Juan Carlos Díaz Lorenzo

Visto que la mayoría de los políticos del Gobierno autónomo de Madeira, y sobre todo aquellos que están en el poder desde tiempos inmemoriales, han demostrado reiteradamente su incapacidad para facilitar la vida de sus ciudadanos y mantener una línea marítima de ferry entre esa isla y Portugal continental, en los últimos días el candidato del PSD-M, Miguel de Sousa, ha conseguido un titular de primera página en la prensa madeirense: “Miguel de Sousa garantiza el regreso de Naviera Armas”. Los blogueros portugueses le han secundado de inmediato y el impacto en las redes sociales está siendo considerable.

Miguel de Sousa, en otro tiempo vicepresidente del Gobierno regional, se ha encontrado en Las Palmas de Gran Canaria con Antonio Armas Fernández, presidente de Naviera Armas. Como conocen nuestros lectores, la compañía mantuvo entre 2008 y 2012 un servicio marítimo semanal entre Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Funchal y Portimao, con un éxito considerable, especialmente para el público de Madeira, que podía viajar al continente en su vehículo. El servicio, además, facilitó el suministro de carga rodada y productos perecederos y abarató la cesta de la compra.

En su reciente visita, el candidato socialdemócrata Miguel de Sousa consiguió de Antonio Armas el compromiso y el titular que deseaba. Si gobierna, Naviera Armas volverá a Madeira de inmediato. Nada sorprendente, por otro lado, habida cuenta de que en su día, la compañía canaria contrató la construcción de un buque –“Volcán de Tinamar”–  para la mencionada línea, después de la experiencia positiva con el buque “Volcán de Tijarafe”. Sin embargo, algo sucedió y lastró el proyecto.

10678630_10202631789691628_946248501864014422_n

La noticia, portada del “Diario de Noticias” de Madeira

Miguel de Sousa y Antonio Armas, en su encuentro en Las Palmas

Pese a que la madrina de la botadura del buque “Volcán del Teide” fue la esposa del presidente del Gobierno regional, cuando llegó el barco todo fueron problemas. Primero, los prácticos madeirenses; al mismo tiempo, las dilaciones en los atraques por la maniobra del buque “Lobo Marinho”, que enlaza Funchal con la isla de Porto Santo. Y, para rematar, el maltrato de la Autoridad Portuaria de Madeira, por la carestía de las tarifas y la negativa de atraque el 31 de diciembre de 2011, fecha del famoso espectáculo de los fuegos artificiales, después de haberlo confirmado previamente.

En el fondo, como nuestros lectores pueden comprender, han existido presiones de determinados sectores portugueses para impedir la presencia de la naviera española y provocar su retirada, como así sucedió el 31 de enero de 2012. Lo llamativo del caso es que políticos y navieros portugueses han sido incapaces de continuar un servicio tan demandado por la población de Madeira. El presidente del Gobierno regional, Alberto Joao Jardim, contraatacó entonces a Naviera Armas acusándole de chantaje, pues mientras que por un lado pedía exenciones en las tasas portuarias, por otro le decía a los clientes el aumento del precio de los fletes entre un 30 y un 40%.

Sucede, además, que madeirenses y azorianos soportan un extracoste desmesurado de la insularidad, algo que en Canarias también conocemos bien, aunque el escenario del transporte marítimo interinsular aquí es muy diferente. Y como las elecciones en Madeira están a la vuelta de la esquina, y el malestar existente entre la población de aquella región autónoma es muy considerable por el aislamiento marítimo con el contienente, en el que sólo existen barcos de carga, Miguel de Sousa ha dado un paso adelante y juega una carta que le puede resultar provechosa. Seguro que a Alberto Jardim no le ha hecho gracia el movimiento de su contrincante, al que la prensa madeirense dedica amplio espacio. Mientras tanto, vamos a esperar acontecimientos.

Fotos: Diario de Noticias

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El ferry Volcán de Tinamar salió esta noche, a las 20 h, del puerto de Las Palmas en viaje a Funchal y Portimao, reincorporándose de ese modo a la citada línea, después de dos semanas de ausencia debido a una avería que provocó su inmovilización durante siete días en el puerto de Las Palmas.

Durante los dos últimos fines de semana, la línea Canarias-Funchal-Portimao ha estado atendida por el ferry Volcán de Tijarafe y desde su reincorporación, el 27 de agosto, el ferry Volcán de Tinamar ha cubierto la línea comercial entre las dos capitales canarias.

El ferry "Volcán de Tinamar", ayer, en el puerto de Las Palmas

Foto: Juan Carlos Díaz Lorenzo