Juan Carlos Díaz Lorenzo

Este mediodía arribó al puerto de Vigo, en escala no programada, el crucero de turismo “Oceana”, para desembarcar a un pasajero que se encontraba indispuesto. El servicio médico de a bordo así lo sugirió al capitán, que tomó la decisión de entrar en el puerto vigués en una breve escala técnica de 45 minutos. Llegó a las 11,30 h y siguió viaje a las 12,15 h, informa Alfredo Campos Brandón, autor de las fotos que acompañan.

La presencia del citado buque, propiedad de P & O Cruises y abanderado en Bermudas, causó sorpresa en el ámbito portuario por cuanto no estaba anunciada y todo hizo suponer, como así se confirmó, que se trataba de una escala excepcional. En el primer tramo del viaje se encontraba a bordo el científico inglés Stephen Hawking, que desembarcó en Santa Cruz de Tenerife en medio de un notable interés mediático.

El buque “Oceana” se dispone a atracar en el muelle de trasatlánticos

Fue una escala breve, de apenas 45 minutos, para desembarcar a un pasajero

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un turista alemán de 23 años, pasajero del buque italiano “AIDAstella”, protagonizó ayer tarde un incidente en aguas del puerto de Santa Cruz de La Palma, al lanzarse por la borda al agua desde una altura de unos 25 metros, al parecer como una hazaña para que otro amigo lo grabara en video. Como quiera que el protagonista tardó más de la cuenta en reaparecer en la superficie, saltó la alarma y ello obligó a activar un dispositivo de búsqueda en el que tomaron parte las fuerzas de orden público y policía portuaria, Salvamento Marítimo, un helicóptero del GES y una ambulancia.

Sin embargo, el turista alcanzó la orilla a nado por sus propios medios. Se estima que el despliegue efectuado ha podido suponer un coste estimado de unos 3.000 euros, por lo que corresponderá a la Dirección General de Seguridad y Emergencia decidir si lo repercute a la cartera del protagonista. Al tener conocimiento del asunto y el lío que se había formado por su culpa, el capitán del buque “AIDAstella” le denegó el embarque ante la falta muy grave cometida y ayer tarde continuó el viaje como tenía previsto, en su circuito semanal. 

La “hazaña” del pasajero provocó un notable sobresalto en el puerto palmero

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Un golpe de mar provocó la rotura de una ventana del crucero de turismo “Marco Polo” e hirió a varios pasajeros, uno de los cuales, de 85 años de edad, falleció después de que fuera evacuado por medio aéreos, informa la prensa británica. Otros 14 pasajeros resultaron heridos de diversa consideración. El suceso se produjo el pasado viernes cuando el mencionado buque regresaba a Tilbury, en medio de un fuerte temporal.

A bordo del veterano buque viajaban 735 pasajeros en un viaje fletado por el touroperador británico CMV, así como 349 tripulantes. Zarpó el 5 de enero en un crucero de 42 días de duración. Una ola gigante golpeó al barco después de que hubiera zarpado de las Azores y enfilaba la zona sur occidental del canal de la Mancha, en condiciones meteorológicas muy adversas. La viuda alabó el comportamiento de la tripulación, pero cuestionó el estado de mantenimiento del buque. 

El crucero de turismo “Marco Polo” es muy conocido en el mercado británico

Foto: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

A primera hora de esta tarde arribó al puerto de Vigo el crucero de turismo “Oceana”, procedente de Funchal en viaje a Southampton, final de su actual periplo, para desembarcar a un pasajero indispuesto. Los servicios médicos de a bordo así lo aconsejaron. Escala muy breve, pues a las 14 h continuó su periplo, informa Alfredo Campos Brandón, autor de la foto que acompaña.

Como ya hemos informado en esta misma sección, el citado buque, propìedad de P & O Cruises, realiza un crucero de 14 noches, que ha incluido escalas en tres puertos canarios: Santa Cruz de Tenerife, San Sebastián de La Gomera –en el que hizo historia, al ser el barco más grande allí entrado– y Santa Cruz de La Palma. A bordo, la mayoría de los pasajeros son de nacionalidad británica.

La escala del buque “Oceana” en Vigo fue de apenas una hora

Foto: Alfredo Campos Brandón