Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Montestena” es el nombre de un petrolero para el transporte de crudo de Ondimar Transportes Marítimos (filial del Grupo Ibaizábal, con sede en Madrid) entregado a su propietario el 31 de marzo de 2012, dos meses después de la entrega de su gemelo “Montesperanza”. Como ya hemos informado en esta misma sección, el citado buque se encuentra en el puerto de Santa Cruz de Tenerife desde el 19 de mayo y desde esta mañana realiza operaciones de descarga de crudo procedente de Kole (Camerún) en la terminal marítima de la refinería de CEPSA.

El buque “Montestena” figura como propiedad de Naviera Río Estena, una de las sociedades que conforman Ondimar Transportes Marítimos, filial del Grupo Ibaizábal con sede en Madrid y controlado por la familia Aznar en su quinta generación. Es el cuarto de una serie de siete buques de nuevo diseño, eficientes y ecológicos, construido en el astillero Samsung Heavy Industries, en Goeje (Corea del Sur).

El petrolero “Montestena”, en su fondeo en el antepuerto tinerfeño

Maniobrando en la terminal marítima de la refinería de CEPSA en Tenerife

El petrolero “Montestena” descargando crudo Kole para CEPSA

Está abanderado en el registro de Madeira, lo cual priva a la Marina Mercante española de tener en su flota unidades tan modernas e interesantes. Ibaizábal opera, además de los citados, el petrolero “Monte Toledo”, entregado en mayo de 2004 y han causado baja en su flota los petroleros “Monte Granada”, gemelo del anterior y “Monte Umbe”, comprado de segunda mano; aunque éste, con el nombre de “Umbe”, sigue controlado por Ibaizábal.  Otra de las sociedades del grupo, Naviera Urbasa, tiene un petrolero para suministro de “bunkering” llamado “Monte Anaga”.

El petrolero “Montestena” es un buque tipo “suez-max” con un diseño de vanguardia y muy eficiente desde el punto de vista tecnológico y medioambiental. Destaca el ahorro de combustible considerando la optimización de las líneas del casco, una hélice de mayor diámetro, bulbo de proa, timón de dirección con control electrónico y aletas en el casco. Estos dispositivos permiten un ahorro de un 15 % en comparación con los petroleros convencionales actualmente en servicio.

Como el lector puede apreciar llama la atención la superestructura, en la que se han pintado unas franjas de color negro que separan las cubiertas. De 81.187 toneladas brutas, 51.148 toneladas netas y 159.236 toneladas de peso muerto, mide 274,23 m de eslora total -264 m entre perpendiculares-, 48 m de manga, 23,20 m de puntal y 17 m de calado máximo. Propulsado por un motor Burmeister & Wain 6S70ME-C8, con una potencia de 15.720 kw sobre un eje y una velocidad de 14,5 nudos. Código IMO 9585883.

Fotos: Ramón Acosta Merino, Jorge Rodríguez Suárez y Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En aguas del antepuerto tinerfeño se encuentra fondeado el petrolero “Montestena”, abanderado en Madeira (Portugal), que arribó en la mañana de ayer procedente de Kole Terminal con un cargamento de crudo para la refinería de CEPSA. El punto de carga está situado a unas 14 millas al sur de la península de Bakasi y depende de la autoridad portuaria de Douala (Camerún). Dispone de un buque de almacenamiento llamado “Serepca 1”, que es el que recibe el crudo extraído y desde el que se bombea a los petroleros encargados de su transporte.

El citado petrolero, gemelo del buque “Montesperanza” (81.187 GRT), es propiedad de Naviera Río Estena, una de las sociedades que conforman Ondimar Transportes Marítimos, filial del Grupo Ibaizábal con sede en Madrid y controlado por la familia Aznar. Es el cuarto de una serie de siete buques de nueva generación, eficientes y ecológicos, que entró en servicio el 31 de marzo de 2012. En las fotos de nuestro estimado amigo y colaborador Jorge Rodríguez Suárez, el citado buque en aguas del puerto de Santa Cruz de Tenerife, en el que bien podría estar matriculado si la política marítima española fuera diferente.

El petrolero “Montestena”, fondeado frente a la playa de Las Teresitas

Detalle de la superestructura y sección de popa

Fotos: Jorge Rodríguez Suárez

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Montesperanza” es el nombre de un nuevo petrolero para el transporte de crudo de Ibaizábal Tankers (filial del Grupo Ibaizábal, con sede en Madrid) entregado el 31 de enero de 2012. Es el tercero de una serie de siete buques construidos en el astillero Samsung Heavy Industries, en Goeje (Corea del Sur). El siguiente, llamado “MonteStena”, construido también por encargo de Ibaizábal Tankers, tenía prevista su entrega para el 31 de marzo de 2012.

El petrolero "Montesperanza", visto por la amura de estribor

Los nuevos petroleros están abanderados en el registro de Madeira, lo cual priva a la Marina Mercante española de tener en su flota unidades tan modernas e interesantes. Ibaizábal opera, asimismo, el petrolero “Monte Toledo”, entregado en mayo de 2004 y han causado baja en su flota los petroleros “Monte Granada”, gemelo del anterior y “Monte Umbe”, comprado de segunda mano aunque éste, con el nombre de “Umbe”, sigue controlado por Ibaizábal.  Otra de las sociedades del grupo, Naviera Urbasa, tiene un petrolero para suministro de “bunkering” llamado “Monte Anaga”.

El petrolero “Montesperanza” es un buque tipo “suez-max” con un diseño de vanguardia y muy eficiente desde el punto de vista tecnológico y medioambiental. Destaca el ahorro de combustible considerando la optimización de las líneas del casco, una hélice de mayor diámetro, bulbo de proa, timón de dirección con control electrónico y aletas en el casco. Estos dispositivos permiten un ahorro de un 15 % en comparación con los petroleros convencionales actualmente en servicio.

Es un petrolero de nueva generación, eficiente y ecológico

Como el lector puede apreciar, llama la atención la superestructura, en la que se han pintado unas franjas de color negro que separan las cubiertas. De 81.187 toneladas brutas, 51.148 toneladas netas y 159.236 toneladas de peso muerto, mide 274,23 m de eslora total -264 m entre perpendiculares-, 48 m de manga, 23,20 m de puntal y 17 m de calado máximo. Propulsado por un motor Burmeister & Wain 6S70ME-C8, con una potencia de 15.720 kw y una velocidad de 14,5 nudos. Código IMO 9585871.

Estampa marinera del buque "Monte de la Esperanza"

El nombre del buque es una contracción de Monte de la Esperanza, bosque de pinos de la isla de Tenerife, que ya ostentó un barco frutero de Naviera Aznar, en la década de los años cincuenta y sesenta del siglo XX. Aquel primer “Monte de la Esperanza”, construido en 1938 con el nombre de “Cavalier”, sirvió durante la Segunda Guerra Mundial como minador con el nombre de “Monadnock” y estaba propulsado por turbinas de vapor. Entre 1949 y 1952 navegó con el nombre de “Karukara” y bandera panameña y a partir de dicho año se consiguió su abanderamiento en España.

Fotos: Hannes van Rijn (shipspotting.com) y archivo de Manuel Mohedano Torres