Juan Carlos Díaz Lorenzo

Las plataformas petrolíferas “West Eminence” y “West Taurus”, que se encuentran desde hace unos días en aguas del antepuerto tinerfeño, atracarán la próxima semana en el dique del Este, después de que la Autoridad Portuaria haya completado una serie de trabajos específicos solicitados por la compañía Seadrill, empresaria propietaria de estos artefactos de última generación de la industria “off-shore”.

Tales trabajos se refieren a la fabricación de una serie de defensas especiales para este tipo de estructuras, norayes de mayores dimensiones y anclajes, así como tomas de corriente eléctrica y agua, entre otros. En esta oportunidad, además, vienen a efectuar una larga lista de reparaciones y trabajos de mantenimiento, pues se trata de la primera parada desde su puesta en servicio en 2009.

Las plataformas de Seadrill se encuentran desde hace unos días en el antepuerto

El contrato principal está a cargo de la empresa Tenerife Shipyard, la cual, a su vez, ha subcontratado a otras empresas locales para la prestación de determinados servicios. Ambas plataformas vienen desde Brasil y permanecerán en el puerto tinerfeño el tiempo que duren los trabajos, pues el tratarse de unidades modernas tienen carga de trabajo en prospecciones de petróleo. La primera atracará martes o miércoles y la segunda antes del fin de semana.

La Autoridad Portuaria está trabajando contra reloj, pues como hemos informado en principio ambas plataformas tenían previsto estacionarse en el puerto de Málaga. Sin embargo, discrepancias de orden económico y otros desencuentros con la operadora del atraque asignado han hecho cambiar de opinión a su propietaria y ha elegido hacerlo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Algo que, por lo visto, no ha gustado a cincuenta millas de distancia.

Foto: Paco Álvarez

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya habíamos adelantado el pasado 15 de agosto en esta misma sección, han llegado dos plataformas de la compañía Seadrill al antepuerto de Santa Cruz de Tenerife, a la espera de atracar en el dique del Este, donde permanecerán una temporada en labores de mantenimiento y reparaciones a cargo de Tenerife Shipyard. Ese es el compromiso firmado entre la Autoridad Portuaria y la citada empresa, en un objetivo serio para incrementar la actividad de reparaciones navales y generar empleo especializado.

El 24 de agosto llegó la plataforma “West Eminence” y un día antes de lo previsto lo ha hecho la plataforma “West Taurus”. Proceden de la costa del Brasil y aunque en principio tenían previsto estacionarse en el puerto de Málaga, discrepancias de orden económico y otros desencuentros con la operadora del atraque asignado han hecho cambiar de opinión a su propietaria y ha elegido hacerlo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.

La llegada de los artefactos flotantes de Seadrill se suman a otras cuatro de las compañías Transocean, Nobel Drilling y Ensco, que ocupan atraques en el Dique del Este, muelle Sur y Dársena de Los Llanos del puerto tinerfeño. Las recién llegadas son plataformas de nueva generación. La compañía propietaria elige Santa Cruz de Tenerife como base de apoyo hasta el próximo contrato. La decisión de trasladarlas hasta aquí desde Brasil por algo será.

Las plataformas “West Eminence” y “West Taurus”, en aguas del antepuerto

Foto: Paco Álvarez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“La Voz de Galicia” titula en grandes caracteres la noticia de que Petróleos Mexicanos (Pemex) construirá 14 buques remolcadores para el sector “off-shore”, siete de ellos en astilleros de Galicia y otros tantos en colaboración tecnológica en astilleros mejicanos. La noticia la ha facilitado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Se contempla, asimismo, la posible construcción de un “flotel” tipo “Edda Fides” para el alojamiento del personal de plataformas petrolíferas.

La inversión estimada es de 247 millones de euros y generará unos 2.500 empleos entre la actividad de astilleros y auxiliar, calculada en 2,6 millones de horas de trabajo. La carga de trabajo se la llevará la ría de Vigo, aunque el contrato marco incluirá también a los astilleros de la ría de Ferrol. Para ello es posible que parte del contrato se haga a través de la Armada de Méjico, tratando de salvar el escollo de que los astilleros ferrolanos sólo pueden construir buques militares.

Los astilleros especializados “of shore” se encuentran en Vigo