Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha vivido un fin de semana espléndido en lo que se refiere a escalas de cruceros de turismo, como ya habíamos anticipado. Como anticipo, el jueves 23 estuvo el megacrucero italiano Costa Mágica, al que siguió, el viernes, el crucero Silver Cloud, abanderado en Bahamas.

El sábado tuvimos tres escalas: Aurora, británico; Costa Marina, italiano; y Thompson Destiny –éste último en viaje de posicionamiento, después de haber cruzado el Atlántico-, atracados a lo largo del día en el muelle sur, en un día espléndido, auténticamente primaveral y con una gran animación en el puerto y en la ciudad, además de los cientos de turistas que habían contratado excursiones para recorrer el interior de la isla y, especialmente, los itinerarios del norte de Tenerife (La Orotava y Puerto de la Cruz), el Parque Nacional de las Cañadas del Teide y la zona boscosa de Las Mercedes. En total, unos 4.000 pasajeros y casi dos mil tripulantes se dieron cita en el puerto tinerfeño.

Y hoy, domingo, ha sido el crucero Black Watch el que ha situado su estampa marinera en el muelle sur y la contraseña de Fred. Olsen Cruise Line.

Para la última semana del mes de abril anuncian escalas cuatro cruceros de turismo: Delphin, el martes 27 y repetirá escala dos días después, con unos 600 pasajeros;  Independence of the Seas, el jueves 29, con 3.800 pasajeros en su mayoría británicos; y MSC Orchestra, con 3.480 pasajeros.

El crucero británico "Aurora" arribó con las primeras luces del día

El crucero "Thompson Destiny" arribó procedente de Barbados

A la hora de la salida, los motores del crucero "Costa Marina" lanzaron esta columna de humo

Así lucía el muelle sur el pasado sábado

Maniobra de salida del crucero británico "Aurora"

El crucero "Thompson Destiny" y la torre de control de Tráfico Marítimo

El crucero "Thompson Destiny" cae a estribor para maniobrar al petrolero "Guanarteme"

El crucero "Black Watch", contraseña de Fred. Olsen Cruise Line

Fotos: Antonio Sáez, Esteban González y Julio A. Rodríguez Hermosilla

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el muelle sur del puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra, desde esta mañana, el crucero bahameño Silver Cloud, que arribó esta mañana, a primera hora, procedente de St. Johns en viaje a Las Palmas, realizando así su viaje de cruce del Atlántico para posicionarse en el mercado europeo. Dispone de atraque hasta las 23 horas, en que será despachado por Miller y Cía. 

Sigue, pues, la buena racha de cruceros de turismo en el puerto tinerfeño, como venimos informando puntualmente. Ayer le tocó el turno al megacrucero italiano Costa Mágica, que mostró su elegante estampa marinera durante casi todo el día, hasta su salida a media tarde a Funchal. 

Mañana, sábado 24 de abril, tendremos otro día de bastante actividad, con la presencia de tres cruceros: Aurora, Costa Marina y Thompson Destiny. Y el domingo será el crucero Black Watch el que enarbole su contraseña en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. 

Por lo que se refiere al crucero Silver Cloud que hoy nos visita, propiedad de Silver Cruises, es la construcción número 775 de los astilleros Visentini, en Viareggio y finalizado en los astilleros Mariotti, en Génova (Italia), entró en servicio en abril de 1994. Tiene un barco gemelo llamado Silver Wind y dispone de capacidad para 314 pasajeros en suites de diferente nivel. 

Es un buque de 16.927 toneladas de registro bruto (GRT) y 1.564 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 155,81 metros de eslora total, 21,40 de manga y 5,30 de calado máximo. Está propulsado por dos motores Wärtsila 6R46, con una potencia de 10.600 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite una velocidad de 17,5 nudos. Código IMO 8903923.  

Estampa marinera del crucero "Silver Cloud" en el puerto tinerfeño

El catamarán "Bentago Express" se cruza con el crucero "Costa Mágica"

Listo de maniobra y entre puntas, el crucero italiano siguió su viaje

Fotos: Esteban González (www.estebangonzalez.com) y Antonio Sáez 

Estampa marinera del crucero "Silver Spirit"

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Silversea Cruises es una compañía de cruceros de alto nivel que inició sus operaciones en 1994 y dispone en la actualidad de una flota de seis buques de tamaño intermedio con un elevado rango de exclusividad. El último de sus buques, recién estrenado y bautizado con el nombre de Silver Spirit, llegará por primera vez al puerto de Santa Cruz de Tenerife el próximo jueves, 7 de enero, y arribará procedente de Las Palmas en viaje a St. Johns, en escala de 08 a 18 horas. Atracará en el muelle Sur y será consignado por Miller y Cía.

El nuevo buque Silver Spirit se estrenó el 23 de diciembre de 2009 en el puerto de Barcelona, con un crucero de once días, que finalizó en Lisboa. Ahora, el barco realiza su primer viaje de cruce del Atlántico, con una duración de 16 días y finalizará en Fort Lauderdale, donde se celebrará la ceremonia oficial de inauguración. La programación del buque Silver Spirit prevé cruceros en el Mediterráneo durante el verano y en el Caribe, en invierno.  

Catalogado entre los barcos de “ultra lujo”, el novísimo Silver Spirit tiene capacidad para 540 pasajeros y casi todos sus camarotes son espaciosas suites con balcón al mar. A bordo, además, existen grandes espacios con una sofisticada decoración en estilo “art decó” de los años treinta del siglo XX y una de sus atracciones más destacadas en el Spa, dotado de la tecnología más moderna y avanzada. Espectáculos de gran nivel y seis  restaurantes para elección del pasajero incluyendo un restaurante japonés, y la innovación del Star Supper Club, que ofrece música en vivo. La tripulación está formada por 376 personas.

Construcción número 6.178 de los astilleros Fincantieri, en Ancona (Italia), el buque Silver Spirit fue entregado a sus armadores el 11 de diciembre de 2009, es decir, que cuando haga escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife todavía no habrá cumplido un mes de singladuras oficiales. El diseño de los espacios interiores es obra del arquitecto naval italiano Giácomo Mortola, mientras que el diseño exterior pertenece al estudio de Petter Yran & Bjorn Storbraaten.

Es un buque de 36.000 toneladas brutas (GT) y son sus principales dimensiones 195,80 metros de eslora total y 26,50 de manga. El equipo propulsor está formado por dos motores Wärtsila 9L38B, con una potencia de 13.500 kw, que accionan dos hélices de paso variable y le permite alcanzar una velocidad de 20,3 nudos. Código IMO 9437866.

El primer barco de Silversea Cruises se llama Silver Cloud y entró en servicio en marzo de 1994. A éste siguió el buque Silver Wind, gemelo del anterior, en enero de 1995. Son buques de 16.900 toneladas (GT) y 155,80 metros de eslora, construidos en los astilleros de Vicentini (Italia) y tienen capacidad para 315 pasajeros.

Otros dos buques engrosaron la flota de Silversea Cruises a comienzos del siglo XXI. En septiembre de 2000 entró en servicio el crucero Silver Shadow, seguido del crucero Silver Whisper, en junio de 2001. Construidos en los astilleros Mariotti, en Génova, son buques de 28.258 toneladas (GT) y 182 metros de eslora, con capacidad para 382 pasajeros.

En octubre de 2007, Silversea Cruises adquirió el buque World Discoverer (ex World Adventurer, ex Dream 21, ex Delfín Star, ex Baltic Clipper, ex Sally Clipper, ex Delfín Clipper) y desde junio 2008 navega con el nombre de Prince Albert II, dedicado a cruceros por los mares australes, la Polinesia, regiones árticas de Rusia y otras regiones polares, así como lugares exóticos y poco frecuentados.

Este barco -que fue bautizado por sus actuales armadores con todos los honores en el puerto de Mónaco, en presencia del príncipe Alberto, cuyo nombre ostenta- fue construido en los astilleros de Rauma (Finlandia) y entró en servicio en junio de 1989. Registra 6.072 toneladas brutas (GT), mide 108,11 metros y tiene capacidad para 132 pasajeros y otros tantos tripulantes. 

Suite del crucero "Silver Spirit"

Club Spirit Stars

Fotos: Silversea Cruises