Juan Carlos Díaz Lorenzo

La pasada madrugada el patrullero oceánico “Tornado” (P-44) finalizó la escolta del buque “Defender” (ex 06), que se encontraba desde el 23 de abril en el puerto de Los Cristianos y ahora está en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Se trata de un antiguo patrullero que arribó el 23 de abril con una avería y como quiera que su presencia de barco militar no pasó inadvertida, una inspección de la Guardia Civil y del personal de Capitanía Marítima determinó su inmovilización.

Se han encontrado diversas irregularidades administrativas en la documentación del buque, así como en la de su tripulación y en el equipamiento preceptivo de seguridad de la vida en la mar. La Subdelegación del Gobierno en Santa Cruz de Tenerife solicitó a la Armada su colaboración para escoltarlo y el Mando Naval de Canarias designó al BAM “Tornado” para dicha operación. Un equipo operativo de seguridad de Infantería de Marina embarcó en el buque “Defender”, ahora de propiedad particular, en su tránsito hasta el puerto de la capital tinerfeña.

El ex patrullero “Defender”, escoltado por el BAM “Tornado”

Foto: Armada Española

 

 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anoche arribó en su primera escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife el BAM “Tornado” (P-44), último de la primera serie de Buques de Acción Marítima de la Armada Española, dependiente del Mando Naval de Canarias. Ha sido la primera vez, además, que un BAM ha hecho escala en el puerto tinerfeño y con su presencia señala el inicio de una nueva etapa, acorde con el proceso de renovación y modernización de los medios navales.

La escala ha sido breve y esta mañana se hizo de nuevo a la mar –comandante, capitán de corbeta Eduardo Guitián Crespo-, por lo que ya habrá oportunidad de que se  produzca una escala de éste u otro buque de la serie para que el público tinerfeño pueda conocer los avances que incorpora, en una jornada de puertas abiertas. Ocasión propicia, sin duda, para sentir la cercanía de la Armada y de la importante labor que realiza en aras de la seguridad y la defensa de la Zona Económica Exclusiva y de la soberanía nacional.

Estampa marinera del BAM “Tornado” a su salida, esta mañana, del puerto tinerfeño

El Buque de Acción Marítima (BAM) es un instrumento muy útil y versátil para la acción del Estado en la mar, que pretende conseguir la protección de los intereses marítimos nacionales mediante el empleo de medios navales y aéreos, en los que se incluye la presencia disuasoria y la vigilancia naval o aérea de espacios marítimos de interés, el ejercicio de la soberanía en aguas territoriales y la colaboración con otras autoridades en los ámbitos de la policía marítima, lucha contra la contaminación marina, investigación científica, conservación del patrimonio submarino y protección civil.

El programa BAM conlleva una serie de innovaciones tecnológicas que permiten clasificarlo como “buque tecnológicamente avanzado”, con un alto grado de nacionalización, lo cual contribuye a la potenciación definitiva de la industria nacional, incrementando la competitividad internacional y expandiendo su mercado en el ámbito mundial, pues responde a uno de los tipos de buques más demandados en la actualidad por los distintos países. Es, además, “green ship”, es decir, buque verde, claramente comprometido con el medio ambiente en el tratamiento de residuos. Nada contamina y nada se vierte al mar.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Desde ayer se encuentra atracado en el Arsenal Militar de Las Palmas el buque “Tornado” (P-44), cuarto y último de la serie BAM (Buque de Acción Marítima) en su versión oceánica, que son los correspondientes a la primera serie.

Con la llegada de este buque –comandante, capitán de corbeta Eduardo Guitián Crespo- se cumple el ciclo de renovación de los buques de la Fuerza de Acción Marítima en Canarias iniciado el pasado año,  mostrando el firme compromiso de la Armada con la seguridad marítima en el archipiélago.

Estampa marinera del BAM “Tornado”

Al igual que sus gemelos “Meteoro” (P-41), “Relámpago” (P-42) y “Rayo” (P-43), el BAM “Tornado” (P-44) realizará sus operaciones habituales en un área que se extenderá hasta las 3.500 millas, incluyendo las zonas de aguas tropicales. Su misión es la protección de los espacios marítimos de interés nacional realizando labores del control y vigilancia de seguridad marítima.

La concepción del programa BAM se refiere a unos buques de altas prestaciones, costes de adquisición y mantenimiento reducido, y gran nivel de polivalencia, no sólo en el ámbito militar sino también en el de cooperación en tareas de salvamento, lucha contra la contaminación, piratería, evacuación y ayuda humanitaria.

Foto: Orca (fotosdebarcos.org)