Juan Carlos Díaz Lorenzo

Lo que hace unos días (16 de abril) apuntábamos en esta misma sección como un insistente rumor, ahora estamos en condiciones de confirmarlo. Acciona-Trasmediterránea ha decidido impulsar su presencia en Canarias con el restablecimiento de la línea Tenerife-Las Palmas-Morro Jable a partir de mediados del próximo mes de junio. Consistirá en un viaje diario de ida y vuelta y estará a cargo del ferry Las Palmas de Gran Canaria.

Acciona-Trasmediterránea recupera así su viejo eslogan publicitario “Las tres en línea” –en referencia a la conexión entre Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura y viceversa- y rompe el monopolio que desde 1996 viene ejerciendo Naviera Armas, en una línea iniciada precisamente por Compañía Trasmediterránea con el “jet-foil”. La salida de Tenerife será a primera hora de la mañana y el retorno a última hora, lo cual es una buena noticia no sólo para los pasajeros y cargadores interesados en conectar con el sur de Fuerteventura, sino también para el movimiento entre las dos capitales canarias.

Las conexiones marítimas, que tienen buen reflejo en la opinión pública, experimentan así un nuevo avance y buena es la competencia, para que el público tenga donde elegir. Suponemos que habrá una campaña de promoción muy atractiva, en la que los precios serán su principal argumento. La recuperación de la citada línea por parte de Acciona-Trasmediterránea pone de manifiesto que algo está cambiando en la estrategia de la compañía con respecto a Canarias.

El buque Las Palmas de Gran Canaria, construido en 1993, tiene capacidad para 800 pasajeros y 993 metros lineales de carga rodada y 280 coches. Precisamente, este buque y su gemelo Santa Cruz de Tenerife fueron construidos para los servicios interinsulares canarios como relevos de los magníficos barcos Ciudad de La Laguna y Villa de Agaete.

El buque "Las Palmas de Gran Canaria" volverá a Canarias en junio

Foto: Capitán Manuel Hernández Lafuente