrento”, y entre ellos el “Albayzin”, fletado también por Trasmediterránea, tienen una considerable capacidad de carga, de 2.250 metros lineales y un millar de pasajeros, de ellos 370 en 93 camarotes.

Es propiedad de Grimaldi Ferries. Botado el 18 de enero de 2003 y bautizado con el nombre de “Eurostar Vaencia”, entró en servicio el 16 de junio siguiente y el 5 de julio se estrenó en la línea Salerno-Valencia. Asimismo, ha navegado en las líneas La Valletta-Túnez, Civitavecchia-Toulon, Civitavecchia-Cagliari y Civitavecchia-Bastia. Rebautizado “Sorrento” en junio de 2006, ha navegado en las líneas Civitavecchia-Porto Vecchio, Salerno-Palermo-Túnez, Civitavecchia-Trápani-Túnez, Livorno-Valencia, Brindisi-Igoumenitsa-Patras y desde marzo de 2014 está en la línea Valencia-Palma, fletado por Trasmediterránea.

El fuego ya ha hecho su trabajo. Ahora se trata de evitar que se hunda

Construcción número 197 del astillero Visentini, factoría de Porto Viro (Sicilia, Italia), es un buque de 25.894 toneladas brutas y 7.150 toneladas de peso muerto, son sus principales dimensiones 186 m de eslora total, 25,60 m de manga y 6,62 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores MAN 9L48/60, con una potencia de 25.696 caballos que accionan igual número de ejes independientes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9264312.

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A medida que van pasando las horas vamos conociendo datos más precisos del incendio que ha destruido al ferry italiano “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea y adscrito a la línea Palma-Valencia. El siniestro ha sido muy grave y ha ocurrido a unas 18 millas de la isla de Dragonera. Se especula con la posibilidad de que el barco pueda hundirse. El fuego se inició en la cubierta número 4, a la banda de babor y no en la sala de máquinas como inicialmente se había dicho. Todos los pasajeros y tripulantes están a salvo, aunque cuatro de ellos tuvieron que ser evacuados en helicóptero y atendidos en centros hospitalarios de Mallorca.

Hay versiones contradictorias sobre lo vivido a bordo, pues mientras algunos de los pasajeros hablan de “relativa calma”, otros se refieren a situaciones de nerviosismo e histeria. Se ha informado de que alguno de los botes del ferry italiano “Sorrento” no pudo arriarse. El incendio no pudo ser controlado con los medios disponibles, por lo que a las 13,50 h se pidió la intervención de Salvamento Marítimo y el capitán ordenó el abandono después de concentrar a los pasajeros en los puntos de reunión. La evacuación se realizó por la banda de estribor.

Las imágenes del incendio a bordo del “Sorrento” son impresionantes

Algunos pasajeros han informado de que durante su permanencia en los botes se escucharon varias explosiones provenientes del buque siniestrado, debidas posiblemente a reventones de neumáticos y los tanques de gasoil de los camiones. Un comunicado de la compañía afirma que no hay mercancías peligrosas a bordo. Dos barcos italianos fletados por Balearia, “Visemar One” y “Puglia”, el primero en la misma línea y el segundo en la línea Ibiza-Barcelona, fueron los primeros en acudir en ayuda del siniestrado “Sorrento”, sumándose después la lancha de salvamento “Salvamar Acrux” y entre todos participaron en las labores de rescate.

Se informa de que uno de los botes, con un centenar de personas a bordo, quedó inclinado y atascado en el momento del arriado, lo que provocó mayor nerviosismo. El estado de la mar ha dificultado el trasbordo de los ocupantes de los botes al costado del buque “Puglia”, al que accedieron 143 personas, entre ellos una madre y su bebé de un año. Tuvieron que hacerlo por una escala de gato hasta el portalón y a las 21 h llegaron al puerto de Palma.

Entre los 170 pasajeros y tripulantes que iban a bordo del ferry “Sorrento” suman trece nacionalidades, aunque en su mayoría son españoles. Además de Salvamento Marítimo, Cruz Roja, el Servicio de Emergencias 112, 061, Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de Palma de Mallorca se han sumado al dispositivo montado en el puerto mallorquín. La intensidad del fuego hizo que la columna de humo fuera divisable desde larga distancia. La ministra de Fomento, Ana Pastor, se ha desplazado a la capital insular para hacer un seguimiento de las operaciones.

Foto: Salvamento Marítimo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un incendio de grandes dimensiones se ha declarado en torno a las 14 h a bordo del ferry italiano “Sorrento”, fletado por Trasmediterránea y adscrito a la línea Palma-Valencia. Las imágenes muestran claramente el alcance del siniestro. El buque está parado y se encuentra a unas 18 millas de la isla de Dragonera. Al parecer, el fuego comenzó en la sala de máquinas y se extendió con gran rapidez.

A bordo, unas 150 personas y hasta el momento se tiene constancia de tres heridos, que han sido evacuados en helicóptero, informa la prensa valenciana. En su ayuda han acudido los buques “Visemar One”, que navegaba unas millas por su proa y “Puglia”, ambos al servicio de Balearia, así como medios de Salvamento Marítimo. Entre todos ellos se están ocupando de la evacuación de pasajeros y tripulantes.

El fuego de grandes dimensiones se ha adueñado del buque “Sorrento”

Foto: Efe

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea ha fletado por dos años el ferry italiano “Forza” para cubrir las líneas de Baleares. Tomará el relevo al ferry de su misma bandera “Sorrento” cuando acabe el contrato, pues este buque y otro llamado “Cartour Gamma”, de su misma serie, pasarán a prestar servicio de TTT Lines en una alianza formada por las sociedades Caronte & Tourist, con base en Nápoles.

La mejora del mercado de fletes internacional favorece la demanda de este tipo de barcos y nos llega la noticia de que el ferry “Albayzin” podría pasar a prestar servicio en Nueva Zelanda después del verano. En la actualidad cubre la línea Cádiz-Canarias. Y aunque la prensa especializada internacional también se hace eco de la venta de los buques “Super-Fast Canarias” y “Super-Fast Andalucía” al grupo Grimaldi, desde la sede de Trasmediterránea se nos dice que no es así.

Estampa marinera del ferry italiano “Forza”, que pasa al servicio de Trasmediterránea

El ferry “Forza” es un modelo que ya conoce Trasmediterránea, pues pertenece a la misma serie de los buques “Audacia”, “Tenacia” y “Coraggio”. El que nos ocupa es un barco nuevo, en servicio desde marzo de 2010. En junio de 2011 estuvo por primera vez en el puerto de Barcelona, en una línea con cabecera en Génova. En diciembre de 2012 fue fletado a la compañía griega Anek Lines para cubrir la línea Venecia-Igoumenitsa-Patras.

Construido en el astillero Apuani, en Marina di Carrara, es un buque de 24.950 toneladas brutas y 8.500 toneladas de peso muerto. Mide 199,14 m de eslora total, 26,60 m de manga y 6,40 m de calado. Tiene capacidad para 600 pasajeros, de ellos 268 en camarotes y 2.600 metros lineales para carga rodada. Está propulsado por dos motores Wärtsila 12V46, que desarrollan una potencia conjunta de 24.000 kw sobre dos ejes e igual número de hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 24 nudos. Código IMO 9458523.

Foto: Tom Grootenboer