Juan Carlos Díaz Lorenzo

Navantia Ferrol y Barreras construirán dos floteles (hoteles flotantes) para la compañía mexicana Pemex. Ese es el resultado de las negociaciones llevadas a cabo en las últimas semanas y cuyo resultado se hizo público esta tarde en el palacio de Raxoi, en Santiago de Compostela, por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo y el consejero delegado de Pemex Internacional, José Manuel Carrrera.

El monto del contrato asciende a unos 380 millones de dólares y supondrá una carga de trabajo de unos 30 meses para cada astillero y unos tres mil trabajadores entre los dos. El astillero de Vigo ya tiene experiencia en la construcción de este tipo de buques, caso del flotel  “Edda Fides”. Todo parece indicar, a juzgar por los datos conocidos hasta el momento, de que se trata de una repetición del citado proyecto.

El flotel “Edda Fides”, un hito en la historia de la construcción naval española

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El astillero de Navantia en Ferrol y Fene comenzó el 18 de octubre los trabajos de corte de chapa para la construcción de cinco bloques del casco del segundo destructor tipo Air Warfare Destroyer (AWD), destinado a la Royal Navy de Australia.

De los cinco bloques, los números 109, 103 y 101 serán construidos en las instalaciones de Ferrol (antigua Bazán) y los números 107 y 105 en las instalaciones de Fene (antigua ASTANO). El personal de Navantia Ferrol trabaja también en la construcción del bloque número 603, correspondiente a la zona del domo.

El contrato de ejecución fue autorizado por el Gobierno de Australia en mayo de 2011 y supone una carga de trabajo de 410.000 horas. Dichos bloques están destinados a los tres buques de la clase “Hobart”, modificación de las fragatas españolas de la clase F-100, que también estarán equipados con el sistema de combate Aegis.

Los barcos australianos serán construcción en los astilleros de Newcastle (“HMAS Hobart”, 2014), Williamstown (“HMAS Brisbane”, 2016) y Osborne (“HMAS Sydney”, 2018) y cuando entren en servicio, así como los dos LHD similares al LHD “Juan Carlos I” cuyos cascos construye Navantia, supondrá una renovación y un refuerzo considerable para la capacidad operativa de la Royal Navy de Australia.

Esquema de los bloques que construye Navantia para el segundo AWD

Imagen: Navantia