Juan Carlos Díaz Lorenzo

En escala técnica, en la mañana del pasado jueves arribó al puerto de Las Palmas de Gran Canaria la fragata brasileña “Liberal” (F-43), procedente de Natal en viaje a Civitavecchia, desde donde continuará viaje para integrarse en la Fuerza Marítima (FTM) de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL). La campaña tendrá una duración de unos ocho meses y tomará el relevo a la fragata “Uniao” (F-45).

En la actualidad, la UNIFIL cuenta con la participación de 35 países, incluyendo Brasil, y moviliza cerca de doce mil militares y policías y un millar de funcionarios civiles. En esta oportunidad, el citado buque, con 240 tripulantes a bordo, ha atracado en el muelle de Santa Catalina, al estar ocupada toda la línea de atraque del Arsenal Militar de Las Palmas de Gran Canaria. Razón por la cual, la escala, que finaliza hoy, está rodeada de cruceros de turismo. 

La fragata brasileña «Liberal» (F-43), vista por la amura de estribor

La fragata “Liberal” –comandante, capitán de fragata José Luiz Ferreira Canela– es el cuarto buque de una serie de seis de la clase “Niterói”, cuyo contrato se firmó el 20 de septiembre de 1970 como parte del Programa de Renovación y Ampliación de Medios Flotantes de Marina. El contrato se adjudicó a la compañía británica Vosper Thornycroft Ltd. y los buques tomaron forma en la factoría de Woolston, en Hampshire. Del que nos ocupa, el 2 de mayo de 1975 se puso en grada el primer bloque de su quilla y se procedió a su botadura el 7 de febrero de 1977 y el 18 de noviembre de 1978 se incorporó a la Marina de Brasil.

Es el buque de 3.200 toneladas standard y 3.800 toneladas a plena carga, siendo sus principales dimensiones 129,20 m de eslora total, 13,50 m de manga y 5,90 m de calado. El sistema de propulsión es CODOG (Combined Diesel or Gas), formado por dos turbinas de gas Rolls-Royce Olympus TM3B, con una potencia de 56.000 caballos y cuatro motores MTU 16V956, que suman 15.760 caballos, acoplados a dos ejes e igual número de hélices Escher-Wyss de paso variable, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 30 nudos. Su radio de acción es de 1.300 millas a 28 nudos con propulsión de turbinas o 4.200 millas a 19 nudos con propulsión diesel.

En su clase, es un buque convencional bien armado. El armamento está formado por dos cañones Vickers Mk 8 de 114 mm, dos cañones Bofors L/70 de 40 mm, cuatro lanzadores para misiles MM38 Exocet –de tanto éxito en la guerra de las Malvinas-, dos lanzadores triples de misiles antiaéreos Sea Cat, un mortero doble de 375 mm y dos lanzadores triples de torpedos antisubmarinos de 324 mm.

En cuanto a equipos electrónicos dispone de un radar de vigilancia aérea Plessey AWS-2, un radar de superfície ZW-06; dos radares de dirección de tiro Orion RTN-10X y un sonar de casco EDO-610E, además de otros equipos de ayuda a la navegación. El sistema táctico es un CAAIS Link 11 e incorpora, asimismo, un helicóptero Westland SHA-11 Lynx.

Foto: Manuel V. Samper Díaz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En el muelle del Arsenal Militar de Las Palmas se encuentra el patrullero oceánico “Amazonas” (P-120), de la Marinha de Guerra de Brasil, en viaje de entrega oficial a su país. Es el primero de una serie de tres buques de la clase “Port of Spain” (CG-50), inicialmente construidos por encargo del Gobierno de Trinidad y Tobago. El contrato, firmado en 2007, sería posteriormente cancelado y después de varias gestiones, el comprador ha sido la Marinha brasileña.

Tras su entrega oficial el 29 de junio en presencia del almirante-jefe del Estado Mayor de la Armada brasileña, Fernando E. Studart Wiemer, el patrullero oceánico “Amazonas” hizo escala el 12 de agosto en Lisboa y, después de Las Palmas, continuará viaje a Mindelo (Cabo Verde), Cotonou (Lagos), Benin (Nigeria), Sao Tomé (Sao Tomé y Príncipe), Natal, Salvador y Río de Janeiro, donde tiene su base.

El patrullero oceánico «Amazonas», atracado en Las Palmas

El buque “Amazonas” ha sido construido por BAE Systems Maritime en el astillero de Portsmouth, donde permanecía acabado y amarrado desde 2010. Los dos restantes están en fase de armamento en el astillero del Clyde y serán entregados en 2013. El adiestramiento de las tripulaciones se lleva a cabo en la base de Devonport. El contrato firmado posibilita ensamblar otros cinco buques de la misma serie en astilleros brasileños, se informa en medios marítimos militares.

Desplaza 2.450 toneladas a plena carga y son sus principales dimensiones 90,50 m de eslora total, 13,20 m de manga y 4,20 m de calado. Su velocidad máxima es de 25 nudos, propulsado por dos motores MAN y una potencia de 7.500 kw. Su radio de acción de 4.000 millas con una autonomía de 35 días. La tripulación habitual será de 60 personas, aunque en el viaje de entrega van a bordo 81 efectivos. Puede embarcar también medio centenar de grupos de operaciones especiales y para los desembarcos dispone de dos embarcaciones rápidas semirrígidas tipo Pacific 24.

Puente de mando visto desde la banda de babor

Frontal del puente de mando del patrullero oceánico

Del puente hacia proa y el cañón de 30 mm

Cañón de 20 mm situado a la banda de babor

Lancha semirrígida situada a la banda de estribor

El buque es el primero de una serie de tres unidades

El armamento está formado por un cañón a proa de 30 mm, dos cañones de 25 mm a cada banda, dos ametralladoras de 12,7 mm y dos puntos para apoyo de fuego de fusilería de 7,62 mm. Dispone de dos lanzadores de cohetes para iluminar espacios en la noche y en la cubierta de popa puede operar con helicópteros MH-60 “Seahawk”.

En cuanto a electrónica está equipado con un radar Terma Scanter 4100 de banda X y un sistema de gestión de combate Osiris, proporcionado por la firma Ultra Electrónics que, en el futuro, puede ser sustituido por las últimas series del sistema nacional SICOMTA. Del mismo modo que el cañón de proa de 30 mm., que no es habitual en el armamento de la Marinha de Brasil, puede que sea sustituido por un cañón Bofors 40 L/70.

Fotos: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En escala técnica el jueves 14 de junio arribó el arsenal militar de Las Palmas la fragata brasileña “União” (F-45), donde permanecerá hasta el próximo lunes 18, en que se hará de nuevo a la mar en viaje de regreso a su base en Río de Janeiro, después de haber permanecido durante siete meses en la misión internacional del Líbano.

El citado buque, con 240 tripulantes a bordo, ha sido relevada por la fragata “Liberal” (F-43), que se encuentra en el Líbano desde mayo pasado. Brasil participa en la Fuerza Marítima (FTM) de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL). En la actualidad, la UNIFIL cuenta con la participación de 35 países, incluyendo Brasil, y moviliza cerca de doce mil militares y policías y un millar de funcionarios civiles.

La fragata brasileña «Uniao», última de la serie «Niterói»

La fragata “União” –comandante, capitán de fragata Ricardo Fernandes Gomes- es el último buque de una serie de seis de la clase “Niterói”, cuyo contrato se firmó el 20 de septiembre de 1970 como parte del Programa de Renovación y Ampliación de Medios Flotantes de Marina.

La construcción de los cuatro primeros se adjudicó a la compañía británica Vosper Thornycroft Ltd. y tomaron forma en la factoría de Woolston, en Hampshire. Los dos últimos fueron construidos en el Arsenal de Marinha de Río de Janeiro. Del que nos ocupa, el 11 de junio de 1972 se procedió a la puesta de quilla en unión de la correspondiente al buque “Independencia”. El 14 de marzo de 1975 se procedió a su botadura y entró en servicio el 12 de septiembre de 1980, es decir, más de cinco años después de su puesta a flote.

La fragata «Uniao», atracada en el Arsenal Militar de Las Palmas

Es el buque de 3.200 toneladas standard y 3.800 toneladas a plena carga, siendo sus principales dimensiones 129,20 m de eslora total, 13,50 m de manga y 5,90 m de calado. El sistema de propulsión es CODOG (Combined Diesel or Gas), formado por dos turbinas de gas Rolls-Royce Olympus TM3B, con una potencia de 56.000 caballos y cuatro motores MTU 16V956, que suman 15.760 caballos, acoplados a dos ejes e igual número de hélices Escher-Wyss de paso variable, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 30 nudos. Su radio de acción es de 1.300 millas a 28 nudos con propulsión de turbinas o 4.200 millas a 19 nudos con propulsión diesel.

En su clase, es un buque convencional bien equipado. El armamento está formado por dos cañones Vickers Mk 8 de 114 mm, dos cañones Bofors L/70 de 40 mm, cuatro lanzadores para misiles MM38 Exocet –de tanto éxito en la guerra de las Malvinas-, dos lanzadores triples de misiles antiaéreos Sea Cat, un mortero doble de 375 mm y dos lanzadores triples de torpedos antisubmarinos de 324 mm.

En cuanto a equipos electrónicos dispone de un radar de vigilancia aérea Plessey AWS-2, un radar de superficie ZW-06; dos radares de dirección de tiro Orion RTN-10X y un sonar de casco EDO-610E, además de otros equipos de ayuda a la navegación. El sistema táctico es un CAAIS Link 11 e incorpora, asimismo, un helicóptero Westland SHA-11 Lynx.

Foto: Bermaxo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

En escala técnica esta mañana arribó el arsenal de Las Palmas la fragata brasileña “Liberal” (F-43), donde permanecerá hasta el próximo jueves, en que se hará de nuevo a la mar en viaje a Taranto (Italia) y Beirut (Líbano), a donde tiene previsto arribar el próximo 11 de mayo. A su llegada acudió a recibirle el agregado naval y aéreo de Brasil en España, informa el Mando Naval de Canarias.

El citado buque, con 240 tripulantes a bordo, relevará a la fragata “União” (F-45), que se encuentra en el Líbano desde noviembre de 2011. Brasil participa en la Fuerza Marítima (FTM) de la Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL). En la actualidad, la UNIFIL cuenta con la participación de 35 países, incluyendo Brasil, y moviliza cerca de doce mil militares y policías y un millar de funcionarios civiles.

La fragata brasileña "Liberal", atracada en el Arsenal de Las Palmas

La fragata “Liberal” –comandante, capitán de fragata José Luiz Ferreira Canela- es el cuarto buque de una serie de seis de la clase “Niterói”, cuyo contrato se firmó el 20 de septiembre de 1970 como parte del Programa de Renovación y Ampliación de Medios Flotantes de Marina.

El contrato se adjudicó a la compañía británica Vosper Thornycroft Ltd. y los buques tomaron forma en la factoría de Woolston, en Hampshire. Del que nos ocupa, el 2 de mayo de 1975 se puso en grada el primer bloque de su quilla y se procedió a su botadura el 7 de febrero de 1977 y el 18 de noviembre de 1978 se incorporó a la Marina de Brasil.

Es el buque de 3.200 toneladas standard y 3.800 toneladas a plena carga, siendo sus principales dimensiones 129,20 m de eslora total, 13,50 m de manga y 5,90 m de calado. El sistema de propulsión es CODOG (Combined Diesel or Gas), formado por dos turbinas de gas Rolls-Royce Olympus TM3B, con una potencia de 56.000 caballos y cuatro motores MTU 16V956, que suman 15.760 caballos, acoplados a dos ejes e igual número de hélices Escher-Wyss de paso variable, que le permite alcanzar una velocidad máxima de 30 nudos. Su radio de acción es de 1.300 millas a 28 nudos con propulsión de turbinas o 4.200 millas a 19 nudos con propulsión diesel.

En su clase, es un buque convencional bien armado. El armamento está formado por dos cañones Vickers Mk 8 de 114 mm, dos cañones Bofors L/70 de 40 mm, cuatro lanzadores para misiles MM38 Exocet –de tanto éxito en la guerra de las Malvinas-, dos lanzadores triples de misiles antiaéreos Sea Cat, un mortero doble de 375 mm y dos lanzadores triples de torpedos antisubmarinos de 324 mm.

En cuanto a equipos electrónicos dispone de un radar de vigilancia aérea Plessey AWS-2, un radar de superfície ZW-06; dos radares de dirección de tiro Orion RTN-10X y un sonar de casco EDO-610E, además de otros equipos de ayuda a la navegación. El sistema táctico es un CAAIS Link 11 e incorpora, asimismo, un helicóptero Westland SHA-11 Lynx.

Foto: Bermaxo