Juan Carlos Díaz Lorenzo

Cuatro grandes buques de turismo de la compañía norteamericana Royal Caribbean Internacional han hecho escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife en menos de una semana. Conocidos a nivel mundial como “O.T.S.” (of the Seas), su presencia es sinónimo de prestigio allá donde quiera que vayan.

El 6 de mayo, viernes, estuvo el buque Grandeur of the Seas (73.817 GRT). El día 8, domingo, el buque Independence of the Seas (154.407 GRT) que, como conocen nuestros lectores, está entre los mayores del mundo, sólo superado por los dos buques de la clase Oasis of the Seas; ayer, día 9, el buque Adventure of the Seas (137.276 GRT) y hoy, día 10, el buque Navigator of the Seas (138.279 GRT).  Estos dos últimos proceden del Caribe y realizan viajes de posicionamiento en el mercado europeo.

Como nuestros lectores pueden apreciar, el puerto de Santa Cruz de Tenerife mantiene su relevante protagonismo. Aunque la campaña de invierno ya ha terminado –y ha sido realmente espectacular-, la mayoría de las compañías operadoras de buques de turismo han decidido mantener su presencia a lo largo de todo el año.

El megacrucero "Independence of the Seas" enfila la bahía tinerfeña

Perspectiva del buque a su salida, visto por estribor

El megacrucero "Adventure of the Seas", atracado en el muelle sur

Fotos: Antonio Sáez y Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife ha vivido una semana de lujo en lo que a escalas de cruceros de turismo se refiere. Ya lo habíamos adelantado en esta misma sección en su momento, y ahora lo resumimos para nuestros lectores.

Hace justo una semana, el 23 de octubre, coincidieron tres buques en el muelle sur, por el siguiente orden: AIDABlu, que arribó de madrugada, en su itinerario semanal habitual; Marco Polo, un clásico de los años sesenta y el gigante Independence of the Seas.

El domingo 24, con una hora de diferencia, arribaron los cruceros Azura y Celebrity Eclipse. El muelle sur acogió las escalas de ambos buques, y los miles de pasajeros que viajaban a bordo recorrieron las calles de la ciudad capital y unos cuantos cientos disfrutaron las excursiones programadas por el interior de la isla.

El lunes 25 llegó un clásico de los años setenta: Ocean Countess. Por la noche continuó viaje a San Sebastián de La Gomera, haciéndolo en mejores condiciones meteorológicas que el día anterior, que impidieron la escala del crucero Marco Polo en el puerto colombino.

El martes 26 le tocó el protagonismo al crucero Ventura, gemelo del Azura, en viaje de posicionamiento al Caribe, previendo su siguiente escala en Tórtola (Islas Vírgenes). Como conocen nuestros lectores, ambos buques son los más grandes de la flota de la compañía británica P & O Cruises.

El jueves 28 tuvimos tres buques de porte medio: Silver Spirit, en viaje al Caribe; Saga Ruby, otro clásico de prestigio, dando saltos entre las islas; y Grand Mistral, que esta temporada ha sido un asiduo del puerto tinerfeño.  

El viernes 29 arribó el megacrucero Navigator of the Seas, uno de los barcos de la clase Voyager, en viaje de posicionamiento a Port Everglades, con siete singladuras por la proa en su cruce del Atlántico.

Y hoy, sábado 30, nos visita el crucero Celebrity Century, también en viaje de posicionamiento en Miami, ante mañana estará en Santa Cruz de La Palma antes de cruzar el Atlántico y, como cada sábado, el crucero AIDABlu.

"Independence of the Seas", con las primeras luces del día

"Azura", maniobrando entre puntas aún de noche

"Celebrity Eclipse" y "Azura" comparten atraque

Maniobra del crucero "Ventura", gemelo del "Azura"

El ferry "Volcán de Timanfaya" se cruza con el crucero "Celebrity Century"

Fotos: Antonio Sáez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fue, sin duda, el protagonista destacado de la jornada portuaria. El megacrucero bahameño Navigator of the Seas arribó a primera hora de la mañana, procedente de Milford y zarpó a las 16,30 horas –media hora antes de la salida oficial- en viaje a Barcelona, su próxima escala.

En una tarde primaveral y como inicio de la maniobra, el barco dio tres pitadas cortas –señal de que comenzaba a dar atrás- y poco a poco se situó entre puntas, dejando por su proa al crucero expedicionario Prince Albert II  y por la banda de babor al buque-tanque Faycán, que se encontraba atracado en el extremo del muelle. Luego, cayendo de nuevo a babor, enfiló la bocana y fue ganando velocidad, hasta que su estampa marinera se convirtió en un punto blanco que dobló Punta Anaga y continuó su viaje.

Bien temprano, nuestro distinguido amigo y colaborador Esteban González estaba en el espaldón del muelle sur esperando la llegada del crucero, y nos envía estas fotos que, como siempre, publicamos con sumo agrado y constituyen una expresión de su buen y bien quehacer.

La silueta del crucero se recorta entre las primeras luces del día

Doblando la punta del muelle sur para atracar por su banda de babor

Las cabinas con balcones, uno de los alicientes de estos barcos

Listo de maniobra, en breve comienza el trajín de la escala

Visto de popa por la banda de estribor, en una anterior escala

El megacrucero "Navigator of the Seas" es propiedad de RCCL

Fotos: Esteban González (www.estebangonzalez.es)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

De nuevo en el puerto de Santa Cruz de Tenerife la estampa marinera del megacrucero bahameño Navigator of the Seas (138.279 GRT), que arribó esta mañana, a primera hora, procedente de Milford en viaje a Barcelona, con atraque disponible en el muelle sur hasta las 17 horas, en que será despachado por la agencia Albatros T.S., S.L. 

La principal novedad de los buques de la clase Voyager es su espectacular tamaño. La capacidad máxima es de 3.835 pasajeros alojados en 1.557 camarotes, de los cuales 939 son exteriores -de ellos, 765 con balcón- y 618 interiores. La tripulación máxima es de 1.180 personas, alojados en 667 camarotes. 

Es preciso recordar que la presencia de Royal Caribbean International en Canarias es una consecuencia directa de la seriedad y credibilidad de la empresa consignataria Hamilton & Cía., en especial de su director y presidente de la Asociación de Consignatarios de Buques de Santa Cruz de Tenerife, Eduardo Álvarez Hamilton, que viene realizando desde hace años una notable y encomiable labor y, asimismo, del esfuerzo y empeño del que fue presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Luis Suárez Trenor, en sus frecuentes contactos durante la última década con los dirigentes de la afamada compañía naviera con sede en Miami.

Estampa marinera del megacrucero "Navigator of the Seas", en la escala del 6 de noviembre de 2009

Foto: Julio A. Rodríguez Hermosilla