Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia entregó ayer a la Armada Española la fragata “Cristóbal Colón” (F-105), en el transcurso de un acto muy austero y a puerta cerrada celebrado en el Arsenal Militar de Ferrol. Se trata del buque más moderno de las fuerzas navales y está dotado de equipos y sistemas más avanzados que los instalados en los cuatro buques precedentes de la clase “Álvaro de Bazán”.

El almirante Garat Caramé presidió la ceremonia naval de recepción del nuevo buque, cuya orden de ejecución se firmó el 5 de julio de 2006 y tomó forma en el astillero de Navantia en Ferrol. Se ha descartado definitivamente la construcción de un sexto buque, con lo que se cierran las especulaciones de los últimos meses al respecto. Las fragatas españolas de la clase F-100 incorporan el sistema de combate Aegis, considerado el más avanzado en la actualidad.

La fragata «Cristóbal Colón», en su fase de pruebas de mar

Foto: Navantia

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El astillero de Navantia en Ferrol y Fene comenzó el 18 de octubre los trabajos de corte de chapa para la construcción de cinco bloques del casco del segundo destructor tipo Air Warfare Destroyer (AWD), destinado a la Royal Navy de Australia.

De los cinco bloques, los números 109, 103 y 101 serán construidos en las instalaciones de Ferrol (antigua Bazán) y los números 107 y 105 en las instalaciones de Fene (antigua ASTANO). El personal de Navantia Ferrol trabaja también en la construcción del bloque número 603, correspondiente a la zona del domo.

El contrato de ejecución fue autorizado por el Gobierno de Australia en mayo de 2011 y supone una carga de trabajo de 410.000 horas. Dichos bloques están destinados a los tres buques de la clase «Hobart», modificación de las fragatas españolas de la clase F-100, que también estarán equipados con el sistema de combate Aegis.

Los barcos australianos serán construcción en los astilleros de Newcastle («HMAS Hobart», 2014), Williamstown («HMAS Brisbane», 2016) y Osborne («HMAS Sydney», 2018) y cuando entren en servicio, así como los dos LHD similares al LHD “Juan Carlos I” cuyos cascos construye Navantia, supondrá una renovación y un refuerzo considerable para la capacidad operativa de la Royal Navy de Australia.

Esquema de los bloques que construye Navantia para el segundo AWD

Imagen: Navantia