Juan Carlos Díaz Lorenzo

El fast-ferry “Bocayna Express” restablecerá mañana sus servicios habituales entre Playa Blanca y Corralejo, informa el jefe de Líneas Fred. Olsen, Juan Ignacio Liaño. Una avería, desde ayer, en uno de los motores de este buque de alta velocidad ha obligado a su amarre mientras se resuelve la incidencia.

Los pasajeros de Fred. Olsen Express y los cargadores habituales encontraron acomodo en el ferry de Naviera Armas, gracias el buen entendimiento entre ambas compañías, con el ánimo de causar los menos inconvenientes posibles a los usuarios. Sólo ayer, casi 600 turistas que se disponían a visitar la isla de Fuerteventura en guaguas, fueron reubicados en el barco de Naviera Armas.

El fast-ferry «Bocayna Express» regresará mañana al servicio

Por lo que informa el corresponsal de “La Provincia”, “los camiones con mercancías que operan entre Lanzarote y Fuerteventura y las guaguas turísticas fueron los que coparon la mayor parte de las plazas de vehículos en las primeras conexiones. Los pasajeros de última hora con destino a Fuerteventura tuvieron que desistir de adquirir el pasaje al no encontrar pasaje dado que desde las cuatro de la tarde ya se habían agotado todas las plazas. No obstante, desde Fuerteventura todavía era posible ayer encontrar billetes dado que la demanda hacia Lanzarote es menor”.

La inmovilización del “Bocayna Express” supuso que “todos los billetes con vehículos de la Naviera Armas desde Lanzarote a Fuerteventura se agotaran a medida que pasaban las horas. Sin embargo, desde la Naviera Armas se descartó reforzar este fin de semana la línea con más trayectos de los diez diarios (ida y vuelta) al entender que se iba a poder asumir todo el pasaje.

Foto: Javier Ortega Figueiral