Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” arribó esta mañana al puerto de Cádiz, dando así por concluido su 86º crucero de instrucción. A recibirle acudieron el almirante de la Flota, Santiago Bolibar; el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; el alcalde de la capital gaditana, José María González –quien después subió a bordo– y otras autoridades civiles y militares, así como los familiares de los tripulantes, que han vuelto a reencontrarse después de cinco meses de ausencia. Esta tarde pasará al Arsenal de La Carraca, donde entrará en obras de mantenimiento.

En declaraciones a los medios, el comandante del buque, capitán de navío Enrique Torres, resumió que “ha sido un viaje muy provechoso porque hemos navegado por zonas muy distintas, con distintas corrientes, muy variado y hemos tenido buena meteorología”. Mención, asimismo, al incremento de las medidas de seguridad a bordo para evitar sucesos como el acontecido en el viaje anterior. “Tratamos de convertir nuestra indignación y decepción por lo que pasó en mayor ilusión y esfuerzo para que el barco siguiese siendo lo que es y fuese motivo de orgullo y admiración”.

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, a su llegada esta mañana a Cádiz

Foto: Juan José Blanco Morales

Anuncios

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque escuela “Juan Sebastián de Elcano” –comandante, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro– atracó el pasado martes, 14 de julio, en el muelle de la Escuela Naval Militar, en Marín, dando por finalizado así el 86º crucero de instrucción, en el que han tomado parte 76 guardias marinas pertenecientes a las promociones 416 de Cuerpo General y 146 de Infantería de Marina.

Durante su estancia en Escuela Naval Militar, el buque de la Armada participó ayer en los actos organizados con motivo de la festividad de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada, entre los que destacó la ceremonia de entrega de reales despachos a los nuevos oficiales de la Armada, que estuvo presidida por el rey Felipe VI.

JSE

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, fondeado en la ría de Pontevedra

ShowBinaryServlet

Los guardiamarinas del 86º crucero de instrucción, con el mando del buque

A lo largo de estos últimos seis meses el buque ha navegado por el océano Atlántico y Pacífico, transitando entre ellos a través de los canales patagónicos y el canal de Panamá. Ha navegado casi 20.000 millas en 152 singladuras, las dos terceras partes exclusivamente a vela, informa la Armada española.

Después de salir el 10 de enero de Cádiz, hizo escalas en Ceuta, Las Palmas de Gran Canaria, Río de Janeiro (Brasil), Montevideo (Uruguay), Punta Arenas y Valparaíso (Chile), El Callao (Perú), Veracruz (Méjico) y Pensacola y Boston (EEUU). Hoy se hará de nuevo a la mar en demanda de Cádiz, donde entrará en obras de mantenimiento.

Fotos: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Presidido por el embajador de España en EE.UU. y con la presencia del alcalde de Pensacola y de otras autoridades locales, los guardiamarinas embarcados en el “Juan Sebastián de Elcano” participaron en una ofrenda floral ante el busto en honor del general Bernardo de Gálvez, sito en Fort George, Pensacola. 

El general Gálvez, nacido en Macharaviaya (Málaga) y reconocido por el Congreso de EE.UU como ciudadano honorario el pasado diciembre, entró en 1781 al mando de cuatro buques en la angosta bahía de Pensacola fuertemente defendida por fuerzas británicas. Su heroica acción desembocó en la rendición de los británicos en la batalla de Pensacola, hito decisivo en la Guerra de la Independencia estadounidense. 

DCIM101MEDIA

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, a su llegada a Pensacola

El buque-escuela español permaneció atracado en Pensacola desde el 27 de mayo hasta el 1 de junio, coincidiendo con la Fiesta de las Cinco Banderas, en referencia a los cinco gobiernos que han tenido soberanía sobre la ciudad a lo largo de la historia, España el primero de ellos. Dotación y alumnos fueron partícipes de ceremonias y celebraciones, a las que se añadieron las recepciones ofrecidas por la Liga Naval y la Marina de EE.UU., informa la Armada española. 

Pensacola mostró, en la séptima visita del buque a la ciudad, su especial cariño y agradecimiento a España, engalanando las principales calles con numerosas banderas rojigualdas. A pesar de las altas temperaturas, más de nueve mil personas visitaron el barco, convirtiéndose en el puerto que más visitantes ha recibido durante el presente crucero de instrucción. 

Antes de zarpar, el escuadrón acrobático de la Marina, los Blue Angels, sobrevoló el buque, mientras a bordo se entregaban premios a escolares por sus trabajos sobre la figura del general Gálvez. Tras ser despedido en bahía por una multitud de embarcaciones, el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” inició la derrota en demanda de Boston, su última escala prevista en el continente americano.

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Viendo como va largando el aparejo y ondea majestuosa la gran Bandera de España en la popa, la estampa marinera del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” se convierte a nuestros ojos en un blanco sueño de juventud. Recuerdo inolvidable del tiempo en el que, medido en lustros, tuvimos el privilegio de viajar a bordo. Y como sucede cada vez que pisamos su cubierta, el rosario de los recueros nos hace evocar la memoria fértil de los años idos para siempre.

Manuel V. Samper, viejo y buen amigo, amante de la mar y los barcos, nos envía esta foto del embajador navegante a su salida del puerto de Las Palmas de Gran Canaria cuando emprendía de nuevo el viaje que le llevará a tierras americanas. Por la proa, 27 singladuras de las que ya ha restado dos. Quedan 25 días de mar navegando a vela hasta la próxima escala, sucediéndose las guardias en el puente abierto y la vida cotidiana envuelta en un halo de tradición marinera al más puro estilo.

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” inicia una nueva singladura

Foto: Manuel V. Samper Díaz

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” –comandante, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro– se encuentra desde la mañana de ayer en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, en la segunda escala de su 86º crucero de instrucción. A bordo viajan 76 guardiamarinas de cuarto curso de la Escuela Naval Militar de Marín y 14 aspirantes de cabos primeros de la Escuela de Especialidades de Ferrol. Durante su estancia podrá ser visitado por el píblico que lo desee, hoy, miércoles, de 15,30 h a 18 h y mañana, jueves, en el mismo horario.

El viaje comenzó el pasado 10 de enero en el puerto de Cádiz. Un día después arribó al puerto Ceuta, tras una ausencia de 62 años. Desde el puerto grancanario cruzará el Atlántico y hará escalas en Río de Janeiro, donde desembarcarán los cabos primeros; Montevideo, Punta Arenas, Valparaíso, El Callao, Veracruz, Pensacola y Boston. Durante este periplo cruzará el temido Cabo de Hornos y el retorno al Atlántico lo hará por el canal de Panamá. El 16 de julio estará presente en la festividad de la Virgen del Carmen, en la que serán entregados los despachos a los nuevos oficiales de la Armada.

Con las primeras luces del día, el buque-escuela arribó al puerto de Las Palmas

Iluminado en la noche grancanaria, podrá ser visitado hoy y mañana

Fotos: Rafael Sacristán (vía Manuel V. Samper) y Juan Carlos Díaz Lorenzo

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” se ha hecho de nuevo a la mar esta mañana, después de una estancia de dos días en el puerto de Ceuta.  En franquía largó el aparejo y navega en aguas del Estrecho de Gibraltar, rumbo a Las Palmas de Gran Canaria, en la que será su próxima escala del 86 crucero de instrucción. Es la tercera vez que el velero visita el puerto ceutí, donde se han vivido unas jornadas muy emotivas, entre ellas la ofrenda a las víctimas del dragaminas “Guadalete”.

El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas, ofreció una recepción celebrada en el Palacio de la Asamblea, en la que el comandante del buque-escuela, capitán de navío Enrique Torres Piñeyro, estampó el siguiente mensaje: “De este trozo de España que es Juan Sebastián de Elcano, agradecer a este otro trozo de España, con el que nos une ser muy marineros y muy leales, esta acogida”, leemos en la prensa digital ceutí.

El buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” zarpa del puerto de Ceuta

Su próxima escala, después de una semana de viaje, será Las Palmas de Gran Canaria

Fotos: Israel David Rivera

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El buque escuela “Juan Sebastián de Elcano” zarpó este mediodía desde el puerto de Cádiz en la primera singladura de su LXXXVI crucero de instrucción. En esta ocasión han embarcado 76 guardiamarinas de cuarto curso de la Escuela Naval Militar de Marín, así como 14 aspirantes a cabos primeros de la Escuela de Especialidades de La Graña en Ferrol.

Está previsto que el buque –comandante, capitán de navío Enrique Torres– haga escala en los puertos de Ceuta, Las Palmas de Gran Canaria, Río de Janeiro, Montevideo, Punta Arenas, Valparaíso, El Callao, Veracruz, Pensacola y Boston para arribar a Marín en julio en los días previos a la festividad de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de la Armada.

Numerosas embarcaciones despidieron al buque-escuela de la Armada española

Foto: Armada española

Juan Carlos Díaz Lorenzo

El presidente de Correos, Javier Cuesta Nuin, entregó el pasado viernes al comandante del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, capitán de navío Enrique Torres, un nuevo matasellos dedicado al embajador navegante de España. A la ceremonia, celebrada a bordo del buque, que se encuentra atracado en su base del Arsenal Militar de La Carraca, en San Fernando (Cádiz), asistió el almirante de la Flota, Santiago Bolíbar, y una delegación de directivos de la empresa pública postal. 

El matasellos nace como complemento imprescindible para cancelar u obliterar, es decir, para inutilizar, los sellos postales. El ahora presentado tiene un carácter especial, pues se suma a los otros cuatro dedicados a unidades de la Armada española, el buque de investigación oceanográfica “Hespérides” y los submarinos “Galerna”, “Mistral” y “Tramontana”. Estos cinco matasellos podrán emplearse mientras los buques homenajeados permanezcan en servicio, informa la Armada española. 

El acto se celebró a bordo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”

Los filatelistas y usuarios podrán pedir que les cancelen sobres que lleven adheridos los sellos respectivos y con direcciones escritas. La presentación del matasellos supone la segunda conmemoración que realiza Correos al buque-escuela ‘Juan Sebastián de Elcano’. En 1964 se le dedicó un sello dentro de una serie que homenajeaba a la Armada, con catorce sellos que hacían un recorrido histórico por los diferentes tipos de buques desde la época medieval. En esa colección se recordaba a la corbeta “Atrevida”, la fragata “Numancia” o el crucero “Baleares”, entre otros.

Este es el segundo matasellos conmemorativo del buque-escuela español

Fotos: Armada española

 

Juan Carlos Díaz Lorenzo

La memoria fértil nos hace desgranar el rosario de los recuerdos de un blanco sueño de juventud. Viendo las imágenes que nos brindan nuestros amigos Manuel Candal Casado y Quique Blanco Tarrela, testigos presenciales de la llegada el pasado domingo del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” a la ría de Pontevedra, donde se encuentra la Escuela Naval Militar, de regreso de su 85º crucero de instrucción, evocamos el paso del tiempo, medido en años, en el que viajamos a bordo del gallado velero. 

Del sonido agudo del silbato del contramaestre en las maniobras, del izado y el arriado de las velas, de los travesaños a mano para virar el cabestrante, de las guardias de mar en los alerones del puente abierto, de la mar mansa y a veces brava, del crujido seco del casco tras el duro pantocazo, de los rociones de salitre impregnando el rostro, del ruido ligero del agua en el costado, de la escora permanente a babor con el velamen desplegado, de la limpieza rítmica de la cubierta, de los ratos de asueto en el combés y en la malla del bauprés, del momento del rancho, de las clases y las partidas de cartas y dominó en la camareta, del toque de diana y el toque de oración, del compañerismo entrañable hecho virtud y el trato amable y respetuoso del comandante, los oficiales y los suboficiales, de la misa dominical con el páter, de la bandera de España, majestuosa, grande y hermosa aleteando al viento y dejando por la popa una estela de espuma fina y efímera…

El embajador navegante de España regresa a la Escuela Naval Militar

Ha pasado el tiempo y la evocación de aquella experiencia vivida y cada día más lejana, se resiste a dejar de ser algo cercano y por momentos nos hace pensar que hemos vuelto a bordo. Y de alguna manera así sucede. No existían entonces las nuevas tecnologías que hoy nos invaden y la vida cotidiana tenía su dosis de monotonía y también de agudeza e ingenio. Las horas pasaban lentas y a veces parecía que el tiempo se había detenido. La memoria fértil, como decíamos, se mantiene desde entonces como un blanco sueño de juventud, acaso uno de los más hermosos de nuestra vida.

En las bellas imágenes de los distinguidos colaboradores gallegos, vemos al buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” con el aparejo aferrado y sobre la máquina, dando avante para atracar estribor al muelle de torpedos. Mañana, 16 de julio, será testigo destacado de la celebración de la festividad de la Virgen del Carmen, Patrona de la Armada española y de las gentes de la mar, en cuyo transcurso se procederá a la entrega de los despachos a los nuevos oficiales.

La llegada del buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano” siempre es un acontecimiento

Ayudado por dos remolcadores maniobra para atracar al muelle de la Escuela Naval

Fotos: Manuel Candal Casado y Quique Blanco Tarrela

Juan Carlos Díaz Lorenzo

Con el aparejo aferrado y sobre la máquina, esta tarde atracó en el muelle de la Escuela Naval de Marín el buque-escuela “Juan Sebastián de Elcano”, rindiendo así el largo viaje de su LXXXV crucero de instrucción. Emotivo recibimiento por parte del mando militar, familiares y amigos, en una jornada festiva en la que ha reinado el buen tiempo  y donde permanecerá hasta después del 16 de julio, fecha de la festividad de la Virgen del Carmen, patrona de la Armada y de las gentes de la mar y coincidente con la entrega de los despachos a los nuevos oficiales.

El viaje comenzó el pasado 9 de enero en San Fernando (Cádiz) y ha tenido dos etapas. La primera, en aguas del Mediterráneo, en la que embarcaron 69 guardiamarinas y 32 aspirantes a cabos y cabos primeros y la segunda, sin éstos últimos, en un largo periplo por varios países de América y Europa, sumando catorce escalas. El primer puerto de escala fue Santa Cruz de Tenerife. En este viaje el comandante es el capitán de navío Enrique Torres Piñeyro. Se da la circunstancia, además, de que este ha sido el primer viaje en el que los guardiamarinas han continuado a bordo con sus estudios de ingeniería industrial.

La bandera de España, bien presente y aleteando al viento en la popa del buque

P1560926

Después de fondear frente a Bueu, a media tarde enfiló la Escuela Naval

Con el aparejo aferrado y sobre la máquina, visto por la banda de babor

A su llegada fue escoltado por embarcaciones deportivas

Enfilando su atraque en el muelle de torpedos de la Escuela Naval Militar

Fotos: Alfredo Campos Brandón