Juan Carlos Díaz Lorenzo

Hace mucho tiempo que la firma de construcción naval italiana Fincantieri tiene una acreditada competencia en el sector. Una parte importante de los buques dedicados a la industria turística que actualmente existen han sido de sus factorías. La cartera de trabajo es considerable y para muestra dos botones. El pasado jueves, 25 de junio, fueron puestos a flote dos nuevos buques llamados “Carnival Vista” y “Viking Sea”.

El primero es el buque-insignia de Carnival Cruise Line y el mayor de su historia. Ha tomado forma en el astillero de Monfalcone y es el primero de dos unidades de 133.500 toneladas y 321 m de eslora, con capacidad para 3.936 pasajeros. Está previsto que entre en servicio en noviembre de 2016 y aunque su bautizo y estreno será en Europa, estará destinado al mercado norteamericano.

Este será el aspecto exterior del imponente megacrucero “Carnival Vista”

El buque “Viking Sea”, construido en el astillero de Ancona, es el segundo de una serie de tres unidades contratadas por Viking Ocean Cruises, compañía de nuevo cuño propiedad de Viking Cruises. Corresponde a un segmento menor, de 47.800 toneladas y acomodación para 930 pasajeros en 465 cabinas. Será entregado en la primavera de 2016. El primero, llamado “Viking Star”, entró en servicio en marzo pasado y el tercero, “Viking Sky”, será entregado a comienzos de 2017.

Desde 1990, el grupo italiano Finncantieri ha construido setenta buques dedicados al mundo turístico. Sólo 47 de ellos lo han sido desde 2002 y en estos momentos tiene una cartera de otros 14 buques. El grupo norteamericano Carnival es su principal cliente, que ha renovado por completo las flotas de la propia Carnival, P & O Cruises, Cunard Cruises y Princess Cruises, entre otras compañías líderes del sector.

Foto: Carnival Cruise Line

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Auténtica sensación causó la presencia en el puerto de La Luz y Las Palmas del megacrucero Carnival Dream, abanderado en Panamá, el más grande y moderno de la flota de Carnival Cruises Lines, que arribó el pasado 4 de noviembre y marcó un hito en la historia del puerto y de la ciudad, que en los últimos años está adquiriendo un notable protagonismo como escala del turismo marítimo. El buque atracó por la banda de estribor al muelle de Santa Catalina, y su avanzada estampa marinera con su típica chimenea alada se convirtió en el indiscutible protagonista de la jornada.

La escala del megacrucero Carnival Dream formaba parte de su viaje inaugural de cruce del Atlántico, camino de King’s Wharf (Bermudas) y Nueva York, donde el pasado día 12 de noviembre se realizó la ceremonia oficial de inauguración, con la participación como madrina de la actriz Marcia Gay Harden. El nuevo buque está considerado el “fun ship” (barco de diversión) más grande de la compañía y, sin duda, el más espectacular de su flota, al que seguirá un gemelo llamado Carnival Magic, cuya entrega está prevista para junio de 2011. El coste de su construcción asciende a la respetable cifra de 740 millones de dólares. La base de operaciones está en Port Cañaveral, desde donde realizará cruceros de una semana en los itinerarios clásicos de la zona a partir del próximo 3 de diciembre.

Construcción número 6.151 de los astilleros Fincantieri, en Monfalcone (Italia), el contrato entró en vigor en 2007 y finalizó con su entrega oficial, el pasado 21 de septiembre. Es un buque de 128.251 toneladas brutas (GT) y son sus principales dimensiones 305 metros de eslora total, 37 de manga y 8,20 de calado. Está propulsado por seis motores Wärtsila acoplados a dos líneas de ejes, capaces de desarrollar una potencia de 75.600 kw y una velocidad de 22,5 nudos. Tiene capacidad para 3.652 pasajeros y 1.369 tripulantes. Dispone de 14 cubiertas, de las que ocho son para alojamiento de los pasajeros y algunas de ellas combinan servicios, mientras que el resto son de uso común. Código IMO 9378474.

A bordo del Carnival Dream, además de un amplio abanico de servicios de ocio y relax,  se propone un nuevo concepto de animaciones bajo el nombre The Piazza, una cafetería interior y exterior con música en vivo, así como muchos espacios dedicados a familias y niños, con áreas de juego desde baloncesto hasta minigolf, y un extraordinario parque acuático denominado Carnival WaterWorks, con el tobogán de agua más grande que existe a bordo de un barco y el spa más grande de toda la flota de Carnival Cruise Lines, conocido como Cloud 9 Spa. Dispone de 14 cubiertas, de las que ocho son para alojamiento de los pasajeros y algunas de ellas combinan servicios, mientras que el resto son de uso común.

Ocean Plaza es un nuevo concepto de club de baile. Se trata de un café bar que integra una discoteca con pistas de bailes espectaculares, con un escenario donde se ofrece música en vivo, cómodos lugares para sentarse y siempre con una vista privilegiada al mar. Serenity, por su parte, es una zona exclusiva para adultos con jacuzzis y zona para relax bajo una sombrilla.

El buque también dispone de piscinas escénicas que se “cuelgan” sobre el mar, generando una increíble sensación. Seaside Theatre consiste en una pantalla gigante (12 × 22 metros) junto a la piscina, donde se puede ver películas, conciertos, noticias, deportes. Existen camarotes exclusivos integrados al spa y una pasarela con tiendas, zona de ocio y descanso, para ir de compras y pasear por esta “calle comercial”. Todo ello muy al estilo americano.

Espectacular perspectiva del megacrucero "Carnival Dream"

Foto: Carnival Cruises Line