Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Gobierno español ha dado el visto bueno a la creación del Registro Especial de Empresas de Buques de Pesca Españoles (RESAE), en el que, inspirado en el Segundo Registro de Buques de Canarias, se conceden beneficios fiscales a las empresas y tripulaciones que se inscriban en el mismo. Se trata de una vieja demanda del sector que ha avanzado desde 2008 con pasmosa lentitud y, finalmente, ha visto la luz con su publicación el pasado 23 de diciembre en el Boletín Oficial del Estado. 

La medida trata de evitar la sangría de pesqueros españoles que son abanderados en otros registros por razones fiscales. Para ello se conceden desgravaciones fiscales y reducciones en las cotizaciones a la Seguridad Social, si bien queda limitado a aquellos buques que figuren inscritos en el registro de la flota pesquera comunitaria, faenen en aguas extracomunitarias y capturen exclusivamente túnidos o especies afines. Ello lo limita a los buques atuneros y palangreros de superficie. Habrá que ver si las nuevas condiciones son suficientes frente a las de terceros países.

El RESAE está reservado para buques atuneros y palangreros de superficie

De todos modos, como informa la edición digital de La Voz de Galiciahasta el momento sólo existe el nombre, pues hay que desarrollar el reglamento de la estructura y su funcionamiento, así como el adecuado control de las ayudas. Sobre los registros de otros países existe la duda de que se cumpla la supervisión de la actividad pesquera, sobre todo en lo referido a la pesca ilegal, no controlada y no regulada (conocida como pesca IUU). El RESAE deja fuera a la mayoría de los pesqueros tradicionales. 

Se pregunta Foro Naval cuál será el puerto de registro: “¿Bermeo, principal base de buques atuneros ? ¿La Coruña, primer puerto español de pesca fresca? ¿Vigo, principal puerto español y europeo de pesca congelada?, ¿Las Palmas quizás?”. Es de observar que en el caso del Segundo Registro de Buques de Canarias -cuya gestación también fue larga y ha tenido sucesivas revisiones para hacerlo más atractivo- los puertos de inscripción son Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria.

La triste realidad es que, pese a las ventajas que ofrece, siguen siendo más atractivos otros registros, caso de Madeira, Malta, Bahamas, Panamá, etc., en los que la mayoría de los armadores españoles tienen registrados sus flotas. Otros permanecen fieles a la bandera nacional y bien pudieran tener sus barcos o parte de ellos en pabellones de conveniencia. Existen algunos casos en los que los buques han sido construidos con ayudas estatales, cubren tráficos nacionales, tienen bandera extranjera y emplean a tripulantes no españoles. Y sus dirigentes se sientan en la patronal naviera ANAVE.

Foto: Gildo M. Couceiro (shipspotting.com)

Anuncios

Redacción

La flota gestionada por Repsol-Gas Natural LNG (Stream) se verá incrementada en el transcurso de este año en ocho nuevos buques metaneros con capacidades de transporte comprendidas entre 153.500 m3 y 173.400 m3, con lo que, a final de 2010, esta compañía operará una flota total de 19 buques. De los ocho metaneros, siete son de nueva construcción -todos ellos construidos en astilleros de Corea del Sur- e incorporan la más alta tecnología. Prestarán servicio a Repsol e inicialmente están asignados a la planta de Perú LNG.

En el primer semestre del año, el armador noruego Knutsen OAS puso a disposición de Stream los buques Barcelona Knutsen y Sevilla Knutsen, de 173.400 m3 cada uno, con contratos a largo plazo. Construidos en el astillero Daewoo, están propulsados por un sistema dual-fuel diesel-electrica (DFDE), dos hélices y tienen membrana reforzada y cota ecológica.

Vista de popa del buque LNG "Sevilla Knutsen"

Durante el mes de julio, Stream incorporó el buque de nueva construcción STX Frontier, del armador noruego Hoegh, de 153.500m3, también de propulsión DFDE y contratado a medio plazo. Asimismo, incorporó el buque Maersk Methane, del armador danés Maersk, con capacidad de 165.500 m3, también a medio plazo.

En agosto se ha incorporado a la flota gestionada por Stream el buque Castillo de Santisteban, propiedad de la Empresa Naviera Elcano (ENE), construido en el astillero coreano de STX. Con un contrato a largo plazo, tiene una capacidad de 173.400 m3,  membrana reforzada y propulsión DFDE.

Para este mes de septiembre está prevista la incorporación, también con un contrato a largo plazo, el buque Valencia Knutsen, gemelo de los buques Barcelona Knutsen y Sevilla Knutsen. Es de destacar que todos los buques de esta compañía están abanderados en España e inscritos en el Segundo Registro de Canarias, en la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife.

En el último trimestre del año se sumarán otros dos buques con contratos a medio plazo. Uno de ellos es el buque Ribera del Duero Knutsen, ya cerrado el contrato con su armador, cuya incorporación está prevista a finales de 2010. Se trata de un gemelo de los tres anteriores del mismo armador.

"Ribera del Duero Knutsen", último de los LNG's de Knutsen

“La propulsión de esta nueva generación de buques supone la novedad más notable con respecto a la flota existente”, precisa Stream, “pues serán dual-fuel diesel-eléctricos. Por ello, estos buques están certificados para cumplir con las Normas Medioambientales más exigentes.”

A diferencia de los LNG convencionales, generalmente propulsados por turbinas a vapor, en los buques tipo DFDE las hélices son accionadas por motores eléctricos, debido a la electricidad generada por alternadores movidos por motores diesel que pueden quemar indistintamente fuel-oil o gas natural evaporado de los tanques de carga (boil-off gas, BOG).

Este tipo de plantas tienen un rendimiento hasta un 40% superior a la propulsión a turbinas. Además, al utilizar en navegación en carga casi siempre únicamente BOG, se reducen adicionalmente las emisiones de CO2, y otros gases contaminantes, como los óxidos de azufre y nitrógeno. Una ventaja adicional e importante es que su ahorro de espacio en cámara de máquinas supone un aumento en la capacidad de carga.

Fuente: Repsol-Gas Natural LNY (Stream) / ANAVE

Fotos: Pedro Calcedo (Sevilla Knutsen) y DSME Korea

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hasta la creación del Segundo Registro de Buques de Canarias, la matrícula naval de Santa Cruz de Tenerife era el reflejo de la voluntad de las compañías navieras de inscribir aquí a sus barcos, de manera permanente o transitoria, bien por vínculos comerciales con estas islas –caso de Álvaro Rodríguez López, José Peña Hernández, Juan Padrón Saavedra, CEPSA, Naviera Petrogás, Compañía Trasmediterránea, Fred. Olsen, Naviera Pinillos, Frigo Lines…- o por intereses temporales, como Marítima del Norte, que abanderó aquí a varios de sus buques antes de que pasaran a registro panameño.

A raíz de la creación del Segundo Registro y, en parte, gracias a la labor comercial y de relaciones públicas de algunos dirigentes de la Autoridad Portuaria y de la Capitanía Marítima, y como consecuencia de las facilidades otorgadas a las compañías navieras, la matrícula naval ha crecido considerablemente y hoy el nombre de Santa Cruz de Tenerife figura en numerosos buques que cubren líneas nacionales e internacionales, y en otros dedicados al tráfico “tramp”.

Entre esas compañías hay que citar a Teekay, heredera de la flota de Naviera F. Tapias; Knutsen OAS Shipping, Empresa Naviera Elcano, SCF Mar Petrol, OPDR Canarias, Compañía Trasatlántica Española, Contenemar, Corporación Marítima Boluda, Boluda Tankers, Naviera Armas, Baleria, Grupo Suardíaz, NAVIGASA y Naviera Murueta, entre otras.

El petrolero de productos "Tinerfe", la incorporación más reciente

Buque-tanque "Hespérides", de la flota de Petrogás

"Mar Victoria", propiedad de SCF Marpetrol

"OPDR Andalucía", gemelo del "OPDR Canarias"

"Benchijigua Express", el trimarán mayor del mundo

"Volcán de Tauce", primer ferry de pasajeros de Naviera Armas

"Montserrat B", de la flota de Boluda Lines

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo