Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra atracado el megayate “Leander G”, abanderado en Bermuda, que muestra en su estampa la gracia y la elegancia de unas líneas marineras evocadoras de todo tiempo de la historia de la construcción naval. En la actualidad es propiedad de sir Donald Gosling, aunque el proyecto fue encomendado por el brigadier sir Thimoty Landon al diseñador Claus Kusch, para un buque de regusto clásico combinado con un toque de modernidad.

Construido en el astillero Peene-Werft, en Wolgast (Alemania), el armamento final y la acomodación se llevó a cabo en Inglaterra, correspondiendo los interiores a un diseño de Katalin Landon & Paulinne Nunns Associates y la decoración al alemán Heinz Vollers. Entró en servicio en 1992. El casco de acero evoca una canoa y tiene seis cubiertas, las tres superiores de aluminio con diversos usos comunales y privados para 22 pasajeros, que disponen de diez suites. La tripulación habitual está formada por 23 personas y el que puede alquilarse al módico precio de 490.000 dólares por semana.

El megayate “Leander G”, visto por la amura de estribor

De 1.930 toneladas brutas y 579 toneladas de peso muerto, mide 75 m de eslora, 12,90 m de manga y 4,20 m de calado. Está propulsado por dos motores Deutz, que suman una potencia de 3.500 caballos sobre ejes independientes y para las maniobras en puerto dispone de dos hélices transversales a proa y popa. Mantiene una velocidad de 18,5 nudos y tiene una autonomía de ocho mil millas a velocidad económica de 14,5 nudos. Dispone de plataforma de vuelo para un helicóptero y está equipado con sensores electrónicos y contramedidas.

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Atracado por la proa del megacrucero “Mein Schiff 4” se encuentra el megayate “Rising Sun”, coprotagonista de una jornada histórica en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Por lo que leemos en la prensa internacional especializada, desde 2010 es propiedad de Larry Ellison, CEO de Oracle Corporation. Hasta 2006 había compartido la copropiedad con David Geffen, por cuyo encargo había sido construido. Figura entre los once mayores del mundo en su clase y está abanderado en Grand Caymán. Se dice que su construcción costó unos 200 millones de dólares.

Diseñado por Jon Bannenberg y construido en el astillero alemán Lürssen, entró en servicio en diciembre de 2004. Reformado en 2007, dispone de 82 cabinas en cinco cubiertas con una superficie aproximada de ocho mil metros cuadrados. De 7.841 toneladas brutas, mide 138 m de eslora y 19 m de manga. Está propulsado por cuatro motores MTU 20V800 M90, que suman una potencia de 48.000 caballos y accionan ejes independientes que le permite mantener una velocidad de 28 nudos. La plataforma de vuelo para un helicóptero puede ser utilizada como cancha de baloncesto. Código IMO 8982307.

El megayate “Rising Sun”, atracado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife

Foto: Esteban González (imaxfotocanarias.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“White Pearl” es el nombre oficioso con el que el sector ha bautizado al nuevo megayate que se encuentra en fase de armamento a flote, en el astillero ADM (Abu Dhabi Mar Group), en Kiel (Alemania). A finales de año, cuando sea entregado, figurará en el “top ten” de los mayores del mundo en su clase, en un casco de 140 metros de eslora. No parece, por tanto, que ese sea su nombre definitivo. El propietario, según lo publicado en el sector, es el magnate ruso Andrey Melnichenko, que también lo es del megayate “A”.  

En realidad, el nuevo buque será un híbrido de yate y velero con tres mástiles, de los cuales el mayor se podrá desplegar varias decenas de metros en sentido vertical. Han sido desarrollados por la firma Dysktra Naval Architecs y fabricados por la compañía británica Magma Structures. Como es habitual en estos casos, se conocen pocos  detalles. Se sabe que tendrá una tripulación de 65 personas y que dispone de espacios públicos y privados muy amplios. El diseño del nuevo buque lleva el sello de la firma de ingeniería Phillipe Starck.

El nuevo megayate, visto por la amura de babor, en el astillero ADM

Foto: gtspirit.com

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Attessa IV” es el nombre de este espectacular megayate que se encuentra atracado en su segunda escala en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, desde la noche del pasado domingo, 14 de abril. Arribó procedente de Philipsburg y mañana a última hora tiene previsto continuar viaje a Gibraltar.  Ya lo habíamos visto en diciembre pasado, cuando hizo el viaje a la inversa. Entonces atracó en el muelle de ribera en una escala de cinco días de duración.

El buque es el resultado de un diseño de Glade Johnson y ha sido construido en el astillero Washington Yatching Group (WYG), en Canadá y fue puesto a flote el 5 de diciembre de 2010. Figura entre el grupo de los 25 megayates privados mayores del mundo en cuanto a eslora, que es de 100,60 m y ocupa el puesto número 23 entre los buques más grandes del mundo en su especialidad. Tiene capacidad para 28 invitados y 21 tripulantes.

Por lo que leemos en internet, el buque es propiedad del industrial y filántropo Dennis Washignton y se estima que su fortuna asciende a 4,2 billones de dólares, según lo publicado por la revista “Forbes”. El megayate fue construido por encargo del naviero Chang Yung-fa, propietario de Evergreen Corp. y posteriormente sometido a obras de alargamiento del casco en EE.UU., dando como resultado su aspecto actual, que llama poderosamente la atención. Como casi todos los buques de su tipo, está abanderado en Gran Caymán.

El megayate, ciertamente, es espectacular se mire por dónde se mire

Foto: La Farola del Mar (facebook)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“L’ Austral” es el nombre de un buque de bandera francesa que hoy ha hecho su escala inaugural en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Arribó esta mañana procedente de Mindelo (Cabo Verde) en viaje a Las Palmas y se trata de un exponente de un nuevo concepto de buque de placer, en realidad un megayate distribuido en 132 cabinas de superlujo.

El buque “L’ Austral” es propiedad de la Compagnie du Ponant (una filial de CMA CGM), construido en el astillero italiano Fincanteri en Ancona y puesto en servicio el 20 de abril de 2011. Decorado al más sofisticado estilo francés, se trata de un barco exclusivo, al igual que su gemelo “Le Borèal” y puede alojar entre 224 y 264 pasajeros, con una tripulación de 139 personas.

El buque está dotado de un sistema de posicionamiento dinámico, como el que utilizan los buques sísmicos de la industria off-shore.  Registra 10.700 toneladas brutas y son sus principales dimensiones 142 m de eslora, 18 m de manga y 4,70 m de calado máximo. Está propulsado por dos motores diesel con una potencia de 4.600 kw y una velocidad de 16 nudos. Código IMO 9502518.

El buque “L’ Austral”, en el puerto tinerfeño, visto por la amura de estribor

Foto: La farola del mar (facebook)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

“Quattroelle” es el nombre de un nuevo megayate que ayer situó el impacto de su avanzada estampa marinera en su primera escala en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria. Como todos los de su clase, es un buque impresionante construido en el astillero Lürssen, en Alemania. Se encuentra en su viaje de posicionamiento en el Caribe, gestionado por la agencia Moran Yatch & Ship, referente a nivel internacional.

Aún siendo un barco de ensueño, figura en la posición número 29 de los megayates que existen en el mundo. Se alquila al módico precio de un millón de euros semanales y tiene una dotación de 28 personas para atender a 12 pasajeros en seis cabinas. Mide 86 m de eslora y se trata de un diseño de la firma italiana Nuvolary & Design Lenard, con sede en Venecia.

Procede de Kristiansand (Noruega) y A Coruña, donde entró de arribada forzosa para refugiarse del temporal que tiempla gaitas por el Atlántico. Dicen los expertos entendidos en este tipo de buques que el megayate “Quattroelle” es una exitosa combinación de elegancia y estilo deportivo camino de convertirse en un clásico. Desde luego el tamaño y los volúmenes del buque resulta un desafío y aquí tenemos el resultado.

El megayate “Quattroelle”, en el puerto de Las Palmas. visto por la aleta de estribor

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Estamos en la época del cruce del Atlántico de los grandes yates que hacen escalas técnicas en el puerto de Santa Cruz de Tenerife.  En el día de hoy el protagonista se llama “Attessa IV” y, como todos los de su clase, es un barco impresionante. Está atracado en el muelle de ribera y cuando lo hemos fotografiado estaba realizando suministro de combustible por camión cuba. Tiene prevista una escala de cinco días y arribó esta mañana procedente de Gibraltar en viaje a Philipsburg, consignado por Wilhelmsen Ships Service.

El buque es el resultado de un diseño de Glade Johnson y ha sido construido en el astillero Washington Yatching Group (WYG), en Canadá y fue puesto a flote el 5 de diciembre de 2010. Figura entre el grupo de los 25 megayates privados mayores del mundo en cuanto a eslora, que es de 100,60 metros y ocupa el puesto número 23 entre los buques más grandes del mundo en su especialidad.

El megayate “Attessa IV” llegó esta mañana procedente de Gibraltar

Por lo que leemos en internet, el buque es propiedad del industrial y filántropo Dennis Washignton y se estima que su fortuna asciende a 4,2 billones de dólares, según lo publicado por la revista Forbes. El megayate fue construido por encargo del naviero Chang Yung-fa, propietario de Evergreen Corp. y posteriormente sometido a obras de alargamiento del casco, dando como resultado su aspecto actual, que llama poderosamente la atención. Como casi todos los de su tipo, está abanderado en Gran Caymán.

Detalle de la zona central de la superestructura del buque

El megayate, abanderado en Islas Caymán, visto por la aleta de estribor

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El puerto de Palma de Mallorca ha recibido hoy un visitante muy distinguido: el megayate “Prince Abdulaziz”, propiedad de la Familia Real de Arabia Saudí. Una visita de lujo, resalta nuestro estimado amigo y colaborador Pedro Jesús Muñoz López, autor de la foto que acompaña. El espectacular buque arribó procedente de Barcelona y está atracado en el muelle de Poniente Norte.

Construido en el astillero Helsingør Værft, en Dinamarca, entró en servicio en 1984, siendo su primer propietario el rey Fath de Arabia Saudí. En 2005, tras su fallecimiento, pasó a su hermano Abdullah ibn Abd al-Azir. Por espacio de 22 años ostentó el honroso título de ser el buque en su clase mayor del mundo. El buque ha sido diseñado por Maierform y el diseño de interiores y decoración corresponde a David Nightingale Hicks.

De 4.620 toneladas brutas, miide 147 m de eslora total y 18,30 m de manga. Está propulsado por dos motores Pielstick, con una potencia de 5,816 kW y una velocidad de crucero de 18 nudos, aunque puede alcanzar 22 nudos. Dispone de un helipuerto a proa y con el barco al completo de huéspedes, precisa entre 60 y 65 tripulantes. Código IMO 1003309.

El megayate “Prince Abdulaziz”, visto por la aleta de babor

Foto: Pedro Jesús Muñoz López

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El megayate francés “Yogi” se hundió ayer en aguas del Mar Egeo, cerca de la isla de Skyros, cuando navegaba en condiciones meteorológicas adversas. Pasajeros y tripulantes fueron rescatados por dos helicópteros de la Fuerza Aérea de Grecia, después de que el capitán lanzara un SOS y ordenara el abandono del buque.

Mala suerte la de este buque, construido en los astilleros Porteksan (Turquía) y puesto en servicio en junio de 2011, que se convierte en una tragedia para la industria de los megayates, en la que es poco frecuente que se produzcan este tipo de siniestros. En internet hemos visto que el alquiler ronda los 500.000 dólares semanales en la temporada de verano.

De 792 toneladas brutas, medía 60,20 m de eslora total y 9,40 m de manga. Propulsado por dos motores Caterpillar con una potencia de 3.500 caballos y una velocidad de 16 nudos, podía alojar a doce pasajeros en seis cabinas y una tripulación de 15 personas.  Su decoración interior estaba inspirada en elementos asiáticos y ofrecía todo tipo de actividades acuáticas mediante el uso de ténder y motos de agua.

La fuerza aérea griega acudió en ayuda de los náufragos del "Yogi"

El megayate, construido en Turquía, no había cumplido todavía un año

Así era el "skylounge" del megayate "Yogi"

Cabina del armador del megayate hundido

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Procedente de Gibraltar en viaje a Port Everglades, el 2 de noviembre arribó al puerto de Santa Cruz de Tenerife el megayate “Phoenix 2”, abanderado en Islas Caymán. Lo vimos llegar cuando se encontraba frente a la Plaza de España y unos minutos después atracó babor al dique central de la Dársena de Los Llanos, donde luce su espectacular imagen, como podemos ver en la foto que acompaña.

El impresionante mega yate ha sido construido en los astilleros alemanes Lurssen, donde fue botado el 8 de abril de 2010 y fue entregado en el mes de julio siguiente. Mide 87,20 m de eslora y es un diseño conjunto de Andrew Winch, Moran Yatch & Ship y el propio astillero, especializado en este tipo de barcos, cuya decoración interior está inspirada en el Art Decó y en el ambiente neoyorquino de los años treinta.

El megayate "Phoenix 2", atracado en la Dársena de Los Llanos

Fotos: Juan Carlos Díaz Lorenzo