Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el puerto de Santa Cruz de Tenerife estamos acostumbrados al hermoso espectáculo de los grandes cruceros de turismo que navegan por esta parte del mundo, y en los últimos años hemos vivido hitos importantes. Sin desmerecer, en absoluto, a los barcos de otras compañías, Cunard Line tiene aquí, sin embargo, un atractivo especial. Así se puso de manifiesto, una vez más, ayer, con la primera escala del nuevo crucero Queen Elizabeth.

Numeroso público acudió a la Avenida de Anaga, Muelle Norte y aledaños de Valleseco para presenciar  la salida del barco, que se lució en todo su esplendor con notable parsimonia –como lo hizo a la entrada, aún de noche-, despidiéndose para la ocasión con tres toques largos de la sirena que, para los amantes de la mar y los barcos, nos trajo la grata evocación de los históricos trasatlánticos del Atlántico Norte.

A pesar de la expectación que ayer se generó, convenientemente respaldada por los medios de comunicación, nada comparable a cuando vino, por primera vez, el crucero Queen Mary 2. En aquella ocasión, miles de personas acudieron a las zonas próximas al puerto y la salida del barco provocó un extraordinario caos de tráfico.

El espectáculo pudo haber sido mucho mayor si se permitiese el acceso del público al paseo del muelle sur, cerrado a cal y canto cuando hay escalas de cruceros de turismo. Se dice que es por razones de seguridad, y así lo creemos, pero no deja de ser una lástima que la ciudadanía tinerfeña no pueda disfrutar de uno de los encantos tradicionales de la ciudad y su puerto. Ello impidió que el pueblo de Santa Cruz disfrutara de la recreación de los fusileros del siglo XVIII, que desfilaron y dispararon salvas de ordenanza al costado del barco, ante la mirada atenta de cientos de turistas del Queen Elizabeth, momentos antes de que se iniciara la maniobra de salida.  

Ofrecemos a nuestros lectores una serie de fotografías que nos llegan gracias a nuestros colaboradores Antonio Sáez y Pepe Marrero y algunas nuestras. Que las disfruten.

Primera imagen del crucero "Queen Elizabeth" en Tenerife

El muelle Sur fue un constante trajín de personas

El nuevo crucero luce toda su elegancia en el puerto tinerfeño

El grupo de fusileros desfila hasta alcanzar su posición

Primera descarga de fusilería previa a la salida del barco

Se trata de una recreación de finales del siglo XVIII

Estampa marinera del crucero "Queen Elizabeth" en el puerto tinerfeño

Visto a contraluz, maniobrando entre puntas

Es un barco hermoso, propio del prestigio de Cunard Line

Fotos: Antonio Sáez, Pepe Marrero y Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios