Juan Carlos Díaz Lorenzo

Acciona Trasmediterránea ha programado el refuerzo del  buque de alta velocidad “Alborán” en la línea Melilla-Málaga para facilitar los desplazamientos de los melillenses a la península durante el próximo “puente” de la Constitución y la Inmaculada,  y las visitas a la ciudad de Melilla en estas fechas. Hay tarifas desde 19 euros trayecto para residentes  y 75 euros por vehículo, informa la compañía.

El catamarán “Alborán” tiene capacidad para 900 pasajeros y 300 vehículos y efectuará las siguientes salidas extraordinarias:  el día 5 de diciembre,  a las 15,30 h desde Melilla  y a las 21 h desde Málaga;  el viernes  día 7 a las 16 h desde Melilla y el domingo día 9 a las 19 h. desde Málaga.

El catamarán “Alborán” reforzará la línea Melilla-Málaga-Melilla

Los billetes están a la venta en los canales habituales de distribución: Internet,  delegaciones y agencias de viajes.  Asimismo, la compañía ha programado los refuerzos durante las vacaciones de Navidad y Año Nuevo. Habrá salidas extraordinarias desde Melilla a las 16 h los  viernes días 21 y 28 de diciembre y  4 de enero;   y  desde Málaga  a las 19 horas los días 25 de diciembre, 1 y 7 de enero.

Se mantienen en sus mismos horarios las salidas habituales en ferries que la compañía ofrece durante  todo el  año. En la línea Melilla-Almería hay salidas en ferry los  lunes a las 09 h y de martes a domingo a las 13 h., menos los viernes que la salida es a las 14 h En la línea Almería-Melilla las salidas se realizan  los lunes a las 16,30 h y de martes a domingo a las 23,30 h.

Las salidas en ferry en la línea Melilla-Málaga tienen la siguiente programación: lunes a las 12  h y a las 24  h y de martes a sábado a las 23,30 h. En la línea Málaga-Melilla, los lunes y domingos a las 23 h y de de martes a sábado a las 13 h.

Foto: Acciona Trasmediterránea

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Fred. Olsen Express mantiene su apuesta por la alta velocidad en Canarias. El esquema de flota actual seguirá su curso sin alteraciones. La última apuesta de la compañía, la línea Las Palmas-Morro Jable, atendida por el buque “Bonanza Express”, se ha revelado muy atractiva, de modo que los fines de semana el nivel de ocupación es muy elevado, registrándose el cien por cien en la mayoría de los viajes.

Entre semana, sobre todo para los cargadores, la nueva línea es sinónimo de seguridad en los embarques. La posibilidad de un esquema mixto no tiene, por ahora, visos de continuidad. Existen proyectos, ideas, estudios, pero nada en concreto. Los buques rápidos de Fred. Olsen Express marcan una diferencia y a ello se une la calidad del servicio en tierra y a bordo. El hecho de mantener el actual esquema en los tiempos que vivimos es una señal inequívoca del compromiso de la compañía con las islas.

La alta velocidad es uno de los atributos del servicio de Fred. Olsen Express

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Se ha levantado notorio malestar en los medios marítimos portugueses ante el anuncio de Atlânticoline de un nuevo concurso en pleno mes de agosto para el fletamento de los enlaces interinsulares en el archipiélago de Azores para el periodo 2013-2015. Una de las voces autorizadas que se han quejado del asunto es el historiador y bloguero portugués Luis Miguel Correia.

Se dice que el nuevo concurso ha sido “hecho a la medida” de las necesidades de la  compañía griega Hellenic Seaways, propietaria de los buques “Express Santorini” y “Hellenic Wind”, que ha encontrado desde hace tiempo hueco para la explotación de estos dos buques durante la campaña de verano. Uno de los veranos ganó el concurso Fred. Olsen, pero la compañía española declinó asumir el contrato.

El ferry “Express Santorini” maniobra en el puerto de Graciosa

Sucede que sólo en verano existe este servicio entre las islas del grupo central de Azores. Las quejas vienen, además, porque el contrato va a parar a manos extranjeras y la industria y los armadores portugueses no muestran interés por este servicio. El intento para construir dos ferries específicos no avanza y, mientras tanto, existe un ferry llamado “Atlántida”, construido en los astilleros de Viana do Castelo (ENVC), que está amarrado desde su entrega y han fracasado todos los intentos para su venta, entre ellos al gobierno de Venezuela.

Reclaman los sectores marítimos portugueses que Atlânticoline flete el ferry “Atlántida” y con ello se compense al astillero y los costes financieros que soporta, pero parece que gusta más dar el servicio a los griegos, con un ferry convencional (19 nudos) y un fast-ferry (28 nudos) ya entrados en años. La excusa de Atlânticoline es que el barco citado no alcanza la velocidad requerida.

Las reacciones no se han hecho esperar. El presidente de la Cámara de Comercio de Viana do Castelo, José María Costa, considera “una vergüenza” el concurso abierto para fletar “a la medida” a dos barcos extranjeros, mientras el ferry “Atlántida” sigue amarrado. El sindicato de los trabajadores del astillero ENVC pide el boicot de los productos azorianos y acusa a las autoridades del archipiélago de “andarem a brincar com os impostos dos portugueses”.

La novedad en la campaña de este año es que la mayoría de los puertos azorianos ya tienen rampa en sus atraques, de las que carecían hasta no hace mucho. Viendo lo que sucede en Azores entendemos perfectamente lo bien que estamos en Canarias en lo que a transporte marítimo se refiere. Mientras tanto, Madeira sigue incomunicada en el servicio marítimo de ferry con el Continente después de la retirada forzada de Naviera Armas y la torpeza de unos políticos nefastos que no piensan en su pueblo, aunque sí les interesan sus votos.

Foto: Manuel Bettencourt