Juan Carlos Díaz Lorenzo

La goleta de la Real Armada sueca Falken ha permanecido 48 horas atracada en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Arribó el día 22 a las diez horas procedente de Las Palmas y zarpó esta mañana en viaje a Santa Cruz de Tenerife. El día de su llegada compartió atraque en el dique del este palmero con el crucero Aidablu y el velero Eye of the Wind.

Este buque y su gemelo Gladan son viejos conocidos por estas latitudes desde que en 1947 y 1948, respectivamente, nacieron a la mar en los astilleros de Estocolmo. A bordo viaja en crucero de instrucción un grupo de jóvenes civiles de 17 y 18 años, que reciben un intenso adiestramiento en el medio marino, en la convivencia y los conocimientos básicos para navegar siguiendo las enseñanzas tradicionales de los barcos veleros.

Aparejados de goleta, arbolan dos palos con igual número de velas cangrejas y varios foques a proa que largan una superficie vélica de 512 metros cuadrados. Son buques de 232 toneladas de desplazamiento y una eslora total de 42,50 metros -39,40 entre perpendiculares-, 7,27 de manga y 4,20 de calado en cascos de acero y disponen de un motor propulsor de 120 caballos, alcanzando una velocidad máxima de 14 nudos.

A bordo reina la austeridad. Todo es reducido para una dotación de 45 personas. Un solo baño, una cocina con lo indispensable  y otras limitaciones exigen bastante orden para que todo funcione adecuadamente. No hay literas suficientes para todos, de modo que tienen que organizarse para que mientras unos duermen o descansan apoyados en la lectura, otros cumplan en cubierta con las funciones asignadas.

Los veleros "Eye of the Wind" y "Falken" y el remolcador "Boluda Don Blas"

La misma estampa marinera con el crucero "Aidablu"

La goleta "Falken", buque-escuela de la Real Armada de Suecia

Fotos: Gabilón

Anuncios