Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo vivió un Dos de Mayo interesante, con la presencia de dos cruceros de turismo: “Explorer of the Seas” y “Eurodam”. El primero, propiedad de Royal Caribbean International y el segundo, de Holland America Line, lo que pone de manifiesto el interés que Galicia tiene como escala preferente. Entre ambos sumaron más de cinco mil pasajeros y más de dos mil tripulantes.

El primero, en su primera escala, arribó procedente de Arrecife de Lanzarote en viaje a Southampton, con una expedición de 3.153 pasajeros y 1.249 pasajeros. Durante su estancia salieron nueve autobuses para realizar las excursiones contratadas a bordo, con destino a Compostela, Cambados, Bayona la Real y grupos guiados por la ciudad, “animando con su presencia los centros comerciales abiertos en la zona portuaria, establecimientos de hostelería, en un día amenazando lluvia, propio de nuestro clima primaveral”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

El buque “Eurodam” llegó en escala programada procedente de Lisboa en viaje a Portland, con una expedición de 2.069 pasajeros y 856 tripulantes. Los pasajeros que contrataron excursiones salieron en 19 autobuses con destino a Santiago de Compostela, Bayona la Real y la ruta de las bodegas del Salnés, además de paradas panorámicas de Vigo.

P1660350

El buque «Explorer of the Seas» entró por primera vez en Vigo

P1660378

El día estuvo gris y amenazando lluvia, típico de la primavera

El buque holandés «Eurodam» entró a continuación

Los dos buques ocuparon la línea de atraque del puerto de Vigo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió ayer una nueva escala programada del buque “Breamar”, uno de los barcos de la flota de Fred. Olsen Cruise Line. Arribó a primera hora de la mañana en una estancia de once horas de duración, procedente de Sevilla en viaje a Hamburgo, con una expedición de 929 pasajeros y 379 tripulantes. Salieron ocho autobuses para realizar las excursiones contratadas a bordo, a los lugares de interés habitual. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía. y nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón dejó constancia gráfica.

El buque “Braemar” es el tercero de los barcos que enarbolan la contraseña de Fred. Olsen Cruise Line, precedido por los buques “Black Prince” (1987-2009) y “Black Watch” y seguido de los buques “Boudicca” y “Balmoral”. Es de factura española, construcción número 198 del astillero de Unión Naval de Levante, cuyo contrato fue firmado el 12 de diciembre de 1989. El 21 de marzo de 1991 fue puesto en grada el primer bloque de su quilla y el 31 de enero de 1992 se procedió a su botadura con el ceremonial acostumbrado. Entró en servicio el 1 de junio de 1993 bautizado con el nombre de “Crown Dynasty”. La entrega sufrió un retraso de tres meses debido a un incendio producido el 23 de febrero del citado año en uno de los salones, cuando se encontraba en fase de armamento a flote.

El buque «Braemar·, en el puerto de Vigo, visto por la aleta de babor

Propiedad, entonces, de Crown Cruise Line (vinculada a Commodore Cruise Line), por espacio de cuatro años estuvo fletado a la prestigiosa compañía británica Cunard Line, en unión de su gemelo “Crown Jewel”. En esta etapa, ambos buques operaron en la costa este de EE.UU. con notable éxito debido a su tamaño medio y calidad de las instalaciones y servicios a bordo. Es de mencionar, además, que fueron los últimos buques de su clase construidos en España.

En marzo de 1997 el buque fue fletado a Majesty Cruise Line y rebautizado “Crown Majesty”. En ese mismo año, unos meses después, pasó a la propiedad de Norwegian Cruise Line y navegó con el nombre de “Norwegian Dynasty”. En octubre de 1999 fue recomprado por Commodore Cruise Line y recuperó su nombre original. En diciembre de ese mismo año pasó a la explotación de Crown Cruises y gerencia técnica y comercial de la mencionada propietaria.

Sin embargo, en febrero de 2000 sobrevino la quiebra de Commodore Cruise Line y en mayo de 2001 fue adquirido por Fred. Olsen Cruise Line. Entonces hizo viaje al puerto de Santa Cruz de Tenerife y aquí permaneció varios días mientras se ultimaban los detalles de su nueva etapa, viajando a continuación al astillero Blohm & Voss, en Hamburgo, donde se procedió a su puesta a punto.

El buque «Braemar», visto de popa durante su estancia en Vigo

De nuevo en servicio en agosto de 2001, por entonces era un buque de 19.089 toneladas brutas y 1.800 toneladas de peso muerto, en un casco de 163,81 m de eslora total, 22,50 m de manga y 5,40 m de calado máximo. Su acomodación original de 820 pasajeros quedó reducida a 750 pasajeros, en un ambiente de gran confort. En diciembre de 2007, Fred. Olsen Cruise Line decidió el alargamiento del casco con una nueva sección de 32,11 m de eslora, que fue construida en el astillero Schichau Seebeck, en Bremerhaven, mientras que el corte y ensamblaje se llevó a cabo en el astillero Blohm & Voss, en Hamburgo.

Después de dos meses de trabajos, en junio de 2008 salió de nuevo a navegar y desde entonces es un buque de 24.344 toneladas brutas, 10.164 toneladas netas y 2.978 toneladas de peso muerto, en un casco de 195,92 m de eslora total. Está equipado con nuevas cabinas de mayor superficie –en total dispone de 484 camarotes–, piscina más amplia, salones panorámicos y puede alojar a 929 pasajeros. El buque está propulsado por cuatro motores Wärtsila 8R22, acoplados a dos ejes e igual número de hélices de paso variable, así como dos hélices transversales a proa, con una potencia de 13.200 kw, que le permite mantener una velocidad de 15,5 nudos. Código IMO 9000699.

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió ayer una nueva escala del megacrucero “Ventura”, todavía pintado con los colores tradicionales de P & O Cruises, que ha sido su distintiva durante muchos años. Arribó procedente de Southampton en viaje a Lisboa, con una expedición de 3.142 pasajeros y 1.177 tripulantes. Ocho autobuses realizaron las excursiones contratadas a bordo, a los destinos tradicionales: Compostela, Bayona y La Toja, además de una marea de turistas que recorrió durante unas horas el casco histórico de Vigo y llenó bares, cafeterías y restaurantes. Buen día para el comercio local, como apunta nuestro amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía., con su habitual eficacia.

Construcción número 6.132 del astillero Fincantieri en Monfalcone (Italia), el buque “Ventura” entró en servicio en abril de 2008. De 116.017 toneladas de registro bruto (GRT), 85.676 toneladas netas (GRN) y 8.400 toneladas de peso muerto, mide 291,40  m de eslora total, 36 m de manga y 8,50 m de calado. Dispone de acomodación para 3.597 pasajeros, repartidos en 1.557 camarotes, de los cuales 900 tienen balcón. Está propulsado por seis motores Wärtsila, con una potencia de 67.200 kw, que le permite desarrollar una velocidad de 21,7 nudos. Código IMO 9333175. Es un barco moderno y sofisticado, pero sin renunciar a la elegancia y serenidad de un crucero tradicional característico del estilo de la centenaria naviera inglesa P & O Cruises.

El megacrucero «Ventura», visto por la amura de estribor

Visto de proa, a crujía, mientras maniobra para la salida

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió ayer la primera escala, en viaje inaugural, del nuevo buque “Anthem of the Seas”, abanderado en Bahamas. Arribó procedente de Southampton en viaje a Gijón, donde se encuentra hoy. La llegada del nuevo buque de Royal Caribbean International “había generado especial expectativa, entre otras cosas porque es el relevo del megacrucero ‘Independence of the Seas’, tan popular entre nosotros y ahora destinado al Caribe”, informa nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

El buque “Anthem of the Seas” (158-350 GRT) es el segundo de mayores dimensiones que visita el puerto de Vigo, con una eslora de 347 m. Su gran novedad es la esfera de cristal que semeja a una joya, con capacidad para 14 personas. Denominada “North Star”, pesa 7,1 toneladas y en su máxima elevación alcanza los 300 m sobre el nivel del mar. Como era de esperar, hizo una demostración para deleite de los asistentes. En esta ocasión viajan a bordo 3.605 pasajeros y 1.716 tripulantes, parte de los cuales salieron en las excursiones a los lugares tradicionales. De la consignación se ocupó Bergé y Cía.

El buque «Anthem of the Seas», en toda su eslora, visto por la banda de estribor

La escala de este buque en Vigo había generado una notable expectación

Durante la maniobra de salida hizo una exhibición de su llamativo «juguetito»

El nuevo es la apuesta de Royal Caribbean por el mercado del Atlántico europeo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La primera escala en el puerto de Vigo del nuevo “Britannia”, el pasado 9 de abril, tuvo el carácter de acontecimiento. La llegada del buque-insignia de P & O Cruises “había generado había generado bastante expectativa, por lo que la presencia de fotógrafos aficionados y de los medios de comunicación, cubrían los puntos estratégicos, a la caza de la mejor foto, histórica foto, de la escala programada de esta belleza flotante, que nos ofrece la naviera en su viaje inaugural, en que la naviera había incluido nuestro puerto”, comenta nuestro estimado amigo y  colaborador Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. 

“En un día que amanecía después de una noche de lluvia, pero con visos de despejar, y que animó a la presencia de muchos vigueses en la estación marítima, a ver su llegada sobre las 07,45 h en que hacía su presencia en la entrada de nuestra ría”, agrega. En esta oportunidad, a bordo 3.769 pasajeros y 1.381 tripulantes. Durante su estancia realizaron las excursiones contratadas en 14 autobuses a lugares emblemáticos, como Compostela, Bayona la Real, tournée por la ciudad, Caso Vello, en grupos guiados, Galicia tour, con desplazamiento a La Guardia, subida al Tecla, La Toja y Cambados.

Primera estampa del flamante «Britanmia» en aguas del puerto de Vigo

Visto en toda su eslora por la banda de estribor, mientras maniobra para su atraque 

“Gran animación en los establecimientos de la zona portuaria, con aire de fiesta, grupos de baile y gaitas, visitas a bordo de autoridades, cumpliendo el protocolo propio de estas situaciones”, concluye nuestro colaborador. Arribó procedente de Funchal, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Arrecife de Lanzarote y Lisboa en viaje a Southampton, hacia donde partió a las 18 horas. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía. S.L. “con la eficacia y atención a los turistas, como es habitual”, concluye.

La mole del nuevo «Britannia» destaca en el entorno portuario de Vigo

La presencia del buque generó una considerable actividad en la zona

A la hora establecida continuó su viaje en demanda del puerto de Southampton

La nueva imagen de P & O Cruises se hace patente en el espectacular buque

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La primera escala, ayer, en el puerto de Vigo del nuevo buque-insignia de P & O Cruises fue un acontecimiento de altura. Fue la última escala del crucero que le trajo por primera vez a Madeira, Canarias y Galicia. Como ya hemos dicho en anteriores publicaciones, el nuevo buque abre una nueva etapa en la historia del turismo marítimo del Reino Unido, mercado para el que ha sido especialmente proyectado y construido. La prensa británica elogia con gran generosidad al nuevo barco, que combina tradición, modernidad y tecnología y apela al más puro sentimiento patrio no sólo con su nombre, sino también con la “Union Jack” pintada en la proa y las amuras. Uno de los grandes atractivos a bordo es su refinada cocina, que está a cargo de “chefs” de prestigio internacional. El éxito está garantizado. 

Atracado en el muelle de trasatlánticos, visto por la amura de babor

El pasado 10 de marzo, la reina Isabel II de Inglaterra presidió la ceremonia oficial de su bautizo. Hacía veinte años que amadrinó también a otro buque de P & O Cruises, convertido desde hace tiempo en un clásico del sector, llamado “Oriana”. La compañía armadora ha recuperado un nombre emblemático en la historia naval del Reino Unido. El anterior buque que lo llevó fue el yate real “Britannia”, que navegó durante medio siglo y causó baja en 1997. En su primer año de servicio, el nuevo buque, que está matriculado en el puerto de Southampton, visitará 57 puertos de 31 países y navegará unas 90.000 millas.

El nuevo buque tiene una estampa marinera muy llamativa

Las dos chimeneas lucen la nueva imagen de P & O Cruises 

Construcción número 6.321 del astillero Fincantieri, en Monfalcone (Italia), el nuevo “Britannia” fue ordenado en 2011 y el 15 de mayo de 2013 se procedió a la colocación del primer bloque de su quilla. El 24 de septiembre siguiente se hizo público el anuncio de su nuevo nombre, que causó sensación en la opinión pública británica y de la Commonwealth. El 14 de febrero de 2014 flotó por primera vez y el 26 de febrero de 2015 fue entregado a sus propietarios. Al mando del citado buque se encuentra el capitán Paul Brown, quien hasta su designación había sido el titular del buque “Azura”. El coste final ha ascendido a 473 millones de libras esterlinas. P & O Cruises es una compañía del grupo norteamericano Carnival Corporation plc, a la que también pertenece Cunard Line, su eterna competidora.

El buque «Britannia» está inscrito en la matrícula naval de Southampton

La escala del «Britannia» es la primera de las dos grandes novedades de este año

Las Islas Cíes se recortan al fondo junto a la imagen del «Britannia» 

Es un buque de 143.730 toneladas brutas en un casco de 330 m de eslora total, 44 m de manga, 8,30 m de calado y 70,67 m de quilla a perilla. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico, compuesto por tres motores diesel Wärtsila, dos del modelo 14V46F y uno del modelo 12V46F y cuatro motores eléctricos, que suman una potencia de 36.000 kw y le permite mantener una velocidad de 21,9 nudos. Además de las hélices propulsoras, para las maniobras en puerto dispone de tres hélices transversales a proa e igual número a popa. Puede alojar a un máximo de 4.324 pasajeros y una tripulación, de capitán a paje, de 1.398 personas. Código IMO 9614036.

Fotos: José R. Montero / Asociación Gallega de Fotógrafos Navales

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió hoy la escala primaveral del megacrucero “Ventura”, todavía pintado con los colores tradicionales de P & O Cruises, que ha sido su distintiva durante muchos años. Arribó procedente de Gibraltar en viaje a Southampton, con una expedición de 3.344 pasajeros y 1.182 tripulantes. Diez autobuses realizaron las excursiones contratadas a bordo, a los destinos tradicionales: Compostela, Bayona y La Toja, además de una marea de turistas que recorrió durante unas horas el casco histórico de Vigo y llenó bares, cafeterías y restaurantes. Buen día para el comercio local, como apunta nuestro amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía.

Construcción número 6.132 del astillero Fincantieri en Monfalcone (Italia), el buque “Ventura” entró en servicio en abril de 2008. De 116.017 toneladas de registro bruto (GRT), 85.676 toneladas netas (GRN) y 8.400 toneladas de peso muerto, mide 291,40  m de eslora total, 36 m de manga y 8,50 m de calado. Dispone de acomodación para 3.597 pasajeros, repartidos en 1.557 camarotes, de los cuales 900 tienen balcón. Está propulsado por seis motores Wärtsila, con una potencia de 67.200 kw, que le permite desarrollar una velocidad de 21,7 nudos. Código IMO 9333175. Es un barco moderno y sofisticado, pero sin renunciar a la elegancia y serenidad de un crucero tradicional característico del estilo de la centenaria naviera inglesa P & O Cruises.

1

El buque «Ventura», en toda su eslora, visto por la banda de estribor

2

Es un buque megacrucero de nueva generación, construido en Italia

3

Detalle de la espectacular popa y el mirador superior, uno de los alicientes del barco

4

A la hora prevista, el buque «Ventura» continuó su viaje con puntualidad británica

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo estrenó el año 2015 con la escala, el pasado 9 de enero, del buque “Arcadia”, que arribó a primera hora de la mañana procedente de Southampton en viaje a Ponta Delgada (Azores), con una expedición de 1.980 pasajeros y 838 tripulantes. “Día seco y soleado, que animó a salir a las excursiones contratadas en nueve autobuses,  a Compostela y Cambados; un buen grupo de cruceristas lo pasó visitando la ciudad, y los stands de ventas de comerciantes artesanos en la zona portuaria”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó la delegación de Pérez y Cía., con su eficacia habitual. 

El citado buque, sin duda uno de los más elegantes de la flota de P & O Cruises, entró en servicio en marzo de 2005. En la actualidad está abanderado en Bermudas y antes lo estuvo en el Reino Unido. Cuestiones de índole fiscal, laboral y de costes de explotación llevaron a esa decisión. Pertenece a la clase “Vista” y en origen iba a llamarse “Queen Victoria”. Pero hubo cambio de planes y Cunard Line cedió el puesto a P & O Cruises, ambas propiedad de Carnival Corp. Es un buque de 86.799 toneladas brutas, en un casco de 289,90 m de eslora total, 32,20 m de manga y 7,80 m de calado.

El buque «Arcadia», visto por la amura de estribor. Es un barco elegante en su clase

En origen iba a ser el «Queen Victoria», pero hubo cambio de planes

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo recibió el pasado jueves 11 de diciembre una nueva escala del buque “Arcadia” (86.799 GRT), que arribó a las 09 h procedente de Southampton en viaje a Oporto. Cámara casi completa con 1.992 pasajeros a bordo y 876 tripulantes. Durante su estancia salieron ocho autobuses para realizar las excursiones contratadas a bordo, “dirigiendose a Santiago de Compostela, Cambados, y Mondariz; otros recorrieron el casco antiguo de la ciudad, en grupos guiados, degustando nuestros aperitivos y caldos de la cosecha del este año, de una calidad exquisita, según opinión de algunos de los visitantes”, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan. De la consignación se ocupó Pérez y Cía., con su habitual eficacia.

El citado buque, sin duda uno de los más elegantes de la flota de P & O Cruises, entró en servicio en marzo de 2005. En la actualidad está abanderado en Bermudas y antes lo estuvo en el Reino Unido. Cuestiones de índole fiscal, laboral y de costes de explotación llevaron a esa decisión. Pertenece a la clase “Vista” y en origen iba a llamarse “Queen Victoria”. Pero hubo cambio de planes y Cunard Line cedió el puesto a P & O Cruises, ambas propiedad de Carnival Corp.

En su primera escala  del mes de diciembre acompañó un tiempo magnífico

En origen iba a llamase «Queen Victoria» y Cunard cedió el puesto a P & O Cruises

Fotos: Alfredo Campos Brandón

 

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo finalizó el mes de noviembre, en lo que a escalas turísticas se refiere, con la presencia del buque “Oceana”, que arribó el día 30 procedente de Santa Cruz de Tenerife en viaje a Southampton, en una estadía de ocho horas de duración. A bordo, en esta oportunidad, 1.984 pasajeros y 866 tripulantes, “en día esplendido de sol y temperatura agradable, en el que los turistas realizaron las excursiones contratadas a bordo en cinco autobuses, a las zonas de interés, como Compostela y Mondariz”, comenta Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

Construido en el astillero de Monfalcone (Italia) con el nombre de “Ocean Princess” (Princess Cruises), entró en servicio en enero de 2000. Es un buque de 77.499 toneladas brutas y mide 261,22 m de eslora total, 32,25 m de manga y 8 m de calado. Está propulsado por cuatro motores GMT, que suman una potencia de 61.807 caballos sobre dos ejes y le permite mantener una velocidad de 21 nudos. Tiene capacidad para 2.272 pasajeros y desde octubre de 2002 navega con su actual nombre. Código IMO 9169550.

En esta oportunidad el buque «Oceana» atracó babor al muelle

Es un bien cliente del puerto de Vigo y un barco atractivo

Fotos: Alfredo Campos Brandón