Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el puerto de Santa Cruz de Tenerife hemos tenido hoy la elegante estampa marinera del megacrucero Azura (115.055 GRT), que arribó esta mañana, a primera hora, procedente de la isla de Tórtola y después de cruzar el Atlántico en seis singladuras, esta tarde, a las 18 horas, continuó viaje rumbo a Southampton.

Día espléndido en Santa Cruz de Tenerife y en toda la isla, lo que ha favorecido el paseo de los turistas por el centro de la ciudad y las excursiones programadas. Como conocen nuestros lectores, el citado buque es propiedad de P & O Cruises y está abanderado en Bermudas. La unidad más nueva de la citada compañía británica es casi gemelo del megacrucero Ventura, también conocido en los puertos canarios y en Madeira.

El megacrucero "Azura", visto de popa, en su escala de hoy

Es el último crucero, por ahora, de P & O Cruises

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife vivirá el próximo miércoles, 30 de marzo, otro día espectacular con la presencia de cinco cruceros de turismo, entre ellos uno de los más grandes del mundo. Entre todos suman 11.150 turistas y algo más de cuatro mil tripulantes. Confíamos en que se mantenga el buen tiempo y que los visitantes y los residentes disfruten de un día estupendo.

Los barcos previstos son los siguientes: Insignia (30.277 GRT), Costa Fortuna (102.587 GRT), MSC Fantasía (137.936 GRT), Independence of the Seas (154.407 GRT) y Prinsendam (37.842 GRT). Tres de ellos pertenecen al grupo de los denominados megacruceros, es decir, los mayores de 100.000 toneladas de registro bruto.

En los últimos días han hecho escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife los cruceros Oriana, Boudicca e Island Escape (viernes, 25 de marzo) y Saga Pearl II (domingo, 27 de marzo).

El crucero británico "Oriana", atracado en el muelle sur

"Saga Pearl II", barco de elegante estampa

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió ayer la primera escala del megacrucero Mariner of the Seas, que arribó procedente de Santos (Brasil) en viaje a Civitavecchia (Italia) después de seis días de viaje. A bordo, 3.000 pasajeros, en su mayoría brasileños y 1.200 tripulantes de sesenta nacionalidades al mando del capitán Per Kristoffersen.

Esta ha sido, además, su primera escala comercial en Europa, pues el buque ha estado emplazado desde su puesta en servicio en 2003 en el mercado de la costa oeste de EE.UU. y México. Durante la próxima temporada de verano operará en el Mediterráneo y Norte de Europa.

Hoy comparten atraque dos buques de MSC Cruceros: MSC Splendida y MSC Lírica, así como el crucero Mein Schiff 1 y el buque correo británico RMS St. Helena. Otros barcos previstos hasta final de mes son los cruceros Azura, Prinsendam y Silver Wind.

Propiedad de Royal Caribbean International y abanderado en Bahamas, el megacrucero Mariner of the Seas es uno de los buques de la serie Voyager, construcción número 1.348 de los astilleros Kvaerner Masa, en Turku (Finlandia) y entró en servicio en noviembre de 2003.

Es un buque de 138.279 toneladas brutas, 105.131 toneladas netas y 9.600 toneladas de peso muerto y son sus principales dimensiones 311,12 metros de eslora total, 38,60 metros de manga y 8,60 metros de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila 12V46C, con una potencia de 75.600 kw y una velocidad de 22 nudos. Puede alojar a un máximo de 3.840 pasajeros en cabinas de diferente configuración. Código IMO 9227510.

El barco estaba atracado con las primeras luces del día

Detalle de la chimenea y del llamativo "Viking Crown"

Para las maniobras dispone de cuatro hélices transversales a proa

El megacrucero maniobra entre puntas para seguir su viaje

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió hoy las escalas de los cruceros de turismo Ventura y Costa Concordia, que atracaron proa con proa, en un día espléndido, típicamente primaveral, haciendo gala del viejo spot publicitario “Tenerife tiene seguro de sol”.

El buque de P & O Cruises arribó procedente de St. Luzia en viaje a Southampton, mientras que el buque de Costa Cruceros llegó de Funchal y continuó viaje a Málaga. Un día intenso, con cientos de pasajeros y tripulantes caminando por el muelle sur y el centro de la capital tinerfeña.

Vista de la espectacular popa del crucero "Ventura"

El crucero "Costa Concordia" maniobra entre puntas

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Atracado en el dique del Este del puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra el buque cementero Frida, abanderado en Madeira (Portugal), que arribó procedente de Alcanar en viaje a Caniçal. El buque es propiedad de la compañía Cemex España y posee otros dos cementeros autodescargantes llamados Cemenmar Dos y Cemenmar Cuatro.

El buque cementero Frida, que ostenta dicho nombre desde octubre de 1995, es el antiguo Norden y entró en servicio en agosto de 1985, construido por encargo de la sociedad Norden A/S. Ha cambiado varias veces de propietario y hasta su adquisición por Cemex España había pertenecido a la Compañía Valenciana de Cementos Portland.

De 5.707 toneladas brutas, 1.856 toneladas netas y 7.682 toneladas de peso muerto, mide 118,93 metros de eslora total -111,72 entre perpendiculares-, 17,43 de manga, 8,31 de puntal y 7,10 de calado. Está compartimentado en cuatro bodegas con capacidad para 6.714 metros cúbicos y está propulsado por un motor Krupp Mak 8M350AK, con una potencia de 4.895 caballos y una velocidad de 13 nudos. Código IMO 8404264.

El buque cementero "Frida", atracado en el dique del Este

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió ayer la visita de tres cruceros de turismo, dos de ellos de gran porte, que ocuparon toda la línea de atraque del muelle sur: Independence of the Seas, MSC Fantasía y AIDAblu. Los dos primeros ya habían coincidido el martes de Carnaval y el tercero realiza su rotación semanal de temporada.

El día registró una temperatura primaveral, de 22 grados, después de varias jornadas con descenso importante del termómetro y nevadas en las alturas y medianías de las islas de Tenerife, La Palma y Gran Canaria. Razón por la cual cientos de turistas se hicieron presentes en el centro de Santa Cruz, disfrutando del buen tiempo y de las terrazas, los comercios y los sitios de interés histórico de la ciudad.   

"Independence of the Seas", "MSC Fantasía" y "AIDAblu" comparten atraque

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado miércoles, 9 de marzo, se encuentra fondeado en el antepuerto de Santa Cruz de Tenerife el buque semisumergible Fjord, de bandera holandesa y propiedad de la compañía Fairstar N. V., especialista en el transporte de cargas pesadas.

El citado buque arribó procedente de la zona del río Scravos, en Nigeria y en el momento de su llegada, como se aprecia en la foto de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez, coincidió con el crucero de turismo italiano Costa Concordia. En el viaje de ida, había hecho escala en Santa Cruz de Tenerife el 28 de enero.

Ex Boa Barge 19, se trata de una antigua gabarra sin propulsión transformada en su actual condición y dotado de superestructura a proa y equipo propulsor, en servicio desde agosto de 2007. La ceremonia de bautizo se celebró en el puerto de Malta.

En la actualidad es un buque de 24.500 toneladas de peso muerto y tiene unas dimensiones de 159,24 metros de eslora total y 45,50 de manga y puede sumergirse a un calado de 11 metros. La cubierta de carga mide 131,80 x 45,40 metros. Está propulsado por tres motores Wärtsila, de 3.840 kw cada uno y mantiene una velocidad de 12 nudos. Dispone de alojamiento para 33 tripulantes. Tiene un buque gemelo llamado Fjell, resultado, asimismo, de la transformación de la gabarra Boa Barge 20.

El buque "Fjord", en lastre, frente a Santa Cruz de Tenerife

Bonito encuadre con la chimenea del crucero "Costa Concordia"

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como adelantamos en su momento en esta misma sección, el domingo 6 de marzo arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife, en escala técnica, el patrullero venezolano Naiguatá (GC-23), en viaje de entrega desde el astillero de Navantia, en San Fernando (Cádiz) a La Guaira, para su incorporación a la Armada de la República Bolivariana de Venezuela. En la mañana del día siguiente, lunes de Carnaval, siguió su camino.

Es el tercero de los cuatro buques de vigilancia de litoral contratados por el Gobierno venezolano, a los que se han bautizado con nombres de caciques de la historia de Venezuela. Los tres primeros han sido construidos en el astillero gaditano, mientras que el cuarto, que llevará el nombre de Tamanaco (GC-24), está previsto en la factoría DIANCA, en Puerto Cabello (Venezuela) y parece que no tiene fecha concreta.

Más información y reportaje en nuestra sección “De la mar y los barcos“.

El patrullero venezolano "Naiguatá", a su llegada a Santa Cruz de Tenerife

Foto: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El Carnaval de Tenerife, considerado entre los mejores del mundo por su colorido, belleza y tranquilidad, suscita también el atractivo de las compañías navieras dedicadas a los cruceros de turismo, que programan escalas para estas fechas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Por ello, el Martes de Carnaval coincidieron dos megacruceros que ya son habituales: MSC Fantasía e Independence of the Seas.  Muy cerca del atraque de estos buques, en la Avenida de Anaga, se celebraba el Coso, en el que desfilan todas las murgas, comparsas, agrupaciones líricas y coreográficas y los diversos grupos que participan en el Carnaval, así como la reina y sus damas de honor y una legión de ciudadanos disfrazados que contribuyen con su esfuerzo al realce de la gran fiesta de don Carnal.

A media tarde, el megacrucero MSC Fantasía continuó su viaje, sin ver la totalidad del desfile, mientras que el megacrucero Independence of the Seas permaneció hasta medianoche. La lluvia deslució el desfile, con su aparición intermitente e impertinente, pero así es la naturaleza en invierno, aunque no por ello perdió su impactante ritmo y armonía.

Amanece y el crucero "MSC Fantasía" maniobra entre puntas

El megacrucero "Independence of the Seas" enfila la bahía

El megacrucero de MSC continuó viaje a media tarde

El día no acompañó mucho, con chubascos intermitentes

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado sábado se encuentra en aguas de Santa Cruz de Tenerife el buque cablero francés Ile de Batz, para cargar el cable de fibra óptica de alta capacidad e iniciar su tendido, a lo largo de 1.400 kilómetros, hasta enlazar con la Península Ibérica.

 Dicho buque, operado habitualmente por Alcatel-Lucent, tiene capacidad para 5.500 toneladas de cable. Mide 140 metros de eslora y 23 de manga y tiene la superestructura a proa, bastante maciza, rematada por el frontal del puente, que llama la atención. Construido en 2001, tiene un peso muerto de 10.000 toneladas y su puerto base es Calais. Código IMO 9247041.

El buque cablero "Ile de Batz", frente a Santa Cruz de Tenerife

A su llegada coincidió con el crucero italiano "Aidablu"

Estampa porturia con el buque cablero francés al fondo

Fotos: Antonio Sáez

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 174 seguidores