Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de La Luz y Las Palmas vive hoy, al igual que ayer, una jornada de notable actividad, con un pleno de buques de la industria turística que en esta época del año tiene constante presencia en los circuitos de la región. En plena campaña de invierno y acompañado por un clima excepcional, el turismo marítimo disfruta de unas horas de estancia en la capital grancanaria y otros en las excursiones contratadas a bordo a los sitios de interés del interior de la isla.

Son cinco los buques que hoy se encuentran atracados en el muelle de Santa Catalina. Los mayores son dos barcos pertenecientes a P&O Cruises: “Oriana” y “Oceana”. También se encuentra el veterano “Marco Polo”, último exponente del quinteto de la clase “Iván Franko”, así como dos buques gemelos, aunque de distinto propietario: “Albatros”, fletado por Phoenix Reisen y “Boudicca”, éste último de Fred. Olsen Cruise Line, con su nueva estampa marinera. Más de seis mil turistas han llegado a bordo de los cinco buques.  

Pleno de cruceros de turismo en el puerto de La Luz y Las Palmas

Foto: María Concepción Rodríguez Rodríguez

Trece años de abandono

marzo 3, 2014

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trece años lleva abandonado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria el rolón griego “Agios Dionisios S”, mostrando en su estampa marinera las evidencias del tiempo transcurrido, lo cual, incluso, ha provocado en algún momento la alarma ante la amenaza de hundimiento. Los requerimientos hechos por la autoridad competente no han dado resultado y, entre tanto, el referido barco sigue consumiendo sus días ante su previsible final, en el desguace o hundido como arrecife artificial.

Viendo su estampa marinera advertimos que se trata de un buque construcción española. Su gran parecido con la serie “Benijofar” así lo testifica, pero es anterior a éstos. Se trata de la construcción número 29 de Astilleros y Construcciones (ASCON), factoría de Ríos (Vigo) y entró en servicio en noviembre de 1972 bautizado con el nombre de “Kerisnel”, abanderado en Francia y contraseña de Brittany Ferries, siendo, entonces, el primer barco operado por esta compañía.

Trece años lleva el buque “Agios Dionisios S” en el puerto de Las Palmas

La construcción del buque había sido contratada por la sociedad liberiana Topaz Shipping Corp. y sobre el proyecto iba a llamarse “Lilac”, pero, posteriormente, cedió los derechos a favor de Brittany Ferries, razón por la cual aparece como su primer propietario. Sus primeras singladuras las navegó en una línea carguera nocturna entre Southampton y Le Havre al servicio de P & O Normandy Ferries.

En enero de 1973, operado directamente por la citada Brittany Ferries, el buque “Karisnel” pasó a cubrir la línea Plymouth-Roscoff, inaugurando así el tráfico de carga rodada con dicho puerto y en el que permaneció hasta octubre de 1974, cuando fue vendido a la Cie. Genérále Maritime, de Marsella y rebautizado “La Durance”. Así pasarían algo más de nueve años cubriendo diversos tráficos. En enero de 1983 el buque de esta crónica pasó a la propiedad de Baaboud Trading & Shipping Agencies, sociedad de Arabia Saudí, que lo rebautizó con el nombre de “Al Zaher IV”, atendiendo tráficos en el Mar Rojo y Golfo Pérsico con base en el puerto de Jeddah.  

Abarloado e igualmente abandonado está el petrolero “Iballa G”

Doce años después, en 1995, se produjo un nuevo cambio de armador y lo compró la sociedad griega Anoymos Naftiliaki Metaforiki Eteria Zakynthou A.E. Rebautizado “Agios Dionisios S” estuvo dedicado a tráficos internacionales, etapa en la que un día apareció por el puerto de Las Palmas y lo hizo para quedarse más tiempo del que inicialmente hubiera podido imaginarse. No es un caso aislado y suele darse con frecuencia en todos los puertos: barcos abandonados, embargados por múltiples deudas y, en muchos casos, con sus tripulantes desamparados.

De 2.239 toneladas brutas, 732 toneladas netas y 3.207 toneladas de peso muerto, mide 99,17 m de eslora total –88,85 m de eslora entre perpendiculares–, 16,62 m de manga, 10,62 m de puntal y 5,81 m de calado máximo. Propulsado por un motor Barreras-Deutz, con una potencia de 5.400 caballos acoplado a un eje y una velocidad de 16 nudos. La capacidad de carga es de 540 metros lineales y tenía acomodación para 12 pasajeros. Código IMO 7105366.

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hemos de ocuparnos de nuevo de este invento de la industria “off shore” llamado “Remora Hiload DP 1”, que desde el pasado 5 de septiembre se encuentra en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Y lo hacemos porque durante su estancia ha realizado un ejercicio de demostración de sus funciones, acoplándose en aguas del antepuerto al petrolero “Navion Anglia”, que había llegado el día antes. La operación resultó perfecta, tras lo cual el artefacto regresó a su atraque, seguido por cientos de miradas.

La “Remora Hiload DP1”, acoplada al casco del petrolero FPSO “Navion Anglia”

Este invento es un nuevo paso de la industria “off shore”

Como su primer nombre indica, se trata de una rémora que se adhiere al costado de un petrolero para mantener el buque posicionado con su propia propulsión mientras realiza las conexiones de carga y/o descarga a monoboyas o FPSO, evitando con ello el coste del remolcador de popa que en muchas terminales de utiliza, como apunta el jefe de máquinas Juan Manuel Pérez Rodríguez. Se ha estrenado en el Mar del Norte, en sucesivas operaciones de acople y desacople y bombeo de crudo al costado del petrolero “Telleviken”, en adversas condiciones meteorológicas y los resultados han sido los esperados.

El petrolero “Navion Anglia” es propiedad de la compañía noruega Navion Offshore Loading y está operado por Teekay Shipping Norway, con sede en Stavanger (Noruega). Construido en el astillero de Puerto Real (Cádiz), entró en servicio en 1999. Se trata de un buque preparado para la industria FPSO, de ahí que su apariencia no sea la convencional. Registra 72.449 toneladas brutas y 126.749 toneladas de peso muerto y mide 264 m de eslora total, 42 m de manga y 9 m de calado. Código IMO 9204752.

Finalizada la demostración, la “Remora Hiload DP1” regresa a puerto

La rémora actúa mediante un sistema de giróscopos y posicionamiento dinámico

Con estas ventosas se adhiere al casco del petrolero

Detalle del carrusel que enrolla las mangueras para las conexiones

Fotos: Manuel Figueroa García

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Las Palmas recibió ayer una nueva escala del megacrucero de turismo “Queen Mary 2”, ahora abanderado en Bermuda, que arribó después de siete singladuras procedente de Walvis Bay, en la singladura número 102 del actual crucero de vuelta al mundo. Hoy está en Funchal y el próximo miércoles hará escala en Vigo, última escala de su actual viaje antes de rendir tan largo periplo el próximo viernes en el puerto de Southampton.

Como siempre sucede cada vez que este buque hace escala en cualquier puerto, el espectáculo está servicio. Los hay más grandes, pero no tan mediáticos como éste, que es el buque insignia de Cunard Line. Mucha animación ayer en el centro de la ciudad de Las Palmas con cientos de turistas apostados en las cafeterías del Parque Santa Catalina y el paseo de la playa de Las Canteras. La calima y el calor apretaron lo suyo, pero la escala bien mereció la pena.

El espectacular buque atracó proa a la ciudad en el muelle de Santa Catalina

El buque era visible desde muchas partes de la ciudad de Las Palmas

Fotos: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Estamos acostumbrados a ver en el puerto de Las Palmas barcos espectaculares dedicado a la industria “off shore” y no por ello nos deja de llamar la atención, como sucede en este caso: “Stena Drill Max”, un buque dotado de una torre de perforación y un avanzado sistema de posicionamiento dinámico, que le permite operar en profundidades de tres mil metros de agua y 10.700 metros de profundidad máxima de perforación.

La industria “off shore” se ha desarrollado mucho en los últimos años. La plataforma en forma de buque que vemos en la foto de Manuel V. Samper Díaz es producto de la colaboración de las primeras firmas a nivel mundial, no en vano su cliente, el grupo Stena, también es un líder suficientemente reconocido. Está capacitado para operar en áreas consideradas difíciles como el Mar de Barents, a temperaturas de 20º grados bajo cero.

Se trata del primero de una serie de cuatro buques gemelos construidos en el astillero Samsung Heavy Industries en su factoría de Goeje. Desplaza 97.000 toneladas en un casco de 228 m de eslora y 42 m de manga y está propulsado por seis motores Wärtsila de 16 cilindros y 7.290 kw de potencia cada uno. A proa instala un helipuerto y en este caso está abanderado en el Reino Unido y clasificado por Det Norske Veritas (DNV). Puede alojar a una tripulación de 180 personas, con el confort y los estándares de la normativa “off shore” noruega. Código IMO 9364942.

El buque plataforma “Stena Drill Max”, atracado en el puerto de Las Palmas

Foto: Manuel V. Samper Díaz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” zarpó a primera hora de esta tarde de su atraque en el muelle del Arsenal Militar del puerto de Las Palmas, acompañado de una parada naval en la que participaron numerosas embarcaciones deportivas, que lo acompañaron en su salida del puerto de La Luz y varios miles de personas desde tierra, respondiendo así a la convocatoria hecha por el ayuntamiento de la capital grancanaria.

Como ya hemos informado en esta misma sección, el buque-escuela de la Armada española arribó el pasado viernes con un retraso de 24 horas debido al mal tiempo que encontró en su viaje desde Cádiz y su escala ha coincidido con la Feria Internacional del Mar, organizada por el ayuntamiento de la ciudad. En este crucero repite en el mando el capitán de navío Alfonso Gómez Fernández de Córdoba, con una dotación de 200 tripulantes y 69 guardiamarinas del Cuerpo General de la Armada e Infantería de Marina.

Apenas se hizo de nuevo a la mar comenzó a largar el aparejo

Varios miles de visitantes acudieron durante el fin de semana para visitar el buque-escuela, que realiza su 84º crucero de instrucción en el que prevé recorrer unas 11.500 millas náuticas en unos cien días de mar, informada la Armada Española. Después de su cruce del océano hará escalas en San Juan de Puerto Rico, Colón (Panamá), Miami y Newport (EEUU) y de regreso a Europa visitará Den Helder (Holanda), Santander y  Baiona, antes de rendir viaje en Marín, sede de la Escuela Naval Militar.

Este viaje será pródigo en actividades, pues está previsto que participe en la regata de grandes veleros que partirá de Puerto Rico para conmemorar la ruta que siguió Juan Ponce de León en 1513, así como los actos conmemorativos del quinto centenario del descubrimiento del océano Pacífico, en Colón (Panamá); el quinto centenario del descubrimiento de Florida, en Miami (EEUU); y el 525 aniversario de la Armada holandesa en Den Helder (Holanda).

Foto: Manuel V. Samper Díaz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En esta misma sección nos habíamos hecho eco hace unos días de la escala del catamarán “HSV-2 Swift”, de la U.S. Navy, en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Se fue como llegó, sin avisar y como es obvio en buques de este tipo y desde hace un par de día está de nuevo en el citado puerto, procedente de Cabo Verde en viaje a Nápoles, leemos en la edición digital de “La Provincia”.

El citado buque, que es primo hermano de los catamaranes de Fred. Olsen Express, se utiliza como unidad de mando y control de guerra de minas y se emplea como plataforma del proyecto de cooperación en seguridad marítima en África Occidental, donde la inestabilidad ha subido mucho en los últimos tiempos. En la foto de nuestro estimado amigo y colaborador David Pérez Rivero vemos de proa al buque en cuestión.

Vista de proa del catamarán “HSV-2 Swift”

Construcción número 061 del astillero de Hobart, Tasmania, está arrendado desde su puesta en servicio en octubre de 2003 en un contrato de algo más de 20 millones de dólares anuales, por lo que se ha publicado. Dadas sus características es una plataforma de fácil movilidad, dotado de cubierta para un helicóptero y hasta el momento ha visitado una treintena de países, en ocasiones como apoyo de ayuda humanitaria.

Desplaza 1.668 toneladas a plena carga y está propulsado por cuatro motores Caterpillar acoplados a igual número de “water jets” que le permite alcanzar una velocidad máxima de 47 nudos. Con 300 toneladas de material militar puede mantener una velocidad de 42 nudos ó 35 nudos con 615 toneladas y una autonomía, a dicho régimen, de 1.100 millas, si bien a 20 nudos  de velocidad la autonomía es de 4.000 millas.

Foto: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde el pasado 19 de diciembre se encuentra atracado en el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas el buque-escuela alemán “Gorch Fock”, en una larga escala que se prolongará hasta el 5 de febrero. Hecho inusual en un barco de esta naturaleza, pero el mando naval alemán ha decidido que pase parte del invierno en las aguas tranquilas del puerto de la capital grancanaria.

El buque-escuela comenzó el 27 de noviembre en el puerto de Kiel el crucero de instrucción número 160 de su vida marinera, en esta ocasión bajo el mando del capitán de navío Helge Risch. Cuando finalice su invernada, se hará de nuevo a la mar en un viaje con escalas previstas en Horta, Funchal, Lisboa y Londres, procediendo después a Hamburgo, a donde tiene previsto arribar a mediados de mayo de 2013.

El buque-escuela alemán “Gorch Fock”, de nuevo en Las Palmas

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como conocen nuestros lectores, otoño-invierno es la temporada preferida para los cruceros de turismo en aguas de Canarias. La actividad, aunque en menor proporción, se mantiene el resto del año, si bien son los meses de noviembre y diciembre los de mayor actividad. La mayoría de los buques son viejos conocidos de campañas anteriores, que repiten por la demanda que los turistas tienen de los circuitos que incluyen escalas en varios puertos del archipiélago canario, Madeira y costa de Marruecos.

El puerto de Las Palmas de Gran Canaria participa activamente de ese protagonismo, que crece cada temporada. En los últimos días, como vemos en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador David Pérez Rivero, han hecho escala los buques “Independence of the Seas”, ”AIDAbella”, “AIDAsol”, “Thomson Dream” y el muy exclusivo “Le Ponant”, un nuevo concepto “made in France”.

Coinciden los buques “Independence of the Seas” y “AIDAbella”

El buque “AIDAbella”, visto por la amura de estribor

“Le Ponant” y detrás la chimenea del “Thomson Dream”

Fotos: David Pérez Rivero

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un llamativo artefacto flotante llamado “Castoro 7 Saipem”, abanderado en Panamá, se encuentra desde ayer en el puerto de Las Palmas. Permanecerá hasta el próximo jueves, en que seguirá su viaje a Curazao. Un remolcador que le acompaña realiza reparaciones y cambio de tripulación. Lo aparatoso de esta estructura llamada poderosamente la atención, realzada por la proximidad de la plataforma petrolífera “Eirik Raude”.

Este artefacto registra 40.282 toneladas brutas y mide 167 m de eslora total, 68 m de manga y 24 m de calado. Construida en los astilleros Ihc Gusto Engineering, en Schiedam (Holanda), entró en servicio en 1975. Está preparado para el tendido de tuberías para oleoductos y gasoductos, así como capacidad para otras instalaciones a mar abierta, para lo que dispone de cinco grúas de diferente potencia de izada. Saipem es su quinto propietario. Anteriormente ha ostentado los nombres de “Acergy Piper”, “LB 200”, “McDermontt Lay Barge 200” y “Viking Piper”. Código IMO 8757790.

Llamativo aspecto de la plataforma “Castoro 7 Saipem”

Foto: Carlos Moreno Trobat