Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fue huésped del puerto de Santa Cruz de Tenerife por unas horas y a media tarde se hizo de nuevo a la mar, dejando tras su estela la historia breve de su primera escala. Arribó a primera hora, y después de atracado, la tripulación largó al viento la multicolor empavesada, en un día espléndido de primavera tinerfeña.

El crucero japonés Asuka II –propiedad de la centenaria naviera NYK, una de las más grandes que existen- continuó su viaje de vuelta al mundo, iniciado en el puerto de Yokohama, con una expedición de 940 pasajeros a bordo, japoneses en su gran mayoría. Este buque sustituye desde febrero de 2006 al primer Asuka, en la actualidad operado por Phoenix Reisen con el nombre de Amadea.

El viaje sigue su itinerario rumbo a Hamilton (Bermudas), es decir, cruzará el Atlántico, para después continuar hacia EE.UU., canal de Panamá y, de nuevo en el Pacífico, rendir sus 104 singladuras en el puerto de partida, después de haber navegado por el Lejano Oriente, Océano Indico, canal de Suez y Mediterráneo, con diversas escalas y salida al Atlántico con su presencia en Lisboa, Funchal y Santa Cruz de Tenerife.

Con las primeras luces del día, el barco ya estaba atracado

Detalle de la chimenea, con la contraseña de NYK

El barco posee una línea marinera elegante y bien proporcionada

Es la primera vez que el crucero "Asuka II" hace escala en Santa Cruz de Tenerife

Doblando la punta del muelle sur, camino de su viaje trasatlántico

En la salida se cruzó con el catamarán de Fred. Olsen Express

Fotos: Antonio Sáez y Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Mañana, lunes, a primera hora, tiene prevista su arribada al puerto de Santa Cruz de Tenerife el crucero japonés Asuka II, procedente de Funchal en viaje a Hamilton (Bermudas), con atraque disponible en el muelle sur hasta las 17 horas, en que será despachado por Pérez y Cía. El citado buque, que lleva a bordo a una expedición de turistas japoneses, recorrió en la tarde del pasado sábado la costa sur de la isla de Madeira, para deleite de sus clientes, haciendo una parada frente a Cabo Girao –informa nuestro estimado amigo y colaborador Sergio Ferreira– antes de continuar su viaje a Santa Cruz de Tenerife.

No es frecuente que nos visite un crucero de bandera japonesa, aunque en la historia del puerto tinerfeño existen algunos precedentes, pero, en todo caso, constituye un sincero motivo de satisfacción recibirles. Los japoneses son clientes asiduos de los cruceros de compañías norteamericanas y británicas y aunque algunos navieros japoneses de acreditado prestigio han irrumpido en la escena crucerística, no han alcanzado protagonismo a nivel mundial.

Es un buque de 48.621 toneladas brutas, 20.289 netas y 8.642 de peso muerto y son sus principales dimensiones 240,90 metros de eslora total, 29,89 de manga y 7,50 de calado. Está propulsado por un sistema diesel-eléctrico MAN-Mitsubhisi, con una potencia de 24.000 kw sobre dos ejes y hélices de paso variable, que le permite desarrollar una velocidad de 22 nudos. Dispone de capacidad para 960 pasajeros. Código IMO 8806204.

Construcción número 2.100 de los astilleros Mitsubhisi Heavy Industries, en Nagasaki (Japón), entró en servicio en julio de 1990 con el nombre de Crystal Harmony y contraseña de Crystal Cruises, abanderado en Bahamas. En abril de 2006 fue adquirido por la poderosa compañía japonesa NYK Cruises, y abanderado en Japón con el nombre de Asuka II, con el que esta mañana arriba por primera vez al puerto tinerfeño.

Perspectiva del cucero japonés "Asuka II" en el puerto de Funchal

Es un barco bonito, de líneas marineras elegantes

En su escala en Funchal coincidió con el megacrucero italiano "Costa Mediterránea"

Contraseña de NYK Cruises, prestigio de Japón en el mundo

Fotos: Sergio Ferreira (sergio@cruises)