Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con una ocupación del 90%, Trasmediterránea mantiene su cuota de mercado en verano en la línea Cádiz-Canarias, atendida por el ferry italiano “Albayzin”. Es un porcentaje similar al del año anterior, con una rotación semanal que en las fechas punta ha colgado el cartel de “no hay billetes”. El buque tiene capacidad para 400 pasajeros en camarotes y otros 150 en butacas, que son las primeras que se agotan. Quienes viajan sentados disponen de baños para aseo y la manutención a bordo está incluida para todos en el precio del billete.

La compañía mantiene el mismo itinerario, que consta de ocho escalas en cinco islas y llega a Cádiz los lunes a media mañana. En la tarde del martes comienza el viaje de regreso y a medianoche del miércoles entra en Arrecife de Lanzarote. Los jueves está en Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife. Los viernes, en Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife. Los sábados, en Las Palmas, Puerto del Rosario (Fuerteventura) y Arrecife de Lanzarote. Tiene una considerable capacidad de carga rodada (2.200 metros lineales).

El buque “Albayzin” zarpa del puerto de Santa Cruz de La Palma

Foto: José Javier Pérez Martín

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Trasmediterránea comienza la temporada de invierno consolidando la nueva línea de carga Sevilla-Canarias  que registra una ocupación media de 300 TEUS semanales y permite cubrir el incremento de demanda de salida del plátano de Canarias hacia la península y Baleares. La oferta de pasaje es similar a la del invierno pasado. En la línea de Ibiza ha incrementado la ocupación en un 10 % desde la incorporación en verano del ferry “Scandola”, informa la compañía.

En Baleares la compañía opera este invierno desde Barcelona y Valencia con cuatro ferries de pasaje y carga que realizarán doce rotaciones  semanales con Palma de Mallorca, siete a Ibiza y tres a Mahón. Los servicios se refuerzan con un buque de carga que conectará cada semana las islas desde  Barcelona y Valencia. Las salidas en ferry de Valencia a Palma  se realizan de lunes a sábado desde Valencia,  y de lunes a viernes y domingos desde Barcelona; y los regresos son de martes a domingo. Entre Barcelona y Mahón  hay tres salidas semanales: lunes, miércoles y sábado; y desde Mahón, martes, jueves y sábados. El fin de semana hay también conexiones Valencia- Mahón-Valencia vía Palma. Ibiza está conectada esta temporada desde  Valencia  de lunes a viernes;  y desde Barcelona,  a partir del 1 de octubre habrá salidas en martes y  jueves. Las salidas de  Ibiza  a Valencia son de martes a sábados; y a Barcelona miércoles y viernes.

Llegada del rolón “José María Entrecanales”, al alba, a Santa Cruz de La Palma

El ferry “Murillo” garantiza la comunicación semanal mixta Canarias-Cádiz

En las conexiones con Canarias, Trasmediterránea mantiene su salida en ferry los martes de Cádiz a Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife, La Palma y Fuerteventura. La compañía realiza otras dos conexiones semanales de carga; una de ellas con el buque “José María Entrecanales” que descarga los viernes por la tarde en Cádiz y el sábado parte de nuevo a Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de La Palma. Ello permite posicionar los productos de las islas los lunes en  Sevilla con otro buque de carga  que sale  los martes  de este puerto y llega los viernes a Las Palmas de Gran Canaria y a Santa Cruz de Tenerife. Esta línea de carga Sevilla-Canarias que Trasmediterránea inició en marzo con el buque “Volcán de Teneguía” registra una ocupación media de 300 TEUS semanales.

En las  conexiones de Melilla,  el buque “Las Palmas de Gran Canaria” se ha reincorporado a su línea  habitual Almería-Melilla, una vez concluido el refuerzo en verano con el ferry “Sorolla”; el  buque de alta velocidad terminó la temporada de verano el 30 de septiembre entre Melilla-Málaga  donde opera todo el año la conexión en ferry. Por otro lado, Trasmediterránea tiene previstas hasta cuatro rotaciones diarias con alta velocidad Algeciras-Ceuta y seis rotaciones diarias con ferries  a Tánger Med; y desde Almería realizará seis rotaciones semanales  al puerto marroquí de Nador y una salida semanal a Argelia.

Fotos: José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La línea Cádiz-Canarias de Trasmediterránea está viviendo una campaña de verano exitosa con el ferry “Murillo”, con una ocupación muy elevada y plena en algunos viajes, lo que ha obligado a colgar el cartel de “no hay billetes”. El viaje en barco sigue teniendo un gran atractivo para una mayoría de los usuarios y pone de manifiesto el acierto en la elección del buque, con capacidad para 658 pasajeros. Y eso que el único inconveniente que apreciamos es que no tiene piscina y para el día de navegación completa sería un gran aliciente.

El itinerario de la línea de Trasmediterránea comienza cada martes en Cádiz y hace escalas en Arrecife de Lanzarote (miércoles), Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife (jueves), Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife (viernes), Las Palmas de Gran Canaria, Puerto del Rosario y Arrecife de Lanzarote (sábados). El domingo –lo mismo que el miércoles– es día de navegación y a media mañana del lunes arriba de nuevo a Cádiz. Dicho itinerario será así hasta finales de verano debido al contrato firmado con el Estado, que expira entonces y a cuya renovación Trasmediterránea no se ha presentado. 

El ferry “Murillo” está logrando una buena ocupación y aceptación por el pasaje

Paralelamente, el producto “avión + barco” contribuye a favorecer los desplazamientos entre Canarias y la Península. Consiste en que el pasajero viaja en avión a Sevilla y el coche en ferry de Trasmediterránea a Cádiz, disponiendo la compañía de un servicio de autobuses programado para el traslado desde el aeropuerto sevillano hasta el puerto gaditano, y viceversa en los viajes de vuelta. Este producto, que tiene una gran aceptación, nació como solución de urgencia debido a un incendio ocurrido a bordo del ferry “Manuel Soto” y desde entonces se ha convertido en todo un éxito.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo