Juan Carlos Díaz Lorenzo

En estos días anda por aguas de Canarias el crucero de turismo “Minerva”, abanderado en Bahamas. Una de sus escalas ha sido en el puerto de Santa Cruz de La Palma, donde hizo su primera escala el 14 de marzo de 2012. Alberto Pérez nos ofrece la bonita imagen que acompaña de la presencia de este buque, que tiene un origen llamativo.

El casco, construcción número 1 del astillero Okean, en Nikolayev, ciudad de Ucrania, estaba destinado a un buque de investigación y espionaje de la Marina de Guerra de la URSS –“Okean”, sobre el proyecto- cuya construcción comenzó en 1989, pero unos meses después, debido a la desintegración de la Unión Soviética, las obras quedaron paradas.

Así transcurrieron varios años, hasta que en 1994, la sociedad Swan Hellenic Cruises, filial de V-Ships, compró el casco a precio de saldo con la finalidad de transformarlo en crucero de turismo. Para ello hubo que terminar las obras fundamentales que permitieron su botadura, el 10 de diciembre de 1994 y, a continuación, fue remolcado a los astilleros T. Mariotti, en Génova (Italia), donde se procedió a su reconversión para dedicarlo a turismo de expedición, una modalidad que está creciendo mucho en los últimos años.

Aspecto del buque «Minerva». De proyectado espía a crucero de turismo

Bautizado con el nombre de “Minerva”, entró en servicio el 29 de abril de 1996 y el 7 de junio siguiente fue oficialmente bautizado en Londres, dando comienzo, a partir de entonces, a su explotación comercial con una programación de cruceros por Europa y el Mar Báltico, entre otros destinos.

En mayo de 2003 fue fletado por dos años por Saga Holidays y rebautizado “Saga Pearl”. Al vencimiento del contrato se abrió una nueva etapa de tres años de duración por cuenta del tour operador alemán Phoenix Reisen y el buque de esta historia pasó a llamarse “Alexander von Humboldt”, en homenaje al científico y botánico germano (1769-1859) tan arraigado a Tenerife en su célebre visita acontecida en 1799.

En enero de 2008 se constituyó la sociedad Artica Adventure & Cruise Shipping, domiciliada en Nassau (Bahamas) y cuando acabó el contrato con Phoenix Reisen, pasó a su control por espacio de seis años con el nombre original de “Minerva”.

De 12.331 toneladas brutas y 1.500 toneladas de peso muerto, mide 133 m de eslora total, 20 m de manga y 4,50 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores MAN B & W PC2-6E, con una potencia de 6.920 kw sobre dos ejes que accionan igual número de hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 16 nudos.

Tiene capacidad para 350 pasajeros en 181 cabinas –de ellas 44 exteriores con balcón privado- con un estándar clásico para este tipo de viajes, ambientado en estilo inglés. Entre noviembre de 2011 y febrero de 2012 ha sido modernizado en los astilleros Lloyd Werft, en Alemania. Código IMO 9141196.

Foto: Alberto Pérez

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Vigo ha recibido hoy las escalas de dos cruceros de turismo: “Minerva” y “Costa Pacífica”. El primero llegó muy temprano, procedente de Portimao (Portugal) en viaje a St. Peter Port (Reino Unido), con 298 pasajeros y 173 tripulantes. El segundo arribó a las 09 h procedente de Lisboa en viaje a Guernesey (Reino Unido), con una expedición de 2.339 pasajeros y 893 tripulantes.

Como bien señala nuestro estimado amigo Alfredo Campos Brandón –autor de las fotos que acompañan-, no es frecuente ver al buque «Minerva» en aguas de la ría de Vigo. El segundo, propiedad de Costa Cruceros, refrenda el interés que la compañía italiana –ahora en horas bajas- tiene por los puertos españoles.

“Bella estampa en su entrada la de este buque, con un día a chaparrones y sol, obteniendo imágenes muy curiosas, con la naturaleza en marcha, animación en la zona portuaria, y en toda la ciudad”, precisa Alfredo Campos. Y es que Galicia lo tiene todo y posee un atractivo especial para los cruceros de turismo, un sector cada vez más en aumento.

El crucero «Minerva» arribó a Vigo bien temprano

Es un cliente poco habitual, modesto en sus dimensiones

Su origen es bien distinto del que tiene en la actualidad

A plena luz del día llegó el crucero italiano «Costa Pacífica»

El buque maniobra para atracar en el muelle de trasatlánticos

Los dos buques compartieron atraque en el puerto de Vigo

Fotos: Alfredo Campos Brandón

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de La Palma recibió hoy la primera escala del crucero de turismo “Minerva”, abanderado en Bahamas, procedente de Santa Cruz de Tenerife en viaje a Funchal. Fue una visita breve, pues a las 12,30 horas se hizo de nuevo a la mar, después de haber compartido atraque con el buque “Mein Schiff 1”, en una jornada primaveral, de azul intenso y atmósfera limpia.

Este buque tiene un origen llamativo. El casco, construcción número 1 del astillero Okean, en Nikolayev, ciudad de Ucrania, estaba destinado a un buque de investigación y espionaje de la Marina de Guerra de la URSS –“Okean”, sobre el proyecto- cuya construcción comenzó en 1989, pero unos meses después, debido a la desintegración de la Unión Soviética, las obras quedaron paradas.

El crucero de turismo "Minerva" amaneció en el puerto palmero

Así transcurrieron varios años, hasta que en 1994, la sociedad Swan Hellenic Cruises, filial de V-Ships, compró el casco a precio de saldo con la finalidad de transformarlo en crucero de turismo. Para ello hubo que terminar las obras fundamentales que permitieron su botadura, el 10 de diciembre de 1994 y, a continuación, fue remolcado a los astilleros T. Mariotti, en Génova (Italia), donde se procedió a su reconversión para dedicarlo a turismo de expedición, una modalidad que está creciendo mucho en los últimos años. Es decir, frente a la oferta clásica de las grandes compañías con itinerarios muy estandarizados, ha surgido una oferta diferenciada que permite llegar a donde otros no llegan. Y eso tiene su clientela, y cada vez más.

Bautizado con el nombre de “Minerva”, entró en servicio el 29 de abril de 1996 y el 7 de junio siguiente fue oficialmente bautizado en Londres, dando comienzo, a partir de entonces, a su explotación comercial con una programación de cruceros por Europa y el Mar Báltico, entre otros destinos.

En mayo de 2003 fue fletado por dos años por Saga Holidays y rebautizado “Saga Pearl”. Al vencimiento del contrato se abrió una nueva etapa de tres años de duración por cuenta del tour operador alemán Phoenix Reisen y el buque de esta historia pasó a llamarse “Alexander von Humboldt”, en homenaje al científico y botánico germano (1769-1859) tan arraigado a Tenerife en su célebre visita acontecida en 1799.

Nada hace sospechar su origen militar en tiempos de la extinta URSS

Es un barco de dimensiones modestas, pero ideales para su cometido

En enero de 2008 se constituyó la sociedad Artica Adventure & Cruise Shipping, domiciliada en Nassau (Bahamas) y cuando acabó el contrato con Phoenix Reisen, pasó a su control por espacio de seis años con el nombre original de “Minerva”, con el que esta mañana ha hecho su primera escala en el puerto palmero, como podemos apreciar en las fotos de nuestros colaboradores Alicia Fernández Concepción, Jorge Luis Henríquez Hernández y Gabilón.

De 12.331 toneladas brutas y 1.500 toneladas de peso muerto, mide 133 m de eslora total, 20 m de manga y 4,50 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores MAN B & W PC2-6E, con una potencia de 6.920 kw sobre dos ejes que accionan igual número de hélices de paso variable y le permite mantener una velocidad de 16 nudos.

Tiene capacidad para 350 pasajeros en 181 cabinas –de ellas 44 exteriores con balcón privado- con un estándar clásico para este tipo de viajes, ambientado en estilo inglés. Entre noviembre de 2011 y febrero de 2012 ha sido modernizado en los astilleros Lloyd Werft, en Alemania. Código IMO 91441196.

Fotos: Alicia Fernández Concepción, Gabilón y Jorge Luis Henríquez Hernández

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Nos habíamos referido, ayer, al fin de semana de lujo que vivió el puerto de Santa Cruz de Tenerife el pasado sábado, con las escalas de los cruceros AIDALuna, Costa Victoria, Ventura y Minerva. Nos complace, de nuevo, ofrecerles otras fotografías que nos envía nuestro buen amigo y colaborador Esteban González, desde su privilegiado puesto de observación en el dique del Este.  Las condiciones de luminosidad de la salida de estos buques, después de media tarde, acompañaron para obtener unas imágenes de tan buena calidad.

El crucero italiano "Costa Victoria" queda libre, entre puntas

Imponente estampa del megacrucero británico "Ventura"

El crucero "Minerva" siguió viaje tras cruzar el Atlántico sur

Fotos: Esteban González

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Santa Cruz de Tenerife vivió ayer, sábado, un día intenso en cuanto a cruceros de turismo, con cuatro escalas: AIDALuna, Costa Victoria, Ventura y Minerva, respectivamente. El primero de ellos, como es habitual en la presente campaña, llegó a medianoche y ocupó el espacio que había dejado libre el crucero Island Escape. Al amanecer arribó el crucero italiano Costa Victoria, en escala de un largo viaje trasatlántico que finalizará en Savona.

A continuación lo hizo el megacrucero británico Ventura, procedente de Las Palmas y por último llegó el crucero Minerva, procedente de Brasil y Cabo Verde, finalizando aquí su viaje para iniciar otro con destino a Europa. Y un día antes, el Viernes Santo, atracó en el muelle sur el crucero bahameño Black Watch.

El protagonismo se desplazó hoy al puerto de Santa Cruz de La Palma, con las escalas de los siguientes cruceros de turismo: Ventura, Costa Marina e Island Escape. El puerto palmero, a pesar de la probada ineficacia de algunos de sus máximos representantes en materia turística,  está teniendo un destacado protagonismo gracias a los esfuerzos que hacen empresas como Hamilton y Cía. en la feria Seatrade, de Miami y las buenas condiciones operativas, así como los indudables atractivos que tiene la isla.

El crucero "Costa Victoria" entró cuando todavía no había amanecido

Maniobra del megacrucero "Ventura", que atracó en la punta del muelle Sur

Detalle del alerón de babor del mehacrucero "Ventura"

"Minerva" y "AIDAluna", desde el muelle Norte. En primer término, la proa del vapor "La Palma"

El crucero "Minerva" emprendió viaje a Europa, después de cruzar el Atlántico Sur

El Viernes Santo, el protagonismo lo tuvo el crucero "Black Watch"

Fotos: Antonio Sáez (sergio@cruises)