Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los Roques de Anaga son parte de los iconos de Tenerife. Vistos desde tierra, desde el aire o desde el mar, estas dos formaciones geológicas antiguas del vértice noreste de la isla tienen un poder de atracción especial. Emergen dos testigos llamados de Roque de Afuera y Roque de Dentro. Forman parte de la Reserva Natural Integral de los Roques de Anaga, que es un espacio protegido del Parque Rural de su mismo nombre.

Dice el Derrotero de la costa oeste de África: “A 1,4 millas a poniente de la punta del Roque Bermejo y en el extremo N de la isla, se ven los islotes llamados Roques de Anaga, que son dos, el del norte llamado Roque de Fuera y el del sur llamado Roque de Dentro. El Roque de Dentro es un cono muy pronunciado de piedra ocre de unos 100 m de altura y unido a tierra por arrecifes que en pleamar quedan casi cubiertos”.

“El Roque de Fuera, de piedra más negruzca que el anterior, tiene dos cumbres cónicas y es alargado del NNE al SSW, de 65 m de altura y está separado del anterior por un canal de 0,4 millas de anchura, con 24 m de agua, fondo de piedra, practicable aún con marejada. Al W del último aflora, muy acantilada, y a 0,2 millas, una piedra conocida por La Palometa, junto a la cual hay más de 20 m de agua, en el canal que la separa del roque y muy próxima a ella se encontró una sonda de 10 m en más de 25 m de fondo”.

Los Roques de Anaga, vistos desde tierra

Foto: Gonzalo Díaz Fleitas

Anuncios

Roques de Anaga

agosto 27, 2012

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Los Roques de Anaga forman parte de los iconos de Tenerife. Vistos desde tierra, desde el aire o desde el mar, estas dos formaciones geológicas antiguas del vértice noreste de la isla tienen un poder de atracción especial. Emergen dos testigos llamados de Roque de Afuera y Roque de Dentro. Forman parte de la Reserva Natural Integral de los Roques de Anaga, que es un espacio protegido del Parque Rural de su mismo nombre.

Dice el Derrotero de la costa oeste de África: “A 1,4 millas a poniente de la punta del Roque Bermejo y en el extremo N de la isla, se ven los islotes llamados Roques de Anaga, que son dos, el del norte llamado Roque de Fuera y el del sur llamado Roque de Dentro. El Roque de Dentro es un cono muy pronunciado de piedra ocre de unos 100 m de altura y unido a tierra por arrecifes que en pleamar quedan casi cubiertos”.

Los Roques de Anaga, vistos desde la cubierta del ferry “Volcán de Tauce”

“El Roque de Fuera, de piedra más negruzca que el anterior, tiene dos cumbres cónicas y es alargado del NNE al SSW, de 65 m de altura y está separado del anterior por un canal de 0,4 millas de anchura, con 24 m de agua, fondo de piedra, practicable aún con marejada. Al W del último aflora, muy acantilada, y a 0,2 millas, una piedra conocida por La Palometa, junto a la cual hay más de 20 m de agua, en el canal que la separa del roque y muy próxima a ella se encontró una sonda de 10 m en más de 25 m de fondo”.

Los Roques de Anaga, vistos desde tierra

Fotos: José Javier Pérez Martín y Juan Carlos Díaz Lorenzo