Juan Carlos Díaz Lorenzo

El catamarán “Alborán” ya está camino del puerto de Santa Cruz de Tenerife, a donde llegará mañana. En el momento de escribir esta información, el buque navega al rumbo 234º a una velocidad de 35 nudos. Viene fletado por Naviera Armas y primero relevará durante unos días al ferry “Volcán de Taburiente”, que entrará en ASTICAN para pasar la revisión anual reglamentaria. Razón por la cual veremos a este buque en la línea Los Cristianos-La Gomera-La Palma.

Después, cuando el mencionado “Volcán de Tabriente” se reincorpore al servicio, se producirá el relevo con el catamarán “Alcántara Dos” en la línea Los Cristianos-El Hierro. Este buque pertenece a la misma serie que los catamaranes de Fred. Olsen, “Bencomo Express” y “Bentago Express”. Construido en el astillero Incat (Australia), entró en servicio en 1999 bautizado con el nombre de “Avemar” (Buquebús) y desde julio de 2001 es propiedad de Trasmediterránea. Ha operado en el Estrecho de Gibraltar y en la línea Málaga-Melilla.

Será la primera vez que este buque preste servicio en Canarias

Foto: Manuel Hernández Lafuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No es un ferry convencional, como se había dicho, sino otro “fast ferry” el que sustituirá al catamarán “Alcántara Dos” en la línea El Hierro-Los Cristianos. Se llama “Alborán” y procede, asimismo, de la flota de Trasmediterránea. Habitualmente cubre la línea Algeciras-Ceuta. Es una información que nos llega de fuentes bien informadas. Es un gemelo de los buques “Bencomo Express” y “Bentago Express”, de Fred. Olsen Express, alguno de los cuales ya ha navegado en la línea de El Hierro.

Con este buque no habrá problemas de garaje para la carga y tampoco problemas de plazas. Sigue siendo un barco costoso, pues el consumo de combustible es considerable y más en los tiempos actuales, en los que está por las nubes. Pero no debe importar mucho, considerando la subvención del Gobierno de Canarias a través del contrato de la Obligación de Servicio Público, que es de 18 millones de euros en cuatro años, tres mil millones de las antiguas pesetas. 

El catamarán “Alborán” es de la misma serie de los buques de Fred. Olsen

Foto: Salvador Cervantes de la Torre

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Naviera Armas gestiona el alquiler de un ferry convencional para sustituir al denostado catamarán “Alcántara Dos”, al que los inconformistas políticos herreños le han puesto la proa, apenas cinco meses después de su puesta en servicio. Vamos a ver con qué nos sorprende la compañía, pues existe un inconveniente para que el servicio pudiera hacerlo cualquiera de los barcos que tiene operativos, a excepción de los ferries “Volcán de Tauce” y “Volcán de Taburiente”. Y es el puerto de Los Cristianos, que tiene limitaciones operativas para que pueda operar un barco de mayor tamaño. Por cierto, nada ha hecho la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para solucionar dicha cuestión.

Es curioso el léxico que emplea el presidente del Cabildo Insular de El Hierro, Alpidio Armas, cuando dice –según leemos en Diario de Avisos– que “el actual barco nos hunde, es nefasto, pues sus condiciones de navegabilidad no sirven para el Atlántico”. No decía lo mismo hace cinco meses. Este profesional de la política, junto a otros de su misma condición, empresarios y algunos adulones, tienen el dudoso mérito –del que salieron impunes– del “asalto” en mayo de 2012 al ferry “Volcán de Taburiente”, cuya lamentable actuación causó considerables perjuicios a los pasajeros de La Gomera y La Palma y un extra coste operativo a la naviera y no les pasó nada. ¿La Justicia es igual para todos?.

Es posible que el catamarán “Alcántara Dos” no sea el barco más adecuado para cubrir la línea Los Cristianos-El Hierro cuando soplan temporales en la mar. Ni éste ni ningún otro. Es incómodo navegando con tiempos de proa y provoca el mareo con cierta facilidad. Hemos tenido un invierno duro y ha suspendido ocho salidas, ninguna de ellas por causas técnicas. Como todas las embarcaciones de alta velocidad, existen unas limitaciones operativas en función de la altura de ola, entre otras consideraciones. Tiene un elevado consumo de combustible y dudamos que haya alcanzado una mínima rentabilidad. Lo que sí ha conseguido es generar rechazo y dañar la imagen del servicio y de la compañía.   

El catamarán “Alcántara Dos” será sustituido en breve. Al menos esa es la intención

Estamos de acuerdo en que éste no es el tipo de barco que necesita El Hierro. Cuando publicamos la noticia en esta misma sección, nos mostramos sorprendidos y escépticos. Sin embargo, como decíamos al principio, en noviembre de 2013 todos estaban contentos con la oferta de Naviera Armas y el presidente del Cabildo Insular, el primero de ellos. Ahora las tornas han cambiado. Y aunque en parte tengan razón, lo curioso –y lo peligroso– es cuando los políticos se meten a capitanes, navieros e ingenieros navales, sin que arriesguen lo más mínimo de sus bolsillos y pretendan decidir en lo ajeno. Todo con tal de no reconocer sus propios errores por no haberse asesorado convenientemente y apresurado a lanzar fuegos artificiales antes de que acabara la fiesta, todo con tal de salir en la foto.

El catamarán “Alcántara Dos”, como dice Manolo Vidal, portavoz de Naviera Armas, se ajusta a los requerimientos de la concesión. Suerte que la compañía tiene la voluntad de sustituirlo –otra cosa es que consiga con la rapidez deseable el barco adecuado en cuanto a características y precio–, pues podría no interesarle mantener el servicio con la isla. En ese caso habría que convocar nuevo concurso de Obligación de Servicio Público, con el riesgo de que quede desierto, pues la línea no es atractiva y no están los tiempos para que las navieras se acuerden de El Hierro por amor al arte. Se trata de empresas privadas que arriesgan sus capitales en un momento económico delicado, en el que la ocupación está bajo mínimos, agravada por la carestía del combustible y si no hay tráfico suficiente y una mínima rentabilidad, el servicio peligra. Así de claro.

El invento de la Obligación de Servicio Público supone una subvención de 18 millones de euros –casi tres mil millones de las antiguas pesetas– en cuatro años. Paga la caja pública. No importa. Sale de nuestros impuestos. Único caso en el transporte marítimo de Canarias, para un servicio claramente deficitario, en el que salvo en fechas puntuales, el resto de los días el barco tiene escasa ocupación. Los dirigentes del Cabildo Insular de El Hierro –a excepción de Tomás Padrón, en su tiempo– y los ayuntamientos de la Séptima Isla han sido incapaces de hacer atractiva a su isla y no han sabido o no han querido abrir las puertas a un turismo sostenible y dinámico en una oferta diferenciada. Y es una pena, pues tienen parte importante de la responsabilidad.

Quede claro, bien claro, que no nos oponemos a que El Hierro tenga el servicio marítimo que le corresponde, pero estimamos que debería ser en igualdad de condiciones al resto de Canarias. Estamos mal acostumbrados a la política de subvenciones. Esta historia es la pescadilla que se muerde la cola. Recordamos, hace años, siendo Héctor de Armas director general de Trasmediterránea en Canarias, la que se armó en El Hierro cuando se decidió el cambio en la salida del ferry “Villa de Agaete” de Santa Cruz de Tenerife a Los Cristianos, pese a que acortaba en cuatro horas la duración del viaje. Sin embargo, pese a la oposición, en poco tiempo el resultado fue visible. Creció el número de pasajeros, coches y carga rodada. La idea era sencilla: se trata de unir desde los puertos más cercanos, siguiendo el mismo y exitoso ejemplo de La Gomera. La estrategia sigue vigente.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Poco ha durado la alegría a los inconformistas políticos herreños, cuyo transporte marítimo está subvencionado nada menos que con 18 millones de euros en cuatro años. Se olvida alguno de estos profesionales del ejercicio público que el Cabildo Insular de El Hierro aceptó de buen grado el pliego de condiciones de la Obligación de Servicio Público, en el que se especifica claramente el tipo de buques y ahora tiene el atrevimiento y el descaro político de decir que el catamarán “Alcántara Dos” no se adapta a las condiciones técnicas y operativas de la OSP.

Estos políticos son mucho. Son capitanes, jefes de máquinas e ingenieros navales. Saben de navegación, estiba, maniobra y reglamento. Son navieros, armadores, constructores navales, estibadores y transportistas. Están curtidos en malos tiempos, aunque viajan en avión. Algunos de ellos tienen el dudoso mérito de abordar barcos sin pagar el billete y protagonizar sonados incidentes que no hemos olvidado. ¿Te acuerdas, Alpidio? Y ahora requieren al Gobierno de Canarias para que presione a Naviera Armas y les cambie el barco rápido que, por cierto, no ha suspendido ni una sola vez por avería técnica. Otra cosa son los malos tiempos, que son malos para todos y en las últimas semanas los hemos sufrido y mucho en las aguas canarias. Un capitán no arriesga su barco y menos si las condiciones no son favorables.

El catamarán “Alcántara Dos” se ha vuelto objeto de discordia en El Hierro

Escurren el bulto algunos políticos herreños ante su manifiesta incapacidad para hacer más atractiva su isla y que no tengan que depender de las subvenciones para que el transporte sea el que los ciudadanos merecen. No tienen ideas, no saben o no quieren, que es lo peor. Por eso nos sorprende el acuerdo del pleno del Cabildo Insular de El Hierro en el que todo son exigencias al Gobierno de Canarias sin antes mirar hacia dentro: la continuidad en el servicio y la estabilidad de horarios en los trayectos –¿alguien lo ha puesto en duda– y “la disponibilidad de plazas en la web de la naviera y agencias de viaje, al menos con seis meses de antelación”.

En otro de los puntos del acuerdo institucional del Cabildo Insular de El Hierro se pide “el control estricto” del Gobierno de Canarias en todo lo relativo al seguimiento y cumplimiento de las prescripciones técnicas recogidas en el documento de la OSP, “y de manera específica, en lo relacionado con la disponibilidad de carga rodada y metros lineales estipulados en las cláusulas de concesión, que impide y limita actualmente el acceso de planchas y vehículos destinados a la carga de mercancías”.

Dice la clase política herreña que en los cinco meses que lleva la concesionaria filial de Naviera Armas cubriendo la línea marítima, se han sucedido “múltiples incidencias” por problemas de navegabilidad y operatividad del buque “Alcántara Dos”. Se refiere la primera corporación insular a la “inoperatividad” de este buque cada vez que se dan condiciones adversas en la mar y hablan de las “muchas deficiencias” que supuestamente tiene el buque en cuanto a “condiciones de accesibilidad y navegabilidad: acceso de personas con movilidad reducida y falta de estabilidad del buque, lo que genera mareos, incomodidad y malestar físico, según las reclamaciones de los pasajeros y los empresarios turísticos de El Hierro”.

Estos políticos no saben de lo que hablan. ¿Deficiencias de navegabilidad? ¿Cuáles? Si las tuviera, la autoridad competente –léase, Capitanía Marítima– tendría el barco inmovilizado. Los técnicos, a diferencia de la mayoría de los políticos, sí saben de lo que hablan. ¿Qué el barco se mueve más de lo deseable cuando el tiempo está malo? Ese y todos. ¿Conocen los políticos herreños las condiciones del mar que rodea su isla? Cuando el tiempo es adverso, hay que moderar la velocidad para evitar daños mayores y les afecta tanto a los herreños, como a los gomeros, los palmeros y demás canarios que disfrutan de un servicio de embarcaciones rápidas. Un poco más de seriedad y menos demagogia. Es curioso lo exigentes que se ponen los políticos herreños, posiblemente los menos que viajan en el transporte marítimo de su isla.

Hagamos un poco de memoria. En noviembre de 2013, Alpidio Armas, presidente del Cabildo Insular de El Hierro, celebraba el nuevo escenario del transporte marítimo. Transporte subvencionado, repetimos, por importe de 18 millones de euros en los próximos cuatro años, que es la duración del contrato entre el Gobierno de Canarias y Caflaja, S.L.U. Curioso nombre de una de las sociedades que controla Antonio Armas Fernández, presidente de Naviera Armas, que el 19 de noviembre firmó el contrato con Domingo Berriel, consejero de Obras Públicas.

Ocho frecuencias semanales para una previsible ocupación que, salvo excepciones, será manifiestamente baja. No importa. Paga la caja pública. El doble de lo que la clase política herreña le pareció aceptable, en un momento dado. La generosidad de Naviera Armas resulta llamativa. El servicio principal está a cargo del catamarán “Alcántara Dos”, que inició sus servicios al día siguiente. Cuando las embarcaciones rápidas están de retirada por su elevado consumo y costes de explotación –con la excepción de Fred. Olsen Express, que mantiene la apuesta–, la oferta principal se basa en este tipo de buque que hará seis rotaciones semanales, más otros dos el ferry “Volcán de Taburiente” para asegurar la carga rodada. 

El catamarán “Alcántara Dos”, fletado por Caflaja a Trasmediterránea a través de un bróker, sale lunes, miércoles y viernes de El Hierro a las 14 h y de Los Cristianos a las 17 h. Martes y jueves sale a las 07 h de El Hierro y de Los Cristianos a las 17 h. Los domingos, sale a las 16 h de El Hierro y a las 19,30 h de Los Cristianos. Este horario parece un galimatías. A nuestro modo de ver sería más fácil para el éxito de la línea y la comodidad del pasajero un solo horario, con una hora fija de salida desde cada puerto. 

Martes y jueves el ferry “Volcán de Taburiente” –el barco que nunca descansa– hace sendas rotaciones entre Los Cristianos y El Hierro, vía La Gomera, con salida a las 08,45 h y regreso desde El Hierro a las 14 h. A continuación enlaza con su línea habitual a La Gomera y La Palma. Peor lo tenemos los palmeros, que el viaje siempre es vía La Gomera. Naviera Armas sale de La Palma a las cuatro de la madrugada y Fred. Olsen a las 05,30 h… El documento firmado establece que la naviera no podrá modificar las condiciones. Y Alpidio Armas, principal protagonista del “asalto” en mayo de 2012 al ferry “Volcán de Taburiente” –lo que causó considerables perjuicios a los pasajeros de La Gomera y La Palma y un extra coste a la naviera y no pasó nada–, afirma que “los herreños tenemos motivos extraordinarios para estar contentos”. Entonces, ¿en qué quedamos?

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Era cuestión de tiempo y los malos tiempos, precisamente, que en las últimas semanas estamos viviendo en Canarias, han provocado las primeras reacciones. Nos referimos al servicio del catamarán “Alcántara Dos” en la línea El Hierro-Los Cristianos, que ya ha suspendido varias veces debido al temporal. Hay, además, otros argumentos que están provocando el rechazo de los herreños, que creían resueltos sus problemas de comunicación marítima con la oferta que les hizo Caflaja, como así se llama la sociedad adjudicataria.

Lo curioso del caso es que sea el presidente del CIT de El Hierro, Antonio Armas, quien haya salido a la palestra y no alguno de los políticos de la isla, a quienes gusta liderar este tipo de situaciones. Dice, entre otras cosas, que la “filial perteneciente a la Naviera Armas no está cubriendo las necesidades de la Isla y están muy de lejos las expectativas que se tenían, pues en el tiempo que lleva operando son innumerables las quejas planteadas por los diversos sectores de la Isla, el turístico, transporte de mercancías, empresas de alquiler de vehículos, comerciantes y usuarios de a pie”.

El catamarán “Alcántara Dos” está alquilado a través de un broker a Trasmediterránea

Lo publica en su edición de hoy Diario de Avisos, decano de la prensa de Canarias. Por lo que dice el presidente del CIT de El Hierro –cuya coincidencia con el nombre del presidente de Naviera Armas es mera coincidencia–, una de las principales quejas del sector turístico en la isla es la falta de previsión de horarios en el servicio. Se refiere, en concreto, a que algunos establecimientos hoteleros han llegado a acumular hasta 200 anulaciones de reservas por este motivo.

Como bien dice Antonio Armas, la obligación de servicio público marítima con la isla de El Hierro es “la de mejor dotación económica de Europa”, pues estamos hablando de 18 millones de euros en cuatro años, que no es calderilla, precisamente. Lo que sí parece razonable es que “el servicio prestado no está a la altura de la contraprestación económica que se realiza con dinero público”. Lo cual nos hace pensar –como así lo creímos desde el principio– que el catamarán “Alcántara Dos” no es el barco adecuado para esta línea, por mucho “fast ferry” de que se trate. A veces, señores políticos, valen más cuatro viajes que seis. Y a buen entendedor, poco más hay que decir. 

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Reconocemos que hay ocasiones en las que nos sorprende el “ingenio” de la gente para tratar de conseguir lo que se ha propuesto, aunque sea delito. Es el caso de una pasajera de la línea Huelva-Canarias, que llegaba tarde a embarcar y ante el riesgo que tenía de perder el viaje, no se le ocurrió otra idea que hacer una llamada al “call center” de Naviera Armas y dio un aviso de bomba. La Guardia Civil ha hecho su trabajo y ha procedido a la detención de una mujer, vecina de Albacete, que responde a las iniciales A.G.I., como presunta autora de un delito de desorden público. La noticia aparece publicada hoy en la prensa nacional y regional. Lo curioso es que aún así llegó tarde y no consiguió embarcar. 

Por lo que se ha informado, el hecho ocurrió el 6 de julio de 2003, cuando el capitán del buque “Volcán del Teide” informó a la Guardia Civil de que alguien, con voz de mujer, había hecho una llamada telefónica diciendo que había una bomba a bordo. La Benemérita puso en marcha el protocolo establecido para estos casos, lo que implicó la paralización del embarque hasta que los especialistas en explosivos y los perros adiestrados de la Guardia Civil de Huelva recorrieron el barco. Comprobado que se trataba de una falsa alarma, se autorizó el embarque del pasaje.  La llamada la hizo desde un número oculto, lo cual ha complicado la investigación, pero al final dieron con la autora, que ha pasado a disposición judicial.

Los hechos ocurrieron en julio de 2013. La investigación ha sido laboriosa

Foto: Naviera Armas

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En la imagen de José Javier Pérez Martín vemos cruzarse los buques “Volcán de Taburiente” y “Benchijigua Express”, esta tarde, en aguas del puerto de Santa Cruz de La Palma. Dos barcos, cada cual en su estilo, que son ejemplos de la modernidad en el transporte que se vive en Canarias. Ambas compañías prestan un servicio de calidad que conecta a la isla cada día con el puerto de Los Cristianos, aunque supeditado –excepto domingos en el caso de Naviera Armas– a la escala en La Gomera. Y esto es lo que no puede ser.

No puede ser que La Palma dependa de los intereses de ambas navieras y de los políticos de la Isla Colombina en lo que a su transporte marítimo se refiere. No puede ser que Naviera Armas salga del puerto palmero a las cuatro de la madrugada –excepto hoy, que lo hace a las 16 h– con tal de asegurar el viaje de la mañana a los gomeros, a costa de los palmeros. No puede ser que Fred. Olsen salga a las 05,30 h por la misma razón y haya cambiado la salida de los domingos a las 15 h para dar mejor servicio al cliente de La Gomera en detrimento del cliente de La Palma. No puede ser que en fechas críticas haya que compartir la capacidad del barco dejando pasajeros y coches en tierra.

Esta estampa se repite en el puerto palmero una vez a la semana, cada domingo

Abrigamos ilusiones con el nuevo equipo de gobierno del Cabildo Insular de La Palma –visto el absoluto desinterés del grupo recién censurado– para que ejerza la influencia debida y, tratando de buscar el equilibrio entre los concurrentes, logre que se mejore la franja horaria del transporte marítimo con la isla. Nada que objetar a la calidad del servicio de ambas navieras, con el refuerzo semanal –poco conocido y poco usado, por cierto– de Trasmediterránea con el ferry “Murillo”. Económico y buen servicio a bordo. Es preciso mejorar y avanzar en la búsqueda de otras soluciones, como la que permita al restablecimiento, al menos dos o tres veces por semana, de una línea directa entre Santa Cruz de La Palma y Santa Cruz de Tenerife, que se puede hacer en cinco horas. Así dependeremos menos de la influencia de los gomeros, al menos en este tema.

Foto: José Javier Pérez Martín   

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Celebra Alpidio Armas, presidente del Cabildo Insular de El Hierro, el nuevo escenario del transporte marítimo con su isla. Transporte subvencionado, que costará 18 millones de euros en los próximos cuatro años, que es la duración del contrato entre el Gobierno de Canarias y Caflaja, S.L.U. Curioso nombre de una de las sociedades que controla Antonio Armas Fernández, presidente de Naviera Armas, quien ayer firmó el contrato con Domingo Berriel, consejero de Obras Públicas.

Ocho frecuencias semanales para una previsible ocupación que, salvo excepciones, será manifiestamente baja. No importa. Paga la caja pública. El doble de lo que la clase política herreña le pareció aceptable, en un momento dado. La generosidad de Naviera Armas resulta llamativa. El servicio principal está a cargo del catamarán “Alcántara Dos”, que inicia hoy sus servicios. Cuando las embarcaciones rápidas están de retirada por su elevado consumo y costes de explotación –con la excepción de Fred. Olsen Express, que mantiene la apuesta–, la oferta principal se basa en este tipo de buque que hará seis rotaciones semanales, más otros dos el ferry “Volcán de Taburiente” para asegurar la carga rodada. 

El catamarán “Alcántara Dos” ha iniciado hoy el nuevo servicio

El catamarán “Alcántara Dos”, fletado a Trasmediterránea a través de un bróker, cubrirá el servicio con el número de frecuencias indicado, excepto sábados. Lunes, miércoles y viernes saldrá de El Hierro a las 14 h y de Los Cristianos a las 17 h. Martes y jueves saldrá a las 07 h de El Hierro y de Los Cristianos a las 17 h. Los domingos, saldrá a las 16 h de El Hierro y a las 19,30 h de Los Cristianos. Este horario parece un galimatías. A nuestro modo de ver sería más fácil para el éxito de la línea y la comodidad del pasajero un solo horario, con una hora fija de salida desde cada puerto. 

Martes y jueves el ferry “Volcán de Taburiente” –el barco que nunca descansa– hará sendas rotaciones entre Los Cristianos y El Hierro, vía La Gomera, con salida a las 08,45 h y regreso desde El Hierro a las 14 h. A continuación enlazará con su línea habitual a La Gomera y La Palma. El documento firmado establece que la naviera no podrá modificar las condiciones. Y Alpidio Armas, principal protagonista del “asalto” en mayo de 2012 al ferry “Volcán de Taburiente” –¿se acuerdan?–, lo que causó considerables perjuicios a los pasajeros de La Gomera y La Palma y un extra coste a la naviera y no pasó nada, afirma que “los herreños tenemos motivos extraordinarios para estar contentos”. No es para menos.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como adelantamos hace unos días en rigurosa exclusiva en esta sección, el catamarán “Alcántara Dos” será el encargado de cubrir el grueso de la línea Los Cristianos-El Hierro y en el momento de escribir esta información navega a una velocidad de 18,5 nudos al rumbo 231 en dirección hacia el puerto de Santa Cruz de Tenerife, procedente de Málaga. En las próximas horas llegará al puerto tinerfeño y en breve iniciará pruebas en los puertos de su itinerario y suponemos que también lo hará en San Sebastián de La Gomera.

El buque está fletado por la sociedad Chaflaja –una de las empresas del grupo Naviera Armas– a un bróker que actúa como intermediario, pues el barco es propiedad de Trasmediterránea. De esta compañía, precisamente, es la tripulación técnica que lo trae. Es llamativa la decisión de Chaflaja o Naviera Armas, como se prefiera, de traer un catamarán, con el consumo de combustible que tiene este tipo de buque rápido y la mala experiencia que en otro tiempo tuvo con el monocasco “Volcán de Tauro”. La línea ha de empezar, como máximo, el próximo 14 de noviembre.

El catamarán “Alcántara Dos” cubrirá la línea El Hierro-Los Cristianos

Como ya hemos dicho, se trata de un catamarán de Austal Ships puesto en servicio en abril de 1996. Diez años después lo compró Acciona Trasmediterránea –que así se llamaba entonces la compañía– y ha navegado en aguas del Estrecho, entre Algeciras y Tánger y Valencia y Baleares, entre otras líneas. Tiene capacidad para 536 pasajeros y 150 vehículos. Registra 4.859 toneladas brutas y mide 78,60 m de eslora y 23,40 m de manga. Está propulsado por cuatro motores Ruston 16RK270, con una potencia de 17.280 kw que accionan cuatro “water jets” y le permite mantener una velocidad de 30 nudos.

Foto: Capitán Manuel Hernández Lafuente

Juan Carlos Díaz Lorenzo

No hay UTE entre Naviera Armas y Trasmediterránea para la línea Los Cristianos-El Hierro. Lo que sí se confirma es la presencia del catamarán “Alcántara Dos”, fletado a través de un “bróker” y no directamente a la compañía del Grupo Acciona, de la que Naviera Armas también es accionista aunque minoritario. De haberle interesado, Trasmediterránea se hubiera presentado sola. Se espera, salvo imprevistos, que el buque rápido esté haciendo pruebas en el plazo de una semana o quizás un poco más, de acuerdo con las informaciones de que disponemos.

Todo ello condicionado a que el Gobierno de Canarias adjudique a Naviera Armas el concurso de obligación de servicio público para el transporte marítimo de El Hierro, aunque todos los indicios apuntan a que así será, pues es la única compañía que se ha presentado y cumple con la mayoría de los puntos contemplados en el pliego de condiciones. El contrato tendrá una vigencia de cuatro años y un importe de 27 millones de euros, sin IGIC.

El catamarán “Alcántara Dos” ya no luce el logo de Trasmediterránea

En el pliego de condiciones se estipula un baremo con una puntuación de hasta 200 puntos, la compensación de tarifas; hasta 150 la variante de los horarios; hasta 120 la duración media del viaje y hasta 100 puntos la conexión semanal desde Santa Cruz de Tenerife. Otros aspectos a valorar son la edad del buque, la Plataforma de Apoyo Logístico en Los Cristianos, el refuerzo del servicio, la habitabilidad y confort del buque, y el impacto medioambiental, en lo que respecta a la minimización de emisiones de CO2. El crédito destinado está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional para las regiones ultraperiféricas en un 50%, dentro del Eje 9, Tema Prioritario 82 del Programa Operativo FEDER de Canarias 2007-2013.  

El concurso, que estará vigente hasta 2017, “tiene como objetivo hacer más atractiva la ruta para la compañía que se adjudique el servicio en exclusiva, y así dar fiabilidad y continuidad a las conexiones marítimas de la isla, con horarios estables y días fijos a la semana”, se cita en las bases publicadas por la Consejería de Transportes del Gobierno de Canarias. Se contempla también un ajuste de los barcos empleados en la ruta, que reducirán su tamaño y su capacidad en transporte de carga y pasajeros, que habitualmente no se cubrían en su totalidad, para poder ofrecer un servicio mejor adaptado a las necesidades reales de la isla y reducir al mismo tiempo el consumo de combustible, de modo que el concurso, que quedó desierto en una primera convocatoria, sea de interés para las empresas navieras.

Foto: Manuel Fernández (shipspotting.com)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 159 seguidores