Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque anfibio “Pizarro” (L-42) causó baja el pasado viernes, 14 de diciembre y para ello se celebró una ceremonia naval en el Arsenal Militar de La Carraca, en San Fernando (Cádiz), que estuvo presidida por el almirante jefe de Apoyo en la Bahía de Cádiz, vicealmirante Fernando Querol.

Es un buque de procedencia norteamericana, clase “Newport”, construido en el astillero National Steel & Shipbuilding Co. en San Diego (EE.UU.) y entró en servicio en abril de 1972 con el nombre de “Harlan County” (LST-1196). Durante esta etapa participó en la guerra del Golfo y en operaciones de embargo en el mar Adriático.

El buque anfibio “Pizarro”, en su última escala en el puerto de Las Palmas

En 1995 pasó a la Armada española, primero en contrato de arriendo y después en propiedad a partir de 2000, en unión del buque “Hernán Cortés”. Por el dispositivo para el desembarco situado a proa ambas unidades fueron conocidas con el apodo de “las cornudas”.  Enarbolando nuestra Bandera participó en diversas misiones, como las de mantenimiento de la paz en la antigua Yugoslavia y Kosovo, ayuda humanitaria en Haití en el marco de la Operación “Mar Caribe” y la Operación “Libre Hidalgo” de apoyo a la misión de Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz en el Líbano.

 La misión principal del buque “Pizarro” ha sido actuar como buque de desembarco en operaciones anfibias, proyectando la fuerza a tierra mediante vehículos y lanchas de desembarco, helicópteros y varada en playa. Posee una gran versatilidad en embarque y desembarque de personal y vehículos, para lo que está dotados de dos rampas de acceso, una a proa y otra a popa, y dos grandes cubiertas para transporte de 26 vehículos anfibios de Infantería de Marina y 50 camiones.

Registra 4.870 toneladas standard y 8.363 toneladas a máxima carga y son sus principales dimensiones 159 m de eslora total, 21 m de manga y 5,28 m de calado. Está propulsado por seis motores ALCO, acoplados tres por cada eje, con una potencia de 16.000 caballos y una velocidad de servicio de 20 nudos.

Foto: Bermaxo 

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Como ya habíamos adelantado en esta misma sección, desde el pasado jueves 30 de junio se encuentra atracado en el muelle del Arsenal Naval de Las Palmas el buque anfibio Pizarro (L 42), de la Armada Española, que realiza un periplo de un mes como buque de prácticas para 120 guardiamarinas de la Escuela Naval Militar.

El citado buque estará abierto al público hoy sábado, de 10.30 h a 12.30 h y de 15 h a 18 h horas. Mañana sólo podrá visitarse en horario de mañana, pues por la tarde continuará su viaje rumbo a Lisboa, y no a la base naval de Rota -donde tiene su base operativa-, como habíamos publicado. De la capital portuguesa seguirá a Marín, a donde arribará el próximo día 10 de julio.

El buque anfibio "Pizarro", atracado en el muelle del Arsenal de Las Palmas

Foto: Bermaxo (bermaxofotos.blogspot.com)

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque anfibio Pizarro (L-42) llegará mañana al puerto de Las Palmas, en la penúltima escala de un viaje en el que realiza funciones de buque-escuela, pues a bordo viajan 120 guardiamarinas de la Escuela Naval Militar, con sede en Marín (Pontevedra). El citado barco de la Armada Española permanecerá en Las Palmas hasta el próximo 3 de julio y la siguiente escala será en la base naval de Rota.

El buque Pizarro inició su actual periplo el 10 de junio y concluirá el 10 de julio. Hasta ahora ha visitado los puertos de Melilla, Cartagena y Málaga. El 17 de junio, los alumnos efectuaron una visita al Tercio Gran Capitán, primero de la Legión, donde realizaron un acto de homenaje a los caídos ante la imagen del Cristo de los Legionarios y, a continuación, un grupo de ellos y una representación de oficiales del buque visitaron al presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Juan José Imbroda. Asimismo, recorrieron la exposición del Centenario de Regulares y realizaron una visita cultural por Melilla “la vieja”.

El 19 de junio el buque Pizarro fondeó en las proximidades de las Islas Chafarinas, en cuya isla principal, alumnos, dotación y miembros de la asociación “Centro Hijos de Chafarinas” desembarcaron para realizar una ofrenda floral a los caídos y conocer “in situ” el citado enclave.

El 24 de junio el citado barco arribó al puerto de Málaga y quedó atracado en el muelle situado al pie de la histórica alcazaba, informan nuestro estimados amigos Jaime Pons Pons (www.baixamar.com) y Santiago Mena Sáez (barcosenmalaga.blogspot.com). Tras su estela entraron también cuatro veleros de la Escuela Naval, en los que los alumnos realizan parte de su formación náutica: Peregrina (A 78), Giralda (A 76), Arosa (A 72) y Aguete (Y 864). Los alumnos embarcados en los citados veleros pasaron al buque Pizarro y tomaron el relevo otros, que continuaron su viaje de instrucción.

El buque anfibio "Pizarro", en el puerto de Málaga

Foto: Santiago Mena Sáez (www.baixamar.com)