Juan Carlos Díaz Lorenzo

Jordi Perea Galindo es un estibador del puerto de Barcelona, autor de la foto que acompaña, que expresa en su página facebook la satisfacción que le ha producido trabajar hoy a bordo del mayor “car carrier” del mundo. En realidad se trata de un PCTC, es decir, “pure car and truck carrier”, en el que caben 8.500 coches equivalentes en 14 cubiertas. Puede transportar, además, cargas rodadas de 375 toneladas.

Se llama “Höegh Target” y es propiedad de Höegh Autoliners. Es uno de los seis buques de su clase tipo “post panamax” que la mencionada naviera recibirá entre 2015 y 2016. De 77.000 toneladas brutas y 20.766 toneladas de peso muerto, mide 199,90 m de eslora, 36,50 m de manga y 10,30 m de calado. Tiene una vela de 46,50 m, una rampa principal de 45 m de largo y una rampa lateral de 25 m de largo.

La proa del buque “Höegh Target” impresiona. Es el mayor del mundo en su clase

Foto: Jordi Perea Galindo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la historia contemporánea del puerto de Barcelona, el 13 de septiembre es una fecha emblemática. La primera escala del mayor crucero de turismo del mundo, “Oasis of the Seas”, ha inscrito el nombre de este buque y de su compañía propietaria, Royal Caribbean International, entre los hitos del siglo XXI. Llegó de madrugada y atracó estribor al muelle, iniciando así una jornada en la que miles de miradas estuvieron pendientes de la presencia del gigante de los mares.

En su primer viaje, según informa la prensa catalana, se ha estrenado con la cámara completa, es decir, 6.318 pasajeros a bordo, de ellos un 20 % españoles. El buque tiene programadas tres salidas desde el puerto de la Ciudad Condal antes de viajar a Rotterdam, donde entrará en dique seco. Tiene prevista otra escala en Málaga y dos en Vigo, antes de cruzar de nuevo el Atlántico para posicionarse en su base habitual, el puerto de Fort Lauderdale, en Florida (EE.UU.), donde comparte atraque con su gemelo “Allure of the Seas”.

El megacrucero “Oasis of the Seas”, visto desde el castillo de Montjuich

Foto: Javier Ortega Figueiral

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Holland America Line es una de las compañías más selectas y prestigiosas del mundo de los cruceros de turismo. En los puertos en los que hace escala es sinónimo de prestigio y distinción. Aquí vemos al buque Noordam maniobrando en el puerto de Barcelona, en su escala del pasado 11 de julio, captado por la cámara de Alfredo Campos Brandón.

Entre los años cincuenta y setenta del siglo XX, Holland America Line operó una flota decorosa que hizo historia a nivel mundial. El actual Noordam es un barco de construcción italiana y pertenece a la serie Vista, modelo que han incorporado otras compañías del Grupo Carnival, como la propia Carnival Cruises, Costa Crociere, P & O Cruises y Cunard Cruises.

Puesto en servicio en febrero de 2006, registra 82.318 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 289,60 m de eslora total y 30,10 m de manga. Tiene capacidad para 1.924 pasajeros y 800 tripulantes. Un sistema de propulsión turbo-diesel con una potencia de 84.000 caballos acciona un sistema de hélices tipo azipods y le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Código IMO 9230115.

El crucero holandés "Noordam" arriba al puerto de Barcelona

Es un buque de la serie Vista, por lo que comparte diseño y formas

Atracado en el muelle de cruceros del puerto de la Ciudad Condal

Fotos: Alfredo Campos Brandón 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Celebrity Cruises, filial de Royal Caribbean, es una de las compañías de alto nivel que opera con asiduidad en el puerto de Barcelona. En los últimos tiempos ha reforzado su presencia en el sector con una serie de nuevos barcos, todos ellos espectaculares, caso del Celebrity Solstice, que vemos en las imágenes que nos envía Alfredo Campos Brandón en la escala que realizó el pasado 11 de julio.

Este buque realiza en la actualidad una serie de cruceros por el Mediterráneo occidental, con itinerarios más amplios de lo habitual, pues tienen una duración de 12 días. Con base en Barcelona realiza escalas en los puertos de Villefranche (Niza), La Spezia (Florencia-Pisa), Civitavecchia (Roma), Nápoles, Dubrovnik (Croacia), Venecia y Kotor (Montenegro).

Construido en los astilleros Meyer Verft (Alemania) y puesto en servicio el 24 de octubre de 2008, es un buque de 121.878 toneladas brutas y 9.500 toneladas de peso muerto. Mide 317,20 m de eslora total, 36,80 m de manga y 8,50 m de calado. El equipo propulsor tiene una potencia de 108.200 kilowatios y mantiene una velocidad de 24 nudos.

Está distribuido en 17 cubiertas, tiene capacidad para 2.850 pasajeros, 1.500 tripulantes y su nivel de confort y entretenimiento a bordo figura entre los más selectos del mercado. El coste de construcción se estima en 750 millones de dólares. Código IMO 9362530.

Es un barco de impacto, impresionante en tamaño y muy llamativo

Detalle de la popa del buque "Celebrity Solstice"

Aspecto del primer tercio del buque, hasta el alerón de estribor

Fotos: Alfredo Campos Brandón 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Otra de las líneas importantes que operan en el puerto de Barcelona es la de la compañía italiana Grimaldi, que enlaza con el puerto de Génova con el nombre comercial de Grandi Navi Veloci y está atendida por el ferry Excelsior, al que vemos entrando y atracado en el puerto de la Ciudad Condal, en su viaje del pasado 11 de julio, captado por la cámara de nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón.

Construido en los astilleros Nouvi Cantieri Apuania y terminado en los astilleros Fincantieri Sestri Cantieri Navale, entró en servicio en mayo de 1999 y es un buque de 39.739 toneladas brutas y 7.300 toneladas de peso muerto. Mide 201,20 m de eslora total -179,80 m entre perpendiculares-, 26,80 m de manga y 6,65 m de calado máximo. Está propulsado por cuatro motores Sulzer-Wärtsila 8L46A y le permite mantener una velocidad de 24 nudos.

Tiene capacidad para 2.253 pasajeros (de ellos, 1.415 en camarotes) y 2.250 metros lineales para carga rodada y 760 coches. Figura inscrito en la matrícula naval de Palermo, su señal de llamada es IBEX (como el índice de referencia de la Bolsa española) y tiene asignado el código IMO 9184419. Existe un buque gemelo llamado Excellent, operado por la misma compañía.

El ferry italiano "Excelsior" enfila la bocana del puerto de Barcelona

En eslora es uno de los ferries mayores de Europa

La barcaza "Greenoil" se cruza con el ferry italiano "Excelsior"

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos tiempos el puerto de Barcelona se ha convertido en uno de los puntos de enlace con la ribera africana, lo mismo que otros destacados puertos de Francia e Italia. Algerie Ferries, marca comercial de ENTMV, es una de las compañías que opera con la Ciudad Condal y en la línea con Argelia tiene emplazado el ferry Tassili II, al que vemos en su viaje iniciado el pasado 11 de julio, captado a bastante distancia por la cámara de nuestro estimado amigo y colaborador Alfredo Campos Brandón.

El citado buque entró en servicio en noviembre de 2004 y se estrenó en la línea Argel-Alicante, con tres servicios semanales. El buque ha sido construido en los astilleros Izar, en Sevilla, y fue entregado a sus propietarios en el puerto de Cádiz, en el que, el 23 de octubre del citado año, se procedió a su abanderamiento.

Registra 20.124 toneladas brutas y 3.520 toneladas de peso muerto, mide 146,60 m de eslora total, 24 m de manga y 6 m de calado máximo. Tiene capacidad para 1.320 pasajeros (de ellos, 728 en 412 camarotes), 120 tripulantes y un garaje para 300 coches y 43 camiones. Está propulsado por dos motores Wärtsila 8L20C2, con una potencia de 33.972 caballos sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 23,5 nudos. Código IMO 9265419.

Es gemelo del buque Djazair II, construido en el mismo astillero. A la flota de ferries de la ENTMV pertenecen también los buques Tariq Ibn Ziyad, construido en Unión Naval de Levante y puesto en servicio en diciembre de 1995 y Ariadne, fletado a la compañía griega Anek Lines y de construcción japonesa.

El ferry argelino "Tassili II", a su salida de Barcelona, visto por babor

Algerie Ferries enlaza Argel y Barcelona

El barco es de construcción española y tiene un gemelo llamado "Djazair II"

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Barcelona es el primer puerto del Mediterráneo en cruceros de turismo. Es una realidad durante todo el año. Tiene competidores cercanos, pero no han conseguido consolidar un nivel tan destacado. Las principales compañías del mundo que operan en esta zona tienen su base o escala preferente en el puerto de la Ciudad Condal.

Entre los cruceros de turismo que en estos días han hecho escala allí está el crucero Thompson Destiny, al que vemos captado por la cámara de Alfredo Campos Brandón. El buque, abanderado en Chipre, es propiedad de Louis Cruises Lines y está fletado por largo tiempo al tour operador Thompson, uno de los más importantes de Europa.

Visto por la aleta de estribor, destaca la chimenea y el "Viking Crown"

Es un buque de 37.773 toneladas brutas y 5.237 toneladas de peso muerto, siendo sus principales dimensiones 214,51 m de eslora total, 28,41 m de manga y 6,80 m de calado. Tiene capacidad para 1.611 pasajeros y 540 tripulantes y está propulsado por cuatro motores Sulzer-Wärtsila, con una potencia de 22.877 caballos, que accionan dos ejes y hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 21 nudos.

Construcción número 431 de los astilleros Wärtsila, factoría de Helsinki (Finlandia), entró en servicio en diciembre de 1982 bautizado con el nombre de Song of America y contraseña de Royal Caribbean Cruise Line. En 1999 pasó a la titularidad de Sun Cruises (Airtours) y navegó con el nombre de Sunbird y desde 2004 es propiedad de la compañía griega Louis Cruise Line.

El buque mantiene su icono identificativo: “Viking Crown”, a modo de “sky lounge” que bordea la chimenea y es característico de los buques de Royal Caribbean. A lo largo de su vida marinera ha enarbolado bandera de Noruega, Bahamas, Islas Marshall y Chipre. Código IMO 7927984 .

El buque casi tiene treinta años de vida marinera

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace unos días, y debido al intenso tráfico registrado en el puerto de Barcelona, se produjo una escena poco frecuente. Los dos “superferries” de Acciona-Trasmediterranea, Sorolla y Fortuny, quedaron parados a la entrada de la bocana norte durante una media hora, mientras esperaban las salidas de otros barcos.

El ferry Fortuny procedía de Palma de Mallorca y su gemelo Sorolla lo hacía desde Mahón. Nuestro estimado amigo y colega Javier Ortega Figueiral captó esta imagen, que publicamos con mucho gusto, como testigo del hecho comentado, en la que se les ve parados -aguantados sobre la máquina, que se dice en el argot- a la espera de la orden de la torre de control de Tráfico Marítimo para proceder a sus respectivas maniobras.

Los ferries "Sorolla" y "Fortuny" aguardan su turno para entrar en Barcelona

Foto: Javier Ortega Figueiral