Juan Carlos Díaz Lorenzo

El petrolero marroquí “Silver” se encuentra en aguas de Las Palmas de Gran Canaria, a remolque del remolcador de altura belga “Union Sovereign”, después de que fuera reflotado el pasado 14 de enero. Desde hace dos días, ambos se encontraban al sur de Gran Canaria, a la espera de la autorización de Capitanía Marítima para que pudiera atracar en el puerto de la capital grancanaria, informa Alberto Castellano en la edición digital de La Provincia.

El buque embarrancó el pasado 23 de diciembre en las proximidades del puerto de Tan Tan, con un cargamento de unas 4.400 toneladas de fuel que había cargado en Santa Cruz de Tenerife. Capitanía Marítima de Las Palmas quiso asegurarse de que el barco podía atracar sin problemas y para ello envió a unos buzos a reconocer el casco. El armador, Derhem Sliman, está en negociaciones con ASTICAN para la reparación del buque, que se estima considerable y también cabe la posibilidad de que pueda serlo en Navantia (Cádiz). 

Sección de popa del petrolero «Silver», matrícula de Layouune (El Aaiún)

Foto: Bermaxo