Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en el puerto de Santa Cruz de La Palma la moderna estampa marinera del buque “Marina”, abanderado en Islas Marshall, que arribó esta mañana procedente de Funchal y esta tarde continuará viaje rumbo a Santa Cruz de Tenerife, consignado por Juan Cabrera Martín. Durante su estancia han arriado al agua los botes de la banda de estribor, para la adecuada comprobación de su estado óptimo.

Tiene un buque gemelo llamado “Riviera” y ambos son representantes de la exclusividad en el sector. Construcción número 6.194 del astillero Fincantieri, factoría de Génova, el contrato entró en vigor en junio de 2007. En marzo de 2009 se puso en grada el primer bloque de su quilla y el 4 de abril de 2010 flotó por primera vez. Entró en servicio el 18 de enero de 2011. Es propiedad de la sociedad Marina New Build LLC y de su gerencia y explotación comercial se ocupa Oceania Cruises.   

El buque “Marina”, en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Es un buque de 66.084 toneladas brutas, 28.485 toneladas netas y 7.662 toneladas de peso muerto, en un casco de 293,30 m de eslora total, 32,19 m de manga y 7,60 m de puntal. Puede alojar a 1.258 pasajeros y está propulsado por cuatro motores Wärtsila, que suman una potencia de 24.000 kw sobre dos ejes e igual número de hélices de paso variable que le permite mantener una velocidad de 19,5 nudos. Código IMO 9438066.

Durante su escala echaron al agua los botes de la banda de estribor

Fotos: Alberto Pérez

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Por primera vez en el puerto de Santa Cruz de La Palma la estampa marinera del buque “Insignia”, que durante unas horas ha aleteado al resguardo del Risco de la Concepción la contraseña de Oceania Cruises. No es un crucero de turismo al uso, sino que se trata de un barco de alto standing con capacidad máxima para 700 pasajeros. Y aunque esta haya sido la primera vez en la que ha estado como tal, anteriormente lo había hecho con el nombre de “Columbus 2” y contraseña de la compañía alemana Hapag Lloyd.

El buque es propiedad de la sociedad norteamericana Insignia Vessel Adquisition LLC, con sede en Doral (Florida, EE.UU.). No es un crucero de turismo al uso, sino que se trata de un barco de alto standing con capacidad máxima para 700 pasajeros. Es el primero de una serie de ocho buques gemelos, que fueron el punto de partida de Renaissance Cruises. Sin embargo, la empresa fracasó y tres años después los barcos estaban intervenidos judicialmente.

Estampa marinera del buque “Insignia” en el puerto de Santa Cruz de La Palma

Es el primero de una serie de ocho buques gemelos construidos en Francia

Construcción número H31 del astillero de St. Nazaire (Francia), es un buque de 30.277 toneladas brutas, 11.481 toneladas netas y 2.700 toneladas de peso muerto. Mide 180,45 m de eslora total 25,73 m de manga y 5,95 m de calado. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila 12V32, con una potencia de 13.500 kw sobre dos ejes e igual número de hélices de paso variable, que le permite mantener una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9156462.

Entregado el 24 de junio de 1998 bautizado con el nombre de “R One”, el 17 de julio siguiente se estrenó con un viaje de presentación entre St. Nazaire, Dover y Amsterdam. Pronto se hicieron presentes los problemas financieros de Renaissance Cruises, que se había embarcado en un contrato de ocho buques nuevos. En octubre de 2011 el buque de esta historia fue detenido durante una escala en Gibraltar y en diciembre de ese mismo año lo compró la sociedad Cruiseinvest One S.A., con sede en Majuro (Islas Marshall). En junio de 2003 fue rebautizado “Insignia” y en diciembre de 2006 pasó a manos de la mencionada Insignia Vessel Adquisition LLC. Entre abril de 2012 y mayo de 2014 navegó con el nombre de “Columbus 2”, fletado por la compañía alemana Hapag Lloyd.

La contraseña de Oceania Cruises, pintada en la chimenea del buque

Encuadre del buque y, al fondo, la ciudad marinera de Santa Cruz de La Palma

Visto por la aleta de estribor, desde el muelle de ribera

Fotos: Alberto Pérez, Jorge Luis Henríquez Hernández y José Javier Pérez Martín

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió esta mañana la primera escala del recién estrenado crucero de turismo “Riviera”, abanderado en Islas Marshall, que arribó procedente de Funchal en viaje a Arrecife de Lanzarote. Propiedad de Oceania Cruises, entró en servicio en mayo de 2012 y tiene un gemelo llamado “Marina”. Es un barco de nueva generación, de los más sofisticados en su clase –cinco estrellas gran lujo- y una nueva dimensión en un mercado cada vez más competitivo.

Construido en el astillero de Sestri Ponente (Italia), donde fue botado el 16 de julio de 2011, registra 66.084 toneladas brutas, mide 239,27 m de eslora total, 32,31 m de manga y 7,32 m de calado máximo. Está distribuido en quince cubiertas –11 para uso de los pasajeros- y propulsado por un sistema diesel-eléctrico, que acciona dos hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 22 nudos. Tiene capacidad para 1.258 pasajeros en 625 cabinas y 800 tripulantes.

Estampa marinera del crucero de turismo “Riviera”

Vista de popa del nuevo buque en su primera escala en La Palma

Fotos: José Javier Pérez Martín y Gabilón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En los últimos años está creciendo el interés de las compañías de turismo marítimo por los puertos de Portugal, además de Lisboa, que es un destino tradicional. Es el caso de Leixoes, que recibe cada vez con más frecuencia la presencia de barcos de tipo medio, como sucedió ayer, con la presencia de los buques Insignia y Braemar, como vemos en las fotos que desde allí nos envía José Modesto.

El primero de ellos, de 30.277 TRB, es propiedad de Oceania Cruises y tiene capacidad para 684 pasajeros, mientras que el segundo, de 24.344 TRB, enarbola la contraseña de Fred. Olsen Cruise Line. Hace unos días estuvo en Funchal, Santa Cruz de La Palma, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife de Lanzarote, puerto desde el que siguió a Leixoes.

Bonito encuadre del buque "Insignia", por la amura de babor

El buque "Braemar", visto en toda su eslora por la banda de babor

Fotos: José Modesto

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife recibió hoy la primera escala del buque de cruceros Marina, nuevo en la plaza, que cruza el Atlántico en su viaje inaugural con punto de partida en Barcelona y escalas en Málaga, Casablanca, Arrecife y Funchal, hasta alcanzar el puerto de Milford, próximo a Miami (EE.UU.).

El citado buque compartió atraque en el muelle sur con el crucero Mein Schiff 1, como se aprecia en las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Antonio Sáez. A bordo viajan 600 turistas norteamericanos y 800 tripulantes y de su escala en Tenerife se ocupó la agencia Bergé Marítima.

Hace una semana que el nuevo buque fue entregado a su compañía armadora, Oceania Cruises, en el astillero de Sestri Ponente (Italia), donde ha sido construido y realizó sus pruebas de mar a plena satisfacción.

Registra 65.000 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 251 metros de eslora total, 32 de manga y 7,40 de calado. Tiene capacidad para 1.258 pasajeros y 800 tripulantes, porcentaje considerable que lo sitúa en el segmento de buques de gran lujo.

Al amanecer el buque de cruceros "Marina" estaba de maniobra

Hace apenas una semana que fue entregado a sus armadores

El nuevo buque de cruceros es de construcción italiana

Es un barco elegante, catalogado en el segmento de gran lujp

En el puerto tinerfeño coincidió con el buque de cruceros "Mein Schiff 1"

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con pocos días de diferencia han hecho escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife dos buques gemelos: Azamara Journey y Nautica. Del primero ya nos referimos en su momento y ahora lo hacemos del segundo, que arribó ayer en su primera escala procedente de Casablanca en viaje a Dakar.

A bordo 635 pasajeros, en su mayoría de nacionalidad norteamericana y 350 tripulantes. Para festejar la ocasión, los turistas fueron recibidos a pie de escala con flores, planos y mapas de la ciudad, a cargo de informadores turísticos.

El buque es propiedad de Oceania Cruises y tiene diez años de existencia. Entró en servicio en enero de 2000 con el nombre de R Five y es el quinto de una serie de ocho buques contratados por Renaissance Cruises. Posteriormente, la sociedad armadora entró en quiebra y el barco estuvo una temporada al servicio de Pullmantur.

Es un buque de 30.277 toneladas brutas y mide 181 metros de eslora total, 25,46 de manga y 5,80 de calado. Es la construcción número P31 de los astilleros de St. Nazaire (Francia) y tiene capacidad para 702 pasajeros. Está propulsado por cuatro motores Wärtsila 12V32, con una potencia de 13.500 kw y una velocidad de 18 nudos. Código IMO 9200938.

El crucero arribó a Tenerife con las primeras luces del día

Detalle de la chimenea y la contraseña de la compañía

Es la primera vez que este buque estuvo en Tenerife con su actual nombre

Fotos: Antonio Sáez