Juan Carlos Díaz Lorenzo

En escala de su viaje de posicionamiento en el mercado brasileño, esta mañana arribó al puerto tinerfeño el crucero panameño MSC Armonía (58.174 GRT), continuando viaje a media tarde. Una contraseña asidua desde sus inicios como Star Lauro, que en pocos años ha evolucionado de una manera muy considerable hasta situarse en una posición dominante en el sector.

El actual crucero del buque MSC Armonía comenzó en Venecia el 20 de septiembre con escalas en Dubrovnik,  La Goulette, Málaga, Funchal, Santa Cruz de Tenerife y después de cinco días de cruce del Atlántico Sur arribará a Recife y continuará con escalas en Salvador de Bahía, Río de Janeiro y Santos, donde rendirá viaje el próximo 8 de octubre.

El crucero "MSC Armonía" arrubó procedente de Funchal

Su llegada coincidió con el primer viaje de Fred. Olsen Express

Y a media mañana llegó también el ferry de Naviera Armas

A media tarde, el crucero MSC Armonía continuó su viaje

Es un barco de segunda mano, construido en 2001

Doblando la punta del muelle sur, maniobrando hacia el sur

Listo de maniobra, navega paralelo al puerto tinerfeño

Fotos: Antonio Sáez

Redacción

El embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, visitó hoy el puerto de Santa Cruz de Tenerife, deteniéndose especialmente en el Centro de Inspección Portuaria, dotado de las últimas innovaciones tecnológicas, y las obras de expansión del Dique del Este, que pretenden dotar a las instalaciones portuarias de mayor competitividad en el trasbordo internacional de contenedores.

El embajador norteamericano siguió con sumo interés la exposición de los responsables de la Autoridad Portuaria sobre los servicios de las instalaciones, destacando la capacidad de abastecimiento de combustible del puerto tinerfeño, así como la importancia del tráfico de cruceros de turismo, pasajeros y vehículos. En este acto, Alan Solomont fue obsequiado con una botella de vino malvasía de Tenerife.

Posteriormente, durante la visita al Dique del Este y el Centro de Inspección, el embajador conoció las potencialidades del puerto de Santa Cruz de Tenerife como plataforma de interés estratégico en el comercio Norte-Sur y, especialmente, entre América y África.

Alan Salomont, embajador de EE.UU. en España

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque Logos Hope, un antiguo ferry nórdico –ex Norröna, ex Gustav Vasa– con 37 años de vida marinera y reconvertido en 2004 en embajador flotante de GBA Ships e. V. , una plataforma solidaria vinculada a la iglesia evangélica desde 1970, con sede en Alemania, arribó anoche al puerto de Santa Cruz de Tenerife, procedente de Las Palmas, en una escala de una semana de duración, llevando su mensaje cristiano y mostrando una biblioteca de diversos temas que lo convierte en la más grande del mundo en su género.

En el puerto de Santa Cruz de Tenerife ya conocimos a otros buques de esta organización: Logos, perdido en los mares del Sur y todavía visible en el sitio donde embarrancó; Logos II, antiguo Antonio Lázaro, de Compañía Trasmediterránea; y Doulos, una auténtica reliquia de 1914, que también pertenece a la historia del puerto de Santa Cruz de Tenerife, pues durante unos cuantos años fue un visitante asiduo en la época de la emigración canaria a Venezuela, con el nombre de Franca C.

La mayoría de la literatura que se exhibe a bordo está en lengua inglesa y trata temas religiosos, infantiles, históricos, astronomía, arqueología, geografía, recetarios de cocina, diccionarios, tratados de economía y de marketing, entre otras materias. Algo más de un millón de libros viajan a bordo como medio de financiación, en parte, de su misión social y cristiana.

El buque "Logos Hope", visto de través por la banda de babor

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la Dársena de Los Llanos, atracado frente al edificio de Mapfre y la histórica torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, se encuentra el yate Huntress (822 GRT), abanderado en Islas Caymán. El citado buque arribó hoy, a mediodía, procedente de San Remo en viaje a Fort Lauderdale, ocupándose de su consignación la agencia BAM Alfaship. La estancia prevista será de tres días.

El yate, que está en alquiler en el mercado internacional, dispone de cuatro grandes suites con todos los detalles imaginables, así como la suite del armador, situada en la parte alta, dotada de observatorio astronómico. En total, puede alojar a diez pasajeros. Construido en 1997, mide 54,86 metros de eslora total, desarrolla una velocidad económica de 12 nudos y está atendido por 14 tripulantes.

El yate "Huntress", en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Procedente de Arrecife de Lanzarote en viaje a Funchal, esta mañana, a las 07,30 horas arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el crucero italiano Costa Luminosa (92.700 GRT), atracando en la segunda alineación del muelle Sur hasta las 16 horas, en que continuó su viaje despachado por Bergé y Cía. Durante todo el día, el entorno portuario fue un constante ir y venir de turistas y tripulantes, autobuses y taxis.

Nos acompañan unos días de calor y bochorno, aunque hoy el cielo está cubierto y con ráfagas de viento. Ello no ha sido inconveniente para que se hayan realizado las excursiones programadas y una parte importante de los turistas y tripulantes hayan recorrido el centro de la ciudad, para hacer sus compras.

El crucero "Costa Luminosa", en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Redacción

Uno de los destacados protagonistas de la campaña de cruceros de invierno en las islas del Atlántico se llama AIDABlu. El nuevo buque de AIDA Cruises está estrenándose y en cada puerto que hace escala es noticia. En su primer viaje llevaba a bordo 2.250 pasajeros, en su mayoría de nacionalidad alemana, mercado al que está preferentemente orientado.

El itinerario del buque tiene carácter semanal y ha fijado el puerto de Santa Cruz de Tenerife como base de operaciones para el embarque y desembarque de pasajeros. El circuito comprende escalas en Puerto del Rosario, Arrecife de Lanzarote, Funchal y Santa Cruz de La Palma. Así, durante toda la temporada: ocho meses. Todo un lujo.

El crucero "AIDABlu" es un buque de nueva generación y factura alemana

Detalle del primer tercio de eslora en su primera escala en Tenerife

Es un barco bonito, de 71.000 GRT y 2.250 pasajeros de capacidad

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Realizando operaciones de carga y/o descarga de combustible, así como suministro para consumo o pendientes de cargamento, esta tarde se encuentran once buques petroleros en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, tres de los cuales están atracados en el dique del Este, así como las dos barcazas de Boluda al servicio de CEPSA.

Este espacio portuario, cuya construcción comenzó a finales de la década de los años cincuenta, da abrigo a las terminales de contenedores –una de las cuales está en fase de expansión-, y constituye una de las parcelas más productivas de la actividad comercial del puerto tinerfeño. Precisamente, en una esquina del arranque del dique del Este se inició tímidamente el movimiento de contenedores a comienzos de la década de los setenta, a cargo de Contenemar y Líneas Marítimas Hespérides.

Las dos primeras alineaciones del dique del Este estaban esta tarde ocupadas por los siguientes buques petroleros: Guanarteme, Spabunker Cincuenta, Yukon Star, Sichem Sablon y Spabunker Sesentayuno.

En aguas del antepuerto estaban fondeados los petroleros Mencey, Atlantis Alhambra, Mar Virginia, Nord Nightingale y Hellespont Creation y en el muelle de CEPSA, el buque-tanque Mar Victoria. Completaban la escena portuaria los ferries Volcán de Tauce, Volcán de Tijarafe, Murillo, el rolón Super-Fast Baleares, el portacontenedores Beatriz B y el remolcador de salvamento Punta Salinas.

El buque-tanque "Mare Victoria" maniobra en la terminal de CEPSA

La primera y segunda alineación del dique del Este, al completo

Vista de proa del buque-tanque "Guanarteme"

"Yukon Star", el mayor buque atracado en el dique del Este

"Silchem Sablom" y "Yukon Star"

Popa de la barcaza "Spabunker Sesentayuno"

Foto a contraluz de la barcaza "Spabunker Cincuenta"

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió hoy una nueva escala del crucero Azura (115.055 GRT), que arribó a primera hora de la mañana procedente de Las Palmas en viaje a Lisboa, con atraque disponible en el muelle Sur hasta las 17,30 horas, en que se hizo de nuevo a la mar, despachado por Hamilton y Cía.

El buque es propiedad de P & O Cruises y está abanderado en Bermudas. La unidad más reciente de la citada compañía británica es casi gemelo del megacrucero Ventura, también conocido en los puertos canarios y en Madeira. En las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez, varios detalles de la maniobra de entrada del buque en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

El megacrucero amaneció frente a Santa Cruz de Tenerife

Maniobrando entre puntas, como es habitual

Prosigue la maniobra dando atrás, estribor al muelle

El buque quedó listo de maniobra en un día gris

A su llegada, todo preparado para atender a los turistas

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En un día de calor sofocante, con temperaturas medias por encima de los 35º C, complicado con polvo en suspensión procedente del desierto africano, esta mañana arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el crucero panameño Melody, el más veterano de los barcos de MSC Cruceros.

Arribó procedente de Funchal en un crucero de 11 días de duración con punto de partida y retorno en el puerto de Génova. Las imágenes de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez hablan por sí solas. Pero, estamos en verano y acostumbrados a estos rigores de la meteorología.

A media mañana, la temperatura rondada los 33º C

El polvo en suspensión procedente del Sahara seca más el ambiente

El crucero "Melody" maniobra entre puntas

Estampa marinera del crucero "Melody" en aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto tinerfeño la estampa marinera del crucero Grand Voyager, abanderado en Madeira (Portugal), de cuyo puerto arribó a media mañana, cumpliendo así con el itinerario de la actual programación de verano, con base en Vigo, en la que está teniendo un éxito aceptable.

El citado buque está fletado por Ibero Cruises, una compañía española de referencia en el sector de cruceros de nivel medio, que ha proyectado estos viajes para los mercados de España y Portugal, convirtiéndose así en una interesante alternativa a los megacruceros que operan en el Mediterráneo occidental, con base en Barcelona, que también gozan del aprecio del público español.  

Lo que sí nos llama la atención es que estando este buque fletado por una compañía española, tenga sin embargo bandera de Madeira, cuando bien podría tenerla española y así contribuir a la mejor imagen de nuestro país en el sector marítimo. Condición que bien podría haber sido impuesta al armador por el fletador, que es quien lo tiene contratado para sus fines comerciales. Sin desmerecer, claro está, la atención que Ibero Cruises presta al turismo marítimo en esta zona del Atlántico, lo cual valoramos positivamente. ¿Son, acaso, cuestiones de orden económico -costes de explotación, impuestos, tripulaciones, etc.- las que pesan en contra el registro canario a favor del registro portugués?

El crucero arribó a media mañana y lo hizo con este bello contraluz

Detalle de la proa del barco, y los dibujos pintados en la amura

Es un barco bonito, moderno y de tamaño medio

Fotos: Antonio Sáez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 150 seguidores