Juan Carlos Díaz Lorenzo

Siempre hemos sentido un gran aprecio y respeto por los maquinistas navales, que son quienes hacen posible no sólo la propulsión de los buques, sino el funcionamiento de otros muchos equipos vitales para que la vida a bordo sea normal. Porque si necesarios son los oficiales de puente para la navegación, maniobra, estiba… y con ellos los contramaestres y marineros, no lo son menos los oficiales de máquinas y quienes forman parte de dicho departamento (engrasadores, calderetas, mecánicos…), que requiere de una gran especialización en motores, calderas, combustibles, acoples, reductoras, ejes de cola, aire acondicionado, talleres, repuestos y un largo etcétera.  

Siempre nos ha gustado, cada vez que ha sido posible, bajar a la sala de máquinas de un barco y conversar con su gente, de quienes hemos aprendido cosas interesantes. Es un mundo diferente, tan lejano y tan cercano al mismo tiempo. En cada arrancada de motores se hace de nuevo el “milagro” de la propulsión mecánica y aunque afuera veamos una densa humareda negra como la que acompaña, la profesionalidad hecha virtud de un grupo de hombres y mujeres que aman a su profesión hace posible cada día, entre unos y otros, todos en definitiva a bordo, que los barcos se muevan y nos hagan la vida más agradable.

Una densa humareda sale de la chimenea del ferry “Volcán de Tamadaba”

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Normalidad relativa a bordo del buque de turismo “Boudicca”, que se dirige a velocidad moderada (nueve nudos) hacia el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde espera arribar mañana. Como ya hemos informado, en la madrugada de ayer se produjo un incendio en la sala de máquinas, que ha dejado inutilizados dos motores principales y tres auxiliares. Aunque algunas cabinas no tienen electricidad, la mayoría de los servicios a bordo funcionan con normalidad, informa la compañía naviera desde su sede operativa en Londres.

El buque “Boudicca” zarpó el 20 de enero del puerto de Southampton, en un crucero de 18 noches de duración con escalas en varios puertos de la Península, Canarias y Cabo Verde. Debido a este acaecimiento, el itinerario tendrá que ser modificado. A la llegada del barco a Santa Cruz de Tenerife esperan técnicos y talleres especializados para reparar los daños producidos por el incendio declarado en la sala de máquinas. Se ha puesto de manifiesto que en todo momento se ha mantenido la calma a bordo y no hay heridos. 

El buque “Boudicca” llegará mañana al puerto de Arrecife de Lanzarote

Foto: Fred. Olsen Cruise Line

Redacción

En el transcurso de un acto celebrado el pasado 10 de noviembre en el Casino de Santa Cruz de Tenerife, Manuel Marrero Álvarez ingresó como miembro numerario de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, cumpliendo así con el acuerdo de la junta directiva adoptado en su día por unanimidad.

Abrió la sesión el presidente de la Academia, Enrique García Melón, quien dio paso al secretario, Manuel Garrocho Martín, para dar lectura al acuerdo plenario por el que se admite al nuevo académico, a propuesta de los miembros Enrique García Melón, José Perera Marrero y Juan Carlos Díaz Lorenzo y, a continuación, Manuel Marrero Álvarez pronunció su discurso de ingreso con una conferencia titulada “Edad de oro de los grandes trasatlánticos”.

Manuel Garrocho Martín lee el acuerdo de la junta directiva de la Academia

Entretenida y amena intervención en la que su autor hizo un recorrido histórico por los grandes protagonistas del transporte marítimo entre Europa y América en la primera mitad del siglo XX. Evocación de compañías navieras, barcos, personajes y hechos históricos en tiempos de paz y de guerra más destacados que jalonaron toda una época, con el relevante protagonismo de Gran Bretaña, Alemania, Francia, Holanda, Italia y España.

Dado su conocido afán y entusiasmo por las cosas de la mar y los barcos, la conferencia de Manuel Marrero Álvarez hizo revivir a los asistentes no sólo los principales hitos de la comunicación trasatlántica de la época y las vicisitudes de cada compañía (Cunard, White Star, Norddeutscher Llody, CGT, Italia di Navigazione…) y de sus buques, sino hilvanado todo ello con las razones políticas, sociales y económicas de cada momento.

Manuel Marrero Álvarez, en el transcurso de su intervención

“Edad de oro de los grandes trasatlánticos”, conferencia del nuevo académico

La conferencia estuvo acompañada de una selección de imágenes de los grandes trasatlánticos ingleses “Mauretania”, “Lusitania”, “Aquitania”, “Olympic”, “Titanic” y “Britannic”; y los tres “monstruos” alemanes de Hapag: “Imperator”, luego “Berengaria”; “Vaterland”, luego “Leviathan” y “Bismarck”, luego “Majestic”, así como los buques “Ile de France” y “Normandie”, en el caso de Francia e Italia, con sus elegantes trasatlánticos “Rex” y “Conte di Savoia”.

Mención para EE.UU. con los trasatlánticos “América” y más tarde el célebre “United States”, imbatido en su clase en el cruce del Atlántico; el resurgir de Alemania con los trasatlánticos “Bremen” y “Europa”; Inglaterra, con los trasatlánticos “Queen Mary” y “Queen Elizabeth”, el primero conservado como hotel flotante en la costa oeste de EE.UU. y el segundo perdido por un incendio en aguas de Hong Kong.

El último tramo de su intervención lo dedicó a la Compañía Trasatlántica Española, la gran protagonista junto a Pinillos e Ybarra de las líneas trasatlánticas de nuestro país. Y lo hizo con un recorrido por los principales acontecimientos y los buques “Infanta Isabel de Borbón” y “Reina Victoria Eugenia”, “Alfonso XIII”, luego “Habana”; “Marqués de Comillas”, “Magallanes” y “Juan Sebastián Elcano”, “Virginia de Churruca” y “Satrústegui”, “Covadonga” y “Guadalupe”  y “Begoña” y “Montserrat”.

Juan Carlos Díaz Lorenzo, padrino del académico, contesta el discurso de ingreso

A continuación le contestó el vicepresidente de la Academia y padrino del nuevo académico, Juan Carlos Díaz Lorenzo, quien dijo que “hoy recibimos a una persona con un inusual sentido de la amistad en estos tiempos de hondas dificultades y arraigado materialismo, un sentido práctico y amable de la vida y una larga experiencia profesional directamente relacionada con el puerto tinerfeño”.

Manuel Marrero Álvarez nació en 1933 en Santa Cruz de Tenerife y estuvo unido a la Compañía Trasatlántica Española durante los 45 años que duró su vida laboral, desde su llegada en 1949. En una primera etapa como jefe de la oficina de los agentes de siempre de la centenaria naviera española, Sres. Viuda e Hijos de Juan La Roche, “sinónimo de honradez y prestigio, cuya manifiesta lealtad a la compañía, manteniéndose ajena a otros clientes, acabaría pasándole una dolorosa factura” y provocaría su cierre en 1984. Momento en el que la dirección de la compañía, en Madrid, nombró a Manuel Marrero delegado regional de Compañía Trasatlántica Española en Canarias, cargo que desempeñó por espacio de una década, hasta su jubilación anticipada.

 “Más allá del acontecer portuario, Manolo Marrero es hombre de buena memoria y apasionado de la historia naval, como hemos podido apreciar en su discurso de ingreso. Desde el principio de nuestra amistad compartimos vocación por la época de los trasatlánticos y su presencia en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. De ello nos ha dejado constancia en su libro titulado ‘Trasatlántica y la emigración canaria a América’, publicado en 2008”.

“Dicho libro es el reflejo de un amor irrepetible y escenificado en una compañía naviera que tanto ha significado en la historia del puerto de Santa Cruz de Tenerife –y de España y América Latina toda- y que figuró entre las más antiguas de Europa, pues en los últimos años, en manos de unos empresarios de dudosa capacidad, Trasatlántica se hundió irremisiblemente”.

“La Academia se enriquece hoy con la llegada de Manuel Marrero Álvarez por las razones que he dicho con anterioridad. Y estoy seguro que también el nuevo académico se enriquece en su conocimiento y afectividad con la experiencia y la amistad de todos nosotros que, desde hoy y al menos oficialmente, somos sus nuevos amigos y colegas académicos”.

Enrique García Melón impone la medalla de la Academia al nuevo académico

Manuel Marrero y Juan Carlos Díaz Lorenzo se funden en un abrazo

Manuel Marrero Álvarez, arropado por los miembros de la Academia

Juan Carlos Díaz Lorenzo y Manuel Marrero Álvarez

A continuación, el presidente de la Academia le impuso la medalla y le entregó el título acreditativo y la insignia correspondiente, momento en el que ambos se fundieron en un emotivo abrazo, haciéndolo a continuación con su padrino de ceremonia entre los aplausos de los académicos asistentes y de sus familiares. Excusaron su asistencia los académicos Roberto González Díaz, Alberto Darias Príncipe y Antonio Burgos Ojeda, por encontrarse fuera de la isla.

Fines de la Academia de Ciencias de la Navegación

La Academia Canaria de Ciencias de la Navegación tiene como fines Investigar y fomentar el estudio de la navegación, en sentido amplio, así como su enseñanza y difusión; estimular las publicaciones sobre temas relacionados con la navegación; organizar convenciones, jornadas y cursos que ayuden a un mejor conocimiento de la navegación, por parte de nuestra comunidad archipielágica, tan dependiente del sector marítimo; colaborar en la formación del profesorado, en sus múltiples perfiles y estudiar lo relativo a la normativa, nacional e internacional, relacionada con la navegación en general.

Entre sus principales actividades, realiza encuentros con personas estudiosas de temas relacionados con la navegación, promueve la organización de cursos y jornadas sobre las ciencias de la navegación, publicar estudios y trabajos relacionados con los fines expresados y fomenta la organización de convenciones, jornadas, cursos y conferencias, relacionados con los diferentes aspectos de la navegación.

Los miembros numerarios de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación son los siguientes:

1.- Enrique García Melón, capitán de la Marina Mercante, doctor en Ciencias del Mar y en Marina Civil, catedrático de la Universidad de La Laguna.

2.- Juan Carlos Díaz Lorenzo, historiador, investigador y periodista, licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Santiago de Compostela.

3.- Manuel Garrocho Martín, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil

4.- Juan Imeldo Gómez Gómez, jefe de máquinas, doctor en Marina Civil y profesor titular de la Universidad de La Laguna.

5.- Arturo Hardisson de la Torre, doctor en Farmacia y catedrático de la Universidad de La Laguna

6.- José Perera Marrero, capitán de la Marina Mercante, doctor en Marina Civil y profesor titular de la Universidad de La Laguna.

7.- Antonio Burgos Ojeda, doctor en Medicina, profesor titular de la Universidad de La Laguna.

8.- Roberto González Díaz, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, capitán del buque-hospital “Esperanza del Mar”.

9.- Francisco Noguerol Cajén, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil, práctico del puerto de Santa Cruz de La Palma.

10.- Juan Antonio Irigoyen Jiménez, capitán de corbeta (RNA) y doctor en Marina Civil.

11.- Enrique Melón Rodríguez, doctor en Marina Civil, profesor contratado de la Universidad de La Laguna.

12.- Abel Camblor Ordiz, doctor en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de Oviedo.

13.- Antonio Fraidíaz Becerra, doctor en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de Cádiz.

14.- Santiago Iglesias Baniela, bidoctor en Marina Civil (Universidad de La Coruña y Universidad de La Laguna), profesor titular de la Universidad de La Coruña.

15.- Antonio Manuel Couce Calvo, capitán de fragata del Cuerpo General de la Armada y  diplomado de Estado Mayor.

16.- Gonzalo Lozano Soldevilla, doctor en Biología y en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de La Laguna.

17.- José Manuel Martínez Mayán, doctor en Marina Civil, profesor titular de Escuela Universitaria, Universidad de La Coruña.

18.- Luis Alonso Santos Jara, doctor en Marina Civil, profesor asociado de Universidad.

19.- Daniel García Gómez de Barreda, doctor en Ciencias del Mar, profesor titular de la Universidad de Cádiz.

20.- Carlos Pérez Labajos, doctor en Marina Civil, profesor titular de la Universidad de Cantabria.

21.- Alberto Darias Príncipe, doctor en Historia y catedrático de la Universidad de La Laguna.

22.- Manuel Marrero Álvarez, directivo naviero y delegado regional de Compañía Trasatlántica Española en Canarias (1984-1993).

Asimismo, son miembros correspondientes de la Academia Canaria de Ciencias de la Navegación, las siguientes personas:

1.- María Concepción Rodríguez Rodríguez, capitán de la Marina Mercante y doctora en Marina Civil.

2.- César Rodríguez Quintana, capitán de la Marina Mercante y doctor en Marina Civil.

Fotos: Manuel Marrero Díaz